¡TODO LO QUE TENÉS QUE SABER DEL BATIVERSO ESTÁ AQUÍ!

viernes, 19 de abril de 2019


Título: “Knightmares” - Part 7: “The Last Dance” 
Guión: Tom King
Dibujos y Tintas: Yanick Paquette
Colores: Nathan Fairbairn
Letras: Clayton Cowles
Arte De Tapa: Paquette y Fairbairn

Llegamos a la última parada en el viaje onírico de BatmanEl sueño de esta entrega nos lleva a Bruce pidiéndole a Selina un baile. Están vestidos en sus ropas nupciales. Luego vemos finalmente a Thomas Wayne, que al parecer ha estado entrenando con Bane

Bane quiere seguir peleando pero el Dr. Wayne le recuerda qué hay negocios que atender, sin embargo el mandamás de Santa Prisca se abalanza sobre él y no le deja más remedio que seguirle el juego por un rato. Mientras esto suceda vemos a Batman literalmente danzando ente sus recuerdos con Catwoman. Como sucedió otras veces, vamos repasando las distintas épocas de su relación, esta vez con la pareja bailando, mientras Bruce le dice a Selina que sabe cómo escapar de sus pesadillas pero que para eso necesitaba llegar hasta ella.

Thomas le da una paliza a Bane mas éste se repone y trata de no sólo vencerlo sino de recordarle que él está por encima de Batman en esta realidad o en cualquier otra ya que previamente Thomas le dijo que él era el verdadero Batman. No obstante Thomas se cansa de jugar y saca una pistola.

Antes de despertar la propia conciencia de Batman (representada por Selina) revela que él no la ama realmente y que su lucha es más grande que todo para él.


LO QUE DEJÓ ESTE NÚMERO

Batman está a punto de despertar y por fin tenemos alguna que otra conclusión aunque queda el interrogante más grande, y es cómo llega a esto BatThomas.

Bruce revela que se expuso a las diferentes toxinas de Scarecrow 
para estar preparado ante un ataque de este estilo y así pudo luchar contra sus propios sueños intentando ganar el control de los mismos. También cuenta, como sospechamos que cuando estaba logrando el control le aumentaban su dosis. Sin embargo siempre supo que iba a salir una vez que llegue a Selina pues es ella la razón de todo esto.

Pese a la tortura que fue está viviendo nuestro héroe logra recordar lo que pasaba antes de caer en este estado, incluyendo el elaborado engaño de Bane y el ataque de su padre para atraparlo. Cree que ambos están trabajando juntos para acabarlo, algo que suena ridículo según dice la propia Cat.

De todos modos el punto más sobresaliente es que Batman se confiesa a sí mismo lo que venimos planteando desde el compromiso: Bruce tomó el consejo de su padre, “no seas Batman, y decidió que quería casarse más bien para tener una excusa y así abandonar su cruzada. Por eso su pedido de casamiento pareció más un imperativo que un pedido, una actitud que Selina aludió en el pasado y vuelve a hacerlo en las primeras páginas de este número.

¿Batman en verdad ama o no ama a Catwoman? Yo creo que sí pero su lucha está por encima de todo, su batalla contra el crimen es su vida. Además en el número pasado se planteó el hecho de que podría sentirse inútil si no es necesitado, es decir, Batman está preparado para pelear ¿pero está preparado para ganar? Casualmente Scott Snyder está planteando algo muy similar por estos días en su mini-serie “The Batman Who Laughs”, donde el BatJoker le plantea que solo puede ser feliz en otros mundos.

Creo que en cuanto a Thomas no sólo están las dudas de porqué sigue vivo sino de porqué está trabajando con Bane y tienen “planes para Gotham considerando que no parece actuar bajo la influencia de nada ni nadie. Si bien es evidente que Thomas se alió con el enemigo hay que recordar que su motivación es lograr que Bruce deje de ser Batman ya sea por las buenas o por las malas y éste parece ser el único aspecto de Tierra 0 que le importa, asimismo no descartamos una eventual lucha de poder entre Bane y el Doctor por el control de Gotham, especialmente durante la ausencia de Bruce prevista para el venidero arco "City of Bane". ¿Quién sabe? A lo mejor el padre de Batman simplemente haya aprovechado la oportunidad de colaborar con Bane para "sindicalizar" a todos los villanos locales y luego rompa su alianza para tratar de deshacerse de ellos, garantizando así el bienestar permanente de Ciudad Gótica y dándole otro motivo a su hijo para retirarse. Tratándose de un personaje oriundo de un mundo donde nada es lo que parece, todo puede ser.

Por si a alguien le interesa, la canción que suena de fondo mientras danzan Bat y Cat es “Some of These Days”, un standard jazz de 1910 realizado por de Shelton Brooks y popularizado un año después por Sophie Turner.

Sin dudas creo que estamos ante uno de los mejores issues del run de King. El autor una vez más da en la tecla con su clásico y probado “romance depresivo” pero también, a mí gusto, con la actitud badass de Thomas diciéndole a Bane “¡no quebraste a Batman, quebraste a un huérfano!”, “¡yo soy el goddamn Batman!”. Una combinación que de buenas a primeras puede parecer extraña pero que genera un interesante contraste y le da otro “sabor” si se quiere a este número respecto a lecturas previas con estructuras similares.

El artista Yanick Paquette y el colorista Nathan Fairbairn hicieron una labor brillante. A esta altura ya nos acostumbramos al delirante talento de Paquette y la particular forma que tiene de “componer” páginas, muchos de hecho señalan cierta similitud e inspiración en lo que solía hacer J. H. Williams III cuando estaba en el Bativerso, sin embargo esta vez el artista fue un paso más allá para incorporar en el apartado visual el ritmo del baile que realizan nuestros protagonistas. Al crear esta suerte de coreografía, el canadiense permite que los personajes de deslicen con total armonía por las páginas y contribuye no sólo a enriquecer el guión de King sino también a enriquecer la experiencia de los lectores, porque dictaminar un recorrido natural para los ojos del público conforme avanza la lectura es esencial en este medio. En ese sentido también hay que destacar la labor del letrista Clayton Cowles puesto que el posicionamiento de los globos de diálogo (y la letra de la metada canción en este caso) contribuye enormemente en esto. Fairbairn también sube la apuesta e incluso podríamos decir que se anima a hacer un trabajo más experimental en relación a lo hecho en otras historias más bien “tradicionales” (como la entrega más reciente de “Detective Comics”), creando una atmósfera tan onírica como desoladora con una paleta fría que por lo general oscila entre el verde y el azul y que, podría decirse, en cierta forma representa el sentir que queja a Bruce por estos días. Also, puntos extra porque la Selina de Paquette es simple y sencillamente majestuosa.

En breve veremos a Batman y BatThomas juntos otra vez, aunque ahora en un contexto muy distinto al de su reunión previa. Decir que estamos manija es quedarnos muy, muy cortos.

martes, 16 de abril de 2019


Título: “Knightmares” - Part 6: “Solitude”
Guión: Tom King
Dibujos y Tintas: Amanda Conner, Dan Panosian, John Timms y Mikel Janín
Colores: Paul Mounts, Timms y Jordie Bellaire
Letras: Clayton Cowles
Arte De Tapa: Conner y Mounts

El Bati-Surfeo por el océano de pesadillas del Caballero Oscuro llega a su penúltimo capítulo.

Ahora nos toca ver, por alguna razón, las despedidas de soltero de Batman y de Catwoman. Primero vemos a Selina y a Lois entrando a la Fortaleza de la Soledad con la ayuda de Supergirl, aunque Kara se ve obligada a retirarse para ir a evitar que un asteroide destruya La Tierra pues esa noche se encuentra suplantando a su primo para que éste pueda visitar a Bruce. Entre tanto la velada de Los Mejores del Mundo arranca con una excitante (?) sopa en la Mansión Wayne.

Superada esta introducción, las actividades que cada pareja realiza esa noche serán por demás disimiles. Las damas degustan bebidas de todos los rincones del universo, se bañan en un yacuzzi muy especial, se prueban Super-Trajes y usan a los tres androides que protegen la Fortaleza como strippers y masajistas. Los muchachos, por su parte, contemplan los cuadros familiares de los Wayne, se ven un partido de football (gringo, no el de verdad 😉) y juegan una partida de ajedrez.

Antes de ir a buscar a las damas, Bruce tiene su momento de sueño lúcido con Clark diciéndole que cree que su peor pesadilla es ser feliz y no necesitado (como héroe). Por dicha razón, él no podría vivir una vida normal conyugalLa última página nos muestra (finalmente) a Batman atrapado en la dichosa máquina que le provoca las pesadillas que venimos viendo a lo largo de este arco.


LO QUE DEJÓ ESTE NÚMERO

Esta entrega terminó siendo una secuela de uno de los mejores arcos (sino el mejor) hasta ahora del run de Tom King“SuperFriends”. Aquella recordada cita doble fue sorpresivamente estupenda y, si apelamos al Hypertime, también puede ser un reemplazo adecuado de los horrendos tie-in que nos mostraron el “preludio de La Boda” (aunque la despedida de Selina quizás fue el único que no apestó).

Si supiera algo de psicología, diría que podríamos analizar un rato laaaaargo las “fantasías” variadas del Murciélago, desde Selina y Lois desnudas en un yacuzzi que parece dar sensaciones lujuriosas hasta imaginarse tres doppelgängers del Hombre de Acero haciendo un striptease, porque recordemos que todo esto sólo está sucediendo en su cabeza.

Como nos planteamos en reseñas anteriores buscándole un significado a las pesadillas inducidas a Bats, aquí parece que la idea de pasar tiempo con Superman tiene que ver con su representación clásica de esposo bonachón y de hecho es él quien le dice, hablando desde su subconsciente, porqué cree que no es una idea tan buena casarse.

Antes abordamos la idea del peligro que representaría ser la esposa de Batman pero acá el ángulo es distinto. Clark, representando a la conciencia de Bruce, le dice que la gran diferencia entre ellos es que él ve a su lucha contra el crimen como un sacrificio más que como un servicio al prójimo. Como que su vida carece de todo sentido si no es Batman, o si dejara de serlo tras casarse. Volviendo a la psicología, se plantea constantemente la noción de que el verdadero “ser” de Bruce Wayne es Batman mientras que Clark Kent tal vez desearía ser humano, algo que incluso King planteó en “Héroes in Crisis”).

Entonces quizás la lección de esta pesadilla sea que la naturaleza de Bruce hace que ser Batman no le permita ser feliz y tener una esposa mientras que otros (como Supes) si pueden ser héroes y hacer vida de familia.

Me gustó el número, sin embargo creo que tanto artista suelto hace un poco incómoda la experiencia de leerlo. Amanda Conner hace un buen trabajo y sus expresiones faciales tan alegres pegan con el tono del issue, aunque personalmente hubiera preferido a otro/a artista. Dan Panosian agrega unas páginas intercaladas con las de Amanda y no desentona ya que los colores del nítido Paul Mounts generan una armonía integral si se quiere. Me gustaron mucho las dos paginas de John Timms, le agregaron una impronta particularmente distinta al “momento revelador” de Bruce hacia el final de la entrega. No sé si Mikel Janín participó acá por una cuestión de tiempo o qué pero me pareció un dibujo un tanto flojo considerando que tendría que haber sido un momento por demás de impactante tratándose de la primera vez en lo que va de “Knightmares” que vemos al Encapotado siendo torturado en el mundo real.

Ah, antes que me olvide: Parece que la escena de la sopa viene a ser un homenaje a la película de Tim Burton de 1989. Curioso, ¿no?

Ya casi termina este arco y para el cierre nos prometieron ni más ni menos que a Thomas Wayne. No podemos esperar.

lunes, 15 de abril de 2019

So it begins…

Título: “Detective Comics” #1001, Medieval
Escritor: Peter J. Tomasi
Lápices: Brad Walker
Tintas: Andrew Hennessy
Colores: Nathan Fairbairn
Rotulado: Rob Leigh
Portada: Walker, Hennessy y Fairbairn
Portada variante: David Finch y Tomeu Morey

“Dixitque Deus: Fiat lux. Et facta est lux. Et vidit Deus lucem quod esset bona: et divisit lucem a tenebris. Appellavitque lucem Diem, et tenebras Noctem: factumque est vespere et mane, dies unus”.
[Génesis 1:3-5] [1]

Seguramente ya leyeron el “Detective Comics” #1000 y, si no lo hicieron, tal vez leyeron la excelente reseña de mi compañero Ezequiel sobre el importante número.
Y si no hicieron ambas cosas, es que no sé qué están haciendo aquí si estamos a un par de semanas de tan notorio acontecimiento y todo Bat-Fan acusó recibo de una u otra manera. Quizá buscaban el baño y se equivocaron de puerta. Si ese es el caso, ¡quédense! Está partiendo un nuevo milenio en la historia editorial de “Detective Comics” y todos son bienvenidos.
Para darnos contexto, recordemos que en el número mil del título se nos mostraron una serie de relatos cortas que revisitaban la historia de Batman. Unas más logradas que otras, pero con chorrocientas portadas alternas para elegir (esperen a que llegue el #1026, que será la historia 1000 de Batman en este título; seguro que duplican las portadas…).


Pero, a modo de epílogo, nos encontramos con el adelanto de Medieval, el arco que comienza aquí y, según lo visto en ese número (dibujado ahí por Doug Mahnke), nos encontramos con una nueva amenaza para el Murciélago: una suerte de cruzado que traerá la Guerra Santa contra el infiel máximo: Batman mismo.
Sí, sí. Arkham Knight.
Bastante publicitado antes de su lanzamiento, este arco cuenta con la introducción a la continuidad DC del rival nacido bajo el amparo del vídeojuego más celebrado de la franquicia.
El juego ahora es descubrir quién está bajo el yelmo de Caballero esta vez: descartado Jason Todd (el Arkham Knight del juego), las apuestas son múltiples y eso ya puede ser un incentivo para leer este arco que Tomasi nos promete.
Y necesitamos más de un incentivo por dos razones fundamentales:
En primer lugar porque el arco anterior de TomasiMythology”— resultó decepcionante en su capítulo final, usando un Deus ex machina digno de Snyder en sus peores días de guionista.
Y en segundo lugar —y el punto más importante— es que, de algún modo, nos parece estar ante un refrito de otras historias que ya hemos leído: el enemigo omnisapiente, posiblemente una víctima del fuego cruzado, que culpa a Batman por todo lo malo.


De hecho, esos fueron temas que Tynion IV tocó más de una vez cuando “Detective Comics” retomó su numeración regular hace no mucho tiempo.
Arcos como Rise of the Batmen” o The Victim Syndicate” ya lidiaron con temas parecidos.
¿Logrará este nuevo arco acallar nuestras dudas?
Está por verse.
¿Qué tenemos hasta ahora?
Un muy buen inicio.
Al atardecer —imposible pasar por alto el comentario sarcástico de Gordon—, la muerte masiva de murciélagos por toda Gotham empieza a marcar un escenario bastante bizarro —aunque cómico a la vez—, escenario del que ni la Bati-Cueva se libra —ahora Alfred se lleva las palmas por sus comentarios—. Lo que, además, nos hace preguntarnos respecto al escenario sanitario de la ciudad en general porque ¡tanto murciélago por todos lados! Con razón uno se estrelló contra la ventana de Bruce Wayne, allá por el Año Uno: deben pasar chocando los quirópteros contra las ventanas de los gothamitas. De milagro no hay más Batmanes esperando la noche para salir a hacer justicia.
La investigación de Batman —esperemos que se concentren por fin en el Batman detective más que en el matón— no rinde frutos y recurre a los únicos en Gotham que podrían tener alguna pista para las muertes repentinas: los Langstrom… ¡Más bien, a Francine! Recuerden que Kirk las está oficiando de superhéroe en la Justice League Dark desde los eventos de No Justice”/New Justice”.
Pero ella quiere saber también qué ocurre con los bichos esos y se inyecta el suero antes que Batman pueda impedírselo.


Nuestro héroe, ¡era que no!, logra volverla a la normalidad antes que, como los millones de murciélagos de la ciudad, estire la pata.
¿Y qué papel juega este ignoto Arkham Knight?
Contrastando luz y obscuridad, se nos presenta a este nuevo —no tan nuevo— villano como el líder de una orden de caballeros —tipo Orden Sagrada de San Dumas; lo dicho, un refrito…— a los que comanda en una cruzada contra el verdadero demonio que amenaza Gotham.
De algún modo, él está detrás de la masiva muerte de quirópteros. Es su advertencia admonitoria para los que se le viene al Murciélago mayor de Gotham.
Y decimos “cruzada” porque así como los caballeros marchaban a Jerusalem para liberarlos de los infieles musulmanes, para traer la luz que disipara la oscuridad, este Arkham Knight pretende liberar a su propia ciudad santa, Gotham, del demonio infiel que la infecta.
Y ataca del modo más gráfico posible: encendiendo un pequeño sol que transforme la noche en día sobre toda la ciudad —Fiat lux. Et facta est lux—.
El enfrentamiento ocurre, como era de esperarse, y Batman cae, como era de esperarse (¿?).
Quedamos en un cliffhanger que encierra un montón de preguntas y que, a ratos, nos anima a esperar el siguiente número y, a ratos, nos hace menear la cabeza adivinando lo que va a pasar —no por nada llevamos 80 años de historia batmánica—.
¿Raya para la suma?
Tomasi promete mucho, pero nuestra experiencia nos hace tomar su historia con pinzas.
Tal vez estemos ante un nuevo villano que nos sorprenda aunque lo visto hasta ahora nos recuerde a tantas cosas leídas antes.


Si nos focalizamos en este número en particular, no podemos negar que la historia está muy bien amañada. Tomasi es un muy buen escritor y nadie podría poner en duda aquello. Aunque el estilo Snyder esté permeando a buen número de escritores de DC y, en especial, de Batman.
El apartado artístico es, por sobre todo, lo mejor de “Detective Comics” #1001. Con un logo renovado, sus páginas respiran vitalidad, acción, comedia y reflexión, graficando los vericuetos del guión de forma acertada, simple, limpia y efectiva.
Con un Batman que Walker hace lucir casi una versión mejorada del de Bruce Timm, nos deja con un agradable sabor a clásico, pero moderno a la vez. Casi justo el Batman para 1000 números más.
Esperemos, ahora, el siguiente capítulo de Medieval. Y roguemos a Barbatos que Tomasi nos deje con la boca cerrada.
Arkham Knight está a las puertas de Gotham. Que salga Batman a hacerle frente.
La guerra santa ha comenzado.



[1] Y Dios procedió a decir: “Llegue a haber luz”. Entonces llegó a haber luz. Después de eso Dios vio que la luz era buena, y efectuó Dios una división entre la luz y la oscuridad. Y Dios empezó a llamar a la luz Día, pero a la oscuridad llamó Noche. Y llegó a haber tarde y llegó a haber mañana, un día primero”.

domingo, 14 de abril de 2019


Estando ya muy avanzada en su etapa de pre-producción, es normal que los rumores sobre "The Suicide Squad" estén a la orden del día. De hecho hace poco cubrimos numerosos reportes y alguna que otra noticia oficial, y hoy volvemos a ello con otra tanda de novedades.

Ya está confirmada la presencia de Idris Elba, quien en un principio se dijo entraba en reemplazo de Will Smith como Deadshot asimismo nuevos reportes apuntan a que Gunn estaría re-escribiendo el papel con un personaje nuevo para así dejarle la puerta abierta a Smith en caso de que decida o pueda regresar a la franquicia en el futuro. A partir de ahí el fandom empezó a teorizar que Elba podría interpretar ni más ni menos que Bronze Tiger, un personaje cuya relación con el Skwad en los cómics se remonta al mítico run de John Ostrander, y la verdad que sería genial que así fuera. Ojalá Barbatos nos escuche. Por otra parte, días atrás el actor Jai Courtney confirmó que volverá para encarnar al Capitán Boomerang una vez más y al poco tiempo múltiples fuentes dijeron que tanto Viola Davis como Joel Kinnaman 
darían el presente en los roles de Amanda WallerRick Flag.

Metiéndonos de lleno en el terreno de las especulaciones, se comenta que el director está buscando darle otro giro al equipo en este reboot, secuela o como quieran llamarle integrando a una femme fatale de origen aliénigeno. Así como lo leen. Gunn estaría buscando actrices de entre 20 y 30 años para interpretarla y, si bien ningún personaje específico ha sido confirmado, los rumores apuntan a que Rampage sería la elegida. Si, la Doctora Faulkner no es precisamente un alien pero, dado que sus poderes tienen que ver con el almacenamiento y control de la energía solar, podría alterarse su origen.

Yo personalmente concuerdo con la opinión de algunos fans con los que he conversado al respecto y creo que Knockout sería una pieza muy interesante no sólo para el rompecabezas del Escuadrón sino también en lo que pueda hacer DC con el universo expandido de acá en adelante, dada su cualidad de New God y su vínculo con Los Seis Secretos, otro famoso grupo de villanos/anti-héroes de la editorial que no sólo ha cruzado caminos más de una vez con el Task Force X sino que su posible llegada a la pantalla se ha rumoreado en varias ocasiones a lo largo de los últimos años. Claro que esta es mi opinión personal y no he encontrado referencia alguna o especulación alguna ligándola al roster del Skwad pero uno puede soñar, ¿no?

Sigan atentos al Blog para más actualizaciones.

domingo, 7 de abril de 2019


Título: “Heroes Without a Home”
Guión: Scott Lobdell, Zack Kaplan
Arte: Travis Moore
Colores: Tamra Bonvillain
Letras: Andworld Design

Una de las cuestiones más interesantes de Nightwing (del bueno, no de esos intentos raros que Lobdell se está aventando en este arco) es que por más que quiera zafarse de su camino como héroe, todo lo terminará arrastrando de vuelta. Oh. Gran. Sorpresa.

Lo de éste número…

Comenzamos dónde nos quedamos *ba dum tss* Una Duela ¿Dent? con agenda política atenta contra la crema y nata de Blüdhaven mientras uno de los Nightwing de turno comienza a dudar si están plenamente capacitados para afrontar una situación como la de Scarecrow otra vez. Y no, es evidente que no lo están.

Es por eso que Grayson termina liderando una embestida contra la Hija del Payaso al tiempo que Nightwing Zak (como si fuesen Power Rangers) logra, de milagro, evitar que el alcalde y, por consiguiente, todo a su alrededor, vuele en mil pedazos.

Al final la villana termina engañando al grupo de Ric, Sapienza y compañía y logra escapar justo después de haber sido derrotada en el terreno que ella misma había preparado.


Lo que importa…

Aunque parezca innecesario y hasta insuficiente hacer mención de la calidad de los trazos de Moore, en verdad es de lo poco que se puede rescatar de éste número (y de la historia en general).

El hecho que nos quieran vender la idea de un héroe caído que no recuerda su pasado pero que sus músculos y mente mantienen los reflejos, agilidad y fuerza y que, además, no quiere usarlos porque le recuerda aquello que no puede y que aparentemente tampoco quiere recordar, no cuadra.

Tal vez el que nos hayan cambiado al Nightwing color rojo no agradó a algunos, tal vez el que lo hayan convertido en un espía tampoco, el que se haya mudado de vuelta a Blüdhaven con historias de relleno cada mes tampoco parecieran la gran cosa. Ahora comparamos lo que está pasando con cualquier punto bajo de los anteriores volúmenes del Chico Maravilla original y nos damos cuenta que éramos felices sin saberlo.


Una mención bastante interesante es la interacción rumbo al final del número entre Ric y Barbara Gordon. Nuevamente una llamarada que no termina de encender y que, al menos en lo que Lobdell sigue y sigue desenrollando esta maraña que parece dar hacia otra maraña que nada terminará demostrando, no aporta nada que no hayamos visto previamente porque es otro de esos burdos momentos en donde los guionistas intentan convencernos de que este lamentable rumbo creativo será permanente cuando sabemos que, Barbatos mediante, no durará más allá de este año.

A resaltar…

Hay que recordar que luego de La Trinidad, Dick Grayson es uno de los personajes más emblemáticos de DC Comics, de hecho es mayor que la misma Wonder Woman ya que este mes estará celebrando su cumpleaños 79 pues, como bien sabrán, debutó un año después que su octogenario mentor. En verdad es una lástima que pareciera no haber ni forma ni fondo para un personaje tan importante que está a punto de entrar a la tercera veintena.

sábado, 6 de abril de 2019

#DCUCine: ¿Es la JSA el futuro del DCEU?


El fracaso de "Justice League" fue un golpe duro para Warner Bros., DC y su Universo Cinematográfico. Afortunadamente se están dando sólidos pasos en la reconstrucción de la confianza entre el estudio, los fans y los críticos. "Aquaman" fue un éxito rotundo, "Shazam!" tiene las mejores reviews hasta ahora, un puntaje de 92% y el cada vez más buscando Certified Fresh de Rotten Tomatoes, y si vieron el trailer de "Joker" de Todd Phillips... Bueno, sobran las palabras.

Sin embargo el presente exitoso y el futuro prometedor no hacen que el estudio olvide la Era Snyder (para bien o para mal, depende del punto de vista de cada uno) y esté buscando la manera de distanciar lo más posible su franquicia de ese amargo recuerdo. La solución, al parecer, sería archivar a La Liga de la Justicia hasta nuevo aviso, una movida dentro de todo entendible teniendo en cuenta también la situación de Batman y Superman en la gran pantalla.

Ahora bien, pese al hecho de que contar historias independientes está funcionando, está claro DC no quiere dejar de construir un universo cinemátografico propiamente dicho. ¿Cómo van a proceder entonces? Aparentemente se crearían dos vías de producción: Una, siguiendo la corriente actual de más o menos ignorar lo sucedido en la Trilogía Snyder ("Man of Steel", "Batman v Superman" y "Justice League") contando historias standalone, que mantengan una mínima o incluso ninguna conexión entre sí. La otra, construir unificadamente un mini-universo dentro del universo extendido donde el equipo protagónico no sea otro que la gloriosa Justice Society of America, o al menos eso indican los rumores recientes.

Cómo les contamos en nuestro reporte sobre "Black Adam", la última versión del guión de Adam Sztykiel incluiría la presencia de Stargirl y Atom Smasher, que se sumarían al mismísimo Hombre Halcón. De confirmarse todo esto, parte del roster de la JSA sería presentado mediante el film del Adán Negro en una jugada tan increíble como inesperada por parte del estudio. Pero hay más.

De acuerdo a varias fuentes, Warner Bros. y DC estarían acelerando el desarrollo de una cinta estelarizada por Hawkman y Hawkgirl. Tan encaminado está este proyecto que el estudio ya estaría buscando a un actor musulmán de entre 30 y 40 años para el protagónico. Adam y Khufu comparten orígenes en el antiguo Egipto, por tanto es factible que el desarrollo de estas películas se esté dando en paralelo o al menos siendo considerada como un potencial spin-off. Si bien los Hawk no necesariamente son tan populares como los justicieros de las grandes ligas (no pun intended), lo cierto es que las especulaciones de su posible aparición en "Justice League" hypearon bastante a la gente en su momento, así que definitivamente hay un nicho ahí.

Khufu, Adam y Nabu en la antigüedad ("JSA" v1 #20, 2001).

Ah, si, ¿saben quién más procede del antiguo Egipto? Nabu el Sabio, mentor y posterior ocupante del casco de Doctor Fate, quién también estaría aguardando su primera aparición en el cine. Y claro, los fans de La Sociedad de la Justicia ciertamente se han emocionado mucho con estos reportes, más aún teniendo en cuenta el poco protagonismo que el equipo ha tenido en el mundo de los cómics últimamente y la pobre representación que tuvo en el Universo Televisivo de DC, sin embargo es importante recalcar que el servicio de streaming de DC lanzará a principios del 2020 una serie live-action protagonizada por Stargirl que contará además con la aparición de miembros del equipo tales como Starman, Hourman, Wildcat, S.T.R.I.P.E. y Doctor Mid-Nite, y si bien es cierto que últimamente la prohibición de usar a un mismo personaje en paralelo en cine y TV parece haber sido dejada de lado, quizás el estudio no quiera quemar tan rápido en ambas plataformas a su próxima tanda de héroes por adaptar. Después de todo sabemos, gracias a ciertos antecedentes notorios, que la mejor estrategia es siempre tomarse el tiempo para hacer las cosas bien.

Independientemente de aquello, tampoco está claro el orden en que serían estrenados estos proyectos en caso de concretarse. Por ahora la única que tiene posibilidades de hacerse realidad es "Black Adam" ya que, a pesar de estar en desarrollo hace una eternidad, actualmente está cada vez más cerca de arrancar con la pre-producción. De hecho
Dwayne "The Rock" Johnson reveló este fin de semana que la cinta debería empezar a filmarse dentro de un año así que mantenemos las esperanzas de finalmente verlo interpretando a Teth-Adam luego de haber sido casteado hace más de una década.

El lado negativo de esta noticia es que un posible rodaje estipulado para el 2020 implica que el film probablemente no llegue a nuestras salas más cercanas como mínimo hasta el 2021 (mismo año en donde se proyecta que puede llegar la secuela de "Shazam!" dicho sea de paso, lo que podría generar cierto conflicto con las fechas de estreno de "The Batman" y "The Suicide Squad", aunque eso ya es harina de otro costal), por lo tanto la construcción de este supuesta franquicia centrada en la JSA podría retrasarse de manera considerable. Ojo que introducir a un par de personajes por película no sería mala idea, al contrario, sería jugar a lo seguro e ir paso a paso como decíamos en el párrafo anterior, pero eso tomaría al menos unos cinco años y hay que ver cómo irán cambiando tanto las prioridades del estudio como los gustos del público mientras tanto. Como siempre decimos, todo está por verse.

Yo creo que no importa si hay un universo compartido o no mientras el estudio siga apostando por contar buenas historias y creo que para nosotros, los fans, el futuro luce PROMETEDOR. ¿Ustedes qué opinan?

¡Sigan atentos al Blog para más novedades!

jueves, 4 de abril de 2019


Ante todo, y como siempre, agradecemos a Warner Bros. por tener la gentileza de invitarnos a la función de prensa de esta película.

Luego del estreno de "Wonder Woman" en aquél no tan lejano 2017 estaba más que claro que los vientos comenzaban a soplar en una dirección distinta para el Universo Cinematográfico de DC. No solo anotaba el primer éxito indiscutido de este universo sino que dictaba un camino a seguir para las siguientes producciones, al punto tal de afectar parcialmente el corte final de "Justice League", también estrenada ese mismo año. La época oscura que nos había traído Zack Snyder, en donde se exaltaban el dolor y la pérdida, en donde los héroes y la sociedad convergían en alegorías que iban desde el arte renacentista hasta el simbolismo religioso, había llegado a su fin.

Mucho se ha hablado de este nuevo enfoque luminoso: que tal vez le esté cerrando las puertas a historias más maduras y complejas, que propicia la pérdida de un gran sector del público adulto, que no es más que un desesperado intento por copiar la fórmula de Marvel y un largo etcétera. Aunque sobre esto último cabría preguntarse si, en realidad, no se trataría más bien de una vuelta hacia los orígenes por parte de DC, teniendo presente al Superman del director Richard Donner. Pero más allá de la polémica, lo cierto es que los resultados en taquilla de "Wonder Woman" y "Aquaman" respaldan 100% estas decisiones. "Justice League", por el contrario, resultó una decepción para Warner Bros. a nivel económico, muy probablemente porque el público percibió lo apresurada que fue su concepción. Una vez más la cosa estaba clara: debían hacerse películas más ligeras, divertidas, para todo tipo de público y además en solitario, es decir que cuente con un único héroe protagonista. Bajo este contexto llega "Shazam!", la cual aplica y expande lo anteriormente dicho, para convertirse así en la película de superhéroes cómica y familiar por excelencia.


Como me gusta desembarazarme lo antes posible de mi valoración y además ser directo, comenzaré diciendo que, para mi, "Shazam!" es una buena película. ¿Es mejor que "Wonder Woman" o "Aquaman"? Es una pregunta que yo mismo me he formulado y que me ha costado responder. Con sinceridad puedo decir esto: "Shazam!" es una cinta más redonda que "Wonder Woman" y cumple con mucha más eficacia que "Aquaman" los objetivos generales que se propone. Vamos por partes. A diferencia de "Wonder Woman", en donde sentí que aflojó en el tercer acto, "Shazam!" mantiene un buen ritmo constante que te mantiene entretenido de principio a fin. En lo que a mí respecta, la película tiene uno de los mejores primeros cinco minutos del DCEU; una vez que este gran comienzo te atrapa, solo es cuestión de dejarse llevar. Con respecto a la comparación que establecí antes con "Aquaman", si recuerdan mi reseña de aquélla película sabrán que aplaudí la vertiginosa acción presente, pero no salí muy contento en lo que refiere al humor, por lo que la película se quedaba un tanto manca en ese apartado. A riesgo de sonar algo exagerado, diré que "Shazam!", en cambio, hace todo bien. Su fuerte es el humor, así que no es de sorprender que consiga buena nota en este aspecto, aunque también entrega una buena cuota de acción que no desentona en lo más mínimo. ¿Está al nivel de lo visto en la película del atlante? Ni de chiste, eso desde ya, pero dentro del contexto de la película (una comedia) y de las metas que se plantea, está más que aceptable.

Un breve repaso para aquéllos que no conocen al personaje. Captain Marvel (años después rebautizado "Shazam") nació en las páginas "Whiz Comics", propiedad de Fawcett Comics, en el año 1940. Su creador, Bill Parker, notó que a pesar de que el público al que iba dirigido el cómic de superhéroes de la época era mayoritariamente niños, no había ni un solo tebeo que tuviera a uno como protagonista. Así surgió Billy Batson, un niño puro de corazón que fue escogido por un poderoso mago para heredar su magia. De este modo, con solo gritar "Shazam", Billy podía transformarse en una versión adulta de sí mismo con increíbles poderes mágicos. La publicación fue todo un éxito y continuó con normal regularidad incluso después de que los derechos del personaje fueran licenciados por DC en 1972. Como es de esperarse, el personaje y su entorno fueron expandiéndose a lo largo de los años, literalmente surgió una familia Shazam y villanos de lo más variopintos desfilaron por las páginas de la publicación.


A pesar de ser un personaje con una larga trayectoria, esta película de David F. Sandberg tiene una muy clara batuta a seguir: el run de Geoff Johns en New 52. Los dedos de Johns se ven por todos lados, desde el carácter más gamberro de Billy hasta el aspecto más fornido del doctor Sivana. En términos generales, gran parte de la estructura argumental de la película fue esbozada años atrás por este escritor, con entendibles cambios de por medio, por supuesto. Así es como comenzamos a hablar de uno de los tantos aciertos del film: el guion. Si tuviera que definirlo con una única palabra, sería centrado. Desde los primeros minutos se presenta con absoluta claridad el conflicto central de la película y entendemos muy bien las motivaciones de cada personaje. Las digresiones son pocas y están justificadas.

Por supuesto, el componente central del largometraje es el humor y no podría justificar una reseña favorable si el mismo no estuviera a la altura. La gran mayoría de las bromas funcionan, garantizando que, como mínimo, esboces una sonrisa durante buena parte de la cinta. Los chistes más flojos, en lugar de generar incomodidad o rechazo, simplemente se pasan por alto porque, por lo general, no se detienen demasiado en una broma. El desarrollo de la película es dinámico y el humor de adapta a ese dinamismo. La comedia está en todos lados y rara vez se toma un respiro aunque, cuando sucede, el guión utiliza esos momentos para introducir una por demás de bienvenida dosis de drama cuya función es movilizar el tópico central del film: la familia. "Shazam!" no es solamente una propuesta familiar por su tono, ritmo y disfrute sino además por hacer énfasis en el concepto de "familia", buscando transmitir muy buenos valores por ese lado, como son el de la unidad, la contención y el apoyo mutuo. Aunque se trate de un mensaje un tanto básico, lo hace con suma naturalidad, buen gusto y mucho mejor que cierta saga con autos veloces.

Las actuaciones es otro de los puntos a destacar de la cinta. El nivel promedio es bastante bueno y todos realizan un notable trabajo, pero destacan las interpretaciones de Zachary Levi como Shazam y Jack Dylan Grazer como Freddy Freeman. A veces se dice que el casting es la mitad de la película, y puede que en este caso sea cierto. No se me ocurre a alguien mejor que Levi para interpretar esta versión del personaje. Sobre sus hombros recaía la gran responsabilidad de ser quién le diera corazón y chispa a la película, y creo que cualquiera que haya visto los trailers puede sentir esa energía que le inyecta al proyecto el otrora protagonista de "Chuck". Si el humor funciona tan bien en esta película, es gracias a él. En las numerosas entrevistas que salieron para promocionar la cinta, es frecuente escuchar a sus compañeros caracterizarlo como "un niño grande" y, más allá del impacto publicitario que esas declaraciones puedan tener, tras ver la película cobran mucho sentido. Realmente se siente que Zachary está disfrutando el estar ahí en el set interpretando a Shazam, y es muy difícil que esa sensación no termine contagiando a los espectadores en la sala de cine. Por el lado de Dylan Grazer, interpreta al segundo personaje con más tiempo en pantalla, y aunque su participación no sea tan fundamental como la de Levi, se maneja con mucha soltura y solidez. Es un talento joven que ya habíamos visto destacar en "It" y que vuelve a dar cuotas de talento y profesionalismo en esta cinta.


No, no he olvidado a Mark Strong. Llegó el momento de hablar del villano. La ausencia de Black Adam en la película (esto no es spoiler) obligó al guionista Henry Gayden a tomarse ciertas libertades al momento de adaptar el personaje de Sivana. En los cómics el Doctor Sivana es reconocido por ser una las mentes más brillantes de todo el Universo DC, a la par del mismísimo Lex Luthor, por ende se trata de un rival cuya principal arma es el intelecto que usa para maquinar malvados planes. Sin embargo, el Sivana de "Shazam!" destaca por sus fortalezas físicas y no tanto mentales. El film da a entender que estamos ante alguien indudablemente inteligente asimismo no es un personaje que maquine, analice o sopese sus acciones, de hecho, por momentos es un tanto impulsivo. Aun así, en mi opinión, estamos ante el segundo mejor villano del Universo Extendido de DC, solo por debajo del General Zod. Convengamos que la vara no estaba muy alta pero igualmente es satisfactorio atestiguar el desenvolvimiento de un buen antagonista. La mitad de este éxito le corresponde por un lado al mencionado guion, que le otorga al personaje las motivación necesaria para que nos importe lo suficiente, y por el otro a la sólida interpretación de Strong, que impide que el rol se torne demasiado caricaturesco, manteniendo un estoicismo que contrasta muy bien con el carácter jovial de Shazam.

En cuanto a dirección, "Shazam!" no se queda corta. Sandberg nos entrega un producto cuidado, estilizado, que cumple con lo que uno puede esperar de un proyecto de mediano presupuesto (alrededor de noventa millones de dólares según se dice). Por momentos la cinta adquiere un espíritu de documental y vemos fantásticas tomas a mano alzada, también hace uso del recurso de los noticieros televisivos y nos ofrece muy buenas escenas de acción con acrobacias aéreas. Hay momentos realmente impactantes y sorpresivos. Quiero reiterar que esta es una película para toda la familia pero asombra la sutileza y el buen gusto con el que son retratadas escenas francamente brutales. Hay que recordar que Sandberg proviene del género del horror y en esta cinta hay momentos en los que se nota su procedencia artística, similar a lo que hizo James Wan en "Aquaman" con la introducción de The Trench. Las escenas nocturnas, lejos de impedirnos el poder apreciar los detalles, son utilizadas para realzar las luces y los colores del entorno, así como el famoso rayo amarillo del pecho de Shazam. Una gran decisión a nivel de la fotografía que, dicho sea de paso, colabora muy bien con el tono luminoso de la producción.

A propósito del apartado visual, el CGI pasa con buena nota a lo largo de todo el film. Los rayos de energía que desprende Shazam de las manos o el pecho, el difuso rastro luminoso que deja detrás de sí al usar súper velocidad, las escenas de acción en el aire, son sin lugar a dudas los aspectos que más se destacan. En el último tercio hay más carga de efectos especiales y quizá no lucen tan bien como podrían pero, de nuevo, a una película de superhéroes con un presupuesto medianamente contenido no se le puede pedir más.


En los particular, no sentí que la banda sonora original destaque por sobre otros aspectos de la película, pero sí es verdad que acompaña muy bien lo visto en pantalla. Para quienes les haya generado rechazo la música usada en los trailers, puedo traerles algo de tranquilidad y decirles que no se preocupen porque no hay remix de ningún rap en la película. Sí hay, en cambio, un poco de rock y el uso de una canción muy popular que prefiero no mencionar para no arruinar sorpresas, aunque que le sienta muy bien al momento. En general creo que la banda sonora original cumple su cometido de transmitir una buena vibra superheroica al ritmo de una orquesta que, de a ratos, nos recuerda a Superman pero sin llegar a ser tan memorable.

En conclusión, "Shazam!" es una película ligera, divertida y súper recomendable que pide ser experimentada en familia o con amigos. El disfrute que puedan tener al momento de verla depende mucho de las expectativas que uno tenga. No es el espectáculo visual que supo ser "Aquaman", no es la épica bélica de "Wonder Woman", es una cinta que apunta a pasar un buen rato en frente de una pantalla. Si la gente la sabe valorar, puede terminar convirtiéndose en un clásico del entretenimiento en lo que al cine de superhéroes se refiere.

Respuesta: POSITIVA

A modo de referencia, dejo aquí mis “respuestas” a las otras películas del DCEU:

“Man of Steel”: POSITIVA

“Batman v Superman: Dawn of Justice”: ACEPTACIÓN

“Suicide Squad”: NEGATIVA

“Wonder Woman”: POSITIVA

“Justice League”: ACEPTACIÓN

"Aquaman": POSITIVA

martes, 2 de abril de 2019


Título: “Who is saved?”                
Guión: Tom King          
Dibujos & Tintas: Mitch Gerads & Clay Mann
Colores: Gerads & Tomeu Morey
Letras: Clayton Cowles
Arte De Tapa: Gerads

La 6ta entrega de “Heroes In Crisis” comienza con otro video archivo. Wally West, Harley Quinn y Gnarrk deben definir que es “salvar”. Esto desencadena que veamos qué pasó con ellos, previo al ataque a Sanctuary.

Nos metemos en la crisis existencial que padece Gnarrk, su visión (en base a la filosofía) de la vida; de que como era en sus tiempos y como lo es en la actualidad. Seguimos atestiguando el dolor que le causó a Wally saber que a pesar de haber regresado cuando había sido eliminado de la existencia, su familia no existe, ya que técnicamente nunca la tuvo, a pesar de que la recuerda vívidamente. Mientras, nos vamos a enterar de que Harley se metió por sus propios medios a Sanctuary, para hacerle compañía a Ivy, y terminará haciendo uso de la particular terapia.

Gnarrk usa la tecnología de Sanctuary para revivir sus épocas salvajes, su vida en la prehistoria. Harley por consejo de Ivy crea una versión del Joker para dañarlo, pero esto no le hace bien así que terminan creando varias que entre ambas masacran incansablemente. Wally replica los encuentros con sus compañeros Titanes para explicar lo difícil que se le ha hecho ser esperanzador y estar motivado como sus amigos para la batalla, cuando la soledad lo consume.

Llegamos al momento del ataque. Cada uno de los mencionados escucha la alerta, y hasta pueden creer que se trata de un simulacro (algo que parece habitual). Luego veremos a un agonizante Gnarrk intentar reconfortar a un moribundo Protector, antes de sucumbir el mismo. Wally se lamenta (como vimos antes) el no haber llegado a tiempo para salvar a Roy Harper y es asesinado por Booster Gold (!), escena que es  vista por Harley.

Cierra el librillo con más héroes en el confesionario que explican para ellos lo que significa “salvar”.


LO QUE DEJÓ ESTE NÚMERO

Creo que en el final del libro sabremos que tanto relleno fue este número. Porque lo fue, no creo que del malo, pero medio que esperábamos avances y no los tuvimos. No obstante, el juego de Tom King es intrigante, y tanto manijearnos, veremos si en definitiva al final, fue una buena estrategia o solo trataron de estirar un poco las cosas (lo cual sería raro, ya que se le agregó un número más de lo que fue anunciado, y nos imaginamos que es porque se necesitan un poco más de páginas para terminar todo el embrollo de manera lo más efectiva posible).

No vamos a negar que lo de HQ y Gnarrk no fue interesante; la disyuntiva del cavernario, que parece no lograr descifrar si se sentiría mejor en sus tiempos, donde debía luchar día a día para sobrevivir, o en la actualidad, donde se siente muchas veces un pez fuera del agua. Y esto queda claro, esta dicotomía digo, cuando hace su análisis sobre ‘El mito de La Caverna de Platón’.

Palabras más, palabras menos, dicho mito (más bien, dicen los que saben, alegoría) representa a las masas cómodas con su ignorancia; en el mito, se supone que unos hombre nacieron en una cueva y fueron encadenados toda su vida mirando hacia la pared. Su idea de lo que puede haber fuera de la cueva proviene de sobras reflejadas en la pared y ruidos. Un día uno de los hombres se libera y escapa al mundo exterior. Cuando este regresa, habiendo vivido lo que hay fuera, para liberar a los otros es calificado de mentiroso, es ignorado por tal cosa y hasta condenado a muerte. Gnarrk con su último aliento, cree en realidad no se trata de abandonar la cueva, sino saber que existe, así como el mundo exterior existe y que hay sombras en todos lados… crudas últimas palabras.

Mientras veíamos de nuevo a Wally lamentarse por Roy, ahora vemos como Booster lo mata. Ya vimos a Harley hacerse cargo de él, de acuerdo al propio Booster, que así lo recuerda, pero hasta dudan de su salud mental y que en realidad así lo crea, pero no haya sido así.


Los héroes que vemos al final en otro archivo explican su pensar sobre lo que es salvar a alguien o si llevan la cuenta. Commander Steel cree que lo importante es estar preparado, Blue Jay se pregunta si afecta su concepto el ser de otro mundo, Solstice dice que salvó a 437 personas, Kid Devil dice que salvó a “más que la mayoría” y “menos que unos pocos”… si, no sabemos qué carajo quiso decir, pero que ”apenas empieza”, afirma.  Hot Spot dice que recibió algunas fotos de gente que salvó y que las tiene en un piano, Nemesis que no salvó a “nadie de quien pudiéramos haber oído”, Arsenal que se trata no de contar sino de hacer algo, Gunfire cree habla sobre sus armas y que sirven para matar (no salvar) y Tatooed Man cree que nadie se salva ya que sostiene que alguien que vive significa alguien también muere.

Me pregunto si el hecho de que en este libro Kid Devil sale nombrado como tal, cuando en su primera aparición es nombrado como Red Devil (incluso por el mismo, que es su nombre de héroe ‘mayor’) , no fue otra treta de quien verdaderamente causó todo…

Como dije antes, si bien está bueno que se ahonde en la cabeza de los héroes, que es la sal de este libro, que no se ahonde en la trama principal demasiado, preocupa un poco a futuro. Pero aún quedan suficientes páginas para que esto se resuelva de la mejor manera. Y esperemos que así sea.

Mitch Gerads (como ya fue anunciado antes) se encarga de dibujar y colorear todo, salvo por las páginas primera y última, por parte de Clay Mann con colores de Tomeu Morey. Mitch tiene un estilo muy distinto al de Mann, y creo que hizo un gran trabajo. Quizás no fue tan bueno como el que hizo Lee Weeks cuando le tocó dibujar casi todo el issue #3, ya que algunos dibujos de Mitch acá, no estuvieron tan buenos; pero de todos modos, el apartado gráfico sigue siendo de gran nivel en líneas generales.

jueves, 28 de marzo de 2019


Guión: Varios                     
Dibujos: Varios
Tintas: Varios
Colores: Varios
Letras: Varios
Arte De Tapa: Jim Lee, Scott Williams y Alex Sinclair

Finalmente llegó el día del esperado Nº 1000 de "Detective Comics", tres días antes de lo que cronológicamente será la verdadera fecha (30 de marzo) del 80º aniversario de Batman, ergo, la salida en 1939 del famoso Nº 27.

Ya hablamos suficiente en diversos posteos sobre lo que sucedió en aquellos momentos así que vamos a ir con las historias, que es lo que nos llama a hacer todo esto en definitiva.


“Batman's Longest Case”
Guión: Scott Snyder 
Lápices: Greg Capullo
Tintas: Jonathan Glapion
Colores: FCO Plascencia
Letras: John Napolitano 

La primera historia nos trae a Bats revelando que lleva investigando un caso durante toda su extensa carrera, investigación que inició de casualidad trabajando en otro caso cuando todavía era un héroe en pañales. Resulta que mientras investigaba un asesinato descubrió en el museo personal de la víctima que una pieza de su colección, una lupa antigua, había sido reemplazada por una imitación.

Tras resolver el caso, Batman investigó la lupa y fue encontrando pistas que lo condujeron a distintas partes del mundo y finalmente a un departamento en Gotham donde encontró una logia detectivesca llamada "El Gremio". Allí lo reciben Hawkman, HawkgirlMartian ManhunterQuestion, Detective Chimp, ¿Terri Thirteen?Slam Bradley y Elongated Man.

Revelando que se trató de una suerte de ritual de iniciación, Batman ahora es admitido como parte del Gremio, que poseen una biblioteca inmensa con todos los casos del universo (!) que no han sido resueltos. El trabajo de un héroe, y más si es detective, nunca termina.


“Manufacture For Use”
Guión: Kevin Smith
Lápices: Jim Lee 
Tintas: Scott Williams
Colores: Alex Sinclair
Letras: Todd Klein

Matches Malone ingresa a una tienda que posee artilugios de algunos de los criminales más famosos de Gótica que fueron obtenidos de sus escenas del crimen. Mientras Malone busca un objeto en particular, vamos intercalando con varios flashbacks de enfrentamientos varios de Batman y su Rogues Gallery.

Finalmente descubrimos que la pieza que buscaba nuestro héroe era la pistola que mató a sus padres y paga por ella más del doble de su valor. Alfred dice no entender que Bruce quiera tener dicha arma en su galería de trofeos, siendo que básicamente le arruinó la vida y quién sabe cuántas más.

No obstante Batman pretende convertirla en algo más, algo que de alguna forma la haga pagar por sus crímenes. Entonces la funde y la convierte en una placa de armadura que utiliza como protección bajo el símbolo en su pecho.


“The Legend of Knute Brody”
Guión: Paul Dini
Lápices: Dustin Nguyen
Tintas: Derek Fridolfs
Colores: John Kalizs
Letras: Steve Wands

Un programa de TV llamado "Gotham Insider" emite un documental sobre un infame henchmen, el famoso Knute Brody. Este personaje logró notoriedad dentro del bajo mundo ya que fue parte del equipo de prácticamente todo prominente villano local.

Varios miembros de la Rogues Gallery cuentan sobre sus experiencias con Brody, su capacidad para arruinar las cosas y, en algunos casos, haber sido el culpable de que Batman los atrape. Muchos quisieran matarlo, asimismo Poison Ivy asegura haberse encargado de hacerlo por su cuenta.

En la Bati-Cueva, Bruce, Dick, Barbara y Alfred ven dicho show y comparten sus vivencias como Brody. Sí, es un personaje inventado por ellos para sabotear a los malos desde adentro. Aún así creen que es hora de "retirar"Knute dada la fama conlleva esta exposición pública, no obstante Damian asegura que quiere encarnarlo antes de que eso suceda.


“The Batman's Design”
Guión: Warren Ellis
Lápices y tintas: Becky Cloonan
Colores: Jordie Bellaire 
Letras: Simon Bowland

Un grupo comando intentó tomar de rehén a todo un hospital y, tras una larga persecución, Batman los condujo sin que se dieran cuenta a refugiarse en un gran depósito.

Lo que los criminales no saben es que dicho depósito pertenece a Bats y está lleno de trampas, y una vez allí Batman le pide a Alfred que habilite los comandos por voz para activar todos sus juguetes. Viendo que cada delincuente cuenta con aditamentos que les otorgan fuerza, velocidad y recuperación, El Murciélago considera que no necesita contenerse demasiado.

Activando las bombas que tiene en el lugar se va deshaciendo de a poco de cada uno de los miembros del equipo. Al final queda sólo el líder, un terrorista que amenaza con volar una bomba sucia que no sólo los matará a ambos sino que envenenará Gotham por tres años. Pero resulta que Batman había estudiado a cada miembro y utiliza el miedo del líder a "no saber si teme más vivir que morir" para que se arrepienta y entregue el detonador.


“Return To Crime Alley”
Guión: Denny O'Neil 
Lápices y tintas: Steve Epting 
Colores: Elizabeth Breitweiser
Letras: Andworld Design

Unos jóvenes hurtan una tienda de cotillón y uno de ellos encuentra una pistola. Al salir del lugar, ahora enmascarados, el que encontró el arma quiere usarla para cometer otro crimen.

Batman encuentra a Leslie Thompkins, es el sitio y el aniversario de la noche del asesinato de los padres de Batman. La Doctora comparte sus pensamientos sobre lo que Wayne quizás debió haber hecho con su perdida, algo más notorio y no tan oscuro como su interminable lucha contra el crimen. Ahí es cuando los maleantes deciden asaltar a la dama.

Batman los amenaza pero los maleantes dudan que sea el verdadero, de hecho ni siquiera creen que existe un "verdadero" Batman y osan a apuntarle con el arma, lo que le genera una cólera tal que comienza a golpearlos. Leslie evita que Bruce golpee al último ya que siente lástima por él y por su manera de obrar, aunque se refiere Batman y no al delincuente juvenil.


“Heretic”
Guión: Christopher Priest
Lápices y tintas: Neal Adams
Colores: Dave Stewart
Letras: Willie Schubert 

Comenzamos con un flashback en El Tíbet, donde Bruce Wayne es asaltado por unos criminales locales tras negarse a darles su dinero. En el presente, un joven asiático fue asesinado en Gotham y la policía encuentra en su cuerpo una tarjeta de la fundación de los Wayne. El joven fue aniquilado con una técnica muy conocida por La Liga de Los Asesinos, técnica que Bruce aprendió en El Tíbet.

Batman se encuentra con Ra's Al Ghul para tratar de averiguar por qué querría muerto al muchacho, asimismo Ra's dice no haber sido el responsable pese a que el joven ayudaba a otros como él que querían desertar La Liga de Los Asesinos.

De vuelta en El Tíbet, Bats enfrenta a la hermana del fallecido, Tan Lujun. Ella fue la responsable y clama que lo hizo porque su hermano estaba corrupto. Sucede que cuando Bruce Wayne fue asaltado años atrás Tan, siendo apenas un niño, le sacó la billetera a Bruce. Su hermana cree que el dinero lo corrompió y por ello deseó escapar a Estados Unidos. Batman le promete a la hermana de Tan seguir con lo que hacía él, ayudar a quienes quieran abandonar la Liga de Los Asesinos, a lo que la joven le asegura que en ese caso volverán a encontrarse en el futuro.


“I Know”
Guión: Brian Michael Bendis
Arte: Alex Maleev 
Letras: Josh Reed

Bruce Wayne, anciano y en silla de ruedas, es visitado por Oswald Cobblepot, quien le revela que sabe sobre sus andas como Batman desde hace décadas. Dice que una vez, junto con un intento de "liga de villanos", trataron de descubrir su identidad secreta. Pensaron que debía ser alguien con mucho dinero mas nadie creyó que (como él propuso) fuese Bruce Wayne puesto que el Joker lo definió como un llorón. Pero él, pese a la incredulidad de sus compañeros, lo dedujo.

También cuenta Oswald que en su momento estuvo a punto de atacar la Mansión Wayne con muchos pingüinos explosivos pero no lo hizo porque hubiera destruido a Wayne en vez de destruir a Batman en un enfrenamiento, por ende no hubiera sido lo mismo.

Así que Penguin se ufana de que Batman sigue con vida gracias a él. Tras haber guardado silencio todo el rato, Bruce lo electrocuta y le confiesa que lo sabía, acusándolo luego de ser un cobarde. Mientras que uno guardias se lo llevan, un atolondrado Cobblepot se muestra además sorprendido pues creía que Wayne ya no podía hablar.    


“The Last Crime In Gotham”
Guión: Geoff Johns
Lápices y tintas: Kelley Jones
Colores: Michelle Madsen
Letras: Rob Leigh

Las velas de una torta se encienden y lo siguiente que vemos es a Batman y Catwoman junto con Damian, una Batgirl llamada Echo (hija de Bat y Cat) y Ace observando la Bati-Señal en los cielos. Cat hace referencia a una Gotham que está casi libre de crimen, por lo cual les parece una novedad que se encienda la Señal.

Doce individuos han muerto y parece ser obra del Joker, quien murió la noche anterior a causa de una enfermedad. Por las características de la escena (una fiesta de cumpleaños) sospechan que pueden ser alguno de los Holiday (pero ambos están muertos) o Calendar Man, que es una de las víctimas. El asesino dejó una nota, se trata de The April Fool a.k.a. El Hijo del Joker. Resulta que es una de las trece víctimas y en la nota explica que los químicos que convirtieron a su padre en el Joker fue lo que al final le causó la muerte a ambos.

Es fue la despedida que el Joker hubiera querido, según su supuesto hijo. Resuelto el caso, Batman le sugiere a Jim Gordon que vaya a pasar tiempo con su familia, compuesta por Barbara, Jason ¿Todd? y sus nietos. Los últimos villanos de Gotham han muerto así que El Encapotado desenchufa la señal. Sin embargo era todo una fantasía de Batman, que acaba de pedir un deseo antes de apagar las velas su torta de cumpleaños.


“The Precedent”
Guión: James Tynion IV
Lápices: Álvaro Martínez-Bueno
Tintas: Raúl Fernández 
Colores: Brad Anderson
Letras: Sal Cipriano

Bruce y Alfred Pennyworth tienen una charla sobre Dick Grayson en la Mansión Wayne. Puntualmente debaten la posibilidad de sumarlo a su cruzada contra el crimen.

Bruce duda en traer al mundo del vigilantismo al joven Grayson pero Alfred cree que así Richard podrá tener lo que Bruce no tuvo, o sea un cierre para su tragedia personal, además de tenerlo como mentor para desarrollarse como un luchador del bien desde el camino de la luz y no desde el camino más lúgubre que Wayne recorrió.

A todo esto descubrimos que Dick estaba colgado de una candelabro y oyó la conversación. Tras revelar su presencia, el pequeño acróbata le dice a Bruce que el precedente del muchacho que busca justicia ya lo estableció él con su propia misión, que su lucha será una inspiración para los demás. A continuación vemos a Dick tomando el juramento icónico junto a Batman.


“Batman's Greatest Case”
Guión: Tom King
Lápices y tintas: Joëlle Jones y Tony Daniel
Colores: Tomeu Morey 
Letras: Clayton Cowles

La Bat-Family fue invitada por Batman para reunirse en una azotea. Alfred, Ace, Catwoman, Nightwing, Robin, Red Robin, Spoiler, Batgirl, Batwoman, Red Hood, The Signal, Orphan y Huntress, todos se preguntan el porqué de la reunión. Bueno, quizás Ace no pero el resto sí.

Cuando Batman finalmente se hace presente algunos hablan de un 
“asunto” en particular y le dicen que no se preocupe por eso mientras Jason cree que lo van a echar de la Familia, teoría que Duke apoya. Los distintos continúan reaccionando ante su llegada mientras Bruce, en silencio, clava un Batarang en la pared de la terraza. Resulta que simplemente quería una foto con toda la familia.

Seguidamente Bruce se dirige hacia el cementerio y deja la foto de su particular familia en la tumba de Thomas y Martha Wayne.


“Medieval”
Guión: Peter J. Tomasi 
Lápices y tintas: Doug Mahnke
Tintas: Jaime Mendoza
Colores: David Baron
Letras: Rob Leigh 

Este el esperado debut del Arkham Knight en continuidad, aunque en verdad se trata apenas de un preludio.

A lo largo de las splash-pages que componen esta historia vemos a Batman enfrentándose con diversos miembros de la Rogues Gallery mientras el Arkham Knight relata lo que para él representa Batman: una enfermedad, un cazador de personas que están dañadas, aunque también menciona algunas cosas que escuchó sobre Batman, como por ejemplo que venció a Ra's y Talia para usar un Lazarus Pit.

De ese modo esta versión del peculiar personaje se nos presenta como el caballero que le enseñará lo que es la verdadera justicia a Batman.

LO QUE DEJÓ ESTE NÚMERO:

Comenzaré diciendo que en definitiva, yo no esperaba grandísimas historias (por el número el páginas para cada una sobre todo) y hubo para todos los gustos. Desde un par que me fascinaron a otras que me gustaron pero me dejaron sensación a poco por sus abruptos finales, algunas que en la relectura me dejaron satisfecho pero no mucho más y un par que directamente me espantaron.

La dupla de Los Nuevos 52, Snyder y Capullo (este último a un nivel superlativo, como siempre), entregaron mi historia favorita. Pusieron sobre la mesa de forma sublime el aspecto favorito del fan comiquero de Batman, lo detectivesco. Además introdujeron a este Gremio que seguramente será revisitado por Snyder en algún momento del futuro cercano, ¿quizás en "Metal 2"? Entre los miembros del Gremio llaman la atención Ralph Dibny y quien se cree es Terri Thirteen que, junto a Detective Chimp, formaron parte de la Croatoan Society, un grupo de detectives que nació en las páginas de “52” y que se reunía en la 
Casa del Misterio. Obviamente el Detective Samuel "Slam" Bradley, creado por los mismísimos padres de Superman, es la presencia más llamativa (y obligatoria por tradición) ya que fue el personaje más importante de “Detective Comics” antes de que Batman le robara su luz. Es un grupo muy interesante para que quede ahí nomás.

Batman también menciona que su primer caso fue la investigación de la muerte de un empresario en la que su hijo fue acusado, esto es una obvia referencia a “The Case of the Chemical Syndicate”, la primer historia publicada de nuestro héroe. De hecho si prestan atención van a ver los famosos guantes púrpura cuando Bruce analiza la mentada lupa.

Esta logia de detectives podría haber sido inspirada en el Elseworld 
del 2003 titulado “Detective Nº 27”, una interesante historia en la que Bruce Wayne jamás fue Batman pero que eventualmente se une a un grupo de detectives para enfrentar a una sociedad similar de villanos, compuestos ambos equipos tanto por personajes históricos, como de cómic y hasta de películas.
   
Uno de los más cuestionados por la fanaticada fue Kevin Smith y es que se nos ocurren al menos una decena de nombres que debieron estar en lugar de él. Su historia de Batman buscando la pistola que mató a sus padres para convertirla en una pieza de armadura del Bat-Suit y redimirla es, cuanto menos, rara.

No me parece mala pero tampoco tiene mucho sentido. Si hacemos memoria seguramente recordarán que en “The Black Mirror” ya se desarrolló la idea un dealer de memorabilia de villanos. El planteo de este relato en sí es un poco estúpido ya que pareciera que el metal del arma de Joe Chill que luego se convirtió en el escudo de Batman era ultra-resistente. ¿O será una pieza entre tantas otras que se usó un par de veces nomás? Digo, ¿cuánto castigo podría soportar? Los flashbacks confunden un poco en ese sentido, quizás aún no la usó. ¿Quién sabe? ¿O a quién le importa en todo caso?

Eso si, puntos a favor por usar a Matches. También vale destacar que Smith se dio el gusto de incluir un cameo de Onomatopoeia, villano de su creación que debutó en "Green Arrow" v3 #12 (2002) pero que la mayoría recuerda por confrontar al Murciélago en la inconclusa y apestosa mini-serie, también de su atuoría, "Batman: The Widening Gyre" (2009-2010). Debo decir que Lee hace rato no dibujaba en este nivel, salvo quizá por la última página. Rescatamos sobre todo que haya retratado de muy buena manera a los archi-enemigos de Batsy.

Sabíamos que Paul Dini no nos iba a decepcionar y entregó una gran historia, especíalmente divertida. Esta suerte de malogrado Matches Malone que se inventó Batman con Knute Brody, descubrimos, hizo participar a varios miembros de la Familia como saboteadores de sus enemigos. Tampoco es una idea muy novedosa que digamos pero está contada de un modo interesante y hasta podría decirse que empático en cierta forma.

De todos modos el tono de la historia me parece que iría mejor con otro tipo de antología. No se centra ni en Batman ni en sus villanos sino en un "nuevo" personaje encarnado por varios miembros de la Bati-Familia y el mismo Bruce aparentemente, desviándose un poco de la línea que siguen el resto de los relatos. Si bien me gustó y hace un poco de hincapié en cómo la familia sirve a la causa de Batman de forma distinta, parece descolocada con respecto a las otras. Nguyen y compañía no decepcionan, como era de esperarse.

Por parte de Warren Ellis y Becky Cloonan hay un interesante relato con un muy buen desarrollo. Como me dijo un amigo: “me gusta ver a Batman en modo cazador”. Además sospecho que esta aventura en particular les recordó a muchos a esa memorable escena de “Batman v Superman: Dawn of Justice”, al menos por el lugar elegido para ambientarla, y eso ya es un gran plus.

En definitiva Ellis logró resaltar el aspecto estratégico de Batman y eso me encantó, además del uso del miedo y el elemento sorpresa a su favor. El trabajo artístico también me gustó. No obstante ese final tan apresurado fue muy molesto. Pese a que Batman había estudiado al líder terrorista y sabía “por donde entrarle *guiño guiño* siento que no quedó muy bien ese final. “Estoy atrapado en este lugar y sólo acecho a los vivos” es una frase extraña inclusive para Batman. Es como si diera a entender que él mismo no tiene opción pero el villano sí. Mal final para unas buenas páginas previas.

En el año 1976 Denny O'Neil y Dick Giordano nos presentaron a Leslie Thompkins en una historia muy entrañable donde Batman iba a visitarla y en el camino impide un robo y dos asaltos, el último justamente a Leslie. Y, como ya se había anunciado, Denny junto a Steve Epting (legendario artista de “la competencia” que hace un gran trabajo acá) nos iban a tras la secuela de aquel relato en estas páginas.

Verdaderamente es, a mi gusto, la peor historia. En vez de intentar calmarlo como lo hizo en la historia original de “Detective Comics” v1 #457, Leslie básicamente maltrata a Bruce diciéndole que siente lástima por las formas violentas de Batman. En aquella historia Bats le revelaba a Leslie que iba a Crime Alley en esa época cada año porque le recordaba “quien era” y le hacía contemplar su mortalidad. Leslie revela, ante la pregunta de Batman de porqué no abandona Crime Alley, que vio como asesinaban a los padres de un pequeño y decidió dedicar su vida a ayudar a los demás para que no volviera a suceder. La viñeta final es Batman durmiendo con una sonrisa.

Todo lo anterior va a contramano de lo que fue esta historia. Si bien podríamos decir que O'Neil resaltó el aspecto “dañado” de Batman, el cuento es tan cínico que no te deja empatizar con ello porque en definitiva le salvó la vida a la Dra. Thompkins y ésta no hace otra más que recriminarle a cambio.

Batman se toma una foto con su familia.

“Heretic”
medio que balancea entre lo que hicieron O'Neil y Snyder con sus historias. Así como O'NeilChristopher Priest se “revisitó” a sí mismo retomando de alguna forma una vieja historia propia de 1989. En “Batman” v1 #431, Priest (aún bajo el nombre de James Owsley) presentaba a Kirigi, el maestro de ninjutsu que le enseñó a Bruce y a los miembros de la Liga de Los Asesinos la técnica de La Palma Vibratoria. Si no leyeron esa historia se las recomiendo porque es un deleite ver a Batman apaleando ninjas bajo los lápices de Jim Aparo.

Como en el caso de Snyder, Priest optó por dejar un final abierto para continuar con el asunto en otro momento (aunque en este caso lo dudo) y, al igual que Ellis, el final se siente muy súbito.

Fue intrigante un caso que incluía a un joven desertor de la Liga de Ra's que ayudaba a otros a hacer lo propio. Que se nos diga (por sus pares) que el joven fue corrompido de niño por dinero nos da a pensar que quizás se escapó hacia Estados Unidos porque quería dedicarse a actividades non sanctas asimismo la tarjeta de la Fundación Martha y Thomas Wayne quizás pueda indicar lo contrario, quizás buscaba la ayuda de la fundación para socorrer a esos jóvenes. Me gustó salvo por el final abrupto. Neal Adams estuvo sorprendentemente en gran forma.

Ya se había filtrado el trabajo de Brian Bendis y Alex Maleev en este especial de aniversario y, antes de leer lo que hizo Denny O'Neil, pensé que sería el peor aporte. Maleev hizo un trabajo extraordinario pero fue una historia sin substancia, con una motivación por parte de Cobblepot que creo hubiera sido apropiada para otro villano más chiflado. No es un planteo necesariamente malo aunque tampoco es digno de estar en el mismísimo “Detective Comics” #1000, en un Anual o una antología random puede ser, pero acá no. Estuvo bueno el guiño a "Batman Returns", eso si.

Geoff Johns y Kelley Jones mostraron un sueño despierto de Batman donde el crimen muere. La trama no estuvo para nada mal y el arte de Jones lo hace aún más bizarro. La inclusión de los HolidayCalendar Man son claras alusiones a “The Long Halloween” y “Dark Victory”, punto a favor para GeoffTambién me parece que con el tema del cumpleaños Johns jugó un poco con ese curioso asesino que presentó en “Batman: Earth One”.

Nos preguntamos si ese tal Jason que desposó a Barbara es Todd, a quienes ya intentaron unir mediante un romance forzado en “Batman Eternal”, o Bard, quien tuvo historia con ella tanto antes como después de “Flashpoint”. O quizás se imaginó un Jason cualquiera pero a Babs retirada para formar una familia. O quizás esto es una especie de adelanto o pista de una de las tantas tramas que Johns planea tocar en “Three Jokers”, esperada saga donde Bruce, Jason y Barbara compartirán cartelera con el trío de Payasos. Todo puede ser.

Tynion IV y el equipo que lo acompañó durante su paso por esta serie traen una historia que está dentro de todo buena, en especial por el arte, pero que no suma nada. Una suerte de mini-remake de “Detective Comics” v1 #38 si se quiere. Nada mal, lástima que es puro relleno. Nota: Tras una relectura y una charla con el Editor es importante destacar que esta historia va más allá que de un simple refrito del origen de Robin porque nos muestra uno de los puntos de inflexión tanto en la vida ficticia de Caballero Oscuro como en su historia publicitaria: El momento en que Dick se unió a su cruzada fue el momento donde verdaderamente nació la dichosa Bati-Familia y a partir de ahí nunca más dejó de expandirse. A partir de ahí Bruce Wayne jamás volvió a estar solo.

Tom King logró lo que ninguno de los otros pudo: Hacer que su historia fuera emocional, que tuviera humor y, por sobre todas las cosas, que tuviera un final acordeJones y Daniel se balancearon perfectamente en cuanto a las labores artísticas.

Muchos creen que esta historia puede ser canónica y que inclusive podría ser el epilogo del run de King, es decir que ocurra en un futuro cercano cuando la Bati-Familia haya superado el momento turbulento que está viviendo, cosa que tranquilamente podría suceder. Batman mostrándole su familia a los padres es un concepto hermoso. Igual se me hizo rara la presencia de Huntress; esta encarnación de Helena tuvo interacciones con algunos RobinBatgirl pero no con Batman, o al menos no hasta donde yo sé, lo cual no termina de justificar su participación en todo esto. Quizás el cameo quiera decir que en breve la veremos en las páginas de “Batman” o sea simplemente Tom recordando su paso por “Grayson”.

Y por supuesto tenemos al Arkham Knight. Grandes páginas por parte de Mahnke y compañía. No es nada nuevo el concepto de X villano viendo a Batman como el verdadero malo del cuento o considerarlo como alguien que debe ser ajusticiado por abusar de los enfermos mentales. Es más, eso hasta se vio en los New 52 durante el run de John Layman y Jason Fabok.

No será una gran premisa mas confiamos en Peter J. Tomasi (incluso después del antecedente reciente de “Mythology”) para el arco que se desarrollará entre los issues 1001 y 1005.

En fin…

En líneas generales me pareció bueno el trabajo de estos equipos creativos, no obstante una parte de mi siente que quizás pudo haber sido mejor. Es una lástima que nombres como Frank Miller, Grant Morrison, Chuck Dixon, José Luis García-López (que diseñó un gran logo para la ocasión), Doug Moench, Alan Grant, Ed Brubaker, Greg Rucka o Graham Nolan (y paro acá porque no termino más) hayan estado ausentes.

A todo esto, ¿no les parece raro que nadie hiciera una historia con únicamente con Batman y Joker?

Los pin-ups por parte de Mikel Janín y Amanda Conner con Paul Mounts están buenos aunque para mi quedaron bastante descolgados. Una galería hubiera sido más acorde, dos sueltos que incluyeron así porque sí es más relleno que otra cosa. Me gustó la doble página de Jason Fabok aunque sigo sin entender porqué Catwoman está en el centro y de hecho se me ocurre que el Batman Who Laughs debería estar ahí teniendo en cuenta lo que está pasando hoy por hoy en el Bativerso. Y ese es otro tema, ¿de qué manera se supone que esta ilustración representa "el status quo actual del Bativerso", palabras textuales con las que se anunció la participación del canadiense? Es una ilustración bonita pero pareciera que simplemente quisieron hacer una pieza atemporal que pueda ser apreciada en las décadas por venir en vez de cumplir con la idea que nos intentaron vender en un principio

En definitiva el año pasado también fuimos parte de la historia con el #1000 de “Action Comics” y esta vez nos toca con nuestro personaje favorito. Así que, Lazarus Pit mediante, nos veremos en 80 años más o menos para comentar el “Detective Comics” #2000 😉