¡TODO LO QUE TENÉS QUE SABER DEL BATIVERSO ESTÁ AQUÍ!

domingo, 6 de enero de 2019


Que ese título no los engañe, esta "noticia" en verdad es un reporte de The Hollywood Reporter así que por ahora lo tomamos como lo que realmente es: un rumor.

Como recordarán hace poco el siempre desconfiable (?) Mayimbe informó que Matt Reeves entregaría el guión de "The Batman" a fines de Diciembre pasado y ahora, según nuevos rumores que andan circulando en la web, parece ser que el guión básicamente está listo aunque Reeves seguirá metiendo mano para pulir todo lo que sea necesario, lo cual es muy necesario y se agradece en caso de ser cierto porque a esta altura la cinta debería ser impecable en todo sentido de principio a fin.

Según este trascendido, Warner Brothers quiere empezar a filmar en Noviembre, por lo que uno presumiría que el estudio buscando de estrenar la cinta cuanto mucho en el 2021, con suerte para finales de 2020, lo cual no parece del todo descabellado teniendo en cuenta los tiempos de post-producción.

Mientras tanto, los detalles son escasos. ¿Cuando habrá noticias del elenco? ¿Quién será el maldito Batman y contra quién o quiénes se medirá? ¿Reeves escribió el guión por su cuenta o tuvo algún tipo de ayuda externa? ¿La historia estará vinculada con "Birds of Prey (And the Fantabulous Emancipation of One Harley Quinn)" teniendo en cuenta lo que su trama supone para el Encapotado? ¿Estará el film siquiera vinculada al DCEU? ¿Saldrá Flubber? Claro que podríamos mencionar muchas más dudas pero sería una auténtica pérdida de tiempo a esta altura.

Obviamente uno de los tópicos más comentados es la participación tentativa de Ben Affleck. Los que quisiéramos verlo nuevamente portando el manto del Murciélago aún tenemos esperanzas pues en teoría todavía le queda una aparición como tal en su contrato, eso sin mencionar los supuestos deseos del actor y realizador, asimismo sólo nos queda esperar para ver qué sucederá.

Le rogamos a Barbatos que no pase mucho más hasta tener detalles mayores del largometraje que TODOS estamos esperamos, mientras tanto los invitamos a dejar su siempre bienvenida opinión al respecto en la caja de comentarios.

sábado, 29 de diciembre de 2018


Título: "Knightmares, Part 1 - Suddenly Indeed"
Guión: Tom King
Dibujos y Tintas: Travis Moore
Colores: Tamra Bonvillan
Letras: Clayton Cowles
Arte De Tapa: Tony S. Daniel y Tomeu Morey

Finalmente Tom King y Travis Moore vuelven a reunirsepara traernos la continuación de "las locas aventuras de Tommy Elliot el niño que quiere ser Bruce Wayne".

Si recordamos lo que pasó en aquel #38, cuando nos presentaron a este pequeño loco, sabrán que estamos en presencia de recuerdos que no tienen nada que ver con lo que pasó. Es decir, el niño recuerda el momento en que sus padres fueron asesinados por un asaltante en la calle pero en realidad los encuentra muertos en su cocina, mientras que más tarde nos enteraríamos que todo lo hizo/planeó él.

Así que mucho no hay para contar/repasar de lo que sucede en este issue. Es decir, Matthew Warner se imagina toda una historia donde Batman investiga y descubre al supuesto asesino. a quien lleva ante la justicia. Posteriormente vemos al joven yendo a visitar al asesino a prisión (quien luce verdaderamente arrepentido) y con una navaja que lleva escondida logra cortarle el cuello para consumar su deseada venganza. Pero como dijimos era toda una fantasía y en realidad, en el presente, Matthew acaba de asesinar a su compañero de celda.

Ahora sabemos que este tipo no es la primera víctima que el chiflado Matt se cargó con la excusa de que "lo hizo porque era el asesino de sus padres" y que las autoridades de la prisión planean transferirlo a Arkham.


LO QUE DEJÓ ESTE NÚMERO

Tristemente "Batman" finaliza este año (ya que el próximo número vendrá en Enero) con un número de relleno, más aún si consideramos como finalizó la entrega anterior.

Extraño modo de estructurar esta porción de la serie, pasando de semejante revelación en torno al BatThomasGate a la continuación de la historia de Neo Hush (?). Es decir, sabíamos que vamos tener que esperar para ver cómo se resuelve lo mencionado y que este número no iba a ahondar en ello pues se enfocaría Matthew pero la verdad que fue poco entretenido. Lo único que se me ocurre es que quizás más adelante el personaje cobre mayor relevancia en la trama general de esta gran historia. Si hasta en una trasnochada charla de WhatsApp entre quien suscribe y el alcohólico vagabundo que edita los delirios que aquí posteamos, se le ocurrió que por ahí Matt es verdaderamente el Thomas Wayne amigo de Bane. No sé, quizás Skeets o Manhattan metieron mano o recurren al Hypertime (la vieja confiable de DC) para explicarnos que este niño es del futuro o de otra Tierra y lo trajeron ya crecidito para atormentar a Batman porque, bueno, a Dan DiDio le pareció buena idea. Todo puede ser...

El número en si o, mejor dicho, el relato en sí nos muestra a Matt imaginándose incluso más parecido a Bruce Wayne de lo que ya es (salvo que esto sea una situación como la de "Heroes in Crisis" 😲). Además hay guiños a "Batman: Year One": el joven reinterpretando (suponemos que no es adrede, a menos que...) escenas recordadas del mítico cómic de Frank Miller como la patada al árbol (algo que King homenajeó previamente en su run), la secuencia del paso del tiempo, la escena de Bruce en la sala de la Mansión Wayne justo antes de que el dichoso murciélago rompa la ventana, entre otras.


Es un pequeño capítulo de este jovencito que seguro tendrá algo más que decir a futuro. Si me gustó el hecho de que sea un homicida que cree estar vengando a sus padres y el potencial que puede ofrecer su eventual traslado al Asilo Arkham. Además mencionan que incluso en su presente situación sigue contando con un notable apoyo económico y que su leal mayordomo sigue prófugo así que todavía tiene varias cartas bajo la manga. ¿Quién sabe? Puede que eventualmente King logre redimir a este personaje dándole importancia real dentro de su run en vez de sacarlo de la galera cada vez que necesita hacer tiempo con un número autoconclusivo. Todo está por verse.

¿No se les hizo parecido al Dr. Malcolm Long el hombre que está cagando a pedos a Matt?

Gran trabajo de Moore y Tamra Bonvillan, quizás la paleta de Tamra no le da el mismo tono noir que el de Giulia Brusco en el #38 pero le sienta bien al estilo de narrativa de esta entrega.

Según el cronograma que el propio King compartió semanas atrás, el actual arco "Knightmares" se extenderá de aquí hasta el #69 y, salvo por los números #64  y #65 que serán parte del crossover "The Last Cold Case" (que a su vez es un tie-in de "Heroes in Crisis"), todas las entregas serán one-shots. De ahí pasaremos al arco "The Fall and The Fallen" desde el #70 al #74 para llegar hasta el #75, que será un número de antología (¿el reencuentro de Batman y Catwoman?) que de algún modo conformará un Bati-Evento o, cuanto menos, estará vinculada a uno que comenzaría en Abril del año que viene. A esperar nomás.

jueves, 27 de diciembre de 2018


Ante todo queremos agradecerle cordialmente a la gente de Warner Bros. Pictures por invitarnos a la premiere de esta película y pedirles disculpas a ustedes por tardar tanto en traerles nuestro análisis. A esa cosa llamada “vida real” se le dio por traernos problemas de todo tipo en esta época del año que de por sí es bastante complicada, pero aún así seguimos tan determinados como siempre en continuar con esta locura que decidimos llamar “El Blog de Batman”. Dicho esto, pasemos a lo que realmente importa.

Desde el momento en que Zack Snyder anunció que sería Jason Momoa quien daría vida al atlante, era sabido que pocos estarían realmente convencidos hasta tener la chance de verlo protagonizar su propia película de manera satisfactoria. No porque Aquaman sea un personaje especialmente complejo sino más bien porque para el público en general —aquéllos que no están familiarizados con el mundo del tebeo y que por lo tanto no conocen al Rey de los Siete Mares en profundidad— es considerado un chiste. Afeminado, incompetente en tierra firme, con un poder tan inútil como lo es el hablar con los peces, el rey de Atlantis simplemente no es tomado en serio. De este modo, el peso que James Wan y compañía llevaban a sus espaldas era grande. No solo estaba en sus manos la oportunidad para redimir de una vez por todas a un emblemático personaje de DC (o hundirse en el intento), sino que, hasta el día de hoy, el rendimiento de “Aquaman” en taquilla es fundamental para que el público, la prensa y tal vez hasta los mismos productores de Warner comiencen a confiar y sobre todo a apostar en este universo que están construyendo lento pero seguro.

Habiendo pasado ya más de una semana desde el estreno, podemos sondear la repercusión que ha tenido en el público y, dejando a un lado los números de taquilla, la frase que más circula en redes es “estoy satisfecho. Soy consciente que esta es una abstracción muy general, pero insisto, estadísticamente la película ha dejado buen sabor de boca en la gran mayoría de los espectadores. Este no es un dato menor. A diferencia de otras películas de DC como “Batman v Superman: Dawn of Justice” o “Justice League” que han obtenido respuestas mixtas, ya no hablando de la crítica, sino al interior del propio fandom, “Aquaman” consigue lo que anteriormente había logrado “Wonder Woman”, un consenso en la opinión del público en general. Consenso que, sin embargo, no está exento de críticas ni mucho menos.


Mi respuesta hacia la película es positiva, inscribiéndome así a la opinión general del público. Uno de los choques que tuve con el film es, en realidad, algo con lo que muchos podrán lidiar sin problemas al tratarse de un elemento muy subjetivo: el humor impreso en las líneas de diálogo. No estoy en contra de la comedia en este tipo de películas, es algo sumamente necesario, parte de la receta, pero en lo personal no conseguí conectar con las bromas de “Aquaman”, imagino que muchos otros lo harán, lo visto en el tráiler es un gran ejemplo de lo que pueden esperarse en este apartado. Si hago de la imposibilidad de conectar con el humor de la película algo baladí, sin demasiada importancia, es porque dicha imposibilidad no me priva de disfrutar, o incluso mejor, ni siquiera irrumpe en aquello que mejor hace la película: las escenas de acción.

Escuché a alguien decir “Aquaman es una película que se devora con los ojos”, y creo que es una forma clara y sucinta de expresar el punto fuerte del film. Las escenas de acción son espectaculares y no me cabe ninguna duda que todo el talento de James Wan fue puesto en ellas. Cabe recordar que el director ya había demostrado su gran competencia en la materia filmando la séptima entrega de aquélla saga de coches, y no es coincidencia que aquí también la cámara se sienta, por momentos, “rápida y furiosa”. Todos los personajes tienen la oportunidad de brillar en este sentido, no solo Aquaman, tanto héroes como villanos, en algún momento les toca ser partícipes del vértigo y sacar a relucir sus mejores movimientos. El resultado es una cantidad de acción sorprendentemente bien distribuida a lo largo de toda la cinta, que no cansa ni abruma, porque las locaciones cambian constantemente dando lugar a nuevas mecánicas y a la sensación de estar presenciando algo único y espectacular, otra vez.

En los momentos en que “Aquaman” no se centra en la acción, es cuando emergen las principales falencias del film: un guion plano, más bien mediocre, conformista, que difícilmente pueda sorprender a nivel argumental. Tal vez, para ser más justo y un poquito menos negativo, la palabra más adecuada sea “sencillo”, estamos ante un guion sencillo. Salta a la vista que la principal fuente de la que se nutrió el guion es el run que Geoff Johns desarrolló en The New 52, esto no debe extrañar ya que muchos lectores comenzaron a tomar en serio al personaje gracias a su trabajo. Historias repletas de drama, acción, color, aventura y con claros tintes shakesperianos, fueron todo un éxito en el papel. Estos elementos están presentes en el film aunque de una forma desbalanceada. Preponderan la acción y la aventura e incluso, por momentos, se respira un tenso ambiente de horror. El drama está ahí también, pero los diálogos simples y los bocadillos cómicos no dejan que tome un papel protagónico en ningún momento, salvo quizá, en los compases finales.


Sumado a este desbalance, hay que agregar la poca capacidad que tiene la película para sorprender a nivel argumento. Esto no significa que sea una sucesión de clichés necesariamente, pero incluso hasta los menos entendidos podrán vislumbrar la estructura narrativa de la película y anticipar varios eventos. Pese a todo, hay que reconocerle algo al guion y es su claridad y economía. Cuenta muchas cosas en poco tiempo, la acción es abrumadora, acude a flashbacks varias veces, las locaciones cambian con mucha frecuencia y, sin embargo, uno no se pierde. Esto se desprende, por supuesto, de la sencillez del guion, pero no es algo garantizado ni mucho menos. Hay que saber contar una historia, por más sencilla que sea, y “Aquaman” supo contar esta historia y sacarle el mayor jugo posible. Disimuló sus defectos y se centró en sus virtudes. No es de sorprender que, con un guion así, el director le haya puesto tanto empeño a la acción.

Hablando de los personajes, hay que decir lo evidente, el Aquaman de Jason Momoa es sumamente imponente. Mantiene aquel tono socarrón y juvenil que mostró en “Justice League”, pero sin dudas los guionistas se dieron cuenta que al personaje le hacía falta un poco más de sensibilidad y carisma si quería ganarse al público, sobre todo al público ocasional o a aquel sector de los espectadores que no está tan familiarizado con el medio y mucho menos con el personaje. Por momentos pasa de lo “badass” a lo torpe o (sepan disculpar el término) excesivamente tontuelo, formando parte del humor que ya había mencionado. No es algo que me disguste particularmente, le dan un poco más de personalidad al personaje, pero sí es cierto que a veces terminamos viendo a un adolescente en un cuerpo de adulto. Mera está ahí y es el interés romántico de Arthur, no hay mucho más que decir. Es funcional al argumento y tiene una participación no desdeñable, por lo que se podrían haber tomado el trabajo de hacer al personaje un poco más interesante.

Los villanos cumplen, sus motivaciones son muy claras y no hacen el ridículo, algo que no es menor teniendo en cuenta las demás películas de DC. Ocean Master claramente ha perdido complejidad respecto a su contraparte del cómic, habiendo sido mermados sus conflictos internos para convertirlo en un villano puro, sin matices. Black Manta era un villano muy difícil de traer a la vida, y admiro la capacidad del director para conseguir resultados tan impresionantes. Visualmente es, por momentos, hasta más imponente que el propio Aquaman. Su coraza oscura parece depender muy pero muy poco del CGI, algo que se agradece ya que ayuda a que luzca natural, robusta y sólida. El rayo rojo del casco, aquél ataque que tanto caracteriza a Manta, es apabullante, todo un espectáculo visual que enriquece muy bien las escenas de lucha. Lamentablemente, es un personaje más llano que Orm. A pesar de que sus motivaciones son razonables, no se le dedica mucho tiempo de desarrollo y la historia se impacienta por tenerlo predispuesto para enfrentarse a Arthur. En otras palabras, su historia de origen no importa tanto como las escenas de acción en las que participa.


A nivel actoral todos los mencionados tienen un buen desempeño, nada muy sobresaliente ni muy espantoso. Momoa pudo impregnarle su carisma propio al personaje, dotándole de un poco más de carne. Algo que siento que no ocurrió con Mera, pero que sin dudas está muchísimo mejor que lo poco visto en “Justice League”. A Nicole Kidman, por otro lado, se le nota una entrega especial a la hora de interpretar a la reina Atlanna, reafirmando su talento y dedicación. Willem Defoe (Vulko) y Patrick Wilson (Orm) también demuestran su jerarquía como actores, pero los papeles no le dan margen para mucho. Aunque debo decir que el leve histrionismo que Wilson le dotó a su personaje, por lo menos en mí, funcionó bastante bien. Yahya Abdul-Mateen II (Manta), cuando se lo ve sin el casco, realiza un buen papel, sin muchas pretensiones, pero la emoción y cariño que este actor ha demostrado por el personaje detrás de cámara me motivan a querer volver a verlo en un futuro.

He hablado del aspecto visual de la película, pero no me he referido puntualmente al uso de efectos especiales. A mi criterio, la película es deslumbrante y el 80% (mínimo) de ese mérito se lo lleva el equipo a cargo de los efectos digitales. Es, por lo tanto, muy injusto que no se encuentre entre las precandidatas de la academia para llevarse el galardón a mejores efectos, realmente no se entiende esa decisión. El mundo creado por el director James Wan y compañía es basto, variado y lleno de detalles. Mientras los atlantes son idénticos a los humanos, en el fondo del océano conviven diversas criaturas que fueren traídas a la vida de forma más que satisfactoria. No quiero entrar en spoilers, pero hay una bestia en particular que es colosal, en todos los sentidos, y puede helarte la sangre. Los colores vivos y saturados ayudan a que las escenas bajo el mar resulten interesantes a la vista en lugar de aburridas. Hay también un trabajo de lo que se conoce como “de-aged”, o sea, rejuvenecer a los actores de manera digital, que luce muy bien; por supuesto, no se compara con lo visto en otras películas, pero cumple con la ilusión que se propone. En suma, los efectos visuales consiguen darle a la película el atractivo que necesita, conformando quizás lo mejor que este film tiene para ofrecer.


Para concluir la reseña voy a remarcar, sin tapujos, la razón por la que considero que “Aquaman” termina siendo un sólido producto de entretenimiento a pesar de sus claras falencias. “Aquaman” es una película dinámica, que supo hacer bien algo que muchos otros filmes del género no consiguen: encontrar un ritmo adecuado. Quiero ser claro en esto y decir que la película no aburre en ningún momento. Tiene sus bajos y altos, como cualquier historia bien estructurada, pero el promedio se encuentra siempre en un tono muy ameno y fácil de seguir. Ese mismo dinamismo impide a nosotros, los espectadores, reflexionar sobre la complejidad (o no) de lo que estamos viendo. Es un deslumbramiento hermosísimo conformado por acción intensa, flashbacks cortos y directos, colores vibrantes, algunos toques de humor y escenarios que pasan por la vista con notable frecuencia. No hay que desmerecer tampoco el buen trabajo de edición que tiene la película, el cual impidió que se redujera a una sucesión de imágenes inconexas, como ocurrió en Suicide Squad. Todo esto da como resultado una cinta redonda, ni más ni menos, que dejará conforme a la gran mayoría, a aquéllos hayan ido al cine a pasar un buen rato, en busca de un poco de adrenalina bajo el mar.

Respuesta: POSITIVA

A modo de referencia, dejo aquí mis “respuestas” a las otras películas del DCEU:

“Man of Steel”: POSITIVA

“Batman v Superman: Dawn of Justice”: ACEPTACIÓN

“Suicide Squad”: NEGATIVA

“Wonder Woman”: POSITIVA

“Justice League”: ACEPTACIÓN

martes, 18 de diciembre de 2018

Portada wraparound de Jim Lee, Scott Williams y Alex Sinclair.

El 27 de Marzo próximo estará entre nosotros el esperado número 1000 de "Detective Comics", conmemorando así los joviales 80 años del Hombre Murciélago.

Peter Tomasi y Doug Mahnke, quienes tomaron las riendas de la serie la semana pasada, nos van a presentar (como ya anunciamos) a la primera versión del Caballero Arkham en la actual continuidad comiquera. Los que vienen siguiendo al autor sabrán que entre 2015 y 2016 estuvo a cargo de la mini-serie precuela del videojuego final de la saga Arkham, titulada muy adecuadamente "Batman: Arkham Knight - Genesis", así que verlo escribiendo nuevamente al personaje es, cuanto menos, adecuado. Su introducción en el #1000 lanzará así un nuevo arco argumental que, hasta donde tenemos entendido, estará a cargo de la mentada dupla.

Siguiendo con la modalidad establecida por "Action Comics" #1000 y el respectivo festejo de su 80º aniversario, en este caso también tenemos una selección de artistas que nos ofrecerán diez portadas principales, nueve de ellas representando una década puntual en la historia publicitaria del Encapotado y otra de Jim Lee porque se ve que necesita cambiar el auto (de nuevo).

Así como en el caso del Hijo de Krypton, este especial centrado en el Murciélago de Gotham constará de varias historias que celebrarán de un modo u otro su trayectoria, y estos serán los equipos creativos a cargo:

*Kevin Smith y Jim Lee
*Brian Michael Bendis y Alex Maleev
*Warren Ellis y Becky Cloonan
*Paul Dini y Dustin Nguyen
*Denny O'Neil y Steve Epting
*Christopher Priest y Neal Adams
*Geoff Johns y Kelley Jones
*Tom King con Tony S. Daniel y Joëlle Jones
*Scott Snyder y Greg Capullo
*James Tynion IV y Alvaro Martinez

También vale destacar que Jason Fabok, otro talento contemporáneo que indudablemente ya dejó su marca en el Bativerso, contribuirá con una spread-page que mostrará el estado actual de la franquicia.  

Primer vistazo al Arkham Knight, arte de Doug Mahnke.

A su vez hay varias curiosidades que comentarles. Por ejemplo, el legendario Denny O'Neil nos presentará una secuela de "There Is No Hope In Crime Alley", historia que hizo junto a Dick Giordano en "Detective Comics" v1 #457 (1976) donde salió por primera vez la famosa Leslie Thompkins, figura que ha estado teniendo bastante protagonismo últimamente.

Por otra parte, la tapa variante realizada por Bruce Timm será una homenaje a la portada de "Detective Comics" v1 #69, originalmente ilustrada por Jerry Robinson. Los conocedores de la historia antigua (?) del Encapotado sabrán que en ese número de 1942 se publicó la memorable "The Harlequin's Hoax", historia escrita por Joseph Greene y dibujada por Bob Kane, con Robinson y George Roussosa como entintadores.

También tendremos la participación del recientemente fallecido Bernie Wrightson con una de las tapas principales, lo cual nos da pie a recordarles que quedan por anunciarse las variantes exclusivas que ofrecerán las distintas comiquerías anglosajonas y, especialmente, recordarles que también estará disponible un HC recopilatorio de los 80 años de "Detective Comics".

Seguramente están pensando, como todos, que hay nombres que deberían estar en este número y no lo están  así que los invitamos a decirnos en la caja de comentarios qué autores y artistas deberían estar (y, por qué no, cuales de los que anunciados no debería estar) así peleamos o nos reímos un rato.

Década de 1930, arte de Steve Rude.

Década de 1940, arte de Bruce Timm.

Década de 1950, arte de Michael Cho.

Década de 1960, arte de Jim Steranko.

Década de 1970, arte de Bernie Wrightson.

Década de 1980, arte de Frank Miller y Alex Sinclair.

Década de 1990, arte de Tim Sale y Brennan Wagner.

Década del 2000, arte de Jock.

Década del 2010, arte de Greg Capullo y FCO.

Sea como sea, amigos y amigas, ¡a preparar las billeteras!

lunes, 17 de diciembre de 2018


Título: "Father's Day"
Guión: Tom Taylor
Arte: Otto Schmidt
Letras: Troy Peteri
Arte De Tapa: Bryan Hitch y Alex Sinclair

En esta ocasión tenemos un libro Alfredcéntrico donde el querible inglés que nos relatará sus sensaciones y motivaciones mientras su muchacho sale de noche a cuidarnos.

Las páginas introductorias nos muestran a Pennyworth recordando la fatídica noche en la que recibió esa llamada que le cambió la vida para siempre, estableciendo un paralelismo con el presente, donde irónicamente espera cada noche la llamada de Batman para si está bien o si necesita algo.

Por su parte, El Encapotado intenta domar un drone (así como lo leen) cargado de explosivos con la idea de llevarlo lejos de la ciudad para poder destruirlo, todo esto teniendo en cuenta que lleva dos días sin dormir y que está lidiando con un resfrío. Posteriormente y ya en la Cueva, le cuenta al buen Alfred que están tratando de dar con un experto en drones que fue contratado para atacar blancos específicos sin saber que su accionar en realidad causaría la matanza de decenas y decenas de inocentes, con lo cual ahora busca venganza contra sus ex-patrones. Así que Gotham está inmersa en una disputa entre esos terroristas y este operador de drones que se autodenominó (sin mucho pensarlo) The Drone.

Después de localizar la zona de un ataque de dron y encargarse del mismo, Batman descubre que hay un sobreviviente en el edificio atacado, sin embargo es atacado cuando se dispone a ayudarlo. Se trata del mismísimo Drone, que le tendió una trampa porque no puede permitir que lo detenga. Claro que al final no terminó siendo rival para El Detective y fue derrotado fácilmente, no obstante le asestó una puñalada muy severa a nuestro héroe.

Tras lo antes dicho, El Murciélago dejó listo al villano para que las autoridades lo recojan, sin embargo la pérdida de sangre hace que se desplome en un oscuro callejón y, para su mala fortuna, un par de ladrones tratan de aprovechar la situación. Alertado previamente por Bats, Alfred sale a su búsqueda, tomando una mascara para poder salir piloteando el Batmobile. Cuestión que el fiel mayordomo llega justo para salvarlo, aunque  sufre su cuota considerable de daño por parte de los maleantes.

Superado esto, Alfred decide llevar a Batman con Leslie Thompkins porque su situación empeoró. Ya estabilizado, Bruce reposa y Alfred recibe el tratamiento correspondiente de parte de la doctora. Bruce se despierta y recibe una reprimenda por parte de Leslie mientras que Alfred descansa.

Ya en la Mansión WaynePennyworth despierta súbitamente en su cama y es sorprendido por Bruce (todavía encuerado con sus vendajes a la vista) que, luego de intentar prepararle el desayuno sin mucho éxito, le promete tomarse el día para que ambos puedan descansar. Es su regalo de El Día Del Padre.   


LO QUE DEJÓ ESTE NÚMERO

Este cómic es hermoso por donde se lo vea. También es el primer Anual de "Batman" v3 donde no participa Tom King. Recordemos que los Anuales previos le valieron a King premios Eisner: En el #1 hubo varias historias con varios realizadores y King junto a David Finch se llevaron el premio a La Mejor Historia Corta con "Good Boy" (relato que reintrodujo en continuidad a Ace the Bat-Hound) mientras que este año el Anual #2, uno de los mejores cómics del 2017, le valió una nominación y posterior galardón como Mejor Escritor. ¿Quién te dice si le trae suerte a su tocayo el año que viene?

Tom Taylor es un gran escritor que quisiera ver de manera regular en un Bat-Book. El sólo hecho de que sacara todo elemento emocional de la galera para lograr que quisiéramos aún más a Alfred (algo casi impensado) ya es mérito suficiente, aunque vale la pena destacar que también demostró que sabe escribir un Batman como la gente y no sólo aquí sino en su larga trayectoria como autor de los cómics de "Injustice: Gods Among Us" e "Injustice 2", que desde ya les súper-recomendamos.

Esta es la clase de cómic que los fans de Batman que no leen cómics o no están tan metidos en la actualidad del personaje deben chequear para entender lo que de verdad significa Alfred para el Bativerso, puesto que es una figura muy explotable con todo el background que tiene (no por nada va a tener su propia serie de televisión el año que viene).


Personalmente me gustan las historias donde se explora la relación padre/hijo entre Alfred y Bruce, pero también con Alfred y el resto de la Bati-Familia. Esperemos que haya algo de eso en el futuro cercano porque la verdad que hace falta una lectura reconfortante de cada tanto teniendo en cuenta los tiempos oscuros que atraviesa el Hombre Murciélago hoy en día.

Detalles que me encantaron del cómic: el reproche por la menta en la almohada, la sopa en el Batplane para que el Amo Bruce se mejore del resfrío, el Batmobile convertido en una suerte de ambulancia y, por supuesto, Pennyworth con la máscara (algo que ya habíamos visto en los albores del run de King y también nos encantó). Vaya si Taylor sabe dejarnos perlitas y momentos para el recuerdo.

Otto Schmidt se encargó de todo el apartado artístico salvo por la cochina tapa de Hitch y su laburo fue genial. Así como Jorge Fornés, Brad Walker o Travis Moore, Schmidt es otro de esos artistas que estuvo teniendo protagonismo recientemente en el Bativerso y cuyo estilo tan particular encaja de maravilla con los autores que manejan hoy en día este mundillo, así que también esperamos seguir viéndolo en las calles de Ciudad Gótica. Ahora bien, ¿soy yo o Leslie le salió sexy a Otto? Mmm, debo ser yo... ¿No?

Ojalá que este número le abra a Taylor las puertas de su propio Bat-Book, y si Schmidt lo termina acompañando la verdad que no nos molestaría en absoluto. En fin, el tiempo dirá.

jueves, 13 de diciembre de 2018


Título: "The Laughing House" - Part 1
Guión: Scott Snyder         
Dibujos, Tintas & Arte De Tapa: Jock
Colores: David Baron
Letras: Sal Cipriano

Comenzamos con un flashback obligatorio típico del Snyderismo (?): Bruce Wayne cuenta su recuerdo más preciado, a los 4 años jugando con sus padres y Alfred en el jardín de la Mansión Wayne.

De ahí pasamos el aquí y ahora: Batman persigue a toda velocidad a un grupo de traficantes que transportan unas casas prefabricadas en un camión ("Lethal Weapon 4", ¿alguien?). Bats sabe que este grupo de maleantes estuvo robando cadáveres que deberían ir al Potter's Field, el cementerio público de la ciudad para personas que nadie reclama. Luego de que los traficantes le arrojaran una de las casas encima para tratar de detenerlo, El Murciélago logra ingresar en la casa que aún estaba en pie y se la raja a los guardias armados. Acto seguido abre un compartimiento secreto y encuentra un féretro (o más bien una cápsula que parece criogénica) y el ocupante resulta ser... ¡¿ÉL MISMO?!

Ya en la morgue, Batman usa su máscara E.M.P. (la cual Snyder ya empleó al principio de su paso tanto por "Detective Comics" como por "Batman") para hacerse pasar por el forense mientras el forense real se encuentra inconsciente. Minucioso análisis mediante, nuestro héroe llega a la conclusión irrefutable de que está ante el cadáver de Bruce Wayne, pero de un Bruce Wayne de otra Tierra

El Caballero Oscuro ingresa a Arkham pero tampoco el nuestro sino una versión que está armada hasta a los dientes y se carga a todo el staff de seguridad en un abrir y cerrar de ojos (¡e incluso le sobra tiempo para aplicarle un correctivo a Mr. Freeze!). Voilá: Es The Grim Knight, el Batman trigger happy que el BatJoker se trajo del Multiverso Oscuro y tuvo escondido durante "Dark Nights: Metal". Su misión era llegar hasta la celda del Joker para que el Batman Who Laughs, y lo hace clavándole una guadaña en la cabeza 😱

Superado este incidente, Batman (ahora sí es el nuestro) le explica el sitrep a James Gordon, aclarando de dónde salieron estos Batmen y cuál era su naturaleza, escena que también sirve para contranos que el G.C.P.D. está al tanto de la situación y por ende no habrá ningún problema con el verdadero Batman (después de todo eso ya nos lo está contando Tom King). Por otra parte, El Encapotado comenta que El Duque de la Muerte al parecer esperaba algún ataque, ya que se había escapado días antes y dejó un impostor en su lugar (la vieja confiable). De ahí en más Bruce se embarca en la búsqueda de su archienemigo hasta que se le ocurre que podría estar en la Bat-Cave, lugar al que sabe cómo acceder según lo establecido en "Endgame".

Ya en su guarida, El Detective ordena a Alfred desactivar el sistema de seguridad y, cuando empieza a bajar el nivel del acueducto de la Cueva, el Hombre Pálido emerge de entre las aguas. Pero lejos de aceptar la oferta de refugiarse allí, el Joker saca su arma y dispara, no obstante la misma estaba "intervenida" y la bala, en vez de herir a Bruce, le impacta al propio Joker en el corazón. Batman trata de ayudarle porque lo necesita para enfrentarse al Batman Que Ríe y a su nuevo partner in crime). Con su último aliento, el Príncipe Payaso revela que la única forma que tiene Wayne de derrotar al BatJoker es convirtiéndose en él y, cuando el corazón del Joker deja de latir, se libera una poderosa toxina ¡QUE DEJA JOKERIZADO A BATMAN!


LO QUE DEJÓ ESTE NÚMERO

La esperada mini-serie largó con un par de "BANGS!" notables.

¿Habrá querido el Murciélago Risueño que Batman encuentre a su propio yo de otra Tierra muerto? Seguro que sí. Recordemos que ya nos habían adelantado este plot y que, si la memoria no me falla, de hecho el asesino de ese Bruce es el Grim Knight. Salvo por el hecho de que habría confrontado y matado a Joe Chill con su propia arma luego de que éste matara a sus padres, no sabemos mucho sobre este nuevo Caballero Oscuro, cosa que lo hace muy interesante a futuro. Eso si, más allá de su breve participación protagonizó unos momentos tan pero tan geniales que no tienen nada que envidiarle a la épica entrada del BatJoker con guadaña y cadena en mano.

Un buen inicio cargado de acción y con una revelación muy ocurrente: en Ciudad Gótica te podés asegurar contra los daños ocasionados por Batman con una póliza llamada "The Dark Knight Returns" 😆 ¿Será idea/iniciativa del propio Batsy? Vaya uno a saber...

Charlando con el Comisionado, Batman dice sospechar que el Joker tiene boobytrapeado (?) su cuerpo y que por eso teme a la posibilidad de matarlo en caso de alguna vez perder los estrivos (así lo ha soñado y de esas pesadillas nació El Batman Que Ríe). Justamente en esta entrega se confirma lo que El Encapotado temía pero además nos enteramos que el Payaso está dispuesto a sacrificarse para que Bruce pueda vencer a su contraparte oscura, siendo éste otro capítulo de "la relación" que a Scott Snyder le gusta tanto escribir entre el héroe y el villano. Otra cuestión interesante para explorar a futuro.


Es curioso cómo el concepto de "felicidad" juega un rol crucial en la historia. Bruce abre el número recordando el momento más feliz de su vida (momento que obviamente tiene que ver con su familia), más tarde descubre que los esbirros del Joker tienen nombres referidos a la felicidad en otros lenguajes y finalmente pudo dar con su eterno rival después de deducir que nunca estuvo tan feliz como cuando se infiltró en la Bat-Cave.

Obviamente lo dicho antes se enmarca más aún en la aparición del Bruce muerto. Según el análisis de Batman, este Bruce cuartentón se retiró tras ser paralizado por Bane e intentó velar por el bienestar de Ciudad Gótica mediante proyectos sociales. No sólo estaba feliz y realizado sino además casado, probablemente con Selina ya que tiene un tatuaje medio grasa del nombre que Bruce le habría recomendado a Cat en caso de que hubieran tenido una hija: May (para que alguno diga que le están robando el nombre a la tía de Pedro Parquero). "May" ("Mayo" en inglés) representa a la Primavera en el hemisferio norte y ésta a su vez representa "nuevos comienzos". Está claro el mensaje de Dan DiDio, digo, del Batman Who Laughsun Batman feliz no puede ser. Pregúntenle a Tom King sino...

Contra todo pronóstico, el Batman Who Laughs terminó siendo uno de los villanos más excitantes que surgieron en los últimos tiempos, tanto así que para muchos trasciende incluso los límites de DC para pisar fuerte en la cultura pop contemporánea. Todos estamos de acuerdo en que no es un concepto muy original, asimismo no nos da la sensación de que sea el típico caso de "el Joker haciéndose el Batman" o "Batman enloquecido como su archi-rival" sino que se impone como un animal distinto. Veremos que le depara el porvenir a este singular personaje.

El arte transmite a la perfección esos tintes de terror que tan bien escribe Snyder y tan bien sabe ilustrar Jock. En un principio pensé que este artista podría no ser el indicado para el libro teniendo en cuenta la alta dosis de acción que prometía tener, pensé que quizás hubiera sido mejor un dibujante más robusto (en especial para lo que compete al Grim Knight), aunque leída esta entrega debo admitir que el apartado artístico tuvo todo lo que tenía que tener en porción justa. A fin de cuentas no podemos negar lo bien que le sientan a Jock las historias detectivescas con matices de horror, no por nada se supone que esta mini-serie será una suerte de secuela de "The Black Mirror", la ya icónica saga que esta dupla nos ofreció en las páginas de "Detective Comics" previo a la catástrofe de "Flashpoint". 

David Baron le da un poco más de claridad a los colores respecto a lo que suelen hacer Matt Hollingsworth o Lee Loughridge, a quienes hemos visto colorear el Batman de Snyder y Jock últimamente, lo cual colabora para que las secuencias de acción sean más dinámicas y disfrutables. Son dos monstruos, de eso no caben dudas, pero no se los extraña para nada en este departamento.

En conclusión, un inicio bastante prometedor. ¿Ustedes qué opinan?

miércoles, 12 de diciembre de 2018

Ruby Rose caracterizada como Batowman en "Arrow" 7x09.

Para cuando ustedes estén leyendo esta nota, Ruby Rose ya habrá debutado como Kate Kane/Batwoman en "Elseworlds" —el quinto crossover anual del Arrowverso— y lo cierto es que su performance ha recibido una respuesta abrumadoramente positiva por parte del público, hecho que sin lugar a duda sienta un precedente a tener en cuenta para The CW porque, como bien recordarán, es muy posible que La Mujer Murciélago tenga su propia serie televisiva en el futuro cercano.

De hecho Mark Pedowitz, presidente de la mentada cadena yankee, confirmó que harán un episodio piloto aunque tuvo la precaución de aclarar que al menos por ahora no hay planes definitivos ni certezas sobre una serie para la prima de Batman ya que actualmente emiten cinco series de DC por semana —sin mencionar que son responsables además de otras series comiqueras como "Riverdale" y "iZombie"— y sumar una más podría saturar su grilla de programación semanal. Todo dependerá tanto de los resultados finales que arroje el crossover y de cómo le vaya al piloto que, dicho sea de paso, aparentemente empezaría a filmarse entre Abril y Mayo del 2019 para debutar —según mis cálculos— a finales de ese mismo año, temporada donde la gran mayoría de estas series hacen un parate de entre tres semanas y un mes para luego retomar su ritmo normal.

Hablando del piloto, That Hashtag Show parece tener información sobre el elenco potencial que acompañaría a Rose en este primer episodio. En base a un supuesto aviso de casting descubrieron que se trata de seis personajes con nombres de fantasía que usualmente son empleados para tratar de evitar spoilers o despistar al público. En principio tenemos a "Joseph", descrito como un "ex-militar de alto rango" que controla un ejército privado llamado "Los Cuervos", y a "Alexa", que sería "la mayor antagonista de Batwoman, básicamente su propio Joker". Como fans de la pelirroja es imposible no asociar estos perfiles de personaje con el coronel Jacob Kane —padre de Kante y, según lo establecido en los primeros compases de "Rebirth", líder de una rama del ejército norteamericano conocida como La Colonia al que comanda siguiendo los métodos del Caballero Oscuro— y Elizabeth Kane/Alice/Red Alice —la finada hermana gemela de Kate que terminaría encabezando La Religión del Crimen, una secta que estuvo vinculada con esta versión de Batwoman desde sus inicios allá por 2006—.

Así estaría conformado el elenco secundario del piloto.

Luego tenemos tres nombres que están relacionados tanto con Kate Kane como con Bruce Wayne. Uno de ellos es "Landon", un genio de la tecnología que "proviene de una familia que ha estado al servicio del Caballero Oscuro para proveerlo de gadgets", que bien podría ser Luke Fox, el hijo mayor de Lucius Fox y la segunda persona en portar el manto de Batwing, un héroe de mediana importancia para el Bativerso en los últimos años y al que pueden ver en acción ya sea en su serie homónima así como en la gran película animada "Batman: Bad Blood".

También está "Sloane", una agente de "Los Cuervos" de ascendencia latina que mantuvo una relación con Kate. Si bien esta descripción dista de su pasado como oficial del G.C.P.D. o incluso de su etapa como The Question, tranquilamente podríamos estar ante Renée Montoya, el interés amoroso por excelencia de nuestra heroína. Me resulta interesante el cambio de paradigma que supone ver a Kate y Renée en veredas distintas, más aún teniendo en cuenta el fallido intento de "Gotham" por llevar a ésta última a la pantalla chica y porque propone algo distinto a lo que seguramente veamos el 7 de Febrero del 2020 en la cinta "Birds of Prey (and the Fantabulous Emancipation of One Harley Quinn)".

Por último pero no menos importante nos topamos con "Meredith", una "amateur cabeza dura" que también tendría "una vida secreta en Ciudad Gótica", caracterización que no dista mucho de Bette Kane, cadete de la Academia Militar de los Estados Unidos que más tarde adoptaría el alias de Flamebird para combatir ocasionalmente el crimen junto a Kate, que resulta ser su prima —y también vale decir que su encarnación pre-"Flashpoint" tuvo vínculos tanto con los Teen Titans como con Young Justice, un dato que podría no ser menor a futuro—. También se menciona a una al "Charlotte", que vendría a ser la madre de "Meredith", mas aparenta ser un personaje original creado exclusivamente para el piloto.

Si bien nada garantiza que esta información sea fehaciente, hay que tener en cuenta dos cuestiones. Por un lado, That Hashtag Show no sólo nos proveyó data similar sobre "Joker" en su momento sino que incluso le atinó a varios de los personajes que finalmente aparecerán en el largometraje —al menos a los que hemos visto hasta ahora en filtraciones e imágenes de detrás de escena— y por otro lado tanto las descripciones mencionadas como los personajes que sugieren encajan perfectamente con el modelo que The CW emplea para conformar los elencos de las series de DC: un héroe o heroína protagonista con problemas de familia y un villano o villana íntimamente ligado a ésta, un experto en tecnología que le resuelve la vida según lo vaya requiriendo la trama y que progresivamente va demostrando potencial para sumarse a la lucha contra el crimen del justiciero titular, un interés amoroso con una historia enquilombada y un compañero o compañera novato al que mentorea. Cualquiera que haya visto al menos un capítulo de "Arrow" o "The Flash" —a "Black Lightning" no la menciono porque ni siquiera la empecé—, sobre todo en sus primeras temporadas, sabrá que este típico starter pack es tan trillado como efectivo para el Universo Televisivo de DC, hecho que le otorga un poco más de credibilidad a todo esto.

Batwoman y Supergirl afianzan su vínculo en "Arrow" 7x09.

Más allá de lo mencionado, aquí también entra en juego una cuestión fundamental. Es cierto que en años reciente hemos visto a muchos miembros de la Bati-Familia desfilar por la caja boba, desde Bruce Wayne, Alfred Pennyworth y Lucius Fox en "Gotham" —sólo por nombrar un par— hasta Dick Grayson y Jason Todd recientemente en "Titans" —sin mencionar que el mismísimo Alfred tendrá su propia serie, cuya primera temporada de diez episodios se estrenará el año próximo de la mano de la cadena Epix—, nunca hemos visto a una de las tantas heroínas que habitan el Bativerso adquirir un rol tan significativo en live-action y menos aún teniendo la posibilidad de protagonizar su propio serial televisivo —mientras escribía esto se me vino a la mente la supuesta serie de Batgirl que Warner Bros. y DC Entertainment aparentemente querrían estrenar en el 2020 a través de la plataforma DC Universe aunque no se volvió a hablar más del tema desde Septiembre así que por ahora no vale la pena meterse en ese tema—.

Lo cierto es que ver regularmente a un personaje como Batwoman en la pantalla chica sería un auténtico hito en estos tiempos que corren donde las nuevas generaciones —de fans y actores/actrices por igual— necesitan figuras de diversidad cultural, sexual e ideológica con las cuáles identificarse y sentirse incluidos. Después de todo, ¿qué mejor que una miembro de la comunidad LGBTQ y una badass total como Ruby Rose para interpretar a una heroína de este calibre? Las cartas están sobre la mesa y la gente está por demás de ansiosa, sólo queda esperar a los responsables sepan aprovechar la jugada.

martes, 11 de diciembre de 2018


El trascendido que aquí nos compete o sin el mismo viene de parte de el nefasto Mayimbe. El "periodista especializado" —cuyo nombre, por si lo quieren ir a buscar (?), es Umberto Gonzalez—, nos contó en Septiembre que Matt Reeves había entregado a principios de aquel mes el primer borrador del tan esperado largometraje.

Si esto fue así, nos gustaría saber qué pensaron los que cortan el queso en Warner Bros. y qué clase de modificaciones le encargaron. De hecho muchos se están preguntando si Reeves va a entregar algo pulido a fin de mes o si tuvo que cambiar drásticamente las cosas pero yo me inclino por un segundo borrador ya que llegar a un guión final que sea convincente tanto para los artistas involucrados como para los ejecutivos que lo financiarán requiere numerosas vueltas de tuerca. Es algo tan normal como los reshoots después de todo.

Estos días salieron unas noticias (noticias entre comillas) relacionadas a Batman y Superman en el cine: Desde J. K. Simmons que cree que no estará en "The Batman" pero mantiene el optimismo de encarnar a James Gordon otra vez —cosa que a fin de cuentas contempla su contrato con la compañía—, pasando por un sentimiento similar de parte de Amy Adams, que cree que no volverá a ser Lois Lane, o hasta el mismísimo Jason Momoauna declaración bastante rara en torno al (poco) probable regreso de Ben Affleck y Henry Cavill al DCEU, diciendo básicamente que  cada uno ya interpretó al personaje más de una vez y que tienen derecho de querer crecer y avanzar hacia nuevos horizontes creativos —con lo cual no podemos discutir en cierto punto—.

Todavía no sabemos quién será Batman en una cinta que debería empezar a filmarse el año próximo. Ya nos emocionamos viendo a ejecutivos de Warner visitando a Ben y con éste apareciendo en los estudios con un papel en mano que parecía un libreto tiempo después de la supuesta entrega de Reeves de ese primer borrador del guión. Sin embargo ahora se rumorea que Affleck estaría oficialmente fuera del film luego de que el director —que, vale la pena mencionar, ya fue anunciado como tal hace prácticamente DOS AÑOS y aún no hubo prácticamente avances en el proyecto— rechazara la posibilidad de que Ben interprete al menos en unas escenas a su ya icónico Batman añejo puesto que querría enfocarse en una versión más joven del personaje para que la película se sostenga por sí sola y evitar posibles repercusiones negativas o conexiones indeseadas con los quilombos generados por "Batman v Superman: Dawn of Justice" y "Justice League". Claro que esto no deja de ser una mera especulación más —el refrito de una vieja especulación para ser exactos— publicada por un portal en el que mucho no confiamos... Pero a la vez no suena muy descabellado que digamos.

Esperemos, como mínimo, tener alguna novedad en carácter de nombres antes de que se termine este 2018. 

sábado, 8 de diciembre de 2018


Título: “The Tyrant Wing” - Part Three
Guión: Tom King
Dibujos y Tintas: Mikel Janín y Jorge Fornés
Colores: Jordie Bellaire
Letras: Clayton Cowles
Arte De Tapa: Janín

Jim Gordon se reporta a trabajar y decide revisar, con la asistencia de Bullock, los últimos casos en los que Batman estuvo involucrado, empezando con el embrollo con Mr. Freeze. Entre tanto, el Hombre Murciélago sale a buscar a recientes liberados de Arkham con la idea de sacarles a golpes la verdad sobre Bane y su manejo del lugar. Maxie Zeuz responde a las preguntas de Bats entre golpes, recitando a William Blake (algo que no pega mucho con los delirios griegos del susodicho pero bue).

Por otra parte Penguin está cautivo en la Bati-Cueva con los ojos vendados y se sorprende cuando su cuidador, Alfred (a quien Oswald no ve, claro), conoce el poema de Shakespeare que recita en honor a su desaparecida Penny. Esto genera una charla entre ambos sobre el significado del mismo.

También surge el tema de KGBeast. Resulta que la casa del padre de La Bestia estaba vigilada por espías y así pudieron encontrarlo antes de que muriera congelado. Enterado ahora de lo que pasó en esa confrontación con el Caballero Oscuro, a Gordon le surge una duda: ¿Batman dejó a Anatoly a la buena de Barbatos Dios sabiendo que luego lo encontrarían o simplemente no le importó? Continuando con su noche, Bats interroga a Firefly, quien le asegura que Bane ni se movía de su celda, mismo testimonio que dio el propio Jimbo hace unas semanas. Más tarde hará lo propio con Kite-Man (el sufrimiento no termina para el pobre Charlie, ¿eh?) y Signalman.

Eventualmente Renée Montoya reporta ante el Comisionado lo que pasó con Maxie Zeus. De hecho se reportaron 13 casos similares a lo largo y ancho de Gotham, con Batman cagando a trompadas a recién liberados de Arkham preguntando quién maneja realmente el lugar. Harto del comportamiento errático del Encapotado, Jim entonces decide destruir la Bati-Señal que reposa en la terraza del GCPD.

Un muy acongojado Cobblepot se quiebra explicando a Alfred sobre lo que el poema le provoca. De pronto el regordete mafioso escucha una curiosa voz que dice su nombre y se muere de miedo. Mientras Oswald entra en pánico, esta enigmática presencia revela que vio venir su traición (recordemos que todo esto arrancó con el Pingüino revelándole a Batman la aparente verdad sobre Bane en represalia por la muerte de su amada) y le dice que "están conformes" con ello. Penguin le asegura que no contó nada sobre él, sólo sobre Bane, y advierte que Batman está en camino, a lo que el misterioso ser le dice "ya estoy aquí"

Bruce finalmente llega a la Cueva y encuentra a Pennyworth herido en el suelo, quien le avisa que su padre está ahí. Acto seguido, vemos al Batman/Thomas Wayne de "Flashpoint" aparecer, imponente y amenazante a más no poder, detrás de su hijo (!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!)


LO QUE DEJÓ ESTE NUMERO

Esa página final se roba todo lo que pasa hasta acá pero vayamos por partes y repasemos lo otro antes de saltar al BatThomasGate (?)

Leí alguna queja de Batman no está "haciendo trabajo detectivesco" para descubrir si lo de Bane es cierto. Digo, está claro que se puede discutir eso, pero lo que Tom King hace (bien o mal) es mostrar una caída progresiva de Batman. Ya lo vimos volverse extremadamente violento y descontrolado tras otras tragedias personales y acá lo vemos herido de una forma distinta tras lo que pasó con sus frustradas Bati-Nupcias pero también con Ric Dick Grayson casi perdiendo la vida para después alejarse de la Bati-Familia y sumergirse en una situación sospechosamente parecida a la que vivió el propio Bruce Wayne en "Superheavy" (hablando de ese arco, en algún momento podríamos discutir de paso cómo es que James Gordon no recuerda cuando tuvo el laburito temporal de protector designado de Ciudad Gótica  ┬┴┬┴┤(_├┬┴┬┴). Después de todo sabemos que el plan maestro de Bane apunta a la destrucción total del Murciélago y se ha enfocado particularmente en la cuestión mental, como estratega extraordinaire que es.

Y si bien Tom King no está involucrado en esto, también debemos mencionar que en otras series del Universo DC básicamente vimos a Bruce expulsando a Batwoman y a Jason Todd de Gotham, que por algún motivo ahora parece no tener contacto alguno con Damian y que Tim de momento está haciendo la suya, totalmente ajeno a lo que viene pasando, siendo Barbara Gordon la única aliada en la que aparentemente puede confiar/a la que tolera, cuestiones que de seguro también están haciendo mella en la psique de nuestro héroe. 

Volviendo a Gordon, lo que no me gustó es el hecho de que se cansó del comportamiento de Batman y decide romper la Señal en signo de "¡se acabó, así no se puede laburar, loco!". Jimbo sabe mejor que nadie que si un personaje tan pero tan metódico como Batman perdió la brújula es porque claramente algo le está pasando y debería tratar de contactarlo para intentar ayudarlo. A fin de cuentas pudo notar que el comportamiento de Bats en el Asilo no fue normal pero bueno, a esta altura nosotros también sabemos mejor que nadie que muchas veces las actitudes, el sentido común o directamente la personalidad de ciertos personajes va fluctuando en mayor o menor grado de acuerdo a las necesidades del autor de turno.

La chalra entre Pennyworth y Cobblepot me gustó. Acá vemos algo que seguro más de uno sospechó y que mencionamos en otra reseña
Oswald fue usado para convencer a Batman de ir tras Bane. Parece que el maquiavélico plan incluía dañarlo emocionalmente para que convenciera a un Batman dañado emocionalmente de reanudar su lucha contra el mandamás de Santa Prisca. Ahora, el detalle medio escabroso que más resalta de esta interacción es que nuevamente toma fuerza la teoría de que Penny era un ave, y es que el mafioso 
menciona algo sobre extrañar sus negras plumas y su pico 😶


Otra vez King y sus poemas/fabulas de siglos atrás… Esta vez usó dos poemas del británico William Blake, que casualmente son las únicas declaraciones que Batsy le saca a Maxie Zeus entre puñetazos. El primero es "A Poison Tree" (1794). Este poema, dicen los que saben, se refiere a malos sentimientos (rabia, impotencia, etc.) reprimidos hacia un ser particular (un enemigo) que eventualmente pueden conducir al homicidio. Mientras que el segundo, el que Zeus le dice cuando se marcha Batman, es uno corto llamado "Eternity" (el año se los debo). Esta pieza parecería hablar de aferrarse a un momento (feliz) en particular, quizás de forma egoísta, que puede afectar nuestra vida si no podemos (asumo) aceptar que no siempre las cosas serán así o no aceptamos que pueden haber quedado atrás. Digamos que el último momento de plena felicidad de El Encapotado fue cuando se estaba por casar y sigue sin procesar lo que pasó.

Ahora si, vamos con BatThomasOtra vez más interrogantes pero interrogantes de los buenos en esta oportunidad. Ahora ya sabemos que ese BatThomas, sea el verdadero o alguien haciéndose pasar por él, si estaba junto a Bane en "Batman" #50, por lo que podemos imaginar que todos los que le estaban haciendo compañía al maloso en esa ocasión no eran representaciones sino los personajes en carne y hueso (bueno, salvo por Skeets, pero ustedes entiendes). ¿Será que BatThomas es quien verdaderamente maneja los hilos de todo esto? Penguin se aseguró de aclarar que no le había dicho a Batman nada sobre de él, que sólo había hablado de Bane, lo cual puede o no ser un detalle a tener en cuenta.

Cuesta creer que sea el Thomas posta ya que supuestamente murió (de nuevo, supongo) en "The Button". En ese momento analizamos el motivo por el que podría haber sido revivida temporalmente la línea temporal Flashpoint y todo apuntaba a que el monumental encuentro entre los Batmen habría sido diseñado para que Bruce contemplara la posibilidad de retirarse y formar una familia, que es justo lo que intentó hacer junto a Catwoman posteriormente (y parece que en otra línea temporal lo logró aunque eso no viene tanto al caso). Si de verdad es él, estará bajo el control de alguien más, Psycho-Pirate suena a una apuesta segura teniendo en cuenta antecedentes previos.

Una teoría loca es que podría ser alguien que conoce a Batman mejor que Bane y que de alguna forma haya conseguido la información sobre lo que fue el Universo Flashpoint y lo que pasó ahí (para eso pueden haber usado a Skeets, por ejemplo) y pose como BatThomas. En base a eso se me ocurre que quizás podría ser Lincoln March alias Thomas Wayne, Jr., el supuesto hermano de Bruce, quien podría haber escapado de alguna forma del yugo de los Búhos y desatar una nueva venganza. También podría ser que Bane lo reclutó (liberó) para que se sume a su empresa. Si bien habría mucho que explicar de cómo Bane sabe quién es y toooooda la bola, no deja de ser una posibilidad. Hasta podría ser también que estemos hablando de algo como lo que pasó en "The Oz Effect" y un poder misterioso *cof cof* Manhattan *cof cof* haya traído al padre de Batman como hizo con el de Superman a ponerlo sobre el tablero en plan antagónico.

El arte una vez más estuvo de maravilla. Jorge Fornés y sus viñetas tan "Year One" fueron geniales, y aunque su estilo y el de Mikel Janín son tan distintos lo cierto es que las diferencias no terminan siendo chocantes puesto que el uso del montaje paralelo en este medio permite mezclar a varios ilustradores sin problemas. Jordie Bellaire también se destaca en estas páginas, desplegando una gama de colores con una mercada impronta "Año Uno" que refuerzan lo hecho por Fornés. Janín impecable, como siempre.

Para ir cerrando podríamos decir que esta entrega cerró con broche de oro una etapa interesante pero que no estuvo exenta de ciertas cosas cuestionables. Concluida oficialmente la etapa post-plantón en el altar, el panorama pinta aún peor para el Cruzado de la Capa y posiblemente mejor para nosotros así que, sin más que agregar, los invitamos a chequear lo que se viene a continuación. ¡Batisaludos!