¡TODO LO QUE TENÉS QUE SABER DEL BATIVERSO ESTÁ AQUÍ!

domingo, 15 de diciembre de 2019

Reseña: "Nightwing" #66


Título: “Welcome to the family”)
Guión: Dan Jurgens
Arte: Ronan Cliquet
Colores: Nick Filardi
Letras: Andworld Design

El caos está desatado en Blüdhaven. Los Nightwings de repuesto no saben a dónde dirigir sus esfuerzos, ya que se ven sobrepasados por la gran cantidad de eventos a su alrededor.

Escuelas en llamas, edificios estallando, niños llorando, intentos de Nightwings colocando sogas y arneses para rescatar a toda la gente... Todo ante la postal de "Doom" en el cielo. El Año del Villano. Ese evento multitudinario y omnipresente que está promoviendo el desorden en todo el mundo. Si tan sólo fuera consistente en todos los títulos, pero bueno, esa es otra historia...

La Dra. Haas, ya abiertamente como elemento de la Corte de los Búhos, está segura que los googles que Cobb acaba de dar a Grayson le permitirán escribir la memoria de éste en maneras que Batman y su pasado como héroe quede por completo sepultado.

El insertar a Cobb como el verdadero salvador de Dick poco después de la muerte de sus padres lo vincularía de inmediato a un escenario en el cual todo el entrenamiento y las capacidades que tiene actualmente, fueron creadas por entrenar al lado de su bisabuelo y todo el séquito de la Corte.

Las memorias le permitirían liberarse por completo de la sombra de Bruce Wayne, a quien el propio Grayson tendría que matar para graduarse como Talon.

Entonces, los intentos de Nightwings tendrán que enfrentarse a su peor pesadilla hasta ahora: un Cabbie con una más que ridícula máscara de Talon...


Ok, ¿qué sucedió aquí?
Es sabido desde hace rato que Grayson está siendo el "apestado" de la Batifamilia (disputándose el trono con Tim"Drake" Drake en Young Justice). Desde que se supo que Jurgens estaría encargado de este título y gracias a su experiencia con Terry McGuinnis y el mismo Tim Drake del Futuro (no ESE Tim Drake del Futuro), se logró un pequeño atisbo de esperanza para el acróbata.

Y bien que mal, más o menos, ahí va... Pero permítanme elaborar.

Nos han forzado a soportar ver a los Nightwings policía por más de un año, sin ni siquiera empatizar un poco con ellos. Todo parecería que el argumento del Año del Villano le daría la pauta a Jurgens para recobrar un poco el sentido del personaje. Pero este segundo número en donde ya tenemos ataviado al verdadero Gray Son of Gotham como Talon, en lo personal, no me deja con taaaaaan buena espina.

La historia de cómo insertar las memorias y obligarlo a "ir al lado oscuro", está bastante bien y pintaría para muchas cosas. De hecho el "Annual 2" daba la pauta para que este número fuera una bomba, y en su lugar fue un petardo bastante débil, ya que se perdió inercia en sobre explicar muchas cosas. Además de otorgar muchos cuadros a la  Nightwing- Patrol.

Algo muy meritorio de este número es el recuerdo de cuándo Talon atacó a Lincoln March, en el lejano Batman Vol. 2 #2 (2011) de Scott Snyder y Greg Capullo, en el marco de la Saga de la Corte de los Búhos, pero con un final alternativo: la graduación de Grayson como asesino al ser éste encomendado en terminar con la vida de Bruce... Si eso no le provoca por completo un lavado de cerebro, no sabes qué lo hará.


Esperemos que ahora que estamos por llegar a los 80's años del personaje, veamos un poco de energía a su alrededor. Sabemos que al final la noción de hacerlo villano (cosa que he venido proponiendo desde hace tiempo, pero la NSA no le ha mandado la propuesta aún a Didio y compañía) está prácticamente descartada. Pero sigue faltando algo... todo está muy plano... no hay algo que nos esté enganchando del todo...

Ya ni siquiera saber que el Príncipe Payaso del Crimen visitará Blüdhaven en unos meses parece atractivo... Y lo peor de todo, todavía tendremos que aguantar a la Nightwing-Patrol por un rato más...

0 Batcomentario/s: