¡TODO LO QUE TENÉS QUE SABER DEL BATIVERSO ESTÁ AQUÍ!

jueves, 29 de agosto de 2019

Sentenciados al aburrimiento

Título: “Greetings from Gotham
Escritor: Peter J. Tomasi
Artista: Doug Mahnke
Entintador: Jaime Mendoza
Colorista: Dave Baron
Rotulista: Rob Leigh
Portada: Mahkne, Mendoza y Baron
Portada alterna: Bryan Hitch y Alex Sinclair

“They sentenced me
To twenty years of boredom…”
[First we take Manhattan, Leonard Cohen]

Desde que se comenzó a anunciar el enésimo evento de DC titulado “Year of the Villain”, se nos aclaró que sería una suerte de meta-evento que correría por distintos y únicos caminos dentro de cada título, siendo la oferta que Luthor presentaría para ganarse a los súper villanos —y a uno que otro superhéroe— el nexo introducido con los diversos matices que cada personaje ha desarrollado dentro de sus mini-universos dentro del Universo DC.
Y si consultamos cualquier checklist de este evento, el número de “Detective Comics” que pretendemos reseñar figura entre los convocados a guiarnos en los vericuetos que la febril y genial mente de Luthor ha maquinado tras los últimos hechos acaecidos en el run de Snyder en Justice League.
Y uso intencionalmente la expresión “pretender” porque la verdad es que “Detective Comics” #1008 es prácticamente imposible de analizar del modo al que estamos acostumbrados en el Blog.
Dejemos en claro una cosa: lo de “La Oferta” en la parte superior de la portada es apenas un gancho para un evento que ni siquiera sabemos a esta altura si tendrá tanto gancho. En las páginas interiores hallamos sólo dos escuetas páginas —las últimas— que nos presentan la mentada oferta. Luthor llega a la guarida de Freeze y le dice que tiene una oferta. Fin.


Ya, ya. Puedo conceder que recién se está introduciendo el tema dentro de los distintos títulos y la misma forma en que está construido este evento, impide que influya tanto en el desarrollo de estos en primera instancia —de hecho, si revisan los checklist, notarán que la aparición del evento no está en muchos números correlativos de los títulos—.
Tal vez sea una idea inteligente no interrumpir algunos arcos que ya vienen desarrollándose desde antes.
La verdad sea dicha, hay que darle tiempo al tiempo, como cantaban Los Kjarkas —saludos a nuestros lectores bolivianos y a su pintoresco presidente bombero forestal en overol azul—; ya anteriormente en Infinite Crisis se usó un método similar de introducir un evento que, más adelante, explotó con todo afectando a la entera continuidad de DC.
Pero, volviendo a lo exponía unos párrafos arriba, “Year of the Villain” es apenas una pincelada en este número, así que no podemos tomar “Detective Comics” #1008 desde ese punto de vista.
¿Qué tal la historia central, entonces?
¡He ahí la imposibilidad de una verdadera reseña! Porque “Greetings from Gotham, la supuesta historia principal es cualquier cosa, menos una historia.


¿Qué intentaba Tomasi con meter casi a la fuerza a Joker en esa nimia anécdota?
Tomasi. Yo admiro el trabajo de Tomasi, pero en “Detective Comics” ha dejado bastante que desear: recién lo elogiábamos en el arco anterior —que llamamos genéricamente Blood— porque había estructurado una buenísima historia desviando el eje narrativo hacia The Spectre logrand… Shame on you, Tomasi! Casi siento ganas de dejar esta reseña y volver a hablar de “Detective Comics” #1006 y #1007
Es como si Tomasi fuese el juez que condenó a nuestro gran Leonard Cohen a veinte años de aburrimiento… Nos ha condenado a leer casi 30 páginas de un muy aburrido guión…
Pero es mi deber reseñar —bue… ya saben…— “Detective Comics” #1008.
Sigamos…


La historia es simple: por algún capricho, Joker se toma un parque de diversiones y reta a Batman a presentarse ahí. Una suerte de deslavado homenaje a “The Killing Joke; de hecho, Mahkne replica un par de viñetas y ambienta toda la supuesta acción en un ambiente que huele al trabajo de Bolland —que es citado en una línea final por Gordon bautizando un río cercano donde, para variar, el Joker desaparece tras su desabrido encuentro—.
Nada nuevo, nada de aporte. Mero relleno numeral.
Debo confesarles algo: Joker es una figura que muchas veces me cansa de tan repetitiva, pero que ha sido el eje de muy buenas historias de nuestro Murciélago.


Aquí pasa sin pena ni gloria y, tal vez, lo único rescatable es un par de referencias que hace a la Legion of Doom y el aparente final de Luthor; y eso, siendo muuuuuy generosos en nuestra apreciación.
¿Algo que valga la pena?
Mahkne.
Tal vez no sea de los artistas que están en los primeros lugares de mi lista, pero su lápiz nunca decepciona. Es un buen dibujante de comics. Entiende el lenguaje de las viñetas y su Joker tiene una clara inspiración clásica que es de agradecer.
Raya para la suma: “Detective Comics” #1008 está a menos de un paso de ser un desperdicio.
Casi y nada que rescatar, aparte de la aparición de Luthor ante Freeze por lo que aquello pueda significar más adelante en la vida de Batman, pero nunca por la “historia” que Tomasi nos ha contado.
¡Qué suerte que ya tenemos el siguiente número de “Detective Comics”! Las cosas comienzan a animarse, PERO NO AQUÍ.
Aquí, sólo está ese aburrimiento al que nos condenó Tomasi.
¿Cómo sigue la letra del maestro Cohen? “I’m coming… I’m coming to reward them”… Y vaya que ganas no me faltaron leyendo “Detective Comics” #1008 de darle a Tomasi su merecido…

2 Batcomentario/s:

Yh0yh0 dijo...

Debo añadir que Tomasi y Mahnke me encantaron en green lantern, allá por los ya antiguos New52, el trabajo de ambos deslumbra, esperemos se pongan mejor las cosas en Detective Comics. Saludos desde Bolivia!!

Mariano Romero dijo...

Quizás sea porque estoy releyendo viejas historias de Batman, pero yo he disfrutado mucho este número. Parece un relato fuera de época, perteneciente a décadas anteriores, donde Batman se enfrentaba contra alguien y nada más. Relleno, pero entretenido. Aunque creo que al relato le faltó alguna situación de "vida o muerte". No sé, quizás lo disfruté porque estoy algo cansado de tantas historias donde Batman no actúa cómo Batman, y de tanto "personaje X que ríe". O eso, o tengo mal gusto...
¡Gracias por la reseña!.