¡TODO LO QUE TENÉS QUE SABER DEL BATIVERSO ESTÁ AQUÍ!

viernes, 26 de mayo de 2017

Variante de Andy Kubert y Brad Anderson para "Dark Days: The Forge".

En breve podremos disfrutar de "Dark Days: The Forge", el primero de dos one-shot que preceden a "Dark Nights: Metal", el evento de verano de DC donde Scott Snyder y Greg Capullo unirán fuerzas una vez más para volarnos el bonete. Con motivo de este lanzamiento, el autor concedió una serie de entrevistas a varios medios especializados y reveló detalles tanto de los autoconclusivos como del evento en sí mismo. A continuación repasamos sus dichos.

Snyder asegura viene planeando este evento desde que comenzó su run en el Bativerso y que pudo mapearlo con éxito luego de trabajar de cerca con diversos guionistas de la editorial, tal como sus protégés James Tynion ("Detective Comics") y Tom King ("Batman"), Joshua Williamson ("Justice League vs. Suicide Squad", "The Button") y hasta el propio Geoff Johns ("DC Universe: Rebirth" #1). Siendo una saga tan grande y ambiciosa, uno no puede evitar el preguntarse qué relación tiene con la gran conspiración de "Watchmen" que se viene desarrollando a lo largo y ancho del Universo DC y, más importante aún, si este evento dominará la escena durante la segunda mitad del año. Asimismo Scott comenta que trabaja constantemente con Johns para coordinar sus proyectos, pues recordemos que "Doomsday Clock" arrancará en pleno "Metal", por ende creo que podemos esperar algo de correlación.

Por otra parte, el escritor puede confirmar que en su evento veremos cuestiones relacionadas al polémico Batman de King, a lo sucedido con los Green Lantern, a ciertos elementos de "Detective Comics", al "Superman" de Peter Tomasi y Patrick Gleason y, por supuesto, al crossover "The Button". Scott además comenta que trabajar con Geoff le permite saber las respuestas a los grandes interrogantes que encierra el canon actual, como el misterio de los tres Jokers, el rol de Doctor Manhattan en todo esto o qué fue del hermano de Wonder Woman, por ejemplo. Al mismo tiempo supimos que, más allá de la línea "Dark Matter", cuyos personajes debutarán en "Metal", tanto los proyectos de Snyder como de Johns derivarán en ideas "interesantes" que se desarrollarán en los próximos dos años.

Los primeros avances de "The Forge" dejaron entrever que veremos un choque entre el Multiverso clásico de DC y el flamante Multiverso Oscuro, sin embargo este concepto no se refiere a un ataque de las contrapartes malvadas de nuestros héroes ni mucho menos, más bien nace de la inquietud que generan en el autor los descubrimientos científicos en torno a la materia/energía oscura. Así nace esta idea en Snyder de emular (una vez más (?) al escocés Grant Morrison y su "Multiversity" pero con un enfoque distinto que llevará a La Liga de la Justicia a rincones desconocidos del universo donde abundan estas fuerzas vinculadas al famoso Nth Metal, algo que en cierta habíamos vaticinado forma hace un tiempo.

Tapa de Jim Lee, Scott Williams y Alex Sinclair para "Dark Days: The Casting".

Tanto "The Forge" como "The Casting" fueron co-argumentados por Snyder y James Tynion aunque éste último se encargó de guionar dichos tomos y, de acuerdo a Snyder, eso justifica la inclusión del Joker en la trama. Como recordarán el neoyorkino había dicho que no pensaba escribir al Joker por una larga temporada (pese a ciertas insinuaciones), por lo tanto las desventuras del Duque de la Muerte esta vez corren por cuenta de Tynion. Curiosamente el Payaso será el encargado de abrirle los ojos al Hombre Murciélago en relación al siniestro enigma del Multiverso Oscuro ya que el villano estuvo presente de principio a fin durante el reinado de Scott en "Batman", donde supuestamente hay pistas que apuntan al evento en cuestión.

Otro dato para tener en cuenta es que las dos precuelas de "Metal" explorarán tres escenarios, específicamente el pasado, el presente y el futuro, enfocados en Batman, Hawkman y otro personaje que aún no fue revelado, cuyas peripecias se volcarán en papel gracias a los trazos de Andy Kubert ("Dark Knight III: The Master Race"), Jim Lee ("Suicide Squad") y John Romita, Jr. ("All-Star Batman").

Un detalle en el que Snyder hizo mucho énfasis es que, pese a tener a Batman en el centro de la escena, "Metal" es esencialmente una historia de la Justice League, no obstante vale la pena recordar que también veremos desfilar a distintos héroes y villanos en el transcurso del evento, cada uno de ellos con sus 15 minutos de fama y un papel puntual dentro de todo este rollo.

Dinosaurios, lásers, armaduras, viajes hacia lugares desconocidos, un misterio que ni el Mejor Detective del Mundo quiere resolver y una dinámica heavy metal son los condimentos de una historia que nos enseñará qué clase de realidades se crean cuando un héroe toma ciertas decisiones. Sin más que agregar, sólo nos queda recordarles que "The Forge" llega el 14 de Junio, "The Casting" se publica el 12 de Julio y "Dark Nights: Metal" #1 saldrá a la venta el 16 de Agosto.

jueves, 25 de mayo de 2017

Esperando Wonder Woman

A una semana del tan esperado estreno en cines de la primera cinta de Wonder Woman, nosotros en el Blog de Batman hemos querido sumarnos al ambiente de expectativa previa al evento.
Sí, ya sé que somos el Blog del caballero ése, ¿pero quién puede restarse a la ocasión? Nosotros no, por lo menos. Y si hay que justificar que hablemos de nuestra querida Amazona, bueno… fácilmente podemos echar mano de las secuencias en que hemos visto a Diana Prince y Bruce Wayne interactuar en “Batman v Superman: Dawn of Justice” y en los adelantos de “Justice League” y, no lo pueden negar, se ve que ese Batarang está buscando una tiara donde clavarse


Queremos hablar someramente, sólo para calentar motores, de la próxima película y nuestro acercamiento viene por el lado de las anteriores apuestas live-action que, aunque quizá algunos no lo sepan, no se limitan a la ya icónica serie de los setenta.
Pero antes, y como nos gusta hacer por estos lares —que si no, el editor nos echa la bronca—, repasemos un poco quién es esta superheroína que amenaza con convertirse en la reina del ecrán.

Orígenes

Cuando se habla del género de los superhéroes suelen mencionarse como piedras fundacionales a Superman y Batman. Y es cierto, ellos son la patada inicial de un invento que perdura hasta nuestros días y continúa creciendo. Pero… pero hay un “pero” que muchas veces pasamos por alto a intención —especialmente nosotros, los matriculados en este Blog que le encendemos velas al Murciélago—: ambos, Sups y Batsy, son personajes que se basaron en anteriores personajes del pulp: el kryptoniano tiene sus antecedentes directos en John Carter y los sueños locos de un súper hombre de Nietzche, y Batman en el Zorro, la Sombra e incluso el Fantasma.
Sí, ellos lograron conjugar lo que ya se venía haciendo en el rubro de lo fantástico y la ciencia ficción, y crear un producto nuevo e irrepetible que, como ya mencionamos, cimentó las bases de todo un género.
Sin embargo, en una medio predominantemente masculino, con qué facilidad olvidamos a la gran Señora de los superhéroes. La mujer que abrió un nicho donde antes predominaba la testosterona.
Cuando pensamos en Wonder Woman olvidamos que ella es, con todo derecho, la primera y original mujer superhéroe.


Hasta antes de ella, las mujeres eran simplemente las damiselas en peligro a las que el héroe de turno salvaba. Diana Prince, por el contrario, no necesitaba ser rescatada: ella era la valiente que ofrecía el pecho a las balas —perdonándome la expresión—. Y, mejor aún, no tiene antecedentes previos en las publicaciones de la época.
Creada por William Moulton Marston, vio la luz en las páginas del número #8 de “All Star Comics a fines del año 1941 y desde entonces ha sido un personaje indispensable dentro de DC Comics, hasta el punto de ser uno de los tres pilares que conforman la dichosa trinidad.
Hoy, aún si excluimos la película, es un personaje rápidamente identificable y, con toda seguridad, la única superheroína reconocida por toda persona en cualquier parte del mundo.
Aunque sus características han variado de versión a versión y de época en época, la esencia del personaje permanece inalterada: una Amazona que llega a nuestro mundo y se convierte en adalid de los desprotegidos.

Base mitológica

Cuando hablamos de Amazona, ¿de qué hablamos?
Para crear el background de Diana Prince, Moulton Marston tomó como referente al pueblo de guerreras más singular de la historia: las Amazonas.


Nacidas dentro de la mitología griega, las Amazonas aparecen en todo relato como guerreras implacables, verdaderas némesis de los hombres.
Ubicadas geográficamente en los inicios del Bósforo, en la parte asiática de Turquía, su historia es siempre abordada desde la aventura de algún otro héroe mítico que entra en contacto con ella.
Es así que conocemos a la reina Hipólita cuando Heracles la seduce para robarle un maravilloso cinturón o a la reina Pentesilea, que pierde la vida combatiendo contra Aquiles ante las puertas troyanas.
La tradición las designa como hijas del Dios de la guerra Ares y, por lo tanto, amantes de la caza y la guerra. Incluso se cuenta que, para manejar de mejor manera el arco, se cortaban el seno (algunos postulan que su nombre proviene de este hecho ya que mazos, en griego, significaría “privadas de un seno”). Despreciaban a los hombres, quienes sólo eran útiles como procreadores —aunque haya excepciones como el de la Amazona Antíope, a quien Teseo desposó y de cuya unión nació un hijo Hipólito—.


Cuando los conquistadores llegaron a la costa Este de Sudamérica, remontaron un ancho río en cuyos márgenes creyeron ver a las míticas guerreras. Debido a ello, denominaron al río “Amazonas.
Aún discurre por tierras brasileñas…

El camino a la película

Gal Gadot, como ustedes saben muy bien, no es la primera en portar los brazaletes. Pero tampoco Lynda Carter.
Ya en plena época a-gogó hubo una aproximación al personaje, quien, junto a Batgirl de Batman '66, conformaría una suerte de spin-off cuando los spin-off no estaban de moda. Pero eso sólo fue un proyecto que no pasó del papel.


Unos años después, en un dudoso intento de película para televisión, la rubia Cathy Lee Crosby portó el uniforme de Wonder Woman que, gracias a los olímpicos, no tuvo mayor repercusión —si no saben quién diablos es Cathy Lee Crosby, quiere decir que deberían estar tomando su leche y estudiando, niñatos, y dejarnos esto de los cómics a los adultos—.
Sólo entonces vino la musa de nuestros sueños húmedos de los setenta, nuestra querida Lynda Carter, que durante toda una vida fue nuestra única y gran Mujer Maravilla, Marvila, adquiriendo tal asimilación con el personaje que ha sido la piedra de toque para cualquier versión posterior que se ha querido hacer del personaje. Eso… hasta Gal Gadot… ¡Pero aún no llegamos ahí!
En un nuevo intento de resucitar televisivamente a la amazona, por el 2011 llegó a realizarse un penoso piloto de una nueva serie protagonizada por la actriz Adrianne Palicki —que hoy por hoy, rompe corazones y huesos en “Agents of S.H.I.E.L.D. y que pronto veremos como la segunda de a bordo del Orville en la parodia de Star Trek” de Seth MacFarlane—.


Todo eso, hasta ahora…

La película

Cuando Zack Snyder se sacó de debajo de la manga su “Batman v Superman: Dawn of Justice”, pronto una de las sorpresas mayores fue la inclusión de Wonder Woman en la entrega.
Las apuestas se hicieron rápidamente. Todos tenían su candidata ideal. La mía siempre fue Lucy Lawless.


Cuando se supo que Gal Gadot, una esquelética actriz —judía para más remate— sería la encargada de darle vida al personaje, todos quedamos atónitos.
Pataleamos, alegamos.
Y llegó “Batman v Superman: Dawn of Justice”. Y Gadot se robó la película… y nuestros corazones.
Hoy, vistos los múltiples avances de la cinta a estrenarse, leídos los comentarios favorables, viéndola a ella en acción, sólo podemos agradecer su presencia.
Y esperar con ansias su estreno.


De Lynda Carter a Gal Gadot —obviando lo olvidable—, Wonder Woman sigue pisando fuerte. La más famosa de las Amazonas llega el 2 de Junio (1º en Argentina). Tras su estreno, estamos seguros que el Universo Extendido de DC logrará la consolidación que tan esquiva le fue el año anterior.

miércoles, 24 de mayo de 2017


Título: "Ends of the Earth".
Guión: Scott Snyder.
Arte: Jock, Tula Lotay y Giuseppe Camuncoli. 
Tintas: Jock, Lotay y Mark Morales. 
Colores: Matt Hollingsworth, Lotay, Dean White y Lee Loughridge.
Arte de tapa: Jock, Lotay y Camuncoli.
Letras: Steve Wands.

Por diversos factores que no vienen al caso nos retrasamos bastante con la cobertura de este libro, así que les vamos a ofrecer una reseña general del segundo arco para ponernos al corriente y volver al ruedo lo antes posible. ¡Pasen y lean!


PRIMERA PARTE.


Batman llega a una instalación criogénica en Alaska en medio de una ventisca. Con una armadura especial para la ocasión como no podía ser de otro modo, viene a advertirle sobre un inminente ataque aéreo al lugar a Victor Fries, quien ha estado despertando a los pacientes congelados. El problema es que los atacantes no forman parte de la milicia de los Estados Unidos o alguna de sus múltiples organizaciones gubernamentales, sino que se trata de un misterioso ejército privado. Freeze hace caso omiso a la advertencia y envía a sus gélidos acólitos contra el Encapotado, que rápidamente agota sus recursos y cae en las garras del villano de turno.

Nuestro héroe sabe que van a lanzar un ataque incendiario y que esto podría liberar una bacteria preservada en el núcleo de la instalación, dando paso a una epidemia que provocaría necrosis en todo ser vivo del planeta. Victor es consciente de ello y cree que así podrá acabar con el mundo tal como lo conocemos, creando un entorno acorde a él y su nueva gente donde finalmente pueda despertar a su amada Nora.

Lo que Fries no sabía es que en realidad Batman tenía entre manos un plan extremo para detener a la mortífera espora, y cuando digo "extremo" me refiero a algo digno del Batman suicida de Tom King. Resulta que trajo en su propio cuerpo un virus que se activaría cuando su temperatura suba notablemente, haciendo que se propague por el aire y destruya la dichosa espora. Freeze ve morir su sueño mientras el Hombre Murciélago lo toma y lo obliga a meterse en una cápsula para protegerse del ataque inminente.


SEGUNDA PARTE.



De los hielos del círculo polar ártico nos mudamos hacia el Valle de la Muerte, California, en el límite con Nevada. Batman va tras la pista de Poison Ivy, una figura habitual de la zona ya que allí experimenta con un extraño y longevo árbol que podría ser una especie de ente legendario con capacidades maravillosas.

Bats necesita de Pamela pues una niña se contagió de una afección 
mortal que posiblemente tenga su origen en la bacteria que creyó haber eliminado cuando enfrentó a Mister Freeze. El Detective está en una carrera contra el tiempo dado que la enfermedad podría manifestarse en miles de ciudadanos en cuestión de horas y necesita de un antídoto que sólo Pamela podría ayudar a crear. Asimismo la visita de Batman también viene con una advertirle para Ivy, y es que este misterioso ejército que fue por Fries también viene a por ella.

Batman y Ivy pelean contra este grupo de asalto y logran derrotarlo, sin embargo el amado árbol de Pamela es destruido en el proceso. El Cruzado de la Capa logra tocar el corazón de Ivy con la historia de la joven enferma que sueña con ser botánica y, en retribución por haberla defendido fingiendo estar bajo los efectos de sus feromonas, le da una flor del extraño árbol para poder elaborar un antídoto contra el mortal virus.


TERCERA PARTE.


La aventura se traslada entonces al Pantano Batchaloo, en el Delta del Río Mississippi. Mad Hatter aguarda ansioso la llegada de Bruce
en un gran caserón al más clásico estilo sureño. El Caballero Oscuro 
logró generar el antídoto para el virus pero cree que podría volver a despertar. Entre tanto, el implacable ejercito que le estaba dando caza es identificado como Blackhawks, un grupo de élite que dispone de tecnología capaz de jugar con la mente de sus adversarios. De este modo algunos soldados tratan de detenerlo posando como Batwoman, Nightwing y Red Hood aunque esto obviamente no termina bien para ellos.

Jervis Tetch se muestra más fuerte y veloz que de costumbre, tanto así que logra someter a sus terribles maneras al Murciélago, jugando con su mente en un intento por derrotarlo "desde dentro". Manipula eventos de su pasado y le muestra cómo los distintos villanos que ha enfrentado, entre ellos Catwoman, Joker, Bane, Riddler y Harley Quinn, lo definen porque cada uno parece representar un aspecto de su propia psique.

Un Batman aparentemente derrotado se levanta ante la sorpresa de Tetch y destruye todo el lugar, que convenientemente había llenado de bombas con antelación. Acto seguido le da una paliza a otro grupo de Blackhawk que en este caso se hacían pasar no por sus aliados sino por sus tradicionales enemigos. Con la amenaza neutralizada es hora de interrogar al Sombrerero y averiguar quién está detrás de todo este pandemónium.


CUARTA PARTE.



El acto final se desarrolla en la capital de Estados Unidos. La mente maestra se desvela: Es Ra's Al Ghul. El Orejas Puntiagudas debe dar con Ra's en 19 minutos o los Blackhawk asesinarán a Duke, que fue raptado por ellos anteriormente. El maquiavélico villano cree haber derribado de un disparo a Batman cuando se acercaba a su ubicación, el Monumento a George Washington, pero es sorprendido por Bruce Wayne, quien le parte una botella en la cabeza. ¿Cómo lo logró? Pues resulta que Selina se hizo pasar por Batman para ganar tiempo.

Ra's revela que todos los obstáculos que enfrentó representan las formas en las que acabará el mundo: plagas, cataclismos y hasta la propia mente que atenta contra uno mismo. El Encapotado dice que encontró una serie de nano-disruptores en la tecnología de Tetch y La Cabeza del Demonio asegura que existen en distintos dispositivos e instalaciones alrededor del mundo, puestos ahí por sus respectivos gobiernos, y ahora él tiene control sobre ellos. Por si esto fuera poco confiesa que los Blackhawk no existen como tal sino que siempre fueron su acólitos haciéndose pasar por una organización aparte. Sin mucho más que agregar, Ra's asesina a Bruce de un disparo en la cabeza y da la orden de ultimar a Duke. Acto seguido observa cómo el caos comienza a apoderarse de las calles.

Pero todo fue un engaño. Camuflando los nano-disruptores de Tetch en el sitio y habiendo drogado a su enemigo con la tecnología de Mr. Freeze y la sustancia provista por Poison Ivy, Bruce sale vencedor, informa que los falsos Blackhawks fueron detenidos y las autoridades fueron alertadas. Ra's escapa con la ayuda de sus Man-Bat y Bruce intenta atraparlo mas cae al vacío, siendo interceptado en el aire por uno de los Blackhawks, quien le avisa que lo “estarán observando”. Una mujer intenta filmar al playboy con su celular al verlo de forma repentina en la zona, sin embargo su dispositivo muere de forma extraña.

LA RUEDA MALDITA CONTRAATACA.


Título: "The Cursed Wheel", partes 5 a 8.
Guión: Scott Snyder.
Arte: Francesco Francavilla
Letras: Steve Wands.

En este arco argumental también finaliza la historia complementaria de Duke Thomas y lo hace con una sorpresa bastante curiosaTodo gira en torno al Riddler y una seguidilla de ataques que programó para suceder cuando se cumple un nuevo aniversario del "Año Cero". Duke y Batman intentan descifrar unos crucigramas humanos con pacientes de hospitales que, de no ser resueltos a tiempo, provocarán una explosión en el nosocomio. Pero en realidad hay algo más detrás de todo esto, algo muy personal para Duke. Se trata de la presencia de Daryl Gutierrez en Arkham, que como bien recordarán es el Mr. Bloom original y ahora descubrimos que ha estado ayudando a Nygma con sus enfermizos esquemas a través de una enfermera a la que curó y que enviaba a distintos hospitales en la ciudad. El problema es que estos juegos ya se han cobrado varias víctimas, por ende es hora de ponerles un punto final.

Por un lado tenemos al Hombre Murciélago intentando dilucidar el último juego de Edward Nygma y por otro lo tenemos a Duke, que había decidido dejar de lado su vida de vigilante pues creía que no iba a poder afrontar los desafíos de La Rueda Maldita. No obstante, Mr. Thomas se dirige a la Mansión Wayne para advertirle a Bruce sobre Daryl pero éste lo esperaba allí junto con sus padres. Gutierrez insiste con jugar con la mente de Duke al querer mostrarle que no es un héroe sino alguien que recibe la lástima de Wayne. Por fortuna 
Duke logra activar un comunicador a tiempo y, mientras le explica a Daryl cómo se dio cuenta de su envolvimiento con Riddler, Batman escucha lo necesario como para resolver el acertijo.

Los padres de Duke reaccionan pese a su padecimiento (algo que se retrotrae a "Endgame", "We Are Robin!" y que también se trató en el primer acto de "The Cursed Wheel" por si vale el dato) y atacan al pedante Daryl. Entre tanto Mr. Thomas nota que su visión cambió inexplicablemente tras forcejear con su enemigo y ve a sus padres como formas extrañas al más puro estilo Daredevil.


CATÁSTROFES, PLAGAS, SOLIPSISMO Y UNA PLUMA MÁS 
FUERTE QUE UNA ESPADA.



"All-StarBatman", como todos sabemos, es la excusa de Scott Snyder para trabajar con los artistas que se le cante y cada uno de ellos debe dibujar un malhechor principal, esa es básicamente la premisa. John Romita Jr. se encargó de los cinco primeros números donde, más allá de la enorme cantidad de villanos que desfilaron por sus páginas, Two-Face era el antagonista principal. En cambio este arco cumple más la propuesta que nos vendieron al principio de "Rebirth", eso sin mencionar que Snyder estuvo más afilado en cuanto al desarrollo de la trama, cosa que pareció costarle un poco durante "My Own Worst Enemy".
  
Cuatro entregas, cuatro villanos y cuatro artistas. Jock con Freeze, Tula Lotay con Poison Ivy, Paul Pope con El Sombrerero Loco y Afua Richardson con Ra's Al Ghul, esa era la idea original. Asimismo la conclusión del arco contó con los trazos de Jock, quien ya se había encargó del comienzo. Sucede que un incidente doméstico obligó a
Richardson a dejar su trabajo en manos del mentado canadiense. Y eso no es todo pues Paul Pope supuestamente iba a dibujar el octavo número de la serie aunque fue reemplazado por Giussepe Camuncoli debido a motivos que por ahora no son de público conocimiento. El trabajo del italiano fue brillante, eso no lo podemos negar, aunque lo cierto es que nos quedamos con las ganas de ver al legendario Pope una vez más en las calles de Gotham. Un arco bastante problemático sin lugar a dudas que al final resultó bastante bien. Por último pero no por eso menos importante vale destacar que también lo tuvimos a Francavilla a cargo de los back-up, que previamente estuvieron en manos del dibujante Declan Shalvey y la colorista Jordie Bellaire.

De un road trip con situaciones extravagantes y villanos que aparecían de todos lados como si fuera un videojuego pasamos a un arco donde Scott se valió de juegos mentales, un poco de terror, el desarrollo de alguna que otra historia periférica que no sumaba al argumento pero servía para enriquecer ciertos momentos específicos e inclusive varios giros bizarros. Eso, sumado a la forma tan particular de narrar esta gran historia construida a partir de aventuras autoconclusivas, le dio un valor especial al arco en cuestión.

En definitiva todo fue un plan del Eco-Terrorista más famoso del Bativerso, que aparentemente decidió adaptarse a los tiempos que corren. ¿Ahora es una especie de empresario o corredor de bolsa que opera en la capital de Estados Unidos? Pues así parece. Me encantó la comparación de la demonología y los nano-procesadores disruptivos: un pequeño demonio que puede desencadenar una catástrofe. La simbología del obelisco de Washington que a Al Ghul le recordaba a una espada antigua pero ahora lo ve como una pluma, que en ciertas manos puede ser un arma de destrucción masiva mucho peor que cualquier otra, también es otro detalle que vale la pena remarcar. En comparación nos encontramos con obstáculos previos como armas biológicas o recursos tecnológicos empleados para fines perversos, que a decir verdad fueron simples muestras por parte de Ra's sobre cómo podía acabarse el mundo. Fueron sencillamente pruebas para Batman.

En cuanto al arte he de decir que todos se lucen. La representación de Batman en Alaska fue terrorífica, una pesadilla caminante para Freeze, virus de por medio. Tula Lotay dibuja a una espectacular Poison Ivy como era de esperarse, aunque no entiendo bien el traje de Batman con esos extraños detalles verdes. Quizás haya sido un dispositivo que lo proteja contra las toxinas de Pamela, quizás sea marketing subliminal para "Injustice 2", ¿quién sabe? Destaco sobre todo una viñeta donde vemos el cadáver cremado de la dichosa niña infectada. Escalofriante. 

Camuncoli hace un trabajo fantástico en un número que hasta puede llegar a confundirnos un poco. De a momentos da la sensación que Hatter estuvo en el pasado y moldeó a Batman pero no es así, aunque sí parece saber algo más de lo que dice. El diseño amorfo de Tetch 
me recuerda a los dibujos del artista británico Gerald Scarfe para la película "The Wall" (1982) de Pink Floyd, lo cual hace que el #8 me guste más todavía. Sin exagerar creo que fue uno de los mejores números de todos los libros de Batman desde que arrancó "Rebirth".

La aparición de los Blackhawks es grata. El equipo data de la década de los cuarenta y en su creación participó nada más ni menos que Will Eisner. Si bien no creo que esa versión clásica tenga mucho que ver con la actual, siendo aquella un escuadrón de pilotos de la Segunda Guerra Mundial, estoy seguro que no hemos visto lo último de ellos y de hecho parece que podrían desfilar por "Dark Days"/"Dark Nights". ¿Pero saben qué es lo más loco de todo? Que Sameer, el personaje de
Saïd Taghmaoui en "Wonder Woman", aparentemente formará parte del Blackhawk Squadron, marcando en cierta forma la introducción del equipo en el Universo Extendido de DC.

Sí debo admitir que la historia de Duke sirve más como elemento de continuidad que otra cosa. Referencias a "Zero Year" y la conexión con "Superheavy" lo demuestran, y lo cierto es que no han captado mucho mi atención con lo planteado, especialmente con ese final tan extraño. Es decir, ¿TODO continúa "Dark Days: The Forge"? ¿Esa es la única conclusión que sacamos de su peripecia? Quizás ver el papel que Mr. Thomas tendrá en los días oscuros que se avecinan ayude a darle otro gusto a "La Rueda Maldita" aunque de momento la cosa viene medio floja.

Para terminar sólo resta decir que este arco me pareció sensacional pues cumplió todas las expectativas generadas con creces. Cambio y fuera.

lunes, 22 de mayo de 2017


Esta noticia es sin duda es una bomba pero las razones tras el anuncio son lo que nos hace ponernos menos festivos o negativos, depende la vereda en la que estén ustedes.

Es duro escuchar que Zack Snyder perdió hace un par de meses a su hija de tan sólo 20 años y más aún por una causa tan triste como lo es el suicidio. El deceso de Autumn Snyder se mantuvo en secreto hasta el día de ayer, cuando fue confirmado por el propio Zack en diálogo con Hollywood Reporter. Lo más fuerte es que el realizador optó por seguir trabajando en la post-producción de "Justice League" como método de catarsis, aunque finalmente decidió dar un paso al costado para pasar tiempo con su familia ya que la cinta tendría estipuladas varias escenas extra a filmarse en Inglaterra y Snyder lógicamente tiene la cabeza en otro lado como para llevar a cabo ese trabajo.

Desde hace semanas vienen circulando versiones encontradas sobre posibles re-shoots para la cinta en cuestión. Desde aquel entonces algunas fueron desmentidas y otras seguían en pie, sin embargo Toby Emmerich, presidente de Warner Bros. Pictures, echó luz sobre este asunto asegurando que habrá tomas nuevas mas eso no significa que, por ejemplo, veremos personajes nuevos o habrá cambios sustanciales en cuanto a trama. Estas escenas adicionales fueron escritas por el mismo Joss Whedon y la idea al parecer surgió luego de que Zack le mostrara una versión cruda del filme a colegas y amigos. Fue así que decidió traer al futuro director de "Batgirl" a bordo para encargarse de rodar dichas escenas y tomar las riendas de la post-producción.

Sin más que agregar, sólo nos queda decir que acompañamos a Zack, su esposa Deborah y toda su familia en este difícil momento.

domingo, 21 de mayo de 2017

SPOILERS DE "THE FLASH" v5 #22 A CONTINUACIÓN

Un análisis rebuscado de un análisis rebuscado (?) Hace días Bleeding Cool mencionaba en un informe que DC podría estar buscando una forma de incorporar "The Dark Knight Returns" al canon, tal como sucedió con "Watchmen". Si bien no es algo tan evidente a simple vista, hay elementos apuntados por el sitio británico que vale la pena repasar.

El artículo en cuestión se basa en los eventos que podrían resultar tras el baile sabroso que nos pegaron con el final de "The Button".

Arriba: Viñetas de "The Dark Knight Returns" #1 (1986).
Abajo: Viñetas de "Batman" v3 #22 (2017).

La cuestión es que, como algunos creíamos, "The Button" resultó ser el prologo de otra saga venidera, que ahora sabemos será "Doomsday Clock" de Geoff Johns. No obstante, si tenemos en cuenta de que la traman general de "Rebirth" se extenderá al menos hasta 2018 suena poco probable que dicho libro nos muestre la resolución final del choque entre el Universo DC y el Universo Watchmen. Por lo tanto la posibilidad de que "Doomsday Clock" derive en otra historia, sea un crossover, mini-serie, one-shot o cualquier otro formato, no sería nada descabellado.

Respecto al final de "The Button", creo que queda en claro algo que deslizamos analizando "Batman" v3 #22Manhattan quiere eliminar al Encapotado o, mejor dicho, sacarlo del tablero. Pero no alcanzará con matarlo sino que preferiría hacer que cuelgue el manto ya que, al parecer, el Doc consideraría a Batman un obstáculo para sus planes. Todo esto asumiendo que él sea el verdadero artífice detrás de esta jugarreta y no Mr. Oz como sostienen algunos, pues recordemos que hacia el final de "The Flash" v5 #22 el desnudista azul (?) recoge el pin de Edward Blake mientras (¿repasa?) repasamos una de sus tantas conversaciones originales que tuvo con Silk Spectre, donde le dice que todos somos marionetas, sólo que él puede "ver los hilos".

Quizás el propio Manhattan no puede ir por cada universo eliminando a todo Caballero Oscuro habido y por haber, y pudo mantener en pie o revivir "Flashpoint" para que Thomas le dijera a Bruce que deje el manto, lo cual podría generar una reacción en cadena a lo largo del Multiverso, sobre todo si tenemos en cuenta que estamos hablando de Tierra Prima, provocando así que desaparezca uno de los pocos seres que podría dilucidar el plan de Manhattan o quien sea que esté tirando de los hilos. De hecho, en el artículo de Blastr donde Johns lanzó la primicia de "Doomsday Clock", él mismo confirmó que el Doctor Manhattan quiere a Batman fuera.

Aquí vendría a colación uno de los elementos del legendario libro de Frank Miller: Batman deja/dejaría el manto, esta vez porque su propio padre le dijo que no tiene que hacerlo, que debe vivir.

A la izquierda: Página de "The Dark Knight Returns" #2 (1986).
A la derecha: Página de "The Flash" v5 #22 (2017).

La segunda tiene que ver con la página final, más puntualmente con el apartado gráfico de dicha obra. Sabiendo que Superman juega un rol clave en todo esto, partiendo del acoso sistemático del dichoso
Señor Oz hasta su futuro encuentro con Manhattan en el libro que Geoff Johns lanzará en Noviembre, en la viñeta final de "The Flash" v5 #22 el escudo del Hombre de Acero, algo dañado, rememora un poco aquella famosa escena donde Reagan le pide a Clark que vaya a sarandear a Batman, eso sin mencionar que obviamente ambas secuencias utilizan el mismo recurso visual.

Me pregunto si Manhattan o un posible titiritero tiene en su poder a un Kryptoniano de otro universo para enfrentarse al nuestro, de ahí que muchos postulen a Superboy-Prime como potencial antagonista estelar a futuro, o si Mr. Oz estará planeando enviar a Superman contra el Doc (véase lo que planteábamos en la reseña de "Batman" v3 #22). Tengamos en cuenta que si Oz en verdad es OzymandiasManhattan está actuando para ayudarlo directa o indirectamente con su plan, como fue en el libro de Moore/Gibbons, es posible que el encapuchado crea conveniente sacárselo de encima una vez que logren "limpiar" al Detective.

Otra dato de color que valdría la pena mencionar ya que estamos: Ambas series limitadas fueron lanzados en 1986. "The Dark Knight Returns" en Junio y "Watchmen" en Septiembre, aunque concluyó en Octubre de 1987.

En fin. Tratándose de DC Comics, una mención a "The Dark Knight Returns" no se le niega a nadie *guiño guiño* Estén atentos que ya llega la reseña final de "The Button". ¡Batisaludos! 

jueves, 18 de mayo de 2017

Lazos familiares

Título: “League of Shadows”, parte 6: “Finale: The Duel”.
Escritor: James Tynion IV.
Artista: Marcio Takara.
Colores: Marcelo Maiolo.
Rotulado: Sal Cipriano.
Portada: Eddy Barrows, Eber Ferreira y Adriano Lucas.
Portadas variantes: Rafael Albuquerque.

Fueron seis intensas partes.
“League of Shadows” no sólo viene a cerrar un primer supra-arco que iniciara con Rebirth y la vuelta a la numeración original de la serie insigne del Murciélago —hablamos de Rise of the Batmen—.
Rápidamente Tynion IV nos introdujo en su proyecto, nos dio a conocer a los actores de la trama y sembró las semillas para el arco actual, que finaliza en este número #956.
“League of Shadows” comenzó como un simple susurro, un mito urbano en el que ni el mismo Batman creía. Un error que le golpeó en la cara, pillándole completamente desprevenido.
Pero a través de las distintas fases del trabajo de Tynion IV, nos hemos dado cuenta de que “Detective Comics” es mucho más que la historia de un equipo y, si bien Batman es el aglutinador natural, este título ha servido para desarrollar a los otros integrantes. Y si hay algo que define a “League of Shadows”, ese algo —o alguien— es Orphan… o, como hemos aprendido, Cassandra Cain.


Porque “League of Shadows”, más allá del ataque contra Gotham, es la pelea entre una madre —Shiva, sanguinaria líder de esta Liga— y una hija —la misma Cassandra Cain—.
“League of Shadows” es, por lo tanto, LA historia de Cassandra.
Desde que la redescubrimos en las páginas de “Batman & Robin Eternal, quisimos reconocer al personaje que tanta relevancia tuvo antes de The New 52.
Ahora, Tynion nos está regalando esa oportunidad.
Este Finale está cargado de emoción y acción a partes casi iguales pero la acción está, obviamente, sublimada a la emoción. Emoción, entiéndase bien, no en el sentido barato de alguna producción chapucera juvenil sino en el sentido primario de la expresión: ese tipo de emoción que sólo se pueden encontrar al interior de las familias, con sus disputas, sus querellas, sus peleas, pero también sus afectos, sus cariños, sus amores.
Cassandra era sólo un instrumento de matar, calibrado, aceitado y puesto a punto con la precisión de un cazador preparando su arma para ganar algún preciado trofeo.
No tenía voz —tanto en sentido figurado como literal— porque lo único que se necesitaba de ella era que actuara cuando se le ordenara. Un proyectil en su cámara listo para dispararse al apriete del gatillo.


Tuvo un padre —por lo menos en sentido biológico—, pero que sólo resultó ser el bastardo que la entrenó.
Y también tuvo una madre… aún peor que el padre.
Ahora se encuentran… y chocan.
Porque gracias a la “familia” que Cassandra ha encontrado dentro del equipo de “Detective Comics”, ella ha encontrado su propia voz y, más importante todavía, ha tomado una decisión: ella será un arma para salvar a sus compañeros, para detener la locura.
¿Es un arma? Pues también será el que elige un blanco, que apunta y aprieta el gatillo, pero no matará.
Porque ella es Cassandra Cain.
El número anterior nos dejó con ella enfrentando a su madre, tras derrotar a la entera Liga. Una labor a primera vista infructuosa, pero que es bellamente coronada por el apoyo del equipo completo.
Cassandra y su familia contra la mujer que la engendró.
La opción de la ex-Orphan es no matar y está dispuesta a dar su propia vida para mantener esa declaración de principios.


Las páginas, bellamente ilustradas con trazos gruesos, negros y rodeados de un rojo violento, de alerta; son el escenario de este enfrentamiento final.
Batman, Batwoman, Batwing, Azrael son los comparsas, pero no la estrella principal.
Ese papel está reservado para Cassandra.
Aunque el movimiento, los cuerpos agitándose son la tónica de las viñetas; sin embargo, lo más importante es el diálogo entre madre e hija. Una verdadera batalla intelectual en la que sólo puede salir ganando una.
Y la balanza se inclina a favor de Cassandra y le demuestra a su madre lo equivocada que está.
Descubrimos, entonces, que Shiva no es una asesina por que sí. También tiene una razón. También fue manipulada. Se cree engañada y busca su propia declaración de principios.
Tynion tiene el gran acierto de volver a poner en escena a Ra’s al Ghul para sellar el destino de Shiva, pero también para volver a reclamar la posición que durante tantos años de tibios argumentos lo han transformado en un enemigo menor.
Al Ghul fue concebido como la contraparte natural de Batman. El Moriarti de Holmes, al decir de su creador.
Durante años vagó como un personaje ocasional, siempre supeditado a otros personajes.
Ahora parece volver a reclamar lo suyo —merced a apariciones en paralelo en otros títulos—.
No obstante, él también es un personaje secundario —aunque se perfile como un potencial y gran enemigo a futuro—. “League of Shadows”, insistimos, es el arco de Cassandra Cain. Ella es el eje principal de esta historia y es ella quien ha evolucionado durante las páginas que duró.
Mención aparte merece la, a esta altura, famosa última página de este cómic y su modificación en vista del retraso en la publicación de “The Flash” #22, la cuarta y última parte de The Button.
Al leer el epílogo de “Detective Comics” #956, nos encontramos con Batman y Batwoman conversando.


El diálogo gira en torno a la desaparición del Coronel Kane y la participación encubierta de su ejército de Batmen, pero también sobre al Ghul y la investigación vinculada con la magia que emprenderá Batman para derrotar a su enemigo.
Originalmente, y cuando se suponía que “The Button” ya habría concluido, este epílogo tenía lugar tras esos eventos del crossover y el diálogo entre los primos giraba en torno a Tim Drake y lo que pensaba hacer Batman para rescatarlo de la prisión del misterioso Mr. Oz, habiendo tenido la confirmación de que su antiguo compañero está vivo.
DC Comics intentó detener la filtración, sin embargo, merced a Internet, ya es vox populi lo que, lejos de desilusionarnos, aumenta nuestra excitación por el evento “Rebirth” completo y también por “Detective Comics” mismo.
Mientras tanto, nos quedamos con lo que indica el adelanto. Spoiler alert!

Es hora de que otro personaje crezca en las páginas de este magnífico título de la Bati-Familia.

miércoles, 17 de mayo de 2017

Un par de breves Batmaníacas vinculadas al mundillo de las viñetas para arrancar este Miércoles con toda. ¡Pasen y lean!


KING Y GERADS: SANGRE, PANTANOS Y HOMENAJES.


En la antesala del esperado team-up entre el Detective y Swamp Thing en "Batman" #23, Tom King comentó sobre el significado que tiene este número y explicó porqué será publicado recién ahora pues, como sabrán, "The Brave and the Mold" técnicamente tendría que haberse dado en las páginas del #15.

King explicó que este número funciona como epílogo de "The Button" ya que fue concebido como una carta de amor hacia la obra de Alan Moore, tal como fue "Batman" #21. Por ende, hacer que este número gire en torno a un personaje que Moore revolucionó y publicarlo tras un evento inspirado en la saga más característica del británico fue a propósito. Y por si fuera poco, el autor aseguró entre líneas que tanto esta entrega como la siguiente lidiarán en mayor o menor medida con lo que el Encapotado vivió durante su aventura con Barry Allen, y me refiero a ESE momento.

Por su parte, Mitch Gerads cuenta que en este libro rindió homenaje a Berni Wrightson y Dave Gibbons. El artista, que debutará junto a King en Agosto con la anticipada nueva serie de Mister Miracle, dijo que estaba trabajando en esta historia cuando el co-creador de La Cosa del Pantano falleció y decidieron dedicársela en honor a su enorme contribución a la industria.


SCOTT SNYDER SE DESPIDE DEL BATIVERSO... ¿PERO CUÁNDO EXACTAMENTE?


Les guste o se quejen incansablemente, Snyder es el Bat-Boss en DC. No obstante, el neoyorkino anunció de manera un tanto confusa que
dejará de escribir al Murciélago por un "largo tiempo" tras finalizar
"All-Star Batman". Recordemos que actualmente está co-escribiendo el crossover "Batman/The Shadow", los one-shot "The Forge" y "The Casting" y también se encargará del mega evento Batmancéntrico "Dark Nights: Metal", además de la mentada serie mensual. El libro originalmente iba a constar de 13 números y luego Snyder dijo que al menos serían 20 aunque al parecer hubo un nuevo cambio de planes.

Sabiendo que "The First Ally" finaliza en el #15, muchos avizoraron que Snyder trabajaría con Sean Murphy del #16 al #20 en un arco intitulado "Devil's Backbone", cosa que muchos medios replicaron a lo bestia. Scott entonces aprovechó su Twitter para decir que hubo una confusión dado que tiene más historias en mente antes del último arco que, dicho sea de paso, se viene vaticinando desde las páginas de "Batman" v2 con las visiones futuristas recurrentes de Bruce y su
Máquina Infernal de Batman.

En un primero momento se dijo que el guionista iba a colaborar con Paul Pope, que luego sería reemplazado por Giusseppe Camuncoli
pero se supone todavía podría aparecer, y con Lee Bermejo, así que atentos a eso. Por último vale destacar que se confirmaron al menos un total de 25 números para "All-Star Batman", con lo cual todavía tenemos Snyder para rato.

De todas formas sabemos que Snyder es de cambiar de corazón, así que no se sorprendan si de repente sale con otra ongoing de Batsy o estira todavía más la que encabeza por estos días.

martes, 16 de mayo de 2017


Título: The Button - Part Three.
Argumento: Joshua Williamson & Tom King
Guión: Joshua Williamson.
Dibujos & Tintas: Jason Fabok.
Colores: Brad Anderson.
Letras: Deron Bennett.
Arte De Tapa: Fabok & Anderson.

El crossover “The Button” llega a su penúltimo acto. Recordemos que el capítulo anterior tuvo lugar en las páginas de “The Flash” v5 #21 y que aquella entrega no solamente nos dejaba con el Detective y el Velocista regresando a Flashpoint sino que terminaron nada más ni nada menos que en la Batcave de Thomas Wayne

Thomas ¿coincidentemente? reflexionaba sobre lo que pasó cuando Barry Allen dio con él y le contó que su mundo era el resultado de los desmadres temporales causados por su viaje al pasado, que su mundo no debería existir y que en realidad él debió morir aquella fatídica noche en la que su hijo fue asesinado, revelando así que Bruce es el verdadero Batman. Como bien sabrán si leyeron el famoso evento de Geoff Johns, su conclusión dio a entender que esa realidad dejó existir dado que todo fue saneado (hasta cierto punto podríamos decir) por Barry. Sin embargo aquí descubrimos que la dichosa línea temporal sigue intacta y, con ella, todos los males que la aquejaban. Para peor, según relata el Dr. WayneWonder Woman y Aquaman 
hicieron a un lado sus diferencias para acordar en algo: Batman debe morir y sus imperios trabajarán juntos para lograrlo.

Da la casualidad de que mientras Bruce y Barry llegan, dañando la 
Cinta Cósmica en el proceso, los soldados de ThemysciraAtlantis se dirigen hacia la Mansión Wayne para tomar la vida del Cruzado de la Capa. Vemos a un Thomas notoriamente resignado ante el reto que debe afrontar, optando por llenar de bombas el lugar para tratar de llevarse a sus enemigos consigo. Asimismo sus planes cambian tras descubrir que Bruce y Barry irrumpieron en la cueva. Thomas le pide explicaciones a Allen pues cree que se trata de un vil truco, a lo que Flash asegura que no lo es e intenta dilucidar qué está sucediendo, ya que las vibraciones de este mundo se sienten como si estuvieran en su propia realidad y sabe que Flashpoint es una realidad alternativa. Todo parece indicar que algo o alguien está usando estas “realidades fantasma” para acecharlos, cosa que explicaría en cierta forma las visiones que Batman y Flash experimentaron durante su travesía, vislumbrando momentos claves de historias como “Crisis On Infinite Earths”“IdentityCrisis”.

Barry debe arreglar la Cinta Cósmica pero Thomas le advierte que no tiene mucho tiempo ya que los intrusos se acercan. Seguidamente Thomas intenta comunicarse con Bruce, quien parece estar en una suerte de shock, no obstante evita que su padre use pistolas contra los atacantes y deciden pelear a puño limpio mientras Barry hace lo suyo. Bruce le revela a su padre que tiene muchas preguntas sobre la carta pero deberán esperar pues el peligro está frente a ellos.


Luego vemos una corta pero efectiva secuencia de batalla, con ambos Batman barriendo la cueva con las Amazonas y los Atlantes. En el transcurso de la secuencia se explota fuertemente el lado emocional: Bruce puede ver a su padre, agradecerle por la carta, recordarle la única vez que estuvieron juntos en aquella cueva cuando él era niño. Nuestro héroe sabía que jamás podría contestar la misiva pero ahora podría hacerlo y darle la respuesta que siempre soñó darle por sobre todas las cosas: “tengo un hijo”.

El poder de esas viñetas finales es estremecedor, con el Murciélago y el Velocista intentando convencer a Thomas que vuelva con ellos pues esa realidad fantasma estaba colapsando, lo cual significa que el ente o poder que la había mantenido en pie ahora la estaba dejando morir... O no podía salvarla. El Dr. Wayne se niega a acompañarlos mas no sin antes pedirle a Barry que solucione todo este lío de una vez todo y decirle a su hijo que no tiene que seguir sus pasos, que busque la felicidad, que críe a su nieto como él no puedo criarlo. Thomas empuja a Bruce a la Cinta, destruye el detonador que tenía y observa como todo se desvanece a su alrededor, recordando que “los Wayne no se quedan abajo, ¡SE LEVANTAN!”.

Batman y Flash viajan por el tiempo una vez más sin tener una pista de qué o quién es lo que los llevó hacia Flashpoint ni porqué. Pero bueno, como necesitábamos algún momento "WTF!" para no perder el hilo del crossover resulta que Thawne hace una aparición sorpresa (!)

El Flash Reverso se aparece en el camino de nuestros desorientados héroes, preguntándose cómo se le adelantaron. Según parece la Cinta replica los momentos previos a la muerte de Eobard, ya que lleva el pin del Comedian en su mano. Thawne revela que visitó lugares que 
Barry ni se imagina y que sabe a quiénes pertenece el extraño poder que posee el botón. Haciendo caso omiso a la advertencia de Flash sobre su inminente destino, Eobard Thawne clama que los dueños de este enigmático poder nunca enfrentaron a alguien como él.



LO QUE DEJÓ ESTE NÚMERO. 

Esto fue una bomba sentimental e histórica para la mitología del Encapotado, de eso no hay dudas, pero arroja un gran interrogante (bueno, uno entre varios): ¿qué tan relevante es todo esto para la historia principal? No hace falta releer el número para ver que giró en torno a esta suerte de “Flashpoint 2.0” mas, reitero mi duda, ¿qué le aportará esto al evento principal a futuro?

Sabemos que Flashpoint fue mantenida/restaurada por alguna razón para afectar a nuestros héroes de alguna forma. Si el objeto de esto lío era la reunión de Bruce y Thomas, ¿qué es lo que se buscaría con ello? ¿Será que Batman siga el consejo de su padre y renuncie a su eterna lucha contra el mal? Es decir, ¿ese algo/alguien quiere borrar el concepto de Batman del Multiverso? Me refiero a que Thomas le dice a Bruce que esto es por él, es decir que se convirtió en Batman por la misma razón que él lo hizo, para que nadie sufra la misma tragedia. Que esto ocurra en medio de semejante evento es bastante curioso cuando menos y, a decir verdad, la posibilidad de que Bruce le haga caso a padre, quien le dice que deje esa vida, que no tiene nada que probar, que críe a su hijo, no suena tan descabellada. Ahora bien, ¿será posible que si el Batman de Tierra 1, la Tierra principal del Multiverso, abandona el manto, esto desate una reacción en cadena a lo largo del espacio-tiempo? Algunos creen que esto podría estar vinculado al “misterio que Batman no quiere resolver” que daría paso a “Dark Nights: Metal”, aunque todo está por verse.

BatThomas ya no tiene ganas de pelear y decide acabar su vida para llevarse a quienes vienen por él. Casualmente en Convergence el BatThomas de Tierra 2 New 52 se suicidó detonando una bomba para salvar al Dick Grayson de su mundo y llevarse consigo a varios Bati-Villanos pre-“Flashpoint”. Es más, en ese horripilante evento Thomas también conoció a Bruce o, mejor dicho, a un Bruce ya que no se trata del mismo que aparece en este cómic. La diferencia es que ahora todo lo ocurrido aquí forma parte del canon entonces sí vendría a ser el mismo Bruce, o tal vez no, quizás un poquito… ¡UN HECHICERO *cof cof* MANHATTAN *cof cof* LO HIZO!

Varios apuntaron que Flash pudo haber ayudado a los Batman con sus poderes y alivianar la carga para después arreglar la Cinta Cósmica pero quizás el velocista ya sentía que todo se estaba por ir al carajo y priorizó una cosa sobre la otra. Eso sí, si piensan que los soldados de Themyscira y Atlantis eran un poco débiles para ser despachados tan fácil por humanos, recuerden que no estamos hablando de un Batman sino de DOS Batman. I rest my case.

Creo que esta aventura dejó todas las piezas en su lugar para una potencial secuela/precuela/lo que sea que explique qué ocurrió entre el final de “Flashpoint” y este “Flashpoint 2.0”, mostrando  cómo continuó en pie esta realidad tras la partida de Barry, cómo se dio la alianza impensada entre Wonder Woman y Aquaman y por qué se ensañaron contra Batman. Digo, uno puede soñar…


Parece que Bruce y Barry están a punto de atestiguar el momento en que mandaron a Eobard a tocar el arpa. ¿Qué fue lo que habrá visto Zoom? ¿Esos lugares que dice haber visitado serán las mencionadas realidades fantasma? De ser así, ¿es el pin de Edward Blake la llave para viajar entre ellos? ¿O acaso será que Thawne viajó a otro plano, a un lugar más allá del Multiverso conocido por los habitantes del Universo DC? Pero por encima de todos estos interrogantes, aún resta saber qué es lo que Zoom planea hacerle/s ese/esos Dios/Dioses, por qué y ver cómo fracasará en el intento dado lo visto en la conclusión de “Batman” v3 #21.

La idea del pin siendo una suerte de llave para ingresar a distintos universos y permitir que Batman y compañía descubran aquellos recuerdos que le fueron arrebatados me hace pensar quizás haya otra mano ahí, tratando de ayudarlos. Quizás sea el misterioso Señor Oz. Se me ocurre que si es Ozymandias, quien tranquilamente podría saber que Doc Manhattan es el que está detrás de esto, puede haber empleado el botón como clave para que Batman, el mejor fucking detective del mundo, dilucide lo que pasa. No sólo eso, sino que Oz podría estar preparando algún tipo de ofensiva, por eso va raptando héroes y villanos por igual y acechando al nuevo Superman. Es más, no me sorprendería que sea Mr. Oz quien haya traído al Hombre de Acero pre-“Flashpoint” a este universo para que sea una de sus armas contra el Doctor, sabiendo que el Kryptoniano local estiró la pata. Quedaría saber por qué motivo está llevando adelante este esquema, ¿temor, hartazgo? ¿Será que tiene su propio plan de dominación y necesita sacar al exhibicionista azul del medio? Con tanto movimiento complicado parece su plan de Watchmen, ¿no creen? De todos modos esto nos llevaría a pensar que la llegada de Bruce y Barry a Flashpoint fue más casualidad que otra cosa. Esta teoría podría no cerrarle a nadie, eso queda clarísimo, pero había que tirar una sobre “Watchmen” *guiño guiño*

No podemos pasar por alto el hecho de que, en veintitrés números de “Batman”, esta es la tercera vez que King se limita a co-escribir la trama con el guionista de turno pues ya sucedió con Steve Orlando en el #7 y #8, parte del crossover Night of the Monster Men. Esta vez Joshua Williamson hizo un enorme trabajo pero me huele a que Tom fue el responsable de los diálogos sentimentales entre Batman y Papá Batman, el responsable de mostrarnos a Bruce negándose a ver a la cara a su viejo, casi como si no pudiera aceptar lo que estaba sucediendo. No sólo eso sino que King se acordó que el Murciélago tiene un hijo como ya lo hizo en un par de ocasiones a lo largo de su run, a diferencia de la administración anterior (?), y creo que esas podrían ser huellas del pelado en este libro. De todos modos, más allá de los embrollos creativos y sus correspondientes etiquetas, el asunto evidentemente se manejó más que bien y queda demostrado con un simple hecho que pasará a la historia de DC: Batman vio a su padre por un instante. La carga emocional será el sello de este issue que, como dije, ya es una entrega histórica. Bravo Joshua, bravo Tom, en la medida que corresponda a cada uno.

La frase “los Wayne se levantan” ¿no les recuerda a lo que Alfred le decía a Bruce en la Trilogía de Nolan?

El arte de Jason Fabok y Brad Anderson fue simple y sencillamente brillante. Esta vez, como podemos observar, decidieron no apelar a la estructura de nueve paneles por página como en la obra de Moore y Gibbons, recurso utilizado con creces en “Batman” v3 #21, sino que fueron por una distribución de página más tradicional pero igual de efectiva porque claramente esa clásica dinámica no era la adecuada para esta aventura. Esperemos que no pase demasiado tiempo para que volvamos a ver a Fabok en un Bat-Book.

Hasta acá llegamos. Por desgracia tuvimos que esperar una semana más de lo que se suponía originalmente para ver qué pasó con Saturn Girl en Arkham llegar a la conclusión de este apasionante arco pero mañana finalmente se termina la espera, amen de ciertos spoilers masivos que ya están dando vuelta por la web y podrían arruinarle la experiencia a más de un desprevenido. Sea como sea, si tienen algo que decir que no sea sobre las madres o las hermanas de quienes escribimos acá, arriba tienen la caja de comentarios para hacerlo. ¡Batisaludos!