¡TODO LO QUE TENÉS QUE SABER DEL BATIVERSO ESTÁ AQUÍ!

jueves, 16 de enero de 2020


Título: "The Batman's Grave", Chapter 4 
Guión: Warren Ellis
Artista: Bryan Hitch
Tintas: Kevin Nowlan
Colores: Alix Sinclair
Letras: Richard Starkings

El Dr. Karl Hellfern ha sido reinterpretado de varias formas a lo largo de toda la historia de Batman. De hecho la última vez que lo vimos fue durante el run de Scott Snyder y Greg Capullo, más particularmente durante la época de "Zero Year", siendo el Dr. Death.

Curiosamente el personaje nace por ahí de 1939 en el "Detective Comics #29" (qué tiempos, cuando Bats podía golpear hasta casi matar y la sociedad snowflake ni siquiera existía...). Por lo que éste villano, es de los más viejos a los que nuestro héroe se ha enfrentado.

Y bien, al final del último número, cuando supimos que Turton había estado siendo víctima de un "lavado de cerebro" mezclado con una gran carga de medicinas, resulta que todo conecta con un doctor que las había prescrito: el Dr. Karl Hellfern.

Todo indica que gracias a las habilidades CSI'escas de Bruce y ésta versión baddass AF de Alfred, lograron encontrar la fuente de los mensajes subliminales que el sujeto en cuestión había estado sufriendo. Y ni tardo ni perezoso, Bruce se dirige a visitar al Doctor y a sus secuaces.


Como ya nos están acostumbrando Ellis y Hitch, las escenas de acción son lo más dentro de sus números. Y en ésta ocasión tampoco nos quedan mal, ya que El Caballero Nocturno tiene que hacer gala de su mejor arsenal de violencia para detener a los tres malandros a los que Hellfern tiene como seguridad.

¿Qué deja todo esto?

Era de esperarse que luego de una buena escaramuza, Batman saldría avante de la situación. Lo que no contemplabamos, y quizá ni siquiera el mismo héroe, era que el Doctor haría referncia a algo llamado "Scorn Army".

Al parecer ese grupo está detás de todo y fueron quienes le encomendaron al villano terminar con Turton y con toda evidencia que así pudiera incriminarlos.  Se trata de un grupo que seguramente le dará varios dolores de cabeza a nuestro héroe, porque al parecer esto ni siquiera es un golpe fuerte.

Una vez que las autoridades son contactadas, El Detective regresa a la Cueva para tener una ácida conversación con Alfie, muy al humor de la serie Pennyworth (que algún día terminaremos de reseñar en el Blog *guiño, guiño*).


La historia va teniendo un paso bastante interesante. La acción, las viñetas, los diálogos, las interacciones dan para que sea un llamado de atención de cómo se puede mezclar una buena historia de detectives con una buena dósis de violencia gráfica y un humor.

Aún no tenemos ni idea de cuál vaya a ser el desenlace. Esto parece ser sólo el segundo acto (si consideramos que el primero fue el sujeto encontrado muerto en su apartamento como el primero) y cualquier cosa puede pasar.

Seguramente este grupo no será trascendente dentro del canón normal de Batman, no obstante, cualquiera que sea capaz de hackear los "Alexas de LexCorp", contratar a un villano tan maquiavélico como el Dr. Hellfern (quien al parecer le están omitiendo su trasfondo, pero dada su capacidad, por algo lo han de haber elegido a él y no a algún otro) y tener a tres mastodontes como henchmen pueden ser interesantes.

Aún no hemos llegado a la mitad de la publicación y seguramente pocos lectores podrán decirse no satisfechos del todo considerando que las dósis de acción en cuatro números ya superaron todo el run de Tom King...

0 Batcomentario/s: