¡TODO LO QUE TENÉS QUE SABER DEL BATIVERSO ESTÁ AQUÍ!

lunes, 2 de septiembre de 2019


Título: “Family Matters”
Guión: Dan Jurgens
Arte: Ronan Cliquet
Colores: Nick Filardi
Letras: Andworld Design

Luego de una breve introducción a lo que se viene en el Año del Villano, volvemos a un tie- in que ni tardo ni perezoso nos lleva a imaginar que por fin, después de bastante tiempo, podríamos (quizá), ver una historia medianamente decente en el título del mejor Robin.

Bueno, eso si no deciden hacer otro cambio que bien pudiese llevarlo al lado oscuro... Lo cual posiblemente sería algo bueno, considerando que hay escasez de historias buenas para todos sidekicks de Batman últimamente, salvo contados chispazos de creatividad aquí y allá con Damian y Jason.

Entiendo perfectamente que esto no es una carta de petición a Santa Claus ni mucho menos a DiDio o Lee, pero desde que Batwoman fue prácticamente expulsada de la Bati- familia, no se se les ha visto juntos. Y el run de King nos mostró lo enemistado que Bruce ha quedado con prácticamente todos...

En fin, volvamos a lo que debe(ría) de importar... 
Mientras el Cabbie fraterniza con Zak "Nightwing Blue" Andrews y se despachan a un grupo de asaltantes de obras de arte durante una serie de apagones en Blüdhaven, el resto de los Nightwings comienza a sospechar que algo mucho más grande pudiera estar sucediendo.

El propio Ric también comienza a creer que los apagones son sólo un pretexto para desencadenar lo peor de la gente. Algo de esto comienza a sobre entenderse cuando vemos la aparición de Talon al amanecer, cuando Ric comienza su turno como taxista.

William Cobb hace acto de aparición en la ciudad vecina de Gotham, para tener una charla más que extraña con el ahora taxista favorito aborrecido de todos.


En la charla, el Talon sobreviviente comienza a cuestionarlo acerca de su familia y el cómo es el último de la línea Grayson.

Con un nuevo apagón de por medio, el Cabbie y el resto de los Nightwings deberán controlar el caos desatado. Aquí vemos algo que, por más que conozcamos al Grayson de antaño, no deja de sorprender: logra convencer a una turba iracunda y ávida de hurtos que deberían de hacer algo mucho más productivo (¡¿WTF?!).

Mientras eso sucede, los Nightwings se enfrentan a Talon, y es obvio que no tendrían capacidad de respuesta ante un asesino tan capaz. Es el propio Zak quien recibe la peor parte al ser acribillado con los cuchillos, justo como sufriera Grayson en la lejana "Night of the Owls".

Zak apenas logra respirar mientras recibe ayuda del resto del equipo.

Mientras tanto, en una noche de apagón, William Cobb decide conocer el bar de Bea...

¿De qué fue el número?
Nada del otro mundo ha decir verdad. Se va preparando el camino para el enfrentamiento entre los Nigtwings y Talon. De antemano sabemos que el grupo de pseudo- héroes no podrá lograr nada, mientras que el Cabbie necesitará recobrar esa chispa Batmanezca para derrotarlo o al menos hacerle frente.


El apartado gráfico luce interesante, no es de lo mejor que ha sido, pero al menos le dan un estilo de agilidad a los personajes. El traje del Cabbie es más que un asco y el Talon no luce tan amenazante como en los buenos gráficos de Greg Capullo o el propio Eddie Barrows en el citado "Nightwing" v3 #9.

En lo personal, me gustaría que Cobb asesinara a Bea y que eso desatara una reacción en cadena en la mente de Dick, acabando por fin con Ric. Y pensémoslo, incluso podría quedar peor de traumado que el Dick Grayson que estamos viendo en la serie de DCTV Titans...

0 Batcomentario/s: