¡TODO LO QUE TENÉS QUE SABER DEL BATIVERSO ESTÁ AQUÍ!

domingo, 13 de septiembre de 2020

 


Título: "Batgirl #47" (“Anatomy of a Joke”) y "Batgirl #48" ("Gordons never give up", part 1) 
Guión: Cecil Castelucci
Arte: Robbie Rodriguez  
Tintas: Richard Friend 
Colores: Jordie Bellaire
Letras: Andworld Design

Es bien sabida la enfermiza relación que se ha establecido entre Barbara Gordon y el Joker desde aquél lejano 1988 en la historia de The Killing Joke de Allan Moore y Brian Bolland.

Ahora, con la premisa tan catastrófica que nos han venido del evento Joker War, y con el hecho que desde hace tiempo las identidades de toda la Batifamilia han quedado más que claras para el Arlequin del Mal, la venidera batalla entre este malechor y Batman seguramente va a tornarse bastante dolorosa. Y sabemos que a quien más le va a doler va a ser al Encapotado. 

Barbara vuelve a su departamento luego de varias peripecias que incluyeron fantasías medievales y un poco de escarceo romántico con Jason Bard (si, el mismo que jugó un papel medianamente crucial en el encarcelamiento de Jim Gordon en el lejano Batman Eternal). 


Entre el tratar de aparentar ser una chica normal, retomar un poco de las opciones que la vida misma le está dando con Jason, el hecho que las cosas no han estado del todo bien con Dick, el Comisionado Gordon y el resto de la Batifamilia, ha provocado que la actitud de la otrora Oracle haya evolucionado desde aquella época en la que era la hipster en el barrio de Burnside en Ciudad Gótica. 

Ahora, no nada más pretende tomar el control de las cosas que la rodean, sino aprender a actuar acorde a las circunstancias, ya que sabe que ha estado reaccionando a muchas cosas en lugar de estarlas alineando de forma calculada. Sabe que debe colocarse en el punto central de su vida y no darle ese sitio a nadie más. Y es justo en ese momento que se da cuenta de algo... 

Babs tiene memoria eidética, por lo que se da cuenta que la mesa de centro está ligeramente fuera de sitio. El olor comienza a tornarse extraño y justo se da cuenta que el Joker está en la misma habitación que ella. 

Comienzan la pelea entre ambos, y aunque la hija de Gordon puede cuenta con más destreza, ahora el Joker tiene acceso a los recursos de Wayne Tech, por lo que es capaz de paralizarla usando un dispositivo que "apaga" el implante en su columna. 

Barbara cae al suelo al ya no tener la sensación de sus piernas y el dolor y mareos que semejante situación le provocan hace que su mente comience a nublarse, además de que está cayendo presa de las tretas del Payaso, al tratar de convencerla que le de acceso a la Baticomputadora. 


Aquí es donde se puede interpretar que la lucha no nada más será física, sino que esta versión de Joker pretende hacer uso del tremendo dolor y trauma de Babs, haciéndole recordar momentos tan escabrosos como la vez que le disparó, cuando Nightwing sufrió el disparo de KGBeast, además de que ella es parte de una familia que no precisamente la acepta... 

Barbara se da cuenta del juego en donde quiere llevarla, quiera quebrarla emocional y mentalmente, tal como intentara con su padre en dicha historia de Moore. Pero no contaba con que la mejor arma de Batgirl es su cerebro, situación que el Joker no acepta y pretende seguir infringiendo más daño, pero ahora físico. Para eso, usa el artilugio que es capaz de "controlar" las piernas de Babs y la lleva a la azotea del lugar. 

Antes de subir, ella activa una alarma que es su conexión directa con la Mansión Wayne y la Baticueva, sólo que recuerda que la última persona que acudió a ese llamado ni siquiera fue Bruce y mucho menos Dick, fue Alfred.

Joker le recuerda lo que Bard le hizo a su padre y cómo ella seguramente está jugando con él, de igual forma le recuerda que lo sociópata corre en la sangre de la familia, haciendo alusión a su hermano James Jr. 

Babs de alguna manera le quiere hacer entender que es imposible acceder a los datos de la Baticueva, ya que todo está cifrado en múltiples códigos, no obstante, sabe que mientras el Joker tenga el dispositivo que controle su implante, no podrá lograr mucho, así que decide arrancárselo y tomar una viga y con ello atacarlo por la espalda. 


La pesadilla de Barbara se estaba volviendo realidad, vivir una y otra vez esa noche en la que sufrió el disparo del Joker, como la relación con su hermano y su padre se tornaba aún más áspera con el pasar de los años. Las tres figuras, además de la de Batman, que más la han marcado. 

Al parecer alguien la encontró desangrando en la azotea del edificio y la llevó al hospital, sin embargo ver a James Jr. como su cuidador no fue del todo de su agrado. Y mucho menos cuando éste tiene que llevarla a su departamento sólo para comenzar a discutir con su padre, quien sigue teniendo que lidiar con las consecuencias de todo lo sucedido con el Batman Que Ríe

Barbara nuevamente tiene que lidiar con la silla de ruedas, pero sabe que es cuestión de tiempo para que el Joker haga otro movimiento y ella,  y el resto de la Batifamilia se vean involucrados. Es por eso que decide llamar a la única persona que puede manipular tecnología Wayne Tech a un nivel similar al de Bruce: Luke Fox, quien estaba acudiendo al llamado de Lucius Fox (de momento controlado por Punchline).

Éste acude sin dudarlo al auxilio de Babs (siendo trasladado por Catwoman), y juntos logran reiniciar el implante y colocarlo en su columna para que que recupere la movilidad y así de seguimiento al asesinato de "Batgirl".


¿Con qué nos quedamos?

La "batalla" tanto mental como física entre el Joker cada vez más empoderado con los aparatos de Wayne Tech, y sabiendo que es el mayor trauma en la vida de Batgirl dan una premisa bastante interesante. Y la manera de plantearlos a través del guión de Castelucci y el arte de Robbie Rodriguez dan un aire bastante grato de percibir, ya que desde hace mucho tiempo no se notaba un dinamismo tan bueno en las páginas de Batgirl. 

Ok, había tenido chispazos en alguno que otro momento (al inicio de New 52, un poco en Death of the Family y en algunos lapsos estando en Burnside), pero éste título suele venir a menos si no pertenece a un arco más grande. 

Ahora, no negaremos que esto aún no tiene una coherencia. Se supone que el arco correspondiente a Joker War va del #47 al #50, por lo que esa supuesta "Batgirl" encontrada muerta, la lucha emocional que está experimentando James Jr., así como la participación de Luke Fox y Catwoman aún tienen mucho qué dar. 

El arte no es perfecto, sin embargo tiene momentos muy buenos como la secuencias de mareos y pesadillas de Barbara, así  como la pelea sangrienta que tiene con el Joker y cuando recién recupera la movilidad. 

Aunque no haya habido tanta acción y apenas estemos vislumbrando un poco del impacto que este evento tendrá con Barbara Gordon, ha sido grato recordar lo badass que es estando o no en silla de ruedas. 




0 Batcomentario/s: