¡TODO LO QUE TENÉS QUE SABER DEL BATIVERSO ESTÁ AQUÍ!

domingo, 1 de agosto de 2021

Reseña: "Robin" #4


"Way of the Demon" 
Guion: Joshua Williamson 
Dibujos: Jorge Corona 
Colores: Luis Guerrero 
Letras: Alw's Troy Peteri 
Arte De Tapa: Gleb Melnikov

Sabes que eres otaku cuando de plano sueñas con tus personajes favoritos o bien, formas parte de ese universo (¿qué? ¿A nadie más le ha pasado?). Y en el caso de Damian, aunque se trata de un manga que aparentemente es del estilo shojo (no pregunten, mejor googleen), sabemos que los fantasmas internos de la Bolita de Odio saldrán a relucir. 

Por fortuna para él, al despertar de su sueño/pesadilla con todo y batarang manchado de sangre, encuentra a su fiel mascota/amigo Goliath en una isla cercana a donde se encuentran el resto de los contendientes por el torneo.

Luego de maldecir en un par de ocasiones a Hawke y la forma tan ruin en que éste lo lanzó por el acantilado, encuentra a su salvador que es ni más ni menos que Ra's Al Ghul... o bueno, una versión extrañamente hippie de él. 

Sobra decir que Damian no le cree nada el que éste lo haya rescatado sin pedir algo a cambio, por lo que se dispone a atacarlo, pero su cuerpo aún está adolorido por la pelea con el hijo de Oliver Queen. Ra's le pide a su nieto que abandone de inmediato el torneo, ya que hay secretos que son mejores mantener así. 

De vuelta en la isla, Ravager busca afanosamente a Damian, hasta que tiene un altercado con Respawn, quien la mata a traición, logrando llamar la atención de Mother Soul, quien pide se avise que el verdadero torneo está por comenzar, ya que se cumple una de las reglas base: que todos los peleadores mueran al menos una vez. 


Ra's, en una secuencia muy del estilo del Sr. Miyagi combinado con el look de borracho del Sr. Han, pretende darle una lección de paciencia, redención y preparación a Damian y hacerle ver que el más grande enemigo que tiene que enfrentar para lograr su propósito es él mismo. Solo que éste escapa para dirigirse de nuevo a la isla y comenzar el torneo. 

De vuelta en la región de Corto Maltese, Damian hace una parada para encontrar de nuevo la embarcación que lo llevará a la isla. Encuentra a unos ninjas de la Liga de Asesinos que están trasladando la Resina Lázaro (al parecer podría ser la misma que hacen mención en Future State: Robin Eternal) y un extraño libro. Damian se dispone a saber qué es lo que ocultan y de pronto es visitado por Nightwing, Red Hood, Drake.. err.. Red Robin y Spoiler, quienes recibieron la notificación de la desaparición de Damian por parte de Ravager (¿estará también en el bati-chat de la familia que tanto nos han mencionado en los títulos de Nightwing?)... 

Lo que nos deja este número

En el apartado visual, si bien nos habíamos acostumbrado a un estilo semi caricaturezco de Melnikov, las facciones y proporciones que usa Corona, no son tan agradables en algunos momentos. En general el arte, si tuviese ese tono un poco más jugetón bien podría quedar, pero al menos estos números que nos han dado no reflejan tanto ese tipo de humor. 


Ese rediseño de Ra's es bastante ridículo y bien parece un hippie retirado. Ese momento entre el abuelo y su nieto, la explicación del nombre Al Ghul y el mensaje sobre la sensación de pesadumbre y responsabilidad que Damian cree tener al ser el heredero de El Demonio y El Murciélago lucen interesantes y tal vez habrían generado más impacto con otro tipo de arte. Lo que se agradece es que al menos se explica que el padre de Talia está vagando por el mundo en una especie de depresión y recarga de energía luego de pelear contra Batman y sus Outsiders (que si bien, la historia no pintaba para tanto, al parecer la están volviendo más canon de lo que merecía). 

Ravager al parecer tendrá que de desenmascarar a Respawn y descubrir cuál es su vínculo (o fanatismo) con Deathstroke. 

Además, si nos va bien, en el siguiente número tendremos a Damian vs todos los Robins, aunque la voz de Alfred siga retumbando en la consciencia del Chico Maravilla...

*También quiero hacer una mención aparte: resultó vigorizante ver cómo Robin representó la voz de la sensatez en el nuevo título de Tom Taylor Superman: Son of Kal-El, apoyando a Jon a encauzar su energía hacia algo más grande que el propio Superman

No cabe duda que la dinámica entre éstos dos herederos de los mantos más grandes que existen, llevaría esa complicidad a lugares que ni los Mejores del Mundo han alcanzado. 

0 Batcomentario/s: