¡TODO LO QUE TENÉS QUE SABER DEL BATIVERSO ESTÁ AQUÍ!

martes, 4 de mayo de 2021



Título: “Pennyworth”

Número De Episodios: 10

Dirección: Danny Cannon, Bill Eagles, China Moo-Young, Rob Bailey, Clare Kilner & Jon East

Guion: Bruno Heller & Cannon.

Elenco recurrente: Jack Bannon, Ben Aldridge, Hainsley Lloyd Bennett, Ryan Fletcher, Emma Paetz, Dorothy Atkinson, Ian Puleston-Davies, Paloma Faith, Jason Flemyng, Polly Walker, Simon Day, Richard Clothier, Ramon Tikaram, Anna Chancellor, Danny Webb, Harriet Slater, Steve Edwin, Sarah Alexander &  Jessica Ellerby.


En su momento llegamos a mencionar el hecho de que se había registrado el nombre“Pennyworth” y finalmente fue utilizado por el showrunner de “Gotham, Bruno Heller y Danny Cannon para una serie sobre el origen del mayordomo favorito de todos, que eventualmente, nos revelaron podemos considerar la precuela de la serie de TV antes mencionada.

Personalmente, siempre quise un comic o algo, que nos muestre a Alfred antes de llegar con los Wayne; algo de eso se nos mostró en “All-Star Batman”, pero una serie de TV era algo que ver, más si se metía todo el elemento británico de por medio. Personalmente, me gustó Gotham, así que para mi esto era una venta segura… en este caso la serie fue desarrollada para la señal premium de cable/satélite Epix, que pertenece a la Metro-Goldwyn-Mayer, con distribución por medios como Apple TV también.

La serie fue bien recibida, y la segunda temporada acaba de terminar, a continuación les ofrecemos una pequeña review sobre lo que fue esta primera etapa y quien les dice, la segunda también.

 


El piloto  por supuesto,  nos presenta los lineamientos generales sobre lo que va a trata la serie. Alfred Pennyworth (Bannon) es un ‘sacaborrachos’ que acaba de fundar su propia empresa de seguridad, con la ayuda de sus dos mejores amigos y compañeros de la SAS, el suave Deon ‘Bazza’ Bashford (Bennett) y el rústico Wallace ‘Dave Boy’ McDougal (Fletcher). Es en este club donde Alfie y sus muchachos trabajan en donde conoce a Thomas Wayne (Aldridge), quien llega al mismo a buscar a su fiestera y conflictiva hermana, Patricia (Salóme Gunnarsdóttir, esa que vimos bien lujuriosa con la camisa de Aquaman (?)) e intercambiaran teléfonos después de que Patricia agreda a Alfred, tras intentar pegarle a su propio hermano.

El otro tema importante, es el contexto político; en medios de los 60’s, Inglaterra está de a poco quedando en el medio de un enfrentamiento entre dos grupos, los fascistas de The Raven Society y los socialistas The No Name League, quienes quieren instaurar sendas dictaduras. Pero el primer embrollo lo tiene The Raven Society que descubre que uno de sus banqueros dio información a Thomas Wayne, quien es un “experto financiero” al servicio de los Estados Unidos. Aflred sufre el secuestro de su novia, Esme (Emma Corrin) a manos de Bet Sykes (Faith), valga la redundancia, mano derecha de Lord James Harwood (Flemyng) líder de The Raven Society, quienes solicitan el secuestro de Thomas para el posterior cambio.

Después de alguna ida y vuelta, Alfred y sus amigos logran rescatar a Esme, entregar a Scotland Yard a Harwood y salvar el culo de Thomas, quien intentará sin éxito contratar a Alfred de forma permanente… Bet vendrá por su revancha (desarrolló sentimientos por Esme) secuestrando a los padres de Alfred (Puleston-Davids y Atkinson), pero tampoco terminará bien para la psicópata de cabellos platinados.


Alfred es condecorado por la Reina (Ellerby) y el primer ministro (Clothier) por sus acciones y le piden el más absoluto secreto… el gobierno subestima a las facciones y no quieren que se sepa lo que pudo haber pasado si Harwood no era detenido.

Y así comienza la serie, con muchas cosas en ese piloto que dura poco más de una hora y diez minutos.

Antes de que Alfred conozca a Martha Kane, se verá cara a cara con John Ripper (Webb), una versión enterrador/caníbal/capo mafia de Jack El Destripador, después de amedrentar al sobrino de este por encargo del dueño del bar Sid (Day) donde Alfie y sus amigos se la pasan, que constantemente padecía el acoso de Jason Ripper (Freddy Carter) hacia su hija Sandra (Slater), quien dicho sea de paso se siente atraída por Alfred.

Martha llega como una supuesta periodista que necesita los servicios de Alfred como chofer, pero en realidad se desvela que trabaja para la No Name League y Alfie termina metido una operación de rescate. La conexión entre los dos se mantiene ya que ella ofrece más trabajo y el inspector Victor Aziz (Tikaram) observa a nuestro protagonista desde cerca. Eventualmente vemos como Thomas llega a la vida de Martha, como alguien que está por encima de su rango y debe ser informado de sus movimientos.

Pesadillas y recuerdos de sus épocas en la SAS aquejan a Alfred, y eso tendrá más sentido a futuro.

Bet Sykes escapa gracias a su astucia y la asistencia de su hermana Peggy (Polly Walker) y siente deseos de reencontrarse con Esme (hasta cartas logró enviarle). Creen todos que ella fue ejecutada. Con Harwood mutilado, quebrado y lanzado amnésico a las calles, Martha con los servicios de Alfred debe localizar a quien tomó el mando de la Raven Society, y logran dar así con la Dra. Frances Gaunt (Chancellor) aunque casi les cuesta la vida; tras un pequeño chispazo romántico entre Alfred y Martha, este regresa con Esme, a la casa que ambos ahora comparten ya que van a casarse, pero encuentra a su futura esposa muerta, fue asesinada. Hay alguien que sabe quien fue el culpable, y es John Ripper, pero no le dirá a Alfred, a menos que haga algo por él.


Eventualmente descubrimos que Thomas es de la CIA y está dentro de la No Name League por orden de ellos. La NNL arregla una reunión entre su líder Julian Thwaite (Richard Lintern) y Frances Gaunt, con la idea de que en la misma sea asesinada en esa supuesta reunión de tregua; Thomas convence a Bazza y Dave Boy de tomar el trabajo de matar a Gaunt (Alfred está alejado de todo por su duelo) pero el trabajo no sale bien, con Gaunt hiriendo a Dave Boy cuando se disponía a matarla. Alfred lo rescata y cumple el trabajo solicitado por Ripper: matar a Julian Thwaite.

La cosa se pone más peluda cuando averiguamos que la CIA ayuda a la NNL porque quiere que Europa se mantenga estable unos meses mientras hay elecciones en el congreso de Estados Unidos, y Ripper trabaja para ellos, quien influye (maneja) a Undine Thwaite (Alexander), la viuda de Julian, que es la nueva líder de la NNL.

Si las cosas no son más bizarras, veremos como Thomas le pide a Martha que cuide a su errante hermana mientras él debe ir a la nueva reunión entre Gaunt y Thwaite, donde sellaran una tregua, lo que acaba con Martha arrastrada a una fiesta donde conoce a Aleister Crowley (Jonjo O’Neill) y termina viendo a una criatura que parece ser la manifestación del mismo demonio y termina apareciendo desnuda en un capo… Alfred es enviado con una bruja ciega por Ripper, Baroness Ortsey (Felicity Kendal), y con todo el escepticismo que el ex SAS tiene, la dama termina siendo de ayuda tras cumplir este con ciertos pedidos de ella. Sus sueños son la clave: el asesino de Esme es alguien que odia con todo su ser a Alfred, el capitán Curzow (Charlie Woodward) un ex compañero del ejercito que fue humillado por Alfred y quedó muy dañado por ello.


Yendo a buscar a su hermana que está encantada de su nueva vida junto a Crowley, Thomas y Martha van donde este y así queda expuesto como agente de la CIA. Para recuperar a Patricia debe vender el alma Thomas al jefe de Aleister. Para entender que es lo que hacen allí a Thomas le enseñan una película donde puede ver al ‘macho cabrío’ (que vio Martha) teniendo sexo con su hermana en un ritual, y desatando la ira de Thomas que ante la negativa de Jason Ripper (el sobrino de John es parte del grupo de Aleister) de parar la película, siente como se libera en si algo y casa mata a golpes a Ripper. De regreso en lo de Martha, le hace prometer a esta frente a su hermana que no vieron nada en ese lugar y olviden todo.

Alfred tras interrogar a la encargada de limpieza de la casa de Curzow y buscar la empatía de su grupo de veteranos de la RAF (convenciéndoles de que Curzow representa una vergüenza para los suyos), para que le informen del paradero de este, llega a localizarlo. A todo esto James Harwood ya había sido encontrado en las calles por Bet y su hermana y lo ayudan sanar y recuperar su memoria y preparar su regreso a la Raven Society. James le hace un regalo particular a Bet, ya que charlando con sus contactos, descubre información sobre Aflred y el asesino de Esme, de quien ella como recordemos estaba algo así como enamorada y muy dolida por su muerte. Alfred se encontrará con la inesperada ayuda de la desquiciada Beth en su venganza.

Mientras en las calles los miembros de las dos facciones ya no se ocultan rencores, Alfred descubre que la policia tenía información sobre el asesino de su prometida, de hecho sabían quien es pero lo ocultaron, porque el propio inspector Aziz revela que Curzow está loco pero es el hijo bastardo de unos de los lores. El Primer Ministro le asegura al lord, que se encargará de Alfred si le concede su voto en cualquier circunstancia ya que el PM quiere que le dejen arrasar con la Raven Society (que está creciendo alarmantemente), cosa que la reina no ve ahora con buenos ojos.

Aziz le entrega a Alfred a Curzon y su ayudante (la señora que antes interrogó), lo que era una trampa, y Alfie lo sabía pero no quería perder la chance de matarlo de todos modos. Es salvado por Beth, que llega al lugar para poner un cuchillo en la garganta de Aziz y que sus acompañantes depongan armas. Finalmente Alfred ejecuta a los prisioneros; en un rally de la Raven Society, finalmente Harwood hace su aparición ante una acalorada multitud y el PM envía a las fuerzas de seguridad a desarmar todo, en el peor momento, Harwood ordena el cese a las agresiones y el ejercito se subordina a su voluntad. Uno de los que atiende al encuentro es nada más ni menos que Arthur Pennyworth, el padre de Alfred.

Alfred es capturado en el cementerio tras visitar a Esme, pero en el calabozo la pasa mejor de los esperado y confía en que los problemas políticos le permitan salir de ahí. Y así es, Aziz le ofrece salir libre si cumple un trabajo para PM, matar a Harwood. Harwood tiene al duque que reemplazaría a la reina en su poder, si esta no le da su apoyo, pero además RS y NNL van a firmar un acuerdo para repartirse los escaños y llegar ambos debilitando a los partidos tradicionales; Thomas Wayne es enviado por Undine Thwaite como representante de la NNL y Martha se logra colar en la reunión aún ante la negativa de Thomas. Alfred al ver a sus conocidos allí, no mata a Harwood y dispara para asustar ya que iba a tener que matarlos también, además evita que la policía los atrape (elimine). Alfred deberá con sus amigos huir del país; Harwood necesita a la reina de su lado para que el ejercito le obedezca, así que termina raptándola con las hermanas Sykes, mientras estaba de cacería.

Con la reina en manos de Harwood esta lo unge como nuevo primer ministro con poder absoluto y se instaura un régimen que hasta termina con gente colgada en las calles (como Undine Thwaite). Alfred y sus amigos se enfrentan a la policía cuando tratan de huir (no sabiendo del Golpe de Estado) del país y buscan a Thomas para pedirle que en retribución por no matarlo (le reveló que los salvó en la reunión con Harwood) le consiga un avión para rajarse. Como la información que maneja Thomas habla de unas mujeres que capturaron a la reina, Alfred sospecha de Beth y descubren así el paradero de la reina y logran rescatarla.

Con el régimen caído y Alfred “perdonado personalmente” por la reina (if you know what I mean), nota la frustración en su padre. Martha y Thomas se vuelven más cercanos, hs antes Thomas le confesaba que le gustaba y por eso tratada de persuadirla que se aleje de toda esa vida. Mientras estaban juntos, Thoma recibe un disparo desde la ventana.

Alfred ahora sabe que su padre estaba con la RS, con un grupo de veteranos, y sospecha que trama algo mientras va a servir en la cena donde toda la clase política se va a reunir a celebrar la caída del régimen. En definitiva, metió una bomba, y va a detonarla (Alfred acaba de saber de su madre, que su padre tiene cáncer). Alfie llega a tiempo pero su padre no va a detenerse y le pide que se vaya. Antes de que su padre active el detonador, Alfred le dispara, pero la bomba se activa y logra sacar a la reina a tiempo.

Eso fue más o menos el resumen de los diez episodios.

Las historias tienen ese toque bizarro británico que hacen las sal en varios momentos de la serie. Hay momentos que bien podrían haber salido de la cabeza de Alan Moore, Grant Morrison o Peter Milligan. Tal vez menos elemento comiquero que en Gotham (los hay más de lo que muchos notaron), pero hay alguna cosa interesante por ahí.

Martha y Thomas al principio me parecieron medio duros de aceptar. De a poco la química crece entre ellos y con Alfred. Thomas como agente de la CIA no parece ser de los que se ensucia las manos, y se ve incómodo cuando le piden tener que matar a alguien (cosa que no llega a hacer). No sabemos como Martha llega adonde está, pero es presentada como una típica idealista que no puede ver lo malo en las intenciones de la NNL, por momentos inquietantemente ingenua, que no sabe (o quiere saber) lo verdaderamente lo oscuro que es el mundo donde está metida, que ve solo romanticismo en una causa que solo puede tener buenas intenciones si está en contra del fascismo derechista de la RS. Casi un reflejo del mundo en el que vivimos, donde mucha gente comprometida o no políticamente, está dispuesta a creer que si un lado es malo el otro no puede ser otra cosa que bueno.

Alfred es muy parecido al James Gordon que Heller y cia nos dieron en Gotham, frontal e implacable, pero con un toque distintivo, por momentos una especie de James Bond que inclusive cautiva a las mujeres como tal (Esme, Martha por un breve momento, Sandra y la misma reina).


Harwood, Frances Gaunt, las hermanas Sykes, Ripper, Crowley, hacen un buen elenco de villanos, con unos moralmente torcidos PM e inspector Aziz, y los entrañables amigos de Alfie que hacen un buen casting recurrente. Jessica Ellerby como la reina me fascina, con una finesa que rosa lo sensual.

Mi Alfred favorito fuera del comic es Sean Pertwey, que en Gotham fue inolvidable, pero acá Bannon nos da una toma distinta del personaje, como que aún no tiene la rectitud que parece heredar de su padre (que se ve al inicio en Gotham), ya que técnicamente sería esta la precuela de Gotham.

Un dato un tanto curioso, es que salvo el primer episodio y el segundo, los restantes tienen nombre de mujer. El 3ro es "Martha Kane", el 4to "Lady Penelope" (la amiguita del reciente fenecido Dios de Vanuatu (?)), el resto son nombres de cantantes/actrices británicas de los 60's como "Cilla Black" (ep 6) o "Marianne Faithfull" (ep 10). 

En fin, la 2da temprada acaba de terminar y tendrán nuestra opinión. Por ahora, les dejamos esto para empezar (estaba MUY aplazado), cuando hay rumores de una potencial 3ra entrega.

0 Batcomentario/s: