¡TODO LO QUE TENÉS QUE SABER DEL BATIVERSO ESTÁ AQUÍ!

domingo, 27 de septiembre de 2020



Título: "Ugly Heart p.3 Infliction"
Guión: Peter J. Tomasi
Arte: Brad Walker
Tintas: Andrew Hennessy
Colores: Brad Anderson

Nota: para fines de esta reseña se contempla el checklist oficial del Joker War. Algunos puntos pueden estar alejados del alcance debido a la relación con otras historias que se expanden a lo largo de los Batbooks.

Bien sabemos que tanto Bruce Wayne como Harvey Dent tienen una relación amor-odio y más cuando sus alter egos están involucrados. En ésta ocasión, Batman, estando a la merced de los planes malévolos de Two-Face sufre un baño de ácido, del cual muy apenas logra escapar gracias a lo resistente de su traje. 

No obstante, el culto que el villano ha creado a su alrededor parece ser mucho más complejo de lo pensado y aunque resultan ser seres sin escrúpulos a punto de hacer estallar una edificación frente a un hospital infantil (¿cuántos de esos hay en Gotham?), logra escudriñar un poco de verdad detrás de las más recientes locuras de Dent. 

En el lejano Batman & Robin #28 de la todavía New 52, posterior a la muerte de Damian Wayne vemos a un Batman enloquecido por traerlo de vuelta y en una de esas se ve envuelto en una aventura con Dent. Al final de dicha historia, el otrora Fiscal decide dispararse en la cabeza al ya no encontrarle sentido a nada. 

Dos maleantes, hoy seguidores del culto de Two-Face en el arco, escuchan el disparo y al darse cuenta de quién es deciden dejar a la suerte si ayudarlo o no. Y la suerte habló...

El problema vino después, cuando el Joker post- Death of the Family encuentra a los malvivientes y a Harvey y decide, junto a unos voluntariosos Hugo Strange y Mad Hatter "salvarlo" al implantarle un chip que eventualmente lo controlará y desquicará aún más. En una movida a futuro para atacar al Murciélago. 

Mientras tanto, Joker va en búsqueda de la antigua bóveda de La Corte de los Búhos para despertar al siguiente peón en su guerra... 

Todo esto estaría genial, de no ser porque los tiempos entre la muerte de Damian, el Joker con la cara colgante y el disparo de Harvey suceden en tiempos bastante amplios, pero bueno, ya nos la sabemos...



Título: "Prelude to Joker War: Joker hears a 'Who?'"
Guión: Peter J. Tomasi
Arte: Brad Walker
Tintas: Andrew Hennessy
Colores: Brad Anderson

Joker se abre paso entre los sacrófagos que resguardan a los Talons. Parece tener en mente cuál es el que abrirá: el de Lincoln March, a quien vimos por última vez al final de Batman Eternal.  Al hacerlo, aplica una mezcla de Dionesium y muy seguramente una variante de su toxina para despertar al supuesto "hermano" de Batman. 

Mientras tanto, nuestro héroe ya sospecha que el Joker está tramando algo, y mientras busca respuestas tratando de localizar a Strange y a Tetch, sabe que aún no ha terminado con Two-Face. Son estos villanos quienes le revelan a Batman que la bala que se alojó en la cabeza de Dent y el chip injertado por órdenes del Príncipe Payaso de Mal es lo que están descontrolando al ex-fiscal, ya que sus arranques de locura y las "voces internas" cada vez están siendo más impredecibles y violentas. 

Tras la pista de su otrora amigo, Bats es sorprendido por éste, ataviado en el Rookie, casualmente encontrado en la armería de la GCPD. Mientras trata de convencerlo de que puede ayudarlo a recuperar control de sí mismo, ambos son sorprendidos por March. Poniéndose aún más feo el asunto... 

Aunque la historia tiene elementos bastante buenos, algo no termina de cuajar... y es que parece que todo es un pretexto sólo para usar a Harvey Dent a nivel argumental no porque de verdad tenga un peso o una relevancia a la trama...


Título: "Prelude to Joker War: Fearful Symmetry"
Guión: Peter J. Tomasi 
Arte: Brad Walker
Tintas: Andrew Hennessy
Colores: Brad Anderson

Habiendo sido sorprendidos por Lincoln March, tanto Batman como Two-Face deciden unir fuerzas ya que ambos están a merced de los planes del Joker y si algo no le gusta al villano de la moneda es sentirse que alguien lo está manipulando... 

En tanto Bats se enfrenta a Lincoln, Harvey comienza a vapulear a los Talons que el Payaso despertó, aprovechando la ayuda de su culto, quienes llegaron a tiempo para la pelea. A su vez, el Arlequín del Mal está observando todo desde la máscara del March y está tratando de intimidar a nuestro héroe, pero no contaba con el hastío de un Batman que quiere ponerle el punto final a las cosas al congelar nuevamente a su "hermano". 

En lo que Harvey remata a los últimos Talons, Batman lo sorprende inmovilizando al Rookie y preparándolo para una cirugía de emergencia: va a quitarle el chip y la bala que están afectando su cerebro... Ante todo esto, el Joker está muerto de risa por todo lo que le viene al Murciélago. 

A manera de epílogo vemos a Dent  en Blackgate asesorando a los otros maleantes para que puedan trabajar sus condenas. Es visitado por un tal Moses Malone...

La idea de saber que Batman por fin puede ayudar a Harvey a encaminarse es algo bastante bueno, aunque trillado. Lo malo, es que esto se siente tan forzado que la satisfacción es demasiado pasajera. Y es triste, porque honestamente luego de ese disparo en la cabeza una historia de éste tipo podía dar para más...

Además, ¿es en serio que el Joker usó a los Talons en unas cuantas páginas sin "jokerizarlos" de pleno? Vaya desperdicio... 


Título: "Tales from the Joker War: Attack on Wayne Enterprises"
Guión: Peter J. Tomasi
Arte: Kenneth Rocaforth
Colores: Dan Brown

Con el caos ya desatado en la ciudad, los remanentes de las fuerzas del bien comienzan a colisionar contra las ordas de payasos controlados por el Joker y Punchline. En este caso el GCPD está siendo sitiado "casualmente" en un cementerio por un enorme grupo de maleantes hasta que aparece Batwoman... 

La última vez que vimos a Kate Kane fue en un número de Red Hood (y es curioso que ambas personalidades sean tan similares y muy pocas veces se haya visto una interacción mayor) y la relación con Batman no necesariamente ha sido tan amable desde el run de Tynion y su posterior mini serie post Gotham (con sus contados chispazos, exceptuando ese que nos mostró uno de los miedos más absurdos de Batman). Aquí no cuento una aparición esporádica en Gotham City Monsters, ya que, en serio, ¿quién lo leyó?

Batwoman ayuda a la GCPD sabiendo que alrededor de la trifulca hay demasiados payasos usando tecnología Wayne. En una reunión bastante sui generis, vemos interactuando a Batman, Batwoman y Bullock luego de derribar un drone jokerizado y preprándose tanto para responder al estado de sitio como para ir a la base de dónde están saliendo tanto vehículos como armas: Wayne Industries. 

Sabíamos que no había manera de no tener un plan de contingenca y resulta que Batman tenía guardado un Bati-tanque muy al estilo de DK para embestir su propio edificio y permitir que en la distracción, su prima rescate a Lucius del control de los payasos.

El rescate y la toma de las instalaciones por parte de la pareja Wayne y Kane es tanto anticlimático como demasiado fácil. Al final, Kate simplemente se va con la intención de seguir ayudando en la lucha contra todos los payasos...  



Título: "Monsters of Men"
Guión: Peter J. Tomasi
Arte: Kenneth Rocaforth
Colores: Dan Brown

En Noviembre de 2019 DC se propuso publicar una mini serie llamada Gotham City Monsters, donde se podrían apreciar a personajes como Andrew Bennet (de I, Vampire), Frankestein, Lady Clay, Orca y Killer Croc, de la mano de Steve Orlando y arte de Nahuelpan

Con todo lo que ha pasado en Gotham desde ese momento, la destrucción y control de Bane, la reconstrucción y la ahora destrucción controlada por el Joker, Killer Croc, quien había escalado diferentes áreas del crimen tanto desorganizado como organizado, se fastidió de todo se dirigió nuevamente al mundo de las cloacas donde en algún momento fungiera como padrino de adicciones de Roy Harper .

¿Qué tiene qué ver esto con Joker War? Casi nada, sólo que es un preludio a las razones que Croc da para "secuestrar" gente a lo largo de Gotham mientras la guerra con el Payaso se desata. Simplemente quiere poblar las alcantarillas. Desafortunadamente, con todo lo que ha acontecido, Ace Chemicals ha comenzado a verter desechos tóxicos, haciendo que toda persona sufra consecuencias.

Batman, al darse cuenta de ésto, decide salvarlos y para ello tiene que enfrentarse a Croc. Las consecuencias son más que obvias... 

Algo que es interesante, pero que no precisamente salva este número es la interacción entre Waylon y Batman sobre la importancia de las máscaras y los actos que definen a las personas. 



Conclusiones

Todo lo que vimos en este arco, supuestamente parte del Joker War, bien se puede omitir. El arte tanto de Walker como Rocaforth es bastante digerible y las interacciones de Tomasi también son buenas. Sin embargo todo esto se nota exageradamente forzado para quedar en medio de la epopeya de humo que Tynion nos vendió y que, caímos muy estúpidamente.  Es una lástima que Tomasi no haya brillado en lo absoluto en esta vuelta. 

Nuevamente, en tiempos, nada hace sentido, porque eso representaría que Batman ha estado en varios lugares al mismo tiempo (que sabemos lo puede hacer, pero para fines narrativos es absurdo). Aunque no hay necesidad de leer otras cosas, si hay mucho trasfondo que no se explica (la ausencia de Gordon, la inconformidad de Croc, lo que le sucede a Lucius...). En fin, ni siquiera como preámbulo para el 1027 sirve... 

Esperemos a ver qué sucede luego de ese hito. Y que dejen se insertar con calzador a TEC en historias más grandes, que, ni siquiera, lo son. 

jueves, 24 de septiembre de 2020


Guión: Joshua Williamson
Dibujos: Eddy Barrows
Tintas: Eber Ferreira
Colores: Adriano Lucas
Letras: Steve Wands
Arte De Tapa: Barrows, Ferreira & Lucas

Aparentemente este es otro tie inn que tampoco debemos ignorar...

Mientras las Trinidad y los héroes rescatados de Apokolips tienen sus tareas asignadas, Wally West, Barry Allen y Jay Garrick corren intentando sacarse de encima a Darkest Knight, pero este les creó a su alrededor un mundo del cuál no pueden huir. Además, les libera una turba de Dark Flashes (zombificados) extraídos del Multiverso Oscuro para que se sumen a la persecución. El gran problema es que al tener varios velocistas al mismo tiempo corriendo no solo ocupan más Speed Force que puede limitar al uno del otro, sino que pueden agotar a la fuerza en cuestión. Wally West (Kid Flash) aparece, ya que su equipo está perdido y sintió que en la SP a sus otros compañeros velocistas.

Con Jay herido por uno de los zombies, Wally (el más crecidito (?)) decide "invocar" la formula de la SP, lo cuál acelerará el desgaste de la misma, pero detiene el tiempo por unos instantes. Después de algunas discusiones entre Flash Barry y The Flash, sobre el curso de acción a tomar, deciden que Wally (grande) tiene la mejor opción, que es regresar, incluye pasar por encima de los zombies velocistas y el propio Darkest Knight, para obtener la Moebius Chair en Castle Bat. Antes, sufren un cambio radical de atuendo Barry, Jay y el pequeño Wally, gracias a los intentos del DK por corromper la SP.

Así que cuando el tiempo se descongela, los velocistas van contra la horda, peleando contra los zombies, llegando a Castle Bat donde deben vérselas con otros Dark Batmen y Groblins; Jay cae y decide quedarse a proteger a los demás, y Kid Flash abandona la carrera para ayudar a Jay. Así Barry decide usar su SP para darle un empujón a Wally y así este llega a la Moebius Chair. Además gracias a esto recupera su traje rojo logra ingresar a la SP. Dentro están su familia, y los otro velocistas, incluyendo a Barry, Jay y el otro Wally. Logró usar la silla para salvarlos y ocultarlos. Ahora, gracias a esto, tomará el poder de la silla (y de vuelta al outfit Manhataneado), para junto a Jay y Barry, llevarle la silla a Wonder Woman.


LO QUE DEJÓ ESTE ISSUE


Bien, otro spin off que cuenta, ya que sigue tras los eventos de tanto 'Death Metal' #3 como Trinity Crisis. La historia sigue en el isse 4 de Death Metal, así que tuvimos algo así como un 'Death Metal' #3.8 (?).

Entretenida historia, y obvio que pone en foco la importante que Wally West (el adulto) es para la continuidad desde Rebirth hasta la fecha (y para seguramente sacarle el dedo del medio a Dan Didio (?)). Personalmente, y si bien entiendo eso, lo emocional que no paró de vivir Wally en todo este tiempo, tal vez se pierden unas páginas en esto, que es 0 relevante para la historia.



El número es entretenido, el detalle de los Dark Flash zombies estuvo buenos, entre los cuales se incluyó un Grodd y hasta un (por supuesto) BatFlash (que no era The Red Death) y un Flash Joker (why the fuck no?). El breve diseño "oscuro" también fue interesante. De hecho, ya veo a McFarlane Toys no dejándolos quedar en el olvido.

El arte por Eddy Barrows, Eber Ferreira y Adriano Lucas fue muy bueno. Me gustaron muchos los colores de Lucas sobre todo.

Bien todo promete seguir en el próximo número de Death Metal así que veremos como se desenvuelve esto.

domingo, 20 de septiembre de 2020

 


Título: "DUENDE"
Guión: Ram V
Arte: Fernando Blanco 
Colores:  FCO Plascencia
Letras: Tom Napolitano

*Nota: este número de Catwoman contiene tres historias, dos de las cuáles derivan de sus acciones directas de sus aventuras en la ciudad de Villa Hermosa. Para fines de la reseña no se considerarán de lleno y sólo nos centraremos en lo correspondiente al evento Joker War.

Derivado de los eventos de Joker War, sabemos que Catwoman fue herida previamente a la detonación del caos en Ciudad Gótica. En esos momentos Batman no pudo acudir a su rescate ya que toda la escalada de los eventos provocados por el Joker en su afán por destruir al Encapotado provocó que fueran muchos los frentes a cubrir. Sin embargo, como todos sabemos, Selina cuenta con más de nueve vidas... 

En este caso el Pingüino fue quien la llevó a su guarida para aislarla junto a los demás villanos, a sabiendas que el desastre del Joker sería mucho más grande de lo esperado. 

Sin embargo, llegó un punto en que Selina decide hacer su parte para volver con Batman, convenciendo tanto a Cobblepot como a El Acertijo de que se unan en su accionar con la promesa de generarles mucho dinero. 

Lo anterior significa que deberá buscar a The Underbroker para recuperar el dinero que el Joker movió a su cuenta y así expiar un poco el pecado de haber dejado sin recursos económicos aparentes a su ex-prometido. 


La Gata sabe que ya se ha enfrentado antes a retos en los que ha tenido que lidiar con situaciones tan atípicas y tan salvajes como domar a un tigre solo con sus pasos de baile. Justo a lo que tiene que enfrentarse ahora: un escenario caótico que de alguna manera la está alejando de Batman  y el escenario que nos pintara Tom King hace un par de años. 

El particular trío se dirige a la guarida del primo lejano de The First Victim (aceptémoslo, Tynion de plano no brilla por su capacidad de crear nombres memorables ni conceptos que puedan trascender un par de números) para arrebatarle una cuantiosa suma de dinero: todo el dinero de Wayne Industries y del crimen organizado de la ciudad. 

Con ayuda de Nygma, Cat entra al edificio y comienza la operación de hackear sus sistemas de seguridad. Previo a sufrir los graves ataques producto de la aparición de Punchline, la ex prometida de Batman había asegurado los planos de la guarida del inversionista de los villanos. 

Una vez dentro, Oswald distraería a los payasos que están vigilando el lugar. Esto provocaría que que toda la atención estuviera fuera del edificio y sus alrededores y así darle la oportunidad a la otrora villana a que pudiera hacer su movimiento.  Sólo que su clásico movimiento sigue siendo el mismo: traicionar a los villanos. 

Mientras Nygma está realizando la transferencia de fondos, Cat coloca una ruta alterna que evita que se filtre la fortuna de Wayne y el dinero del resto de los villanos. Esto provoca un coraje tremendo en Edward quien no puede hacer nada más que la rabieta. No así con Oswald quien sabe que la gata buscará escapar y le tenderá una trampa para acabar con ella. 

Selina memorizó los planos y las rutas de escape antes de dárselas a Nygma, así logra escapar por un sitio que él no tenía contemplado. No obstante, El Pingüíno había ordenado a sus secuaces cubrir las posibles rutas y la intercepta, para ordenar a uno de sus matones dispararle y quedarse con el memory stick en donde fueron recolectados todos los fondos disponibles del entramado de Underbroker. 

Justo cuando estaba a punto de recibir otro disparo a quemarropa, Selina es rescatada por el Detective Hadley, un antiguo vínculo en sus andanzas en Villa Hermosa. No obstante, ella desfallece al estar desangrando. 

Al poco tiempo despierta a sabiendas que tiene que culminar su misión y hacer llegar el mensaje del movimiento de dinero a alguien de la Batifamilia. Y es nada más y nada menos que a Luke Fox en su camino a ver a Barbara Gordon

Cat le indica que el dinero ha sido enviado a una cuenta a nombre de su padre, además de una porción que fue "tomada" de los villanos de la ciudad, misma que le pide usarla para la beneficencia. 

Ella sabe a la perfección que luego de esta doble traición a los villanos de Ciudad Gótica, todos estarán trás sus pasos. Aunque el vínculo con la Batifamilia siga de alguna manera implícita, no se sabe a ciencia cierta qué es lo que pasará con su relación con Bruce Wayne y mucho menos ahora que se dirige a Alleytown (Gótica tiene más suburbios y barrios que cualquier ciudad del mundo al parecer) para reconstruirse desde la raíz. Enseñando a un grupo de chicos los artes de un verdadero ladrón...


Título: "An Untold Tale of the Red Hood"
Guión: Scott Lobdell
Arte: Brett Booth 
Tintas: Dany Miki
Colores:  Arif Prianto
Letras: A Larger World's Troy Peteri

Jason Todd está de vuelta en la ciudad justo a tiempo para ver la escalada de violencia que el Joker  está desatando con una cantidad absurda de esbirros. Y aunque sabe que hay maneras mucho más efectivas de lidiar con todos ellos, es la ciudad de Batman y la última vez que casi rompe la regla de no matar, Bats casi lo mata ¯\_(ツ)_/¯

A sabiendas que quizá luego de El Encapotado, él es de los pocos que saben cómo es que puede llegar a funcionar algún plan del Arlequín del Mal (si es que acaso es posible descrifrar un patrón en ello), acude al antiguo refugio para niños rebeldes de Ma Gunn

Jason comienza a deambular por el lugar en lo que tiene flashbacks tanto de la vez que fue visto robando los neumáticos del Batimóvil como la primera vez que conoció a Bruce Wayne, sin saber que éste y su captor eran la misma persona. 

El lugar le trae bastantes recuerdos y sobre todo pareciera que le está tocando alguna fibra sentimental cuando de pronto se sabe rodeado por una orda de payasos que lo han seguido hasta ahí... Lo que ellos no saben es que todo ha sido parte del plan de Jason.


El lugar anteriormente fue usado como guarida para los Outlaws, por lo que preparó el lugar como una trampa en caso que alguna vez fuera sorprendido por algún villano. Sabe que Batman no aprobaría sus métodos, pero la situación pareciera ser que demanda eso y mucho más. 

Los payasos lo atacan y en lo que se activa el mecanismo de autodestrucción, Red Hood tiene que pelar con todos para mantenerlos en el lugar. Sin embargo, en el fragor de la batalla escucha el lamento de una chica siendo golpeada por una barra de metal. Y eso de inmediato detona recuerdos para nada gratos en su memoria. 

Acude en búsqueda de esa voz sólo para darse cuenta que se trata de Duela Dent, la llamada Hija del Joker quien está siendo vapuleada por Punchline. 

Jason pretende rescatarla, pero es sorprendido por una DickyBoy con una máscara de payaso cubriéndole su antifaz típico. Además de un transmisor y detrás de éste, la voz del Joker tratando de jugar con la mente de Jason, mientras se enfrenta a su hermano de batisangre sin reconocerlo. 

Cuando la pelea parece ser de lo más equilibrada, Punchline golpea por la espalda a Jason con la barra de metal para dejarlo noqueado. Un par de minutos después, éste despierta ante la destrucción del refugio y de entre los escombros logra rescatar el cuerpo inerte de Duela (sin embargo, es todo un sueño ya que Punchline la ha mantenido viva para quién sabe qué objetivo).

No tiene tiempo de dolerse ante su fracaso ya que recibe el llamado de auxilio de Batgirl y tanto él como Tim saben que tienen que acudir al hospital infantil a evitar algo peor.


¿Qué nos dejan estos títulos?

Algo que se ha venido referenciando en las entregas de Joker War dentro de su título principal, es la falta de material interesante. Estos títulos en si, aunque para nada perfectos, brindan esa sensación de urgencia que el central no está generando. 

En el caso de Catwoman, nos brinda una perspectiva interesante de cómo Selina tiene que lidiar con las consecuencias de lo planeado en algún momento con The Designer, mucho antes del fallido bati-casorio. Además, todo lo que es el plano artístico (incluídas las otras dos historias que no se reseñaron aquí, dado que no entran en el contesto malorquestrado por Tynion) deja una sensación de buen sabor, ya que ver en un mísmo título arte de Fernando Blanco, John Paul Leon y Juan Ferreyra, además de los colores de FCO, aunque con notorias diferencias en estilo, da un aire bastante interesante a la Gata. Sin olvidar ese arte de portada de Joëlle Jones. 

El ver a Selina manejando trampas sobre trampas y deambulando una delgada línea entre el bien y el mal siempre va a ser un deleite (cosa que King no terminó de mostrar salvo en una contada ocasión al momento de seleccionar el vestido de novia). Además, Ram V viene con bombo y platillo des que hiciera un par de historias cortas en annuals y el número de aniversario de la gata. 

En el caso de Jason Todd, siempre es grato verlo interactuar con su pasado y recordar esos momentos que lo hacen todavía vincularse con el resto de la Batifamilia, por más diferente que sea. Ahora, el arte de Booth, no es algo tan atractivo para muchos, puede ser medio forzado, sobre todo en algunos escorzos, pero aquí al menos está dando una grata obra, además que las tintas de Dany Miki ayudan mucho a todos los detales. 

Una historia medio forzada ya que se supone Red Hood está en medio de una pelea interdimensional en su título respectivo, lo que hace que todo se vuelva confuso y no sepamos en qué punto del tiempo estamos en lo que concierne al segundo delos Robins. 

Otra cosa... la última vez que vimos a Duela Dent, precisamente fue en el título de Nightwing sin generar gran cosa. Resulta bastante raro que Punchline y el Joker la hayan usado de rehén para desanimar a Red Hood. Aunado a que, se supone también que la última versión de la Hija del Joker fue quien se encontró su rostro en aquellos lejanos números posteriores a Death of the Family durante los New 52. Eso si, es casi seguro, que no volveremos sa saber de ella en un muy buen rato a pesar del tipo de final que se da a este número.

Como sea, estos dos títulos de al menos logran algo que el principal no: entretener. Quizá sin sentido, quizá muy alejados de la perfección, pero terminan siendo una bocanada de aire fresco a un evento overhyped venido a menos...



jueves, 17 de septiembre de 2020

 


Título: 'Doom Metal' - Part 1
Guión: Joshua Williamson
Dibujos & Tintas: Xermanico
Colores: Romulo Fajardo Jr.
Letras: Tom Napolitano
Arte De Tapa: Liam Sharp & Dave Stewart

Ahora le toca a Justice League entrar en terreno de tie in de 'Death Metal' y será por 4 issues.

Dick Grayson tiene un pequeño flashback, cuando solía jugar a las escondidas con su padre (Batman). Es decir, él se escondía pero Bats siempre lo encontraba, una vez pudo ganarle y oculto bajo el Batmobile, terminó en una reunión de La Liga De La Justicia y quedó pasmado al ver todos esos héroes juntos.

En el presente, en la Tierra conquistada por The Batman Who Laughs (ahora Darkest Knigth), Nightwing, en un estilo de caballero errante, montado en un caballo metálico (forjado por Wonder Woman), encuentra a Bobo (también en modo caballero) rodeado de unos monstruosos Creepers montados en unos Solomon Grundys (!), que amenazan convertirlo en comida de Groblin. Nightwing se trata de poner un alto pero las criaturas atacan. Ahí es cuando Hawkgirl (a estas alturas ya no tengo que decirles que todo personaje parece sacado de algo así como la colección de figuras Gormiti) se hace presente.

Después de habérsela rajado a los bicharracos, le revelan a Bobo que lo estaban buscando pero este parece reacio a sumarse a la nueva resistencia. Pero finalmente es convencido y Dick y Shiera deberán seguirlo a él. Es el Hall Of Justice, donde dice Detective Chimp se ocultó cuando su equipo fue derrotado y que además, alguien más andaba por ahí investigando. El hecho es que Hawkgirl y Martian Manhunter están en la búsqueda del trono de Perpetua, aunque J'onn desapareció yendo a hacer algo por sí solo y Bobo desvela que el otro que moraba por ahí, es nada más ni menos que Lex Luthor. Lex se ofrece para ayudarlos a encontrar el trono, oferta que no es bien recibida por Dick y Shiera (que trata de romperle la calva).

Lex dice que el trono está custodiado por un monstruo que creó Perpetua con los restos de los Omega Titans, The Omega Knight. Y que J'onn desapareció tratando de ir el solo a destruir el trono, pero se enfrentó con otro Dark Batmen que fue dejado también en custodia, Mindhunter.


LO QUE DEJÓ ESTE NÚMERO

Viendo que no se privaron de tener su propio 'The Resistance' en esta secuela de 'Metal', la verdad aunque parece relleno, también parece que va a ser obligatorio leer esto.

La misión de Hawkgilr/MM fue dictada por Wonder Woman en 'Trinity Crisis', y que Lex vaya por sus ex compañero de Legion Of Doom, se nos desveló en 'Death Metal' #3, aparentemente ya con el Death Metal en su poder. 

En el espíritu de complicar CADA VEZ más, ahora ante este grupo de héroes recién liberados (como se vio en DM #3) aparece el Bat Martian Manhuner y un Frankenstein hecho de Omega Titans.


Nightwing le contó a Bobo de su regreso tras la amnesia y se sintió raro que se toque ese tema cuando en teoría pasó MUCHO hasta esto. Además uno de los Creepers pregunta "cuál de todos" cuando advierten que Nightwing apareció (¿veremos algunos Nighwings del Multiverso Oscuro?). Además, no fue el único desconcertado (otro colega del Blog me dijo haber quedado en las mismas) con Dick diciendo que "jugaba con su padre" a las escondidas. Lo dijo por Batman al final o por su padre verdadero y luego comparando que ocultarse de Batman era casi imposible. No entendí.

En fin, no creo que estos números puedan ser juzgados demasiado de forma individual, no hubo mucha acción, pero un par de revelaciones que despiertan el interés a futuro de estos tie in. El arte de Xermanico y Fajardo me gustó, hizo llevadero el número.


Título: "Joker War" - Part 5
Guión: James Tynion IV
Dibujos & Tintas: Jorge Jimenez
Colores: Tomeu Morey
Letras: Clayton Cowles
Arte De Tapa: Jimenez & Morey

La penúltima parada antes del Main Event y todo eso... 

Joker se sube en su peculiar limusina para atravesar Gotham disfrutando del caos en camino hacia Ace Chemichals. Conducido por un henchmen de nombre Abe que escucha como El Duque De La Muerte le explica lo que es Gotham en realidad, una ciudad que solamente quiere destruirte y que los intentos de Batman por salvarla son solamente una prueba de que el verdadero loco es él. Logra dar con Punchline, que le informa que Bats se escapó y la dejó esposada pero encontrada por otros henchmen antes de que la policía lo hiciera. Así que es hora del último movimiento, esparcir la toxina mientras espera que Batman lo encuentre en Ace. Y para ello, tiene un traje nuevo para recibir a su némesis.

La idea es esparcir la toxina nueva en los cines que se van a llenar por la oferta que Joker hizo anteriormente. Además cada Payaso será retribuido con 1.000 dólares por víctima y un 1.000.000 si la víctima es de Batfamily... mientras, en Ace Joker mata a todo "testigo" (habiendo empezado con Abe).

Batman por su parte reúne a su familia (y Harley Quinn y no Damian). La sitrep es la siguiente: Batwoman y la GCPD han rescatado a Lucius (como se vió en "Detective Comics" #1025) y van a detener la creación de más vehículos. Batgirl intentará tomar la Torre del Reloj, mientras Bats se dirige a Ace, pero Harley quiere ir con él para matar a Joker ella misma. Además, Bats le entrega a Ric Dick un traje de Nightwing antes de irse.

En la firma donde opera Underbroker, Catwoman, Penguin y Riddler, preparan su gran asalto para quedarse con el dinero de Joker. Eso se ve como termina en "Catwoman" #26.

Antes de entrar en Ace Batman y Harley tienen una acalorada discusión, ella sabe que no lo matará pero esta vez sostiene que debe finalizar las cosas de una vez por todas y que ella irá sin piedad por su ex puddin', si él falla; Batman sostiene que no y ella amenaza con enfrentarlo. Batman hace caso omiso y Harley al final ni trata de pararlo.

Bats ya está dentro de Ace y clama estar preparado para todo lo que pudiera tener listo. Pero de repente aparece ante él Alfred zombie (manipulado con la tecnología de The Designer) ante lo que el Murciélago no quiere creer sea cierto y tras él Joker vestido con el batsuit revelado en la primera parte de este arco, con un revolver y advirtiendo que no, no estaba listo para todo.


LO QUE DEJÓ ESTE NÚMERO

Bien, hace ya un par de issues (y no exagero al decir, que este temor se me empezó a gestar en los últimos issues de 'Their Dark Designs') perdí toda esperanza en que el arco fuera bueno. Solamente mantengo la esperanza (cada vez más tenue) en que el issue #100 al menos tenga un final histórico.

Digo, como marcada el epílogo de 'City Of Bane', este arco era el fin. Pero bueno, se suponía que los personajes más importantes de DC tendrían historias con gusto a finales para ser luego reemplazados en 5G y Batman iba a ser mensual, hasta llegar al número #100, con King terminando lo suyo con Batman/Catwoman, en simultaneo y luego sí, el reboot con BatLuke. Voló Didio, Bat/Cat recién debutará en Diciembre, Batman se siguió bimensual y continuará tras el 100 con Tynion, lo de 5G será un one shot, BatLuke será una miniserie (aparentemente NO en continuidad) con Jim Lee diciendo que alguna repercusión tendría a futuro y afectaría otros Batbooks pero, ni 5G (como iba a ser) ni reboot habrá. Así que... ¿habrá cambiado mucho lo que Tynion tenía planeado para esto? ¿Habrá un final distinto para esta batalla que ya era vendida como final? El status quo de Gotham cambiará tras esto, si se sabe, pero, eso ya pasó varias veces. 

Tynion hastá acá nos llevó en un viaje de muchos rogues, algunos personajes nuevos poco excitantes, grandes dibujos, pero básicamente poco emocionante. Pocos momentos destacarles, solo parece que nos lleva a destino y no mucho más, y aún así, en destino aún esperamos una sorpresa que tampoco sería descabellada... de una forma u otra, Joker deberá quedar fuera de la ecuación por un buen tiempo, pero si no muere (ya sea en manos de Batman o de alguien más, como deslicé en la review anterior), será (por más que el issue sea bueno) más de lo mismo. Batman llegará al 100 por segunda en sus 80 años de vida (me refiero al comic no al personaje que tiene uno más) y creo que dado que eso se dio hace 64 años, debería darnos algo que recordar. 

El número en sí, como dije, no dijo demasiado, tal vez si fue más disfrutable que otros (sobre todo los 3 primeros del arco), el arte fue alucinante, tal vez lo mejor de un gran Jorge Jimenez y unos colores imponentes de Tomeu Morey, pero momentos decepcionantes/ridículos tiene unos cuantos.

La tapa nos vendía como que Nightwing iba a ser clave... solo lo vimos recibiendo su traje, y además en otro momento digno de la serie protagonizada por Adam West (como aquella "materialización" de la katana en Batman #93) no se sabe donde carajo tenía guardado el maletín con el traje, solo lo hizo aparecer dentro de su capa.

Un discurso bastante seco con la familia sin dar demasiadas instrucciones.


Aparentemente en vez de entregar (y vaya a saber si interrogar) a Punchline a la policía o tenerla bajo custodia, simplemente la dejó esposada... o sea.

Clowhunter tuvo una pequeña aparición, estaba en un edificio sosteniendo un cadáver de Payaso, y veía como la limusina de Joker se paseaba por la ciudad (supongo que pudo sospechar que Joker iba ahí). No hizo nada, solo lucía (en la cabeza de Tynion) amenazante. Soltó el cadáver y parecía que iba a ser sobre la limo... y no.

Pasé por alto en la review la escena donde Batman detiene con un batarang el misil de un payaso que los vió desde otro edificio a todos juntos. Luego Spoiler y Orphan lo sorprendieron.

Lo de zombie Alfred no es que me lo esperaba, pero tampoco es un shock o algo que te deje agarrándote la cabeza. Buen elemento no obstante.

Por desgracia, el pope de Bleeding Cool, un día antes de salido el número, spoileó que una figura que se viene y mostraba a Joker con el Batsuit diseñado por Alfred (era una descripción, no había foto ni nada). No sabíamos si era un diseño para los comics, pero bueno, con algunas de sus modificaciones y todo, es claro que Tynion lo sacó de aquella figura de Hot Toys (luego hasta se hizo un Funko Pop) de la película del Suicide Squad, donde Joker Leto usaba un traje jokerizado de Batfleck con una de sus pistolas gangster (imaginando que de seguro el revolver que muestra acá es de Joe Chill). Hasta llegaron a decir algunos que el diseño venía de una idea descartada para la película (vaya a saber uno).

A lo largo de las reviews dije que se venía abusando del refrito de historias recientes y no tanto Tynion, incluida alguna propia y esperemos, que todo haya valido la pena para el final. ¡OJALÁ!    

domingo, 13 de septiembre de 2020

 


Guión: Scott Snyder
Dibujos & Tintas: Francis Manapul
Colores: Ian Herring
Letras: Tom Napolitano
Arte De Tapa: Manapul

Este mes no tenemos 'Death Metal' #4, pero si unos cuantos tie ins, donde este, PARA nada es evitable.

El issue comienza con unas espectaculares splash pages que rememoran las tres crisis que serán revisitadas en el evento: "Crisis On Infinite Earths" (alias LA MADRE de todas las crisis), "Infinite Crisis" (la secuela de COIE) y "Final Crisis". Se puntualiza que en todos los casos, la victoria fue lograda de forma pírrica y gracias a la unión. Pero ahora, la misión es aún más difícil que las veces anteriores, ya que Batman Who Laughs creó tres mundos donde las tres crisis mencionadas ocurren de forma permanente y sirven para alimentar a Perpetua y la misión es en cuestión es ir donde esos mundos y robar la energía de las mismas (con a las Mother Boxes - Alfred boxes - de Darkfather).

Con la ayuda de Jarro para con sus poderes poder camuflar a los héroes, La Trinidad será acompañada por Harley Quinn, Jonah Hex y Swamp Thing hacia Castle Bat, mientras y Hawkgirl y Martian Manhunter con su equipo irán a destruir el trono de Perpetua y Los Linternas irán por las antenas que también alimentan a la diosa.

Acceder a Castle Bat como uno podría imaginarse no sería cosa fácil y menos con Grim Knight como principal encargado de la seguridad, para poder evitar tanta trampa, Swampy decide invocar a los pocos seres del Verde que aún viven y pedirles que se fusionen para poder moverse entre el suelo sin ser vistos.  Funciona, pero cuando casi están dentro, otro grupo de Dark Batmen los encuentra. Cuando a los héroes se les venía la noche, Superman hace que Jarro controle la mente del castillo y así no solo escapan sino ingresan a este por una cueva, y dentro de esta se encuentran con ¡Barbatos!

El dios que está encadenado tiene una pequeña batalla dialéctica con La Trinidad hasta que Superman lo manda a dormir de un puñetazo (!). En la entrada a la cueva Harley, Hex y Swamp Thing esperarán a que los demás regresen para poderlos guiar de vuelta, pero son sorprendidos por Robin King. El pequeño psicópata hace gala de su cinturón que tiene elementos hechos a medida para derrotar a cada héroe, con batarang (¿o será robinrang?) que hace que Swampy se pudra, tiene un mazo de la Harley de su mundo para la Dama Payaso y una bala con un elemento que come tejido necrótico para Jonah. Aunque signifique dejarlos por ahora sin guía para el regreso a la Trinidad, Swamp Thing logra mover las paredes para escapar del Robin malvado y Jonah se desvanece.

Batman, Superman y WW encontraron el portal hacia los mundos de crisis y se acercan gracias a las Alfred Boxes cada uno a una de ellas. Bats a COIE, Superman a FC, y WW a IC. Pero cada uno aprenderá (y lo oiremos de la boca de Superboy Prime hacia Diana) que en estos mundos las cosas no son como creían. Es decir, en estos, los buenos perdieron.  



LO QUE DEJÓ ESTE NÚMERO

Un tema principal a tratar acá, es que salvo las historias co escritas por Scott Snyder en 'Guidebook' y 'Legends Of The Dark Knights', estos tie in podían evitarse... pero este no. Este plantea cosas MUY importantes, como dicen muchos, es básicamente 'Death Metal' #3.5... y esto seguro que obedece al hecho de tener a Greg Capullo como artista principal, y como él trabaja, esto debía ser incluido en uno o dos issues más, lo cuál haría que la serie deba expandirse por más tiempo... esto pasó en 'Metal', y espero que cuando se coleccione la serie, este issue (y si alguno de los otros tie in que vienen es de similar importancia) sea incluido en la colección principal (como algún par de issues que debía tener similar destino en la de Metal) para evitar confusiones en quienes compran los coleccionables sin seguir las series de forma regular.

Con los guiños pertinentes a las crisis ya mencionadas, avanza la historia del issue #3, con los grupos separándose para debilitar por tres frentes distintas a Perpetua.

Jarro ingresa como un jugador muy importante y se roba el número a base de sus continuas puteadas. Y si bien funcionan de manera excelente como comic relief, no me queda muy claro porque Harley y Jonah acompañan a la Trinidad... bueno lo de Jonah se puede explicar por lo de su historia en el tie Guidebook. Ahora, si era tan importante para Batman (tiene la misión de encargarse de él si o cuando el anillo lo controle), tenemos que contarlo out. Además Superman, se revela que lo que Batman sabía de él, era que se está transformando en nuevo Darkseid... volviendo a lo de Harley y Jonah, si están ahí porque son como dijo HQ, "descartables", eso hablaría de WW como una líder menos piadosa que Bats o Supes


Además de Grim Knight, vimos a una nueva gama de Dark Batmen como Warbat (Bat Mongul), Mindhunter (Bat Martian Manhunter), Batmazo (imaginen Bat quien), Kull (una hija - pelirroja :O - de Batman y Wonder Woman) o Pearl, que en realidad es Martha Wayne de vaya a saber que Tierra que obviamente se metía con la cabeza de Bruce.

Otra vez hubo otro guiño a la competencia. Robin King usó un mazo que le pertenecía a la Harley de su Tierra contra Harley, que se parecía DEMASIADO al Mjölnir y la BatMartha (?), podría remitir al villano Mysterio.

En el espíritu de Metal, en cada issue las cosas se complican más ante soluciones posibles, todo empeora. Las Crisis que fueron a "atrapar" (sus energías) no salen como ellos esperan (con sus triunfos), Superman, Batman, Swamp Thing están parece en una carrera contra el tiempo, mientras Darkest Knight trata de robar la Speed Force (con los diseños de los Flashes, nos dan un guiño al venidero 'Speed Metal', porque dichas 'transformaciones' no han ocurrido aún).   
  
Francis Manapul fue la conversación de la semana con su TREMENDO trabajo. Verdaderamente parece estar en su mejor momento. Y palmas para el colorista Ian Herring por unos sublimes tonos.

 


Título: "Batgirl #47" (“Anatomy of a Joke”) y "Batgirl #48" ("Gordons never give up", part 1) 
Guión: Cecil Castelucci
Arte: Robbie Rodriguez  
Tintas: Richard Friend 
Colores: Jordie Bellaire
Letras: Andworld Design

Es bien sabida la enfermiza relación que se ha establecido entre Barbara Gordon y el Joker desde aquél lejano 1988 en la historia de The Killing Joke de Allan Moore y Brian Bolland.

Ahora, con la premisa tan catastrófica que nos han venido del evento Joker War, y con el hecho que desde hace tiempo las identidades de toda la Batifamilia han quedado más que claras para el Arlequin del Mal, la venidera batalla entre este malechor y Batman seguramente va a tornarse bastante dolorosa. Y sabemos que a quien más le va a doler va a ser al Encapotado. 

Barbara vuelve a su departamento luego de varias peripecias que incluyeron fantasías medievales y un poco de escarceo romántico con Jason Bard (si, el mismo que jugó un papel medianamente crucial en el encarcelamiento de Jim Gordon en el lejano Batman Eternal). 


Entre el tratar de aparentar ser una chica normal, retomar un poco de las opciones que la vida misma le está dando con Jason, el hecho que las cosas no han estado del todo bien con Dick, el Comisionado Gordon y el resto de la Batifamilia, ha provocado que la actitud de la otrora Oracle haya evolucionado desde aquella época en la que era la hipster en el barrio de Burnside en Ciudad Gótica. 

Ahora, no nada más pretende tomar el control de las cosas que la rodean, sino aprender a actuar acorde a las circunstancias, ya que sabe que ha estado reaccionando a muchas cosas en lugar de estarlas alineando de forma calculada. Sabe que debe colocarse en el punto central de su vida y no darle ese sitio a nadie más. Y es justo en ese momento que se da cuenta de algo... 

Babs tiene memoria eidética, por lo que se da cuenta que la mesa de centro está ligeramente fuera de sitio. El olor comienza a tornarse extraño y justo se da cuenta que el Joker está en la misma habitación que ella. 

Comienzan la pelea entre ambos, y aunque la hija de Gordon puede cuenta con más destreza, ahora el Joker tiene acceso a los recursos de Wayne Tech, por lo que es capaz de paralizarla usando un dispositivo que "apaga" el implante en su columna. 

Barbara cae al suelo al ya no tener la sensación de sus piernas y el dolor y mareos que semejante situación le provocan hace que su mente comience a nublarse, además de que está cayendo presa de las tretas del Payaso, al tratar de convencerla que le de acceso a la Baticomputadora. 


Aquí es donde se puede interpretar que la lucha no nada más será física, sino que esta versión de Joker pretende hacer uso del tremendo dolor y trauma de Babs, haciéndole recordar momentos tan escabrosos como la vez que le disparó, cuando Nightwing sufrió el disparo de KGBeast, además de que ella es parte de una familia que no precisamente la acepta... 

Barbara se da cuenta del juego en donde quiere llevarla, quiera quebrarla emocional y mentalmente, tal como intentara con su padre en dicha historia de Moore. Pero no contaba con que la mejor arma de Batgirl es su cerebro, situación que el Joker no acepta y pretende seguir infringiendo más daño, pero ahora físico. Para eso, usa el artilugio que es capaz de "controlar" las piernas de Babs y la lleva a la azotea del lugar. 

Antes de subir, ella activa una alarma que es su conexión directa con la Mansión Wayne y la Baticueva, sólo que recuerda que la última persona que acudió a ese llamado ni siquiera fue Bruce y mucho menos Dick, fue Alfred.

Joker le recuerda lo que Bard le hizo a su padre y cómo ella seguramente está jugando con él, de igual forma le recuerda que lo sociópata corre en la sangre de la familia, haciendo alusión a su hermano James Jr. 

Babs de alguna manera le quiere hacer entender que es imposible acceder a los datos de la Baticueva, ya que todo está cifrado en múltiples códigos, no obstante, sabe que mientras el Joker tenga el dispositivo que controle su implante, no podrá lograr mucho, así que decide arrancárselo y tomar una viga y con ello atacarlo por la espalda. 


La pesadilla de Barbara se estaba volviendo realidad, vivir una y otra vez esa noche en la que sufrió el disparo del Joker, como la relación con su hermano y su padre se tornaba aún más áspera con el pasar de los años. Las tres figuras, además de la de Batman, que más la han marcado. 

Al parecer alguien la encontró desangrando en la azotea del edificio y la llevó al hospital, sin embargo ver a James Jr. como su cuidador no fue del todo de su agrado. Y mucho menos cuando éste tiene que llevarla a su departamento sólo para comenzar a discutir con su padre, quien sigue teniendo que lidiar con las consecuencias de todo lo sucedido con el Batman Que Ríe

Barbara nuevamente tiene que lidiar con la silla de ruedas, pero sabe que es cuestión de tiempo para que el Joker haga otro movimiento y ella,  y el resto de la Batifamilia se vean involucrados. Es por eso que decide llamar a la única persona que puede manipular tecnología Wayne Tech a un nivel similar al de Bruce: Luke Fox, quien estaba acudiendo al llamado de Lucius Fox (de momento controlado por Punchline).

Éste acude sin dudarlo al auxilio de Babs (siendo trasladado por Catwoman), y juntos logran reiniciar el implante y colocarlo en su columna para que que recupere la movilidad y así de seguimiento al asesinato de "Batgirl".


¿Con qué nos quedamos?

La "batalla" tanto mental como física entre el Joker cada vez más empoderado con los aparatos de Wayne Tech, y sabiendo que es el mayor trauma en la vida de Batgirl dan una premisa bastante interesante. Y la manera de plantearlos a través del guión de Castelucci y el arte de Robbie Rodriguez dan un aire bastante grato de percibir, ya que desde hace mucho tiempo no se notaba un dinamismo tan bueno en las páginas de Batgirl. 

Ok, había tenido chispazos en alguno que otro momento (al inicio de New 52, un poco en Death of the Family y en algunos lapsos estando en Burnside), pero éste título suele venir a menos si no pertenece a un arco más grande. 

Ahora, no negaremos que esto aún no tiene una coherencia. Se supone que el arco correspondiente a Joker War va del #47 al #50, por lo que esa supuesta "Batgirl" encontrada muerta, la lucha emocional que está experimentando James Jr., así como la participación de Luke Fox y Catwoman aún tienen mucho qué dar. 

El arte no es perfecto, sin embargo tiene momentos muy buenos como la secuencias de mareos y pesadillas de Barbara, así  como la pelea sangrienta que tiene con el Joker y cuando recién recupera la movilidad. 

Aunque no haya habido tanta acción y apenas estemos vislumbrando un poco del impacto que este evento tendrá con Barbara Gordon, ha sido grato recordar lo badass que es estando o no en silla de ruedas. 






Título: “Crystal Cleared” 
Guión: Dan Jurgens 
Arte: Ryan Benjamin 
Tintas: Richard Friend 
Colores: Rain Beredo 
Letras: Andworld Design

Tim, Jason y DRic(k) están a punto de enfrentarse a los esbirros del Joker y Punchline. Pero a su vez deben de evitar que estalle una bomba en el hospital infantil Alfred Pennyworth

Mientras tanto, Bea ha dejado el caos de Blüdhaven para llegar al caos de Ciudad Gótica, porque sabe que algo está pasando con Ric, además que presiente que algo malo ha pasado con Barbara, ya que no ha sabido nada de ella desde que le informó del ataque del Arlequín del Mal en su bar. 

DickyBoy, aún controlado siendo controlado por la pareja de villanos, tunde a golpes tanto a (Red) Robin como a Red Hood (con quien ya había tenido un enfrentamiento previo). Esto no sólo desconcierta a sus "hermanos de Bati-sangre", sino que pone en severos aprietos, ya que necesitan evitar que la bomba estalle y además tienen que enfrentarse a una versión de Grayson que saben que le puede hacer frente al propio Batman. 

Bea es testigo de la pelea entre Jason y el Cabbie, mientras Tim logra escapar para detener la bomba. Desde la lejanía, específicamente desde la azotea del edificio, la pareja de Payasos observan como el hijo de Batman se enfrenta al ahora hijo del Joker. 

Luego de un escarceo un tanto feo, Grayson logra tomar el arma de Jason y eso, ante los ojos de alegría del Joker sería dar un vuelco completo a su historia y a la de Batman: un Robin matando a otro Robin. En ese momento, Batgirl llega con la misión de arrebatarle el cristal que contola que le ha permitido controlarar los pasos de Grayson y logra evitar que éste dispare a quemarropa a Jason. Mientras tanto Tim tiene su propia lucha desactivando la bomba. 


DickyBoy también logra parar en seco a Babs y el cristal sale volando. Justo cuando está a punto de dispararle a Batgirl, Bea toma toma el artilugio y comienza a apelar a los remanentes de las memorias originales de quien conoce como Ric. 

Entre recuerdos que lo llevan a sus padres, a su etapa como Robin, con Alfred, con Gordon, con Donna Troy, con Barbara, Damian y con Bruce, DickyBoy lentamente rompe todas las ataduras mentales que tanto la Corte de los Búhos como el Joker le han impuesto. Dick Grayson está de vuelta. 

Bea sabe que esto representa que nunca más volverá a estar con el Ric que conoció. La Bati-familia se agrupa para dar el siguiente golpe al Hombre Pálido. 


¿Valió la pena la espera?

Batman llega a escena justo para revelar que, a pesar de todo, siempre estuvo cerca de Dick. Tenía que estar seguro que él sería capaz de librar la batalla por si solo. 

Aquí, pecaré de una parcialidad que seguramente habrán notado: saber que Nightwing está de vuelta, da una sensación de balance, no solo a la Bati-familia, sino a todo el Universo DC. ¿Razón? Es el héroe que es capaz de estar a la par de La Trinidad y no flaquear, aunado a que, luego de la pérdida de Alfred y lo poco que se sabe del próximo destino de Damian Wayne, necesitamos un respiro anímico. 

Francamente la historia de este tie-in, así como todo el trasfondo de Ric Grayson, hicieron que seguramente más de uno soltara el título. Aunque se sabía que esto no podía ser permanente, el seguir mes a mes las desventuras narradas por Jurgens simplemente fue un suplicio. 

Historias insulsas, la presencia de personajes de relleno, la poca interacción con el resto de la Bati-familia (sigo argumentando que desperdiciaron la relación Damian y Dick aquí), pésima sincronía con la muerte de Alfred y la prácticamente cantada desaparición de los Titans... Por ahí quizá brilló un poco la presencia de William Cobb en Year of the Villain, pero nada que fuese la gran cosa. 

Este número en especial, aunque bien pudiera parecer que fue satisfactorio, no precisamente lo es. Los dibujos de Ryan Benjamin no brillan, al igual que el entintado y algunos colores en una buena parte de los cuadros. El diseño del Joker es malísimo y hasta deforme, y no se diga de las proporciones de los personajes... 

El diálogo no es algo tan épico como debería: estamos hablando de la vuelta al juego de un héroe con 80 años de historia y no se realza para nada. Y qué decir nuevamente del manejo del tiempo: esto sucede luego de sucesos simultáneos en los títulos de Batgirl, Red Hood & The Outlaws, Young Justice y Batman, pero no necesariamente se ajustan a una misma coherencia... 

En fin, lo importantes es que ¡Nightwing, ha vuelto!