¡TODO LO QUE TENÉS QUE SABER DEL BATIVERSO ESTÁ AQUÍ!

viernes, 27 de marzo de 2020


Título: "Their Dark Designs" – Part 6
Guión: James Tynion IV
Dibujos: Rafael Albuqerque, Jorge Jimenez y Carlo Pagulayan
Tintas: Albuquerque, Jimenez y Danny Miki
Colores: Tomeu Morey
Letras: Clayton Cowles
Arte De Tapa: Jimenez y Morey

El número inicia con Joker contándole a un barman que secuestró la historia (o su versión) de lo que sucedió la noche que conoció a The Designer. Posteriormente llama a Punchline para preguntarle si está “todo listo”.

Batman instruye a Lucius que retire los drones controlados por Quinn contra Deathstroke pues decidió enfrentarlo él mismo. Por su parte, 
Catwoman y Harley se dan cuenta que los asesinos escaparon y The Designer les envió un grupo de policías zombificados para que las capturen en la guarida del Riddler.

Batman intenta razonar con el Terminator tras haberlo llevado con el Batplane un poco más lejos de donde estaban pero el asesino está dispuesto a cumplir su contrato, e inclusive se cercioró de no saber el paradero de su empleador para que no haya forma de que Batman le saque esa info, estrategia que le vino muy bien cuando nuestro héroe intentó hacerlo confesar en plena caída libre. Cat y Harley escapan del lugar antes de que vuele por los aires gracias a que Selina se dio cuenta a tiempo. En este punto La Gata decide que va a ejecutar su plan antes de que Designer lo haga.

Designer aparece en las pantallas de la calle frente a Bats y a Slade para asegurar que los servicios de este último ya no son requeridos, y también envía policías zombie por ellos, no obstante el movimiento inesperado lo da The Riddler, quien aparece revitalizado detrás de Designer para anunciar que ahora es su "turno de jugar".


LO QUE DEJÓ ESTE NÚMERO

Un número que se movió rápido y dejó muy buenos conceptos que nos hacen desear con urgencia el próximo número.

Magistral las primeras páginas donde el Joker nos explica que se dio cuenta que Designer tomaría fácilmente el poder en Gotham con sus colegas distraídos y por ello decidió acabarlo.

No me gustó mucho que Batman tratara de razonar con Deathstroke, aunque tiene sentido ya que Slade últimamente viene más del lado correcto que el incorrecto, razón por la cual no me pareció del todo buena en un principio la idea de ponerlo como villano secundario acá. De todos modos el team-up que nos dejan para el próximo número me da muchas esperanzas.


Similar lo de Harley y Cat, estuvo bueno que continúen luchando codo a codo tras encontrarse en el cementerio de Gotham y ahora se supone que veríamos a Catwoman robando el dinero de Bruce, cosa que podría generar un quiebre entre ellos, con Harley de por medio oficiando como aliada de Batman. Las posibilidades son interesantes pero veremos como juega esto en definitiva.

Ver a Ed preparándose para su "redención" también promete bastante, hay que ver como desarrolla su plan (sobre todo recordando su caída en desgracia después de ser MUY relevante en los últimos años como dijimos en otra reseña) mientras Joker sigue orquestando lo suyo. No me sorprendería que tendrá alguna participación en este juego que derive en algo importante para la historia, similar a lo que veremos en el arco "Ugly Heart" de Peter Tomasi en "Detective Comics".

A pesar de haber muchos artistas no es tan molesta la amalgama de estilos distintos; se busca la mayor armonía posible y creo que dentro de todo salió bastante bien. Inesperada pero más que bienvenida la participación de Albuqerque, ya se lo extrañaba en el Bativerso.

domingo, 22 de marzo de 2020


Si Superman fue el pionero; Batman el que encumbró el género y Wonder Woman quién lo diversificó, Robin es quien le dio ese dinamismo que nadie pensó que necesitaba, siendo hoy uno de los personajes más significativos dentro de la historia de DC Comics.

Y no nos referimos a un Robin en especial, aunque estoy seguro que la gran mayoría pensará en su favorito o el "por default", sino al "manto del petirrojo" como tal.  Al llegar a la octava década, sólo siendo opacado por la Trinidad (siendo que WW aún no no es octogenaria) es meritorio de un especial que celebre grandes momentos y deje plasmada la relevancia del manto de Robin y todos sus portadores.

Si bien este especial no es perfecto, tiene historias que son entrañables tanto en su narración como en su arte. De igual manera, es una tristeza que DC Comics se haya empeñado desde hace ya un par de años en deshacer poco a poco el legado de todos los alumnos de Batman, especialmente viniendo de iniciativas tan interesantes como We Are Robin, Batman & Robin Eternal y Robin War, que aunque tampoco fueron perfectas y tuvieron algunas críticas encontradas, ponían en el centro de la narrativa la gran importancia de ser Robin independiente a su rol con Batman. 

Aquí las historias:

Dick Grayson, Robin
Título: “A little nudge”
Guión: Marv Wolfman
Arte: Tom Grummett
Tintas: Scott Hanna
Colores: Adriano Lucas
Letras: Tom Napolitano

Nos remontamos a la época cuando Dick Grayson aún era Robin en activo, recibiendo reprimendas de Batman a diestra y siniestra, quejándose de su actuar en todo momento y cuestionando tanto sus decisiones como sus prioridades.

Esto no hace nada más que el joven Dick Grayson se cuestione sus actos, no por las decisiones que toma, sino por el momento en el que vive. Siente que ya no es necesario ostentar los colores brillantes y que es capaz de tener un criterio. Todo esto se ve interrumpido cuando un robo al Museo de Gotham inicia.

Durante el robo, y mientras Batman está peleando con los maleantes, Robin intenta proteger a un niño con la playera del Encapotado, pero no logra evitar que una bala roce su hombro.

Al final de todo el evento, el niño le agradece el que lo haya protegido y le admite que usó la playera de Batman porque las de Robin se habían terminado. Eso mueve profundamente al héroe quien decide emanciparse e iniciar su propio camino.

Todo esto sucede en el marco del cumpleaños 18 de Grayson, quien se siente también un poco decepcionado que Bruce no lo haya recordado. Sin embargo, conociendo al billonario, todos sabemos que ese tipo de cosas no se le escapan.

En realidad, el que Bruce haya sido tan incisivo y estricto con Dick se debió a que se dio cuenta que éste necesitaba un pequeño empujón ("a little nudge") para salir de su zona de confort y decidir por sí mismo la vía correcta para él. Así, el mismo Bruce reconoce que Dick es la mejor persona que ha conocido, ya que nunca ha sucumbido ni ante la depresión ni ante la venganza.


Dick Grayson, Nightwing
Título: “Aftershocks”
Guión: Chuck Dixon
Arte: Scott McDaniel
Tintas: Rob Hunter
Colores: Protobunker
Letras: Carlos Mangual

Tratando de recordar las aportaciones de Chuck Dixon durante los 90's a lo largo de todos los cómics de Batman, vemos directamente de la mente de éste una historia de salvación en el marco de una de sus historias: Cataclysm.

Gotham se está destruyendo poco a poco y al todo ser caos, los equipos de salvación y los héroes no son suficientes, sin embargo, siempre existe la forma de hacer más. Y es el propio Nightwing quien es capaz de salvar a una rescatista mientras ella intentaba salvar a otra persona dentro de un coche.

La situación parece salirse de control cuando un grupo de villanos hace que el acróbata tenga que tomar una decisión rápida y evitar que ellos cumplan con su malicia, dejando a la rescatista y a otra mujer dentro de un coche, a punto de caer de una estructura en ruinas.

Como bien sabemos, Dick no dejaría que algo malo pasara, y luego de detener a los maleantes, logra salvar el coche con el cable de extensión de una grúa, justo a tiempo para darse cuenta que la rescatista no podía moverse del lugar ya que estaba ayudando a la mujer a dar a luz. A lo cuál ella le pide su nombre para poder llamarlo igual que él: "Robin".


Nightwing & The Titans
Título: “Team Building”
Guión: Devin Grayson
Arte y tintas: Dan Jurgens & Norm Rapmund
Colores: Hi- Fi
Letras: Troy Peteri

H.I.V.E. ataca la Torre de los Titanes y se enfrente a Nigthwing, Arsenal, Donna Troy, Tempest y (Wally West) Flash. Todo esto es parte de un plan que los esbirros de Damien Darhk no pudieron ejecutar de la mejor manera. Dicho personaje seguramente resonará en aquellos que hayan sido seguidores del Arrowverse ya que lo llevaron a la pantalla a lo largo de varios episodios.

Mientras Darhk hace la retrospectiva de lo sucedido con los secuaces que lograron escapar de la paliza que los Titanes estaban propinando, se da cuenta que su gente no fue capaz de contrarrestar la forma de trabajar de los jóvenes héroes. Esto hacía muy complicado que pudieran activar cualquier recurso que el líder de H.I.V.E. les haya dado.

No obstante, a pesar de haber sido humillados por los otrora sidekicks de la Liga de la Justicia, Darhk logró aprovechar la distracción para robar un generador de energía de S.T.A.R. Labs. Y justo cuando estaba por cantar victoria, resulta que uno de sus esbirros era nada más y nada menos que Nightwing, quien como si nada, se infiltró para saber cuáles eran las verdaderas intenciones del villano.

Ante la mirada atónita de todos y en un guiño bastante simplón, le recomienda que para tener una mejor efectividad como equipo, que al menos tenga una noche de pizza para generar cohesión.


Dick Grayson, Agent 37
Título: “The Lesson Plan”
Guión: Tim Seely & Tom King
Arte: Mike Janin
Colores: Jeremy Cox
Letras: Tom Napolitano

En una de las misiones posteriores a aquella mal lograda historia llamada Forever Evil, Dick, o más bien, el Agente 37, está llevando una de sus alumnas de gimnasia de la escuela de St. Hadrians (suerte de fuerzas básicas de entrenamiento para la agencia Spyral de super espías) a una misión para recuperar material de prometio (el elemento que contiene material tanto radioactivo como mutágeno dentro del DCU, lo cual lo hace ligeramente distinto al prometio verdadero de la tabla periódica...).

Mientras Paris Pantoja se cuestiona porqué un maestro de gimnasia es el encargado de llevar la misión, el Agente 37 le comienza a narrar que es básicamente porque la Matron (en ese caso, Huntress) sabe que su preparación es un tanto peculiar, ya que su mentor fue alguien "único".

Así, vemos el ritmo del arte de Mikel Janin (de lo mejor de esta publicación), nos lleva a un ritmo bastante ágil entre los recuerdos del entrenamiento funcional de Batman y la ejecución de la misión para rescatar a una disidente de Atlantis en un submarino secuestrado por otra facción atlante.

La aventura llevará a Paris y Dick a Tanzania, ya que el prometio fue sustraído del lugar y esto al parecer es más grande lo que habían pensado, al grato tal que tendrán que pedir apoyo de Gorilla City. La Dra. Sionis, quien fue identificada como la disidente de Atlantis, al parecer es la hija del Rey NNamdi y pues, Dick siendo Dick, termina enamorándola... muy a pesar de las "reglas de vida" que Batman le dejó, en donde claramente expresa que no debe de apegarse tanto a las personas, a lo cual Dick, ante la insistencia de la gorila pelirroja sólo acepta lo que pueda pasar ¯\_(ツ)_/¯.

"El que nunca muere", es el Gorila detrás de esto y descubre su plan para usar el prometio para provocar una extinción en masa. A punto de iniciar la batalla, la SkullGirl le pregunta al Agente 37 si tiene alguna otra enseñanza de su mentor que le gustaría compartirle. A lo que éste responde que es sólo la más importante de todas las enseñanzas de vida: "ignora todo lo que tu mentor te enseñe y haz lo mejor siendo tú mism@".


Jason Todd, The Red Hood
Título: “More Time”
Guión: Judd Winnick
Arte: Dustin Nguyen
Colores: John Kalisz
Letras: Steve Wands

El arte de Dustin Nguyen quizá no les agrada a algunos, pero en esta historia escrita por quien nos dio una de las mejores animaciones del DCU, Batman: Under the Red Hood, hace las veces de una vibra nostálgica y con suficiente solemnidad como para lamentar que dure tan poco.

Vemos la historia deambular en dos tiempos, cuando el pequeño Jason Todd era aún Robin bajo la tutela de Batman y ahora que es Red Hood y se guía a sí mismo tratando de hacer lo que el Encapotado no puede.

Jason (niño) le da un obsequio a Bruce por su cumpleaños: es el reloj roto de su padre, mismo que ha ensamblado pieza por pieza según Alfred le cuenta a escondidas a un inexpresivo cumpleañero.  Jason ha hecho su mejor esfuerzo por hacer que el reloj esté bien presentable, pero él mismo admite que no lo ha hecho funcionar correctamente porque es un reloj automático.

Ante esto, Jason sabe que Bruce no lo usará tanto, por lo que necesita preparar el mecanismo para que no necesite ser usado todo el tiempo o que le estén dando cuerda para el funcionamiento. Por lo tanto, necesita tiempo para prepararlo correctamente, así que sigue siendo su regalo, pero no se lo va a dar hasta que esté listo.

Ahora, años después, Batman se acerca al Batmobile, y encuentra un regalo. Lo abre. Es el reloj. Jason por fin logro hacerlo andar, a pesar de tantas cosas que ambos han pasado a lo largo de los años. Red Hood le desea un feliz cumpleaños, una vez más.

Francamente una de las historias más entrañable de este volumen de aniversario.


Tim Drake, Robin III
Título: “Extra credit”
Guión: Adam Beechen
Arte: Freddie E. Williams II
Colores: Jeremy Colwell
Letras: Rob Leigh

Sabemos perfectamente que Tim Drake es uno de los héroes más inteligentes y preparados del DCU, y precisamente por eso, cualquier maestro o director que haya tenido la oportunidad o necesidad de darle un consejo siempre se va a preocupar por maximizar sus capacidades.

Este título dibujado por Freddie E. Williams II, quien nos diera el apartado visual de Batman/TMNT, además de haber trabajado precisamente con Tim en el 2006 cuando éste aún tenía su título propio.

La historia es bastante sencilla, pero no por eso menos interesante: Tim es citado por el nuevo consejero de Gotham City High school, quien está preocupado de saber que el alumno destacado quiere entrar a la fuerza policial.

Lo que el sujeto pretende es hacerle ver a Tim que su capacidad va más allá de eso y que no tiene que tenerlo como única opción. Algo que este sujeto desconoce en absoluto, es precisamente que Tim puede dominar cualquier actividad en la que se mentalice, así que el papel de estudiante que no le preocupa la vida es el que nuestro héroe tiene que tomar.

Al final, el consejero se siente satisfecho al haber "convencido" a Tim de dedicar un poco de tiempo a una actividad extra que le enriquezca más a nivel personal y que le ayude a decidir sus siguientes pasos.

Sin duda es un mensaje bastante interesante el de ésta historia y es algo que de nuevo, muestra la gran ineptitud de DC Comics al no aprovechar a un personaje tan bien redondeado como lo es Tim Drake.


Tim Drake, Red Robin
Título: “Boy Wonders”
Guión: James Tynion IV
Arte: Javier Fernandez
Colores: David Baron
Letras: Carlos Mangual

Cuando la etapa Rebirth fue anunciada, así como la decisión de dejar Detective Comics a James Tynion IV, fue algo que colectivamente fue aceptado de manera positiva por muchos, algo raro para la época y para lo que DC Comics estaba haciendo o prometía hacer.

Ésta historia sirve de telón al momento en que Tim evalúa la propuesta de Bruce de ayudarlo a crear algo nuevo para Gotham.

Una vez que recibe la propuesta de Bruce, comienza a cuestionarse qué hacer a partir de ese momento. Para eso, decide acercarse a las únicas personas que pueden entender la carga que ese tipo de situaciones puede representar: el resto de los Robins.

Al visitar a Nigthwing, éste le recuerda que es él quien debe guiar la siguiente generación de héroes. Red Hood, por quien saltó a escena en primer lugar luego de que éste perdiera la vida a manos del Joker, le recuerda que ahora que han aprendido las cosas del mejor de todos, es su responsabilidad seguir siendo mejores que él. Pero de todos, la conversación con Damian, el Robin actual fue la más clara de todas: luego de haber entrenado con Batman, liderado a los Teen Titans, y ganado batallas imposibles, puede hacer lo que le dé la gana.

Acto seguido, el protocolo de los Gotham Knights comienza a tomar forma.


Stephanie Brown, Robin IV
Título: “Fitting In”
Guión: Amy Wolfram
Arte: Damion Scott
Colores: Brad Anderson
Letras: Andworld Design

Usando el estilo que para muchos de los asiduos de Batman no es nuevo, Damion Scott nos da una versión bastante infantilizada de Stephanie Brown.

La historia nos lleva a un momento antes de War Games, en donde Stephanie se está acostumbrando a la vida como Robin y a los niveles de exigencia de Batman al momento de entrenar y llevar una vida dedicada al combate al crimen.

La joven Robin se da cuenta que no puede mantener la concentración adecuada al no tener un traje hecho a su medida, sino heredados de los anteriores Robins.  Esto provoca que Bruce decida diseñarle uno en especial para prepararse ante cualquier adversidad, misma que se detona antes de enfrentar a Firefly, quien está tomando como rehén a todo un parque de diversiones.

Stephanie se mete en problemas y por poco termina provocando que Firefly la queme, pero logra soltarse justo a tiempo para derrotarlo. Obviamente Batman la reprende por lo descuidada.

A pesar de haber sido regañada, este hecho y el del ajuste del traje, provocó que Bruce hiciera un cuarto de cambio específico para ella y que de ahora en adelante ella es Robin en activo.

En lo personal, aunque la historia no es tan mala y el estilo se acopla a ella, hubiese preferido a Carrie Kelly...


The Super Sons
Título: “My Best Friend”
Guión : Peter J. Tomasi
Arte: Jorge Jiménez
Colores: Alejandro Sánchez
Letras: Rob Leigh

Una de las cosas que nos gusta echarle en cara a Brian M. Bendis es el corte prematuro de la serie Super Sons, donde veíamos mes a mes la desventuras de Jon y Damian con historias de Tomasi y arte que Patrick Gleason en su momento y de Jorge Jiménez en otro nos deleitaban al por mayor... Sin duda una bocanada de aire fresco que se agradeció en su momento. Pero no... Bendis tenía que arruinarlo todo, pero en fin, esa es otra historia...

Jon tiene una asignatura que lo invita a escribir sobre su mejor amigo. Al saber esto, es obvio que Lois Lane va a querer entrometerse dándole consejos sobre cómo redactar correctamente.

Lo que acontece en las siguientes páginas es toda una oda a esa mancuerna tan entretenida que hacen de Jon y Damian las mejores versiones de jóvenes héroes posible: ambos tienen esa amistad/ enemistad que los mantiene tanto juntos como buscando la manera de superarse mutuamente. Jon sabe que puede confiar en que Damian estará para él cuando lo necesite, ya sea para apoyarlo o simplemente para cuidarlo.

Hace una alusión a Superman, argumentando que éste le comentó que tan sólo un par de meses puede representar toda una vida en la edad de Jon. Y eso es lo que hace especial la relación, que siente que es Damian quién lo conoce mejor que nadie y que es el tipo de hermano que le gustaría tener.

Al final, muy seguramente después de haber hecho su propia tarea, Damian aparece en el cuarto de Jon y lo despierta para ir a patrullar.


Damian Wayne, Robin: Son of Batman
Título: “Bat and Mouse”
Guión: Robbie Thompson
Arte: Ramon Villalobos
Colores: Tamra Bonvillain
Letras: Tom Napolitano

Batman comienza la noche cuestionándose las cualidades que se esfuerza por inculcar en su familia: el sentido de pertenencia a la propia familia, la amistad, la lealtad y el honor.

Eso lo lleva a preocuparse por Damian, quien ha decidido irse a patrullar a una torre en Brooklyn liderando a los Teen Titans, aunado que las pocas veces que han coincidido lo ha sentido más que distante y frío. Sabe que tiene algo oculto y se preocupa por lo que pueda ser.


Mientras tanto Robin, está consciente que su padre no confía del todo en él, ya que desde aquella última discusión luego del evento de No Justice, él sabe que los métodos tanto de la Liga y especialmente de su padre, no son los adecuados: él ahora se ha dedicado a borrarles la mente y darles nuevas vidas para que no sigan dañando a los demás, ya que es la única manera de hacerlos cambiar.

Tanto Robin como Batman pretenden engañarse mutuamente con tecnología holográfica, pero Bruce logra encontrarlo. Eso hace que resienta que su propio hijo no confía en él.

Ambos están tras la pista de un villano que ha estado robando material para trabajar con I.A., lo cual podría poner en riesgo a mucha gente. Encuentran a Quietus, quien en su momento fuera parte del Leviathan de Talia Al Ghul, y el dúo dinámico tiene que enfrentarse a un gran grupo de robots.

Batman pretende cuidar a Robin de los ataques, pero éste no hace caso, igual de obstinado que su padre. Damian está tan ensimismado en su propio método que se la pasa pensando en lo que Batman hará al final con Quietus: sólo le dará un paseo por prisión para que eventualmente retorne a afectar a ciudadanos inocentes.

Ya no sabemos si las voces en off son Batman y Robin o  Bruce y Damian, ya que el mandamás de la decadente BatFamily sabe que su hijo tiene secretos en sus propios secretos; Damian recuerda con dolor que fue él mismo quien le dijo que no era compañero de Batman, sino hijo de Bruce, pero éste reniega de ambos títulos. No obstante, ambos guardan un dejo de duda tanto para ellos mismos como hacia el otro. En el fragor de la batalla que van perdiendo, Bats llama al Batmobile para rescatarlos...


Ambos quieren decir cosas que no se atreven y ambos continúan su camino con sendos nudos en la garganta. Batman decide que es tiempo de ser un padre para Robin.

Finalmente, Robin siente Batman sólo ve en él decepción, pérdida, a alguien indigno. Esto se pondrá feo rumbo al Teen Titans Annual #2.

Conclusiones

Sin duda, éste número es bastante sólido. Quizá exageraron al darle más historias a Dick Grayson y al dejar fuera a Carry Kelley o a alguna de las otras versiones (¿Matt McGuinnis?), pero al final es un compendio que tiene de todo. Algunas historias sirven de hilo conector para entender algunos temas de arcos ya publicados o como para ver el panorama actual. 

Nuevamente, es una terrible pena que este aniversario llegue en el momento en que Dick Grayson no existe, Jason Todd no tiene un lugar claro ni en la BatFamily ni en ningún otro lado con sus Outlaws y Tim pasa a ser todo menos el héroe que en verdad es gracias a Bendis. 

Quizá el que ha mantenido cierto ritmo ha sido Damian, pero nos han vendido esa confrontación con Batman desde hace tanto que ya muchos preferiríamos ver otra cosa. (No hago referencia a Stephanie, porque su actualidad es más que nada para regresar a un fan favorite, pero admitámoslo, no hay un trasfondo tan interesante para contar de ella). 

En fin, este compendio de historias en verdad es para disfrutar y darnos cuenta que aunque Batman y Robin nunca morirán, éste último dejó de necesitar a Batman desde hace mucho tiempo. 

sábado, 21 de marzo de 2020


Título: “From the Darkness”
Guión: Dan Jurgens
Arte: Ryan Benjamin
Colores: Rain Beredo
Letras: Andworld Design

Luego de su excursión a Suiza, Ric regresa a Blüdhaven con más preguntas que respuestas. No pudo hacer que la Dra. Haas lo ayudara, y retorna a la ciudad con el sólo afán de buscar a Bea y sentirse por lo menos un poco comprendido. Sabe que con ella comenzó desde cero y eso es lo que, al menos a esta altura, más necesita.

Sabe que, de las memorias que luchan constantemente en su cabeza, la verdadera es aquella que lo coloca prácticamente en el centro de la BatFamily. Sin embargo no es tan sencillo aceptarlo ya que ha comenzado una "vida" en un punto intermedio alejado de todo ese drama. Entonces, ¿Dick o Ric?

La única forma de responder a la pregunta es aprendiendo cómo usar el Cristal de Identidad que pudo arrebatar a desaparecida aliada de la Corte de los Búhos.

Mientras Ric se cuestiona cuál deberá ser su siguiente jugada rumbo a la verdad de su propia realidad, Hutch, Colleen y Zak se debaten entre si vale o no la pena seguir siendo Nightwings cuando un sólo sujeto es capaz de ponerlos en jaque y capaz de matarlos.

Además, el hecho de que haya sido el propio Cabbie quien también les dió una paliza no parece tranquilizarlos del todo, sin embargo están conscientes que él aún guarda el beneficio de la duda por la ayuda que les ha brindado.

Entre tanto Sapienza, quien menos que nadie pretende dejar el traje de Nightwing, sigue la pista de lo que es al parecer un doble homicidio sólo para darse cuenta que en la escena del crimen aún se encuentra el asesino. Ni más ni menos que el Joker.

Éste último de inmediato le da una paliza ya que está seguro que él no le hace "honor" al primer Robin. Esto no luce para nada alentador para el líder del Nightwing Patrol.


Ric trata de sincerarse con Bea, quien le ofrece buscar a Barbara Gordon para saber si ella puede apoyar de alguna manera. Los dolores de cabeza del taxista persisten, tanto que tienen que buscar medicinas para ello.

A su vez, el Joker encuentra el Cristal de Identidad, ataviado en el traje que el mismo Sapienza portaba, ahora manchado de sangre...

Preludio a "Joker War"
Desde hace semanas sabíamos que el Joker tenía en mente visitar a todos y cada uno de los Robins y a Batgirl (de hecho en los solicits no parece que vaya a tener algún choque con Red Hood o Red Robin [me niego rotundamente llamarlo Drake, nuevo alias que hace referencia no a su apellido sino al nombre que se le da al pato macho en inglés]).

El hecho que en los siguientes números vayamos a ver a un Nightwing siendo manipulado por el Joker y Punchline, la nueva ayudante e interés amoroso del Payaso, suena bastante interesante y es una propuesta que hemos venido comentando en El Blog desde hace tiempo: tendría que al menos volverse villano en este arco para que podamos decir que ligeramente valió la pena. 

Ahora, en cuento a lo que viene es bastante difícil de concretar ya que aún falta un buen rato para que veamos a Dick Grayson de vuelta, y es posible que ni siquiera al final del citado arco de Tynion lo hagamos.

Sólo nos queda esperar y seguir soportando...


Título: "The Very Unfriendly Owl" 
Guión: Dan Jurgens 
Arte: Ronan Cliquet 
Colores: Nick Filardi 
Letras: Andworld Design

Quizá algunos de los más asiduos lectores recordarán aquella historia de Grant Morrison titulada "The Return of Bruce Wayne" en donde vimos de vuelta al Batman que "murió" en "Final Crisis" luego de un viaje bastante sui generis.

Esto del regreso de Dick Grayson se ha vuelto más un suplicio que un viaje que pretendiera emular de su mentor. Francamente es algo insufrible a esta altura pero, como fieles creyentes de la filosofía de Batman, creemos que las cosas pueden cambiar. 

¿Y este título?  
Arrancamos con una escena en Gótica, donde cierto hombre risueño 
se incomoda al saber que ya no hay uno sino varios Nightwing. Más de eso en un momento.

Entre tanto en Zurich, Ric el insufrible y asquerosamente insoportable Cabbie Grayson comienza la avanzada en el castillo donde al parecer podrá encontrar a la Dra. Haas, quien lo había tratado luego del disparo que le propinó la KGBeast.

Sin embargo el otrora héroe llega a Zurich luego de la revelación de que la Dra. Haas tenía una máscara de la Corte de los Búhos en el escritorio de su consultorio. Al parecer ella y Talon están conectados y el dolor de cabeza incesante bien podría ser aliviado al encontrarla.

Para ese momento Ric ha estado asimilando que en su mente cuenta con dos memorias al mismo tiempo, y a cada momento que pasa le producen un choque emocional bastante grande. Sabe que su pasado como Nightwing está vivo pero su destino no tendría que estar ligado como tal a ese nombre.


Ric encuentra a la Dra. Haas luego de derrotar a una serie de sujetos armados que sirven a Los Búhos sin saber que éstos activarían una alarma que detonaría una bomba, evitando que la propia doctora le explicara la verdad completa a Grayson

Haas había estado usando el Cristal de la Identidad para moldear la mente y recuerdos de Grayson, herramienta que pasó desapercibida por el resto de la BatFamily en el "Annual" #2. Lamentablemente la explosión destruye todo y Grayson no puede salvarla, aunque si logra recupera el cristal...

De vuelta en Gotham, el Joker se dispone a iniciar su propia guerra contra Batman ¡y al parecer usará a Nightwing para ello!

¿Hasta cuándo?
Si bien cada vez pensamos estar más cerca del regreso triunfal del buen Maestro Polla, este tipo de mini-arcos no nos dan mucha fe que digamos. Al menos es un preludio a "Joker War" ya que el Arlequín del Crimen estará buscando la manera de usar o dañar a los Robins para llegar al Murciélago, o al menos eso se puede pensar luego de lo que se ha visto en el run de Tynion en "Batman".

El arte de este número no se siente tanto como el estilo de Cliquet, quien de alguna manera tuvo el atrevimiento de rediseñar un traje aún más feo para el Cabbie, así como un Joker bastante más extraño de lo que vimos en otros títulos. Esto es lo que termina por redondear un número que aporta sólo un granito de arena para la formación del paisaje desértico que es este título desde que le hicieran caso a Didio King y arruinaran la vida del primer Robin. En fin...

martes, 17 de marzo de 2020


Título: "The Kandor Compromise" - Part One
Guión: Joshua Williamson
Dibujos y Tintas: Nick Derington
Colores: Dave McCaig
Letras: John J. Hill
Arte De Tapa: Derington

Recordando que ya vimos un pequeño teaser de la reunión entre Ra's Al Ghul y Zod en el número #6, acá vemos a un Zod decidido a hacer algo por Kandor, la ciudad que fue destruida en el "Man of Steel" de BM Bendis Like Becks). Por su parte Batman y Superman llegan al cementerio de Striker's Island pues la base de datos que monitorea villanos en la que vienen trabajando tiene un algoritmo que les indica potenciales amenazas y allí parece haber una.

Enterrado allí está Clay Ramsay, Kriptonite Man, y tal vez alguien pudiera usar alguna parte de su cuerpo para sintetizar kryptonita. De repente un misterioso ninja con una espada de kryptonita sintética ataca a Superman pero parece que no estar preparado para Batman, quien por su estilo de combate logra reconocerlo pese a que portaba una máscara de plomo. Es la Cabeza del Demonio y verdaderamente quiere hacer lo que pensamos para hacerle frente a Zod. Ahora, ¿por qué se las vería con el célebre General de Krypton? Resulta que éste planea usar los pozos de Lázaro para revivir a los kandorianos pero Ra's se negó a ayudarlo, razón por la cuál destruyó su pozo personal y fue en busca otros.

El Templo de Quetzalcoátl es la ubicación del uno de los pozos pero cuando Los Mejores del Mundo y el nefasto eco-terrorista llegan allí se dan cuenta que Zod les había ganando de mano. Los intentos de persuadirlo de usar el pozo son en vano ya que había sumergido a los kandorianos en las verdosas aguas del pozo antes de que llegaran y en ese momento, casualmente, los minúsculos cuerpos reanimados de los mismos empiezan a emerger del la fosa con malas intenciones.


LO QUE DEJÓ ESTE NÚMERO

La idea de varios kryptonianos encabronados suena divertida pero esto ya pasó en... **redoble de tambores** ¡"Batman/Superman" v1 #19! Si, durante Los Nuevos 52 el guionista Greg Pak escribió una historia donde los kandorianos creían que el Hombre de Acero los mantenía cautivos, por lo cual estaban dispuestos a sacrificarse y ser eyectados como balas para matarlo.

Pese a eso, la propuesta de Williamson se siente algo fresca teniendo en cuenta el sabor a poco que nos dejaron tanto el primer arco de la serie como su epílogo. Veremos que repercusiones a futuro tiene esta historia, más que nada para los Super-Books, porque directamente termina en el próximo número.

La dinámica dentro de todo es entretenida, como siempre que se unen héroes y villanos en escenarios que los superan. Hay algún que otro dejo de comedia aquí y allá, sobre todo con Ra's dándose tiempo de tomar una infusión, con taza y platito incluido, mientras viaja en su nave con Batman, quien le advierte que le va a partir la mandarina en gajos si está pensando en cagarlos.

El arte de Nick Derington fue tan genial como esperábamos y era tal vez lo que más vendía, aunque la idea de Ra's saqueando tumbas por un poco de kryptonita le da a este número el toque bizarro necesario para llamarnos la atención. Tras hacer un excelente trabajo junto al colorista Dave McCaig en "Batman: Universe" de Bendis, donde no sería una exageración decir que el apartado gráfico fue lo único que destacó en aquella saga, sería bueno ver a este dúo artístico en el canon del Bativerso. Es una pena seguir desperdiciando el estilo tan particularmente bello de Derington con guiones mediocres.

lunes, 16 de marzo de 2020


Título: "Their Dark Designs" – Part 5
Guión: James Tynion IV
Dibujos y Tintas: Jorge Jimenez
Colores: Tomeu Morey
Letras: Clayton Cowles
Arte De Tapa: Jimenez y Morey


Deathstroke era perseguido por una flota de drones, los BatSpawns, como vimos en el número anterior y ahora nos damos cuenta que esa flota es comandada por Harley Quinn desde un joystick. Slade trata de comunicarse con los demás asesinos pero la Mujer Payaso se le metió en su línea. Malas noticias para un Mr. Wilson que no tendrá oportunidad de escape.

Catwoman finalmente cuenta la historia sobre la reunión que ella y los otros criminales tuvieron con The Designer años atrás. Fueron llevados por uno de sus zombies en un bote llamado El Stigia hacia la fantasmal Casa del Tártaro (dramático el caballero) y ahí es donde el enigmático villano, que al parecer tenía una gran reputación, o más bien una suerte de leyenda criminal, esperó con un banquete a sus invitados para tener reuniones privadas con cada uno.

Todos fueron seducidos por la historia que Designer les contó. Antes de asumir su nueva identidad, su carrera como maestro criminal era truncada una y otra vez por un detective. Una y otra vez perdió, hasta que después de un largo tiempo de planear volvió como el Diseñador 
y logró vencer a su rival. Le ofrece entonces a los villanos los medios para que sus planes para vencer a Batman puedan ser alcanzados a cambio de la mitad de lo que obtenga cada uno.

Todos tuvieron reuniones satisfactoria, hasta que, tras un prolongad encuentro con el Joker, The Designer sale de su estudio como loco a pedir a sus hombres que maten a todos. No obstante el Payaso, que aún conservaba un arma pese a que todos habían sido desarmados al llegar, ejecutó a The Designer sin más Se decidió que la casa fuera desaparecida, el villano fuera enterrado en Potter's Field y que la reunión nunca sucedió. Sin embargo Selina cuenta que los ojos del Joker no fueron los mismos tras abandonar el lugar.

Si Designer está vivo y está usando los planes que le dieron Selina y compañía, Batman sabe que el próximo en ejecutarse será su GRAN ROBO, y el blanco es ni más ni menos que Bruce Wayne.


LO QUE DEJÓ ESTE NÚMERO

Al fin pudimos ver más y mejor de The Designer. Debo decir que su look de warlord no me gusta y no pega mucho con sus "habilidades de ultratumba". Lo de la casa me pareció medio cualquiera pero pega con el tema de los zombies. Algo similar a los Talons de La Corte de los Búhos, dicho sea de paso, ¿no?

Este nuevo antagonista básicamente es un otrora maestro criminal que debió asumir una "nueva persona" para vencer a este detective, al que ni siquiera mató sino que lo arruinó al punto de humillarlo y que viviera en la desgracia hasta sus últimos días. ¿A nadie más le suena que este villano no es otro que Henri Ducard? Digo, para mi podría ser él o algún familiar que, quizá para vengar a su padre o hermano, inventó esta historia del legendario villano y en realidad quiere usar los planes de sus villanos más cercanos combinados para acabar con 
Batman. Sería medio descabellado pero nada muy alejado de lo que suele pasar en los cómics del Encapotado.


De todos modos creo que EL MOMENTO del libro es cuando el Joker parece renacer tras su reunión con The Designer. Tal vez ni siquiera tenía un plan y pergeñó algo ahí para darle gusto al anfitrión y se dio cuenta del potencial que tenía pero por alguna razón creyó que no era ejecutable hasta ahora. Con el Hombre Que Ríe nunca se sabe.

Esta vez no hubo nuevo vehículo sino una Harley Quinn manejando los drones mencionados, con Lucius con el poder de detenerla si se le iba la mano. Fue un recurso temporal, como dice el propio Bats, pero estuvo bueno.

Volviendo a los planes, Penguin imaginó el team-up de los asesinos, Riddler un "laberinto tecnológico" que dejaría out a las fuerzas de seguridad (¿a lo "Zero Year" quizás?) y Selina un gran robo. Ahora, ¿ella planeaba que ese golpe fuera contra Bruce Wayne o le hicieron re-ingeniería? Parece que era contra Bruce nomás así que las cosas prometen ponerse jugosa en ese sentido.

Me gustó mucho este número, más que nada porque Jorge Jiménez finalmente llegó a los lápices de esta serie, algo por lo que él estaba más emocionado que nosotros mismos. Acompañando sus dinámicos trazos y vertiginosas composiciones tenemos, como de costumbre, un trabajo excelente con los colores monumentales de Tomeu Morey, que no se guarda nada y nos ofrece, en conjunto, un apartado visual para el recuerdo.

miércoles, 26 de febrero de 2020


Título: 'Infection Aftermat'
Guión: Joshua Williamson
Dibujos y Tintas: David Marquez
Colores: Alejandro Sanchez
Letras: John J. Hill
Arte De Tapa: Marquez y Sanchez

El número comienza con un crudo reproche (y posterior burla) del infectado Jim Gordon a Batman y Superman sobre la honestidad y luego se traslada a donde el número anterior nos indicaba esto se debía dirigir: Los Mejores Del Mundo debían afrontar las consecuencias de haber mantenido en secreto su investigación a Wonder Woman.

Al no poder dar con Diana, salen a buscarla y logran encontrarla en Aeaea, donde se enfrenta a una horda de criaturas (mitológicas, OBVIO). Mientras Diana se descarga con las bestias, les revela ya saber el estado de situación y si tienen una cura (ofuscada por lo que le pasó a Donna Troy, es decir, porque fue infectada por el Batman Who Laughs). También vemos a miembros de los diferentes equipos (Outsiders, Terrifics, reservas de la Liga, etc.) comentando con poca sorpresa el hecho de lo que Bats y Supes les escondieron algo.

Diana clama que si se siguen ocultando cosas entre ellos se va a hacer más difícil volver a confiar entre ellos; luego vemos a Batman y Superman combatiendo al crimen en sus ciudades y contemplando como muchas veces enfrentando tantas amenazas, no los deja considerar las pasadas y las consecuencias que pueden acarrear.

Bruce y Clark se reúnen en Gotham (Bruce planea hacer algo nuevo donde estaba la cueva del BWL) y deciden crear una base de datos de todos sus enemigos (¿no la tenían?) y luego pasan a interrogar a Gordon una vez más.

El epilogo nos muestra al General Zod encontrándose con Ra's Al Ghul, en 'buenos términos', aunque sentenciando que se quedará con los pozos de Ra's cuando acabe lo que trama hagan juntos.


LO QUE DEJÓ ESTE NÚMERO

El epilogo de lo que fue un evento que dejó sabor a poco, dejó sabor a poco también. El primer arco fue para preparar terreno para los eventos de "Year of The Villain: Hell Arisen", lo cuál molesta un poco. Usar un libro nuevo como un epilogo, más con los nombres involucrados, jode. Razón por cuál, suponemos, los venideros arcos serán autónomos. De hecho no sabemos mucho sobre el de Ra's/Zod, pero si sabemos que serán dos números con el genial Nick Derington en los lápices y eso ya es suficiente para ir haciéndonos grandes expectativas..

A fin de cuentas el arco se focalizó en la confianza, algo que deriva de lo que pasó en "Heroes in Crisis" pero que no afectó de manera TOTAL a los libros principales, aunque a estas alturas coexisten tantas inconsistencias entre el evento principal que por ahora manda en el DCU (Lex y los suyos) y los libros principales que ya poco importa. Quedará ver si a futuro en este libro Batman y Superman deberán lidiar con los otros héroes, y sobre todo Diana mirándoles de reojo.


Mayormente lo más rescatable fue el arte de David Marquez y Alejandro Sanchez, que nos brindaron buenas secuencias de acción y looks tenebrosos en los infectados.

martes, 25 de febrero de 2020

El niño mudo

Título: Orphans
Escritor: Tom Taylor
Artista: Fernando Blanco
Colorista: John Kalisz
Rotulador: Travis Lanham
Portada: Tony S. Daniel y Brad Anderson
Portada alterna: Joshua Middleton

El niño busca su voz.
(La tenía el rey de los grillos.)
En una gota de agua
buscaba su voz el niño.
No la quiero para hablar;
me haré con ella un anillo
que llevará mi silencio
en su dedo pequeñito.
(El niño mudo; Federico García Lorca)

Yo, niños que me leen, comencé a leer comics en la primera mitad de los '70.
Sí, soy el más viejo del staff del Blog. De hecho, podría ser el padre de la mayoría de ellos… o el tío que los abusaba, whatever
Yo crecí (y mi amor por Batman junto conmigo) con historietas autoconclusivas editadas por Novaro o EN. Episodios unitarios que llenaban mi avidez de saber más del Encapotado (aparte de eso, tenía el Batman del Dios West y las series animadas de Hanna-Barbera).
Y eso, en cierto modo, me marcó: Hasta hoy me acomoda enormemente el formato de historias de un solo número.


No puedo negar que hay arcos que me atrapan y los leo con disfrute a medida que van saliendo (como ocurrió con el anterior arco Cold Dark World” de “Detective Comics”), pero si me preguntan por mi formato preferido, el one-shot es el tren que yo abordo sin miramientos.
Y hoy toca reseñar uno de esos buenos y raros one-shot.
Orphans, a diferencia de lo que el título pudiera sugerir, no trata sobre algunos de los adláteres que Batman ha acumulado en sus ocho décadas de publicación, sino que apunta al niño sin máscara, el que es héroe pero aún no lo sabe. El que necesita amparo y cobijo.
Como Dick Grayson, el Robin por antonomasia. Como Jason Todd, que no sabía cuán desamparado era en realidad. Como Tim Drake, que siempre soñó sin saberlo quizá con ser el hijo de Wayne. Como Damian Wayne, quizá el más necesitado de ellos cuatro, aunque nunca lo admita.
Este número de “Detective Comics” comienza con una analipsis: Bruce Wayne niño haciéndose de rogar para asistir a la inauguración de un orfanato que llevará el nombre de su madre.
Así de sencillo, así de complejo.


De inmediato volvemos al presente y nos enteramos del escape de un joven de aquel orfanato, un muchacho llamado Miguel Flores. Una víctima, qué duda cabe, y que parece huir de algo.
Si hay un punto a destacar de este número es que su principal protagonista no es Batman sino Bruce Wayne. Claro, es el Encapotado quién se interesa por investigar la suerte del niño (a instancias de Lucius Fox, valga la aclaración), pero es Wayne quien ahonda en el asunto y usa al Murciélago como un instrumento o medio para llegar a su objetivo.
Se agradece la mano de Taylor en una historia que pareciera mínima y que sin embargo contiene un mensaje muy profundo que cala hondo no solo en Bruce Wayne como protagonista sino también en nosotros como lectores.
La inclusión de Damian no se siente forzada sino que prácticamente necesaria. Taylor, que nos deslumbró tanto tiempo con “Injustice” y recientemente con “DCeased”, se mueve con agilidad en esa cuerda tensa que es la relación padre-hijo de los Wayne.


La suerte de Miguel Flores es desdichada. Escapando para poder salvar a sus compañeros que están desapareciendo del orfanato, sólo encontrará la muerte a pesar de los esfuerzos de Bruce y Damian por encontrarlo y rescatarlo. Pero no será en vano: Wayne llegará al fondo del asunto y descubrirá una verdadera industria de tráfico de niños bajo los auspicios del tal Sr. Morrison, administrador del orfanato Martha Wayne.
Se goza de sobremanera el buen puñetazo que Bruce le propina al maldito. Ya quisiéramos ser nosotros quienes se lo propinásemos.
El capítulo termina con la reinauguración del orfanato, esta vez bajo el nombre de Miguel, el gran héroe de la jornada. Y acaba.
Así, corto y simple, pero apelando a sentimientos muy profundos y rescatando áreas de Bruce Wayne que entre tanta testosterona, capas y peligros cósmicos, se pierde.
Muchas veces escuchamos la cantinela de que Batman es el mejor porque es sólo un humano entre dioses. Sabemos que esa es una falacia del porte del Everest: cualquier número semanal que involucra al Murciélago da cuenta de que es cualquier clase de metahumano, pero nunca un humano común y corriente.


Por ello esta historia tiene tanto significado: Taylor nos muestra el verdadero lado humano de un héroe. El corazón que late bajo el pecho de Bruce Wayne y eso, niños, es de agradecer.
Del arte de Blanco, nada que decir. Acompaña al texto casi imperceptiblemente. Sabe ser dócil y sabe ser agresivo.
Otro número redondo para “Detective Comics”.
Tras toda la acción y el frío del arco anterior de TomasiOrphans es un justo y cálido descanso que se extraña muchas veces en el cómic mainstream.
Gracias, Taylor, por este numerazo.

lunes, 24 de febrero de 2020


Título: ‘Their Dark Designs’ – Part 4
Guión: James Tynion IV
Dibujos & Tintas: Carlo Pagulayan, Guillem March & Danny Miki
Colores: Tomeu Morey
Letras: Clayton Cowles
Arte De Tapa: Tony S. Daniel & Morey

Penguin ingresa al hospital de Gotham tras haber sido herido mortalmente por Deathstroke, y Batman sale a la cacería de los hit men que andan sueltos. Primer vemos como se encarga de Gunsmith en las calles mientras intenta que Lucius encuentre a Catwoman.

Cat con la asistencia de Harley Quinn se encarga de los henchmen de The Designer. El plan de Harleen es acabar con su ex Puddin, y viene investigando sus acciones (que vimos en los epílogos). Merlyn y Cheshire (en su pésima condición) llegan al cementerio a encargarse de las damas. Oculta, la tan esperada Punchline, observa.

En la base de Riddler, Batman se la raja a Mr. Teeth, pero le sorprende que el sitio no haya estado plagado de trampas o cosas por el estilo de Ed. La computadora de Ed muestra un vídeo donde finalmente se ve a Designer, no tiene audio pero Nygma hace unas señas con los dedos que Batman interpreta a la perfección (porque, como es un genio, se da cuenta que le deja una señal que radica en el conocido acertijo de “Edipo Rey” ;)). Ed fue abducido por el nuevo villano en la ciudad… Selina y Harley llegan al sitio buscando a Ed, pero se dan con Batman y Cat le pide disculpas por lo que hizo hace años.

Ah, también vemos el vehículo dujour, (o du-issue (?)) infaltable. Lucius nos presenta las Batiesporas (Batspawn), una flota de drones enviados a joderle la vida a Slade; ese outcome lo quiero ver ya.

El final nos muestra medio rostro de Punchline (como en la viñeta donde la vimos primero) en comunicación con el Joker. Le dice que encontraron el cadáver, pero la atención de Batman está en otro lado. Joker tiene otros planes por ahora y observamos que tiene fotos de los Robin con y sin sus disfraces (!).


LO QUE DEJÓ ESTE NÚMERO

Un número bastante dinámico con muchas revelaciones, donde vimos finalmente los debuts de Desinger y Punchline (en el caso del nuevo squeeze de Mista J, solo vimos como dije, su medio rostro, en la parte inferior).

Tenemos detalles sobre Gunsmith y Mr. Teeth. Douglas Worth es un soldado malogrado devenido en mercenario y devenido en sicario, que fue expulsado de cada guerra en la que estuvo por usar armas experimentales sin permiso de sus superiores; su nombre proviene de haber creado un arma con elementos nada sospechosos en un aeropuerto para acabar con un blanco en una multitud y pasar desapercibido. Usa la bandera porque se siente un soldado no obstante.

Mr. Teeth (nombrado de The Tooth Eater fue llamado por la policía de Portland) les arranca los dientes a sus víctimas quirúrgicamente y del mismo modo se los introduce en el estómago; eventualmente decidió hacer de sus habilidades su modus vivendi.

Riddler dejó en clave alfanumérica mediante señas, la contraseña de su computadora a Batman. La clave era ‘esfinge’, y con ello Batman entendió que se refería al acertijo con el que Edipo vence a la misma, cuya respuesta era “el hombre”  (animal que camina en cuatro patas de mañana (de niño), dos en el día (de adulto) y tres en la noche (de viejo, con un bastón, claro)) y que le valió su incestuosa victoria (?). Con el código alfanumérico de hombre, accede a la misma. Lucius no puede creer que Batman haya adivinado eso… con razón lo quiere echar Batman.


Quinn nos revela que sabe algo planea Joker y por ello está limpiando sus rastros, a la vez con eso da una señal. Se nos dice que un henchmen llamado Artie es el cadáver y hasta hace una referencia, creo, a la primera aparición de Two-Face; en las épocas de Artie, con Joker quiso causar terror soltando su gas en los cines, pero en uno Two-Face hizo su aparición en las pantallas, para asustar y asaltar a los concurrentes. Me pregunto si  este Artie está ligado a The Designer.

Lo interesante es que parece que estos eventos, van a cruzarse con la ajenda del Joker, así que seguro será quien intentará detener a Designer o aprovechar las distracciones que los actos de este generen. Tal vez TD es un invento de Joker y es él quien de verdad creó este ‘diseño oscuro’.

Joker tiene planeado atacar a los Robin en lo que sería una remake de ‘Death Of The Family’ y su posterior juego final… confiamos en Tynion, pero sin olvidar lo que dijo George Harrison.

Excelente arte, aparecen Carlo Pagulayan y un par de páginas creo notar, donde Danny Miki (el mejor entintador  de Batman a mi gusto) logra imitar un poco el estilo de este. Guillem March sigue en gran forma con sus sensuales trazos en las damas. Pero lo de Pagulayan me pareció de lo mejor de todos los issues. Ojalá lo veamos pronto en otro batbook o volviendo en el principal. Obvio que todo amalgamado por el gran Tomeu Morey.