¡TODO LO QUE TENÉS QUE SABER DEL BATIVERSO ESTÁ AQUÍ!

martes, 5 de diciembre de 2017


Puede que algunos lo sepan, puede que otros no, pero lo cierto es que Warner Bros. Pictures tenía planes para llevar el Universo DC a la gran pantalla mucho antes de concebir el trágicamente bello DCEU e incluso antes de que la Trilogía del Caballero Oscuro fuera conocida como tal. 

Ejemplos de ello son la fallida "Batman vs. Superman: Asylum" del 2002, que habría representado el primer encuentro cinematográfico de Los Mejores del Mundo además de introducirnos y comenzar a desarrollar sus respectivos mundillos, quizás, con miras a una posible franquicia que al final no fue. En el interín entre "Batman Beings" y "The Dark Knight" surgió "Justice League: Mortal". Curiosamente ni 
Brandon Routh ("Superman Returns") ni el ya mítico Christian Bale fueron considerados para el proyecto —aquí es donde uno se pregunta en qué estaba pensando el estudio al ignorar las opciones más obvias por aquel entonces, y dudo que fuera por el descontento que generó la recaudación de "Superman Returns" porque a esa altura "Batman Begins" ya se había convertido en un éxito rotundo— sino que Armie Hammer y D. J. Cotrona fueron casteados para los respectivos roles del Murciélago de Gotham y el Hijo de Krypton. Junto a un curioso elenco, un numeroso equipo técnico y bajo la dirección del mismísimo George Miller, este hubiera sido el debut de La Liga de la Justicia en el mundillo del Séptimo Arte para luego ramificarse en una serie de spin-offs dedicados a cada miembro del equipo, sin embargo la cinta terminó en la nada debido a varios factores, particularmente la famosa Huelga de Guionistas de 2007-2008. A modo de consuelo se supone que habrá un documental relatando la historia tras el fallida largometraje así que algo es algo.

En 2011 vino "Green Lantern" que, pese a su calidad, cuenta con un interesante trasfondo en torno a la idea de un metaverso extendido. Con una potencial trilogía en mente, uno de los borradores iniciales que Warner aprobó fue escrito por Corey Reynolds, quien pretendía introducir a John Stewart y Hal Jordan —dúo que protagonizará el reboot "Green Lantern Corps" (2020)—, al Corps y además diversos conceptos vinculados a la Justice League en el curso de varios años. Por motivos desconocidos, el estudio terminó cajoneando ese guión y le encargó uno nuevo a Greg Berlanti —actual mente maestra tras el Universo Televisivo de DC—, Michael Green y Marc Guggenheim. La propuesta era vagamente similar: introducir a Jordan, plantear un conflicto alienígena en Coast City, mostrar la reacción de los civiles ante el descubrimiento de seres extraterrestres y plantar numerosos 
Easter eggs para desarrollar a futuro, como la presencia de Amanda Waller o un cameo del propio Clark Kent. Finalmente este cameo no se dio y tuvimos la película que tuvimos, cuyo fracaso destruyó toda posibilidad de una franquicia, ¿pero se imaginan cómo hubieran sido las cosas si ese cameo hubiese sido el puente entre "Green Lantern" y "Man of Steel" (2013)? Es más, Jason Momoa dijo que fue elegido para interpretar a Aquaman hace cinco años —casi seis ahora— y, con el papel de Arthur Curry en "Man of Steel" confirmado, no suena del todo descabellado que Warner tuviera intención de reunir a los íconos de DC desde aquel entonces.

En una época se creía que Christian Bale o incluso Joseph Gordon-Levitt interpretarían a Batman en "Justice League".

Ahora todos sabemos que "Man of Steel" fue el puntapié inicial del mal llamado Universo Extendido de DC, no obstante un reporte de The Wrap efectivamente confirma los planes que el estudio tuvo hace seis años para unir a los siete. Al parecer el portal obtuvo un borrador escrito en 2011 por Will Beall —que tiempo después haría el guión de "Aquaman" (2018)— para otro fallido largometraje de La Liga de la Justicia y créanme cuando les digo que esto, para bien o para mal, no se compara en lo más mínimo con la cinta que vimos el Noviembre pasado. ¿Quieren conocer la trama en detalle? ¡Acompáñennos!

Comenzamos con una breve introducción de Apokolips, el planeta de Darkseid, quien habría sido el villano de esta entrega como siempre debió ser. De ahí pasamos a una secuencia que incluye a Batman, Superman, Lex Luthor, la KGBeast, Killer Croc, Desaad —uno de los súbditos de Darkseid— y un tanque con tiburones en lo alto de LexCorp. Dicho metraje habría mostrado a Lex tratando de comprarle Kryptonita a Anatoli Knyazev, transacción que termina en tragedia cuando Dasaad se apodera del peligroso mineral kryptoniano y mata a Croc en el proceso, que calculo habrá sido una suerte de guardaespaldas, refuerzo o directamente cómplice de Knyazev, de lo contrario no me explico qué hacía ahí.
Seguidamente vemos a Bruce y a Clark, que en esta versión serían amigos desde hace tiempo a diferencia de lo visto en "Batman v Superman: Dawn of Justice", tomando un café en Metropolis. Allí tienen una charla donde mencionan a algunos de sus colegas, entre ellos Wonder Woman, Green Lantern, Green Arrow y Aquaman. Se da a entender que todos conocen sus respectivas identidades secretas. Más temprano que tarde viajan a Central City para reclutar a Barry Allen a.k.a. The Flash, que al parecer todavía no formaba parte del equipo. 
Entre tanto Amanda Waller y King Faraday, cabecillas del Departamento de Asuntos Metahumanos una organización poco conocida en los cómics para llevarse el cadáver de Croc. Este momento sirve de excusa para presentar villanos como Tattooed Man, Copperhead, Cheetah y Solomon Grundy, personajes que en cierto punto formaron parte de la Injustice League comiquera y que podrían aparecer en el futuro próximo ya que dicha agrupación llegará eventualmente al cine —salvo por Tattooed Man que, como recordarán, tuvo su debut y despedida en "Suicide Squad" (2016)—. Hablando del Task Force X, este pudo o no ser el roster inicial para el famoso equipo al servicio de The Wall aunque nunca lo sabremos con certeza.
En lo profundo del espacio, John Stewart a.k.a. Green Lantern y Katar Hol a.k.a. Hawkman se infiltran en un club nocturno intergaláctico para evitar que Kajan Ro, un malvado dictador del planeta Dhor, ayude a Desaad a convertir la Kryptonita en un arma. Aparentemente no logran su cometido ya que el primer acto concluiría con Superman siendo secuestrado y trasladado hasta Apokolips por Steppenwolf, el tío de Darkseid, y su ejército de Parademons, de quienes mejor no diremos nada.
El segundo acto arranca con El Encapotado yendo a Themyscira para reclutar a Wonder Woman —que... ¿tampoco era miembro de la Liga? Supongo que tiene sentido si tomamos este enquilombado team-up como la primer reunión del equipo—. Se ve que hay cierto historial romántico entre ellos, algo que se ha insinuado numerosas ocasiones en los cómics y series animadas y que esperamos ver en el DCEU. Barry, Stewart y Diana se reúnen con Bruce en la Batcave, donde vemos diversos Batmobiles, Batsuits y trofeos como el arma criogénica de Mister Freeze, la máscara del Scarecrow y el paraguas del Pingüino. ¡Aguanten los Easter eggs, vieja, no me importa nada!
Stewart regresa a Oa, principal base de los Linterna Verde y hogar de los Guardianes del Universo, y encuentra a Guy Gardner, Kilowag, Tomar-Re —recordemos que estos últimos dos supuestamente tuvieron una escena eliminada de "Justice League" con Batfleck, Salakk, Katma Tui y al resto del Corps masacrado por Darkseid. Sin nadie que proteja al Sector Espacial 2814, el mandamás de Apokolips invado la Tierra.
Un esclavizado Superman asiste a las fuerzas invasoras y Batman lo enfrenta portando una infaltable armadura especial, como lo hizo en "Dawn of Justice". En un determinado momento Diana logra liberar a Kal-El del control mental de Desaad, permitiendo que el Hombre de Acero se una a los justicieros en la batalla contra el enemigo. Básicamente una versión acotada de lo que fue su resurrección y posterior alianza con nuestros héroes en "La Liga de la Justicia".
Llegamos al tercer acto cuando Superman viaja once años al futuro a través de un Tubo Boom corríganme si me equivoco pero, que yo sepa, esa nunca fue una de las funciones de los Boom Tubes— para descubrir que Darkseid eliminó a un 80% de la población mundial. Se encuentra además con una resistencia liderada por Diana y un avejentado Bruce Wayne como su mano derecha. Juntos tuvieron un hijo al que llamaron Clark Wayne, una combinación verdaderamente espantosa si me preguntan a mí.
Aparte de contar con Luthor como el aliado sorpresa, el Caballero Oscuro del Futuro lidera un escuadrón llamado Los Berzerker de Batman —seguramente en referencia a los implacables guerreros vikingos conocido como berserker mas creo que Sons of Batman también habría sido una alternativa aceptable, egocéntrica por parte de Bruce (?) pero sin dudas aceptable sólo por ser un guiño a "The Dark Knight Returns"— que agrupaba entre otros a Helena Bertinelli/HuntressDeathstroke, Captain Boomergan y CheetahWilson y Harkness ya tuvieron su debut en la pantalla grande y Barbara Minerva probablemente sea la villana de "Wonder Woman 2" ¿pero quién les dice? Puede que los veamos juntos en algún punto. A todo esto, me pregunto cómo se habrán llamado los seguidores del Knightmare Batman *emoji pensador* 
Con la Fortaleza de la Soledad como base de operaciones, Lex descubre cómo enviar a Barry Allen al pasado mediante un Tubo Boom para advertirse a sí mismo de la inminente invasión de Apokolips y, si bien lo logra, muere en los brazos de su "yo" del pasado.
La recta final del film nos muestra a Batman, Wonder Woman, Flash y Green Lantern viajando a Apokolips en el pasado para evitar que Desaad tome control de la mente de Superman. Una vez reunida en todo su esplendor, la Justice League enfrenta a Darkseid con la ayuda de todo el Green Lantern Corps y las Amazonas de Themyscira
Con el mundo a salvo del tirano alienígena y sus acólitos, nuestros héroes vuelven a lo suyo. Entre tanto, Mercy Graves —otro personaje que llegó a formar parte del DCEU— prepara la famosa campaña presidencial de Luthor —una trama de mucha relevancia en los cómics a principios del Milenio— mientras éste recibe un mensaje del Lex del Futuro, quien revela que Clark Kent es realmente Superman.

Pues bien, ahí lo tienen. Me gustaría ver qué opinan después de leer esto los que sostienen que "Batman v Superman" de Zack Snyder no es más que un convulsionado juntadero de guiños y referencias de tres horas sin forma ni fondo :pacman: Ahora en serio, ¿no les parece un poco mucho? Seguro, el guión presenta ciertas cuestiones interesantes y definitivamente tiene grandes aspiraciones pero sólo con leer el breve resumen provisto por The Wrap se siente como un pésimo híbrido entre "El Origen de la Justicia" y "La Liga de la Justicia". Quiero decir, ¿cómo pretendían introducir a más de tres decenas de personajes todos ellos por primera vez porque esto parecía no tener relación con filmes previos, hacernos recorrer al menos media docena de locaciones icónicas del Universo DC, llevarnos hacia un futuro distópico y resolver satisfactoriamente semejante historia en tres actos? ¡Esto más bien daba para una trilogía! Entiendo que se trate apenas del borrador de un guión pero a fin de cuentas fue un borrador aprobado por las cabezas "pensantes" de Warner. Eso sin mencionar el descomunal presupuesto que habría requerido un rodaje de esta magnitud. Si la "Justice League" que llegó a los cines el mes pasado salió 300 millones de dólares con reshoots y pésima remoción de bigote de por medio, esto podría haber costado tranquilamente cerca de medio billón. Una locura y más para esa época.

Cronograma original del Universo Extendido de DC (y otras dos franquicias de Warner Bros.) revelado por Kevin Tsujihara en Octubre del 2014.

Si bien el guión precede a "The Dark Knight Rises" (2012), está claro que la legendaria Trilogía de Christopher Nolan no tendía nada que ver con esto. En cambio, Nolan es encontraba produciendo "Man of Steel" junto al guionista David S. Goyer y al director Zack Snyder, que fue contratado para ocupar tal cargo en 2010. No había pasado ni un mes desde el estreno de "El Caballero de la Noche Asciende" que el estudio ya anunciaba un reboot para la franquicia del Orejas Puntiagudas ya que la idea era contar con un nuevo Batman para acompañar al Superman de Henry Cavill casteado en Enero del 2011— en la dichosa "Justice League" de Beall. Para más inri, se decía que el propio Goyer puliría el libreto de Beall —quizás para mejorar un poco aquel revoltijo de ideas— mientras que Ben Affleck estaba siendo considerado para dirigir la cinta. De hecho se supone que fue la única persona en leer el guión aparte de los ejecutivos de Warner aunque, como bien sabrán, al año fue elegido para interpretar al Detective Oscuro en la ya anunciada "Batman v Superman". Esto y el favoritismo de la compañía por la propuesta de Zack y Deborha Snyder seguramente haya sido lo que le impidió ocupar la silla del director a Ben aunque al final las vueltas de la vida lo llevaron a involucrarse con Los Super Siete Seis no sólo como Batman sino también como productor ejecutivo. Ciertamente hoy en día su participación futura en la franquicia vuelve a ser un misterio, no obstante es harina de otro costal.

Como bien cita The Wrap, de haberle dado luz verde al guión de Beall, Warner habría logrado introducir al equipo de super héroes más icónico en la historia de los cómics, nos habría llevado a los rincones cósmicos más recónditos del Universo DC y hubiera presentado a una figura del calibre de Darkseid mucho antes de que Marvel Studios le ofreciera al mundo cintas como "Avengers", "Guardians of the Galaxy" o la venidera "Infinity War" que marcará el anticipado debut de Thanos, lo cual le habría dado una chapa notable dentro de la industria cinematográfica comiquera. Eso, claro está, asumiendo que esta versión de "Justice League" hubiese sido armónica, orgánica y rentable en partes iguales, y sinceramente dudo que ese fuera el caso. 

Una pequeña muestra de los proyectos ya estrenados, confirmados y los supuestos proyectos en desarrollo del Universo Extendido de DC.

Para bien o para mal, el estudio priorizó la visión de Snyder por sobre la de Beall y gracias a eso hoy tenemos al Universo Extendido de DC. Querido por algunos y odiado por otros tantos, en lo personal me alegra que Warner tomara esta decisión puntual —se siente raro decir eso, ¿eh?— porque tanto Zack como David Ayer y Patty Jenkins supieron brindarnos experiencias y sobre todo emociones irrepetibles independientemente de la calidad de los productos que dirigieron, y eso no es poca cosa.

Y para los infaltables lectores escépticos, les comento que toda esta información no sólo la reportamos nosotros en su momento sino también diversos portales de cómics y entretenimiento entre 2010 y 2013, de modo que ustedes mismos pueden comprobar su veracidad con una rápida búsqueda en Google.

Ahora sólo queda invitarlos a opinar. ¿Qué les parece esta propuesta? ¿Les hubiese gustado ver esta versión de "La Liga de la Justicia" en lugar de la que nos dieron Snyder y Joss Whedon? ¡Ya saben que pueden contarnos sus impresiones en la caja de comentarios!

viernes, 1 de diciembre de 2017


Dejamos de lado las reseñas y los rumores para traerles información concreta, más puntualmente algunos detalles sobre la curiosa cinta animada del Encapotado que DC está preparando para el año que viene: "Batman Ninja".

Si bien de momento no contamos con mucha data, sabemos que este proyecto correrá por cuenta de Warner Bros. Japan y, como sabrán (o se acaban de enterar ahora por estas palabrillas), será un animé. El mismo contará con guiones de Kasuki Nakashima ("Kamen Raider Fourze"), una banda sonora de Yugo Kanno ("Psycho-Pass") y estará dirigido por Jumpei Mizusaki ("JoJo's Bizarre Adventure") en base al diseño de personajes de Takashi Okazaki ("Afro Samurai").

Aparentemente el argumento incluye a Batman, Catwoman, Alfred, Nightwing, Robin, Red Robin y Red Hood (¿es esta acaso la primera vez que los cuatro Petirrojos comparten pantalla? ¡creo que lo es!) y a un diverso elenco de antagonistas, encabezados por el Joker como no podía ser de otro modo, siendo transportados en el tiempo por la Sanción Omega de Chibi Darkseid hacia el Japón feudal. Resta, por ejemplo, revelar el detonante puntual de semejante suceso. Si no nos creen, comprueben esta delirante premisa con el siguiente tráiler:


Se comentó además que la idea no es mostrar el concepto de Batman ambientado en Japón (como si lo ha hecho el fabuloso cómic "Robin Annual" v4 #3, por citar un ejemplo) sino "ver a Batman a través de los ojos de Japón" según habría revelado Eric García, encargado de traducir el guión al inglés junto a Leo Chu.

Los involucrados nos prometen algunas de las mejores escenas de pelea jamás vistas en una película animada de Batman gracias a una animación 2D aggiornada con CGI. provista por el estudio Kamikaze Douga. Además quizás se incluya algo de rotoscopia (es decir, animar sobre escenas grabadas con actores reales) para darle más realismo a los enfrentamientos.

Por ahora no hay una fecha de lanzamiento exacta ni se sabe quiénes serán los actores que proveerán las voces en ambas versiones, aunque se dice que habría nombres familiares.

Recordemos que en el 2008 salió la gran película "Batman: Gotham Knight", la cual constaba de seis cortos al estilo animé que operaban supuestamente como puente entre los eventos de "Batman Begins" y "The Dark Knight". La misma contó con guiones de Brian Azzarello, David Goyer, Greg Rucka, Alan Burnett, Jordan Goldberg y Josh Olson, con la participación estelar del inigualable Kevin Conroy. Y si bien se trata de un producto chino realizado por Wolf Smoke Studio, también vale la pena mencionar "Batman of Shanghai", una serie de cortos alucinantes emitidos por Cartoon Network en 2012 como parte del bloque DC Nation.

Estaremos atentos a más novedades sobre "Batman Ninja".

jueves, 30 de noviembre de 2017


Abordar las escenas eliminadas de "Liga de la Justicia" a esta altura del partido puede resultar algo redundante, primero porque se habló tanto del tema desde el estreno que ya tenemos una idea general de la cantidad de metraje que se descartó o de los cambios que hubo sobre la marcha, y segundo porque puede llegar a ser hasta doloroso pensar en la película que no fue. Aún así hay una secuencia puntual que vale la pena repasar solamente por lo que representa —o por lo que pudo representar en todo caso— tanto para esta producción como para el propio Universo Extendido de DC.

Resulta que hace trece días un redditor llamado LDN_Film compartió varios detalles al respecto, alegando tener información veraz ya que sus "amigos" habrían trabajado en esta cinta. En el post menciona la dichosa escena en que Pennyworth recibe a un visitante anónimo en la Batcave, una secuencia donde Barry Allen rescata a Iris West de un accidente y al ya nefasto bigote de Henry Cavill entre otras cosas, asimismo lo más destacado a mi criterio fue esto:

"La escena post-créditos que se filmó originalmente mostraba a Bruce [Wayne] despertando en su casa del lago durante la noche a causa de una luz verdosa para luego ser visitado por [los Linterna Verde] Tomar-Re y Kilowog, aunque fue descartada en los comienzos de la post-producción."

De más está decir que ya no se puede confiar en absolutamente nadie cuando se trata de rumores surgidos en Internet, menos en Reddit y menos aún en lo que respecta al DCEU —vamos, que vapulearlo ya se convirtió en el deporte oficial de muchos opinólogos y sobre todo del "periodismo comiquero"—, pero el hecho de que al día siguiente se filtrara la secuencia protagonizada por Ezra Miller (Allen) y Kiersey Clemons (West) le da un poco más de credibilidad a sus palabras.

Asumiendo entonces que esto sea confiable, vale la pena preguntarse porqué decidieron privar a la franquicia de semejante suceso. Fuentes paralelas afirman que esta resolución fue tomada por el propio Zack Snyder durante el montaje del primer corte que entregó a la gente de Warner Bros. —quizás en esa etapa nació el rumor de que la cinta
duraría tres horas, ¿quién sabe?—, lo cual podría llegar a ser cierto considerando que el rodaje terminó en Octubre de 2016 mientras que su desvinculación se oficializó en Mayo de este año, lo cual implicaría que participó entre cinco y seis meses de la post-producción, y que obviamente no tuvo nada que ver con los reshoots dirigidos por Joss Whedon.

De acuerdo a la investigación de otro redditor, Yalan Gur sería el Lantern que cae ante las fuerzas de Apokolips durante el segmento "History Lesson".

Puede que recortaran la escena en cuestión porque la mitología de los Green Lantern dentro del DCEU todavía estaba demasiado verde —no pun intended— como para arriesgares a mostrar ciertos elementos o personajes en este punto, puede que haya sido porque los ejecutivos querían ver qué tanto recaudaría "Justice League" antes de tomar decisiones de peso sobre el futuro de esta franquicia —recordemos que David S. Goyer y Justin Rhodes estarían trabajando hoy por hoy en el guión de "Green Lantern Corps" (2020)— o quizás simplemente fueron por un enfoque no tan cósmico en favor de plantear amenazas a largo plazo más verosímiles si se quiere para La Liga —después de todo se supone que Zack también dirigió la escena post-créditos con Jesse Eisenberg (Lex Luthor) y Joe Manganiello (Deathstroke) que vaticina la futura aparición de la Injustice League/Legion of Doom—.

Capaz que nunca tengamos una respuesta concreta aunque LDN_Film asegura que al momento de cortar esta escena, los nuevos diseños de Tomar-Re y Kilowog aún no estaban realizados —de hecho parece que aún estaban modelando a los alienígenas basándose ligeramente en la olvidable "Green Lantern" (2011)— por lo que todo se resume a Ben Affleck como Bruce Wayne interactuando con un sujeto con un traje especial colgando de una grúa y con una luz verde por detrás. Esto implica que seguramente no se trabajó en los efectos especiales del metraje y por ende es más que probable que no sea incluida en una potencial versión extendida de "Justice League", a diferencia de la escena de Barry e Iris donde ya se había empezado a refinar el CGI.

Sea como sea, que un par de Linternas tan importantes aparezcan en pantalla habría sido una buena oportunidad para justificar no sólo el hecho de que ningún miembro del Corps o al menos del Sector 2814 apareciera en el presente para repeler el segundo ataque de Apokolis sino para explicar porqué no es quedaron con la tercer Mother Box en primer lugar en vez de dejarla en nuestro planeta, exponiendo a los humanos nuevamente y facilitándole el trámite a Steppenwolf. Más allá de lo curioso que resulta que visitaran a Batman en vez de ir tras Superman, que no sólo es el héroe más grande del mundo sino que es una figura notable a nivel universal por ser el hipotético Último Hijo de Krypton —cosa que podría cambiar en el futuro si descubrimos que Kara Zor-El sigue viva desde su aterrizaje en la pre-histórica Canadá hace dieciocho mil años según mostró la precuela de "Man of Steel"— considero que fue un enorme desacierto a nivel argumental no incluir esta escena en el corte final para algo tan sencillo aunque necesario como es atar cabos sueltos.

También hay que tener en cuenta que "Green Lantern Corps" sería una película buddy cop al estilo "Arma Mortal" protagonizada por Hal Jordan y John Stewart y, si bien se supone que cronológicamente transcurriría años después de dicha invasión a la Tierra, todo apunta a que ambos tendrían el anillo hace bastante, con lo cual hace falta un motivo infalible para explicar su ausencia. Incluso resulta un tanto inexplicable el asombro y el miedo que la población siente por Supes
cuando, en teoría, hay Linternas terrestres desde mucho antes tanto protegiendo al mundo como probablemente exponiéndolo a un amplio espectro de vida extraterrestre. O quizás no, andá a saber. Divagues aparte, lo único concreto aquí es que venimos arrastrando varios plot holes desde "Man of Steel" y taparlos debería ser una prioridad para Warner pero sobre todo para Geoff Johns y Jon Berg, los supuestos supervisores del DCEU. Puede que "Flashpoint" sea la respuesta a ese problema, todo está por verse.

A todo esto, ¿ustedes qué creen? ¿Les hubiera gustado que esta escena llegara a los cines? ¡No olviden expresar su ira su opinión en la caja de comentarios!

sábado, 25 de noviembre de 2017

You can be a full person

Título: “A Lonely Place of Living”, conclusión
Escritor. James Tynion IV
Lápices: Álvaro Martínez
Tintas: Raúl Fernández
Colores: Tomeu Morey
Rotulado: Sal Cipriano

“Semplicemente rimuovendo tutto il blocco di marmo non è necesario”.
(Michelangelo Buonarroti)

“A Lonely Place of Living” ha sido un agasajo de principio a fin para el fandom. De un modo profundo, pero no por ello menos vertiginoso, Tynion nos ha traído de regreso a Red Robin. Y, al hacerlo, ha sido como el diestro artesano que coge el mármol y lo talla respetando sus vetas, su dirección, para entregarnos una pequeña obra de arte.
El celebérrimo escultor de La Pietá dijo una vez: ¿Cómo se puede hacer una escultura? Simplemente retirando del bloque de mármol todo lo que no es necesario.
Y pareciera que Tynion ha hecho algo similar.


Enfrentando a Drake con Drake, logró pulirlo de tal forma que no podemos esperar para ver qué nuevas direcciones va a tomar el personaje de ahora en adelante.
La acción de este número, que concluye el magnífico arco, es rápida, masiva: vemos a todos los integrantes del Equipo enfrentando a la amenaza que BatDrake representa, sobre todo ahora que controla el sistema Brother Eye.
Recordamos brevemente al joven Hadrian Armstrong en las primeras páginas.
El genio de The Colony, casi el antagonista perfecto de Drake, ha sido expulsado del equipo del coronel Kane por sus tácticas casi sicópatas pero no ceja en su empeño por demostrar que puede más.
Podemos adivinar por el traje de Red Robin que tiene en su laboratorio que se ha obsesionado con Drake, lo que nos indica que, tarde o temprano, lo veremos volver con cierta importancia para amenazar a Red Robin.
Pero hoy su presencia es circunstancial: sólo está ahí para que veamos cómo Brother Eye toma control de sus “juguetes” para lanzar un ataque violento sobre la Belfry y Batwoman… El mismo tipo de ataque que pudo quitarle la vida a Drake una vez.


Y todo parece indicar que esta vez no habrá un misterioso Mr. Oz que rapte al objetivo en el momento oportuno, preservando su vida.
Es aquí cuando empiezan a jugar un papel más importante las palabras que los hechos: el diálogo es intenso, los sentimientos están vivos.
Tynion se trae a toda la Bati-FamiliaNightwing, Red Hood y Robin incluidos—, para dar vida a dos importantes discursos.
El primero, que BatDrake le dirige a Batman al momento de atacarle y que apunta a ese sentimiento de culpa perpetuo que persigue, cual Erinies griegas, al Murciélago. Ese saber que la batalla está perdida —y que tanto oscuro futuro alterno ha demostrado vez tras vez— y que el involucrar a otros en una causa tal es casi criminal.
Ahondar en ese punto ya es casi un lugar común en la biografía de Batman, y Scott Snyder casi nos llegó a aburrir de tanto que metía el dedo en esa llaga.
Pero Tynion logra darle una apariencia nueva y una auténtica profundidad. Posiblemente el contexto ayude: estamos hablando de Drake. Él es el centro de la historia. Pero también es verdad que Tynion ha superado a su maestro con creces a esta altura en lo que a acercamientos sicológicos de los personajes se refiere —es mi creencia particular que Snyder construye aparatosas historias que, sí, son alucinantes, como el actual “Metal”, pero yerra cuando quiere darle una profundidad que en su mano parece sólo un dechado de lugares comunes. Forma sin fondo—.


El segundo discurso lo vemos cuando, ya derrotado, BatDrake contempla por una ventana como su mundo cae a pedazos —su mundo futuro—, acompañado por Red Robin, en una escena que mucho nos recuerda al final de “El Club de la Pelea” y a la que de modo inconsciente le colocamos la música de los Pixies y su “Where is my mind?”
Podemos llegar a comprender a BatDrake. Su discurso habla sobre la futilidad. Sobre destinos negros y sobre la soledad.
Algo muy similar a lo que el mismo Mr. Oz le expone a Drake en la primera parte de este arco.
¿Qué sentido hay en pelear una guerra que se ha perdido de antemano?
Pensemos por un instante: si pudiésemos enmendar las cosas en nuestro pasado, ¿no lo haríamos?
BatDrake está en esa posición, pero aun así advertimos lo equivocado que está en su punto de vista.
Está solo. Pero está solo porque el dolor de la pérdida lo ha llevado a hacer cosas que no quería. Porque quiso llevar el mundo sobre sus hombros y el peso ha terminado por aplastarlo.
Sin embargo, Tim Drake, “nuestro” Tim Drake, no es así. Él no tomó este camino por resentimiento o por venganza.
Hay una palabra que define a Red Robin: altruismo.
Para llegar a ser una persona completa, no es necesario destruir. Todo lo contrario, es preciso construir.
Y el regreso de Red Robin apunta a eso. Es el gran humanista. Él no sacrificará a nadie, excepto a él mismo si es necesario —y lo demostró con creces—.
Sin él, Batman está perdido.


Resulta, pues, ser el Robin más significativo. No sólo por su origen como adlátere, sino por lo que aporta en la relación.
¿Recuerdan cuánto odiábamos a Damian cuando apareció y desplazó a Tim?
Eso es porque amamos sus cualidades morales. Porque cuando hablamos de luz en el mundo de Batman, no nos referimos a los colores del traje de Robin. Nos referimos a los valores que aporta.
Una advertencia: si no han leído aún el número, no piensen que es un monólogo constante.
No.
Tynion tiene la gracia de conjugar a la perfección acción e ideas.
“Detective Comics” #968 es un contundente cierre al arco que esperábamos desde que vimos, con asombro, desaparecer a Tim Drake.
En sus páginas hay acción magníficamente dibujada y relatada.
Vemos a Batman y sus “hijos” peleando contra BatDrake.
Vemos a Batwoman y sus otros compañeros en la Belfry enfrentando a los drones.
Vemos a todo el equipo enfrentándose con el futuro.
Y vemos la mayor diferencia entre estas dos versiones de Drake: BatDrake se ha vuelto solitario, huraño, violento porque no tiene esperanza, porque ha sido herido.
Tim Drake no está solo, tiene un equipo que lo respeta y lo respalda —creo que la unión Drake/Fox dará muy buenos momentos—.
A pesar de lo vivido, cree en las personas y está dispuesto a darlo todo por salvarlos a todos.
Él lleva el mundo en sus hombros y lo hace con gusto.
Quiere llevar una vida normal, seguramente anhela a Stephanie —queda por ver cómo se desarrollará este punto—, pero siente la responsabilidad de hacer lo que es debido en primer lugar.
Tim Drake es nuevamente parte de “Detective Comics”.
Celebramos ello.
También lo hace el arte de esta revista, que, tal y como lo hiciera en la primera parte del arco, conmemora otra portada anterior, la de “Batman” v1 #442.


“A Lonely Place of Living”. ¡Qué gran arco!
Una verdadera escultura, cincelada con cariño, con esmero y con calidad.

viernes, 24 de noviembre de 2017


Títulos: "Gotham Resistance": parte 3, "Welcome To The Jungle"; parte 4, "Finale"
Guión:  Rob Williams - Benjamin Percy & Joshua Williamson
Arte: Stjepan Šejić - Juan Ferreyra
Letras: Pat Brosseau  - Deron Bennett  
Artes de tapa: Šejić

La Resistencia de Gotham, compuesta por Nightwing, Robin, Green Arrow, Harley Quinn y Killer Croc, escapa a toda velocidad de una horda de Man-Bats en un autobús blindado pero termina cayendo por un precipicio. Tras sobrevivir de pura casualidad, se dan cuenta que están en el corazón del jardín mortal que Poison Ivy creó con la carta que El Batman que Ríe le entregó a diversos villanos al comienzo de esta historia.

Eventualmente el lugar se convierte en el escenario de una batalla entre La Resistencia y los restantes miembros del Task Force X y los Teen Titans, que fueron corrompidos por la maldad del Multiverso Oscuro. Por si no fuera suficiente, El Robin que Ríe (si, no lo pensé mucho) se hace presente para acabar con Nightwing y convencer a Damian que se una literalmente al Lado Oscuro. Es ahí cuando Croc decide enfrentarse al Robin malvado para ganarle algo de tiempo al resto del equipo, cuya misión es llegar al centro del laberinto creado por el Batman que Ríe en plena Gótica alrededor de la Montaña de los Challengers.

Mientras tanto, Dick continúa recibiendo visiones sobre el aparente destino de Batman y a estas alturas cree que definitivamente podría estar muerto tras los hechos de "Dark Nights: Metal" #2. Llegando a los dominios de Mad Hatter, nuestros héroes son atacados por los hermanos Dee, que son reducidos enseguida por Mr. Terrific. Luego de su aparición triunfal, Michael Holt revela que estuvo trabajando con Batman en secreto para descifrar los misterios del dichoso Nth Metal, hecho que recordarán del preludio "Dark Days: The Forge" #1 si están al día y vienen siguiendo el evento en orden.

La Resistencia y Holt entonces llegan al último anillo del laberinto: la arena de Bane. Allí se enfrentan distintos peleadores que parecen estar bajo efecto de Venom. Otro dato muy importante para tener en cuenta en esta instancia es que, según Terrific, las mentadas cartas que el Batman que Ríe le entregó a distintos villanos de Gotham les dio poderes y les permitió modificar a gusto sectores enteros de la ciudad gracias a la llamada Energía Oscuro, cuya influencia desafía e incluso sobrepasa las leyes de nuestra realidad. Dicha energía, canalizada a través de un número suficientemente grande de personas cual antenas, cambiaría la frecuencia vibracional de nuestro universo hasta convertirlo en el mismísimo Multiverso Oscuro. Ese es el plan maestro del malvado Barbatos y sus Caballeros Oscuros, detalles más o menos.


Cuando los buenos logran atravesar el anillo de Bane, una monstruosa maquina alimentada con los cuerpos de los Teen Titans y el Suicide Squad se hace presente en el campo de batalla, tal como Grayson 
pudo anticipar en sus visiones. Croc también está atrapado en ella, lo cual le genera horripilantes alucinaciones como a cualquiera que es ungido con los metales sagrados, tal como le pasó recientemente al Hombre Murciélago.

El Robin malote regresa y esta vez lo hace junto al BatJoker risueño (?), que hace acto de presencia en su bizarro Laughmobile, en el cual tiene cautiva a Raven por motivos aún desconocidos. Los Petirrojos esclavizados atrapan a Harley y la colocan en la terrible máquina, mientras el Damian malvado sigue queriendo manipular al Damian normal (o "normal" cuanto menos) para ponerlo en contra de los buenos, asegurando que tanto los Batmen como los Robin Oscuros no representan los peores miedos de Bruce Wayne como explicó Holt sino más bien sus verdaderos deseos ocultos.

Sumidos en una situación límite donde toda esperanza parecía estar perdida, Green Arrow toma la única flecha restante en su carcaj en un último intento por detener al implacable Robin sombrío pero éste usa a nuestro querido Damian como escudo humano. No obstante, el Pequeño Demonio presiona su cuerpo contra el de su doppelgänger malvado y lo destruye al ensartarlo con la flecha. ¿Por qué? Porque la flecha, obtenida de pura casualidad en la armería de La Corte de los Búhos en la segunda parte de este crossover, estaba forjada con Nth Metal.

Mientras el Batman que Ríe asegura que tiene a La Resistencia justo donde la quería, los restantes Batmanes del Mercosur Multiverso Oscuro aparecen vía Boom Tube usando la Mother Box de Cyborg, a quien le partieron su mandarina en gajos en "Batman: The Murder Machine" (cuya reseña llegará en breve). Holt recomiendo abortar la misión para tratar de huir justo cuando Doctor Fate llega al rescate, teletransportando a Dick, Damian, Olie y Michael a un lugar seguro.

Ya en la Torre del Destino llega la hora de recalcular porque, si bien este round lo perdieron los buenos como dice Oliver, ahora saben que el Nth Metal es la clave para destruir a los invasores.


LO QUE DEJO EL FINAL DE ESTE CROSSOVER

El presente evento (al igual que "Bats out of Hell", que también vamos a analizar pronto) a simple vista puede parecer otro crossover del montón como suele haber en cualquier gran historia de Scott Snyder mas lo cierto es que estos cuatro números expanden la trama general planteada por "Metal" oportunamente y nos muestra el papel vital de otros personajes ajenos a La Liga de la Justicia durante el asedio en Gotham.

Como Holt reveló, las cartas del Batman que Ríe y los cuerpos de los seres vivos de este universo sirven como una especie de "bateria" para las maquinas de los invasores, dándole poder a la Montaña de Los Challengers que, a su vez, actúa como una antena. Su finalidad será cambiar la frecuencia en que vibra nuestro universo para cambiarla hacia la frecuencia del Multiverso Oscuro, dejando al Universo DC totalmente vulnerable ante la influencia del aterrador Barbatos.

Un dato interesante que quizás hayan pasado por alto es que la herida recibida en el arco "Nightwing Must Die!" con la daga de Nth Metal del Dr. Simon Hurt activó el Electrum que La Corte de Los Búhos le suministró a Dick cuando era niño. Al haber sido "bendecido" con dos de los cinco metales sagrados, Richard tiene una cierta conexión con el Multiverso Oscuro, lo cual le genera visiones desconcertantes e incluso hasta le permite recibir ciertas señales de Bruce desde aquel plano. Algunas de estas visiones parecen ser guiños a lo que luego veríamos en el one-shot "Batman: Lost" (reseña pendiente).



Me resultó un poco extraño el hecho de que el BatJoker haya tomado el lugar del Príncipe Payaso del Crimen en el Multiverso Oscuro al punto de convertirse prácticamente el papi de Harley Quinn. Visto así pareciera que este no es un Batman Jokerizado sino más bien un Joker Batmanizado. Bah, ustedes me entienden.

En lo personal tenía ganas de ver a Bane en la arena de combate pero por desgracia no hubo tiempo para eso. Asimismo, a mi gusto eso queda compensado con ver a Arnold Wesker (¿o "Weskler"?) peleando contra Scarface, ambos "empepados" con Venom, y con el hecho de que el mandamás de Santa Prisca tiene su propio Michael Buffer.

Me gustó la breve secuencia que nos permitió adentrarnos al reino de Mad Hatter, sobre todo porque además nos permitió ver nuevamente a la suculenta Jaina Hudson/White Rabbit, cuya historia inconclusa en "The Dark Knight" v2 espero que continúen en algún punto para no dejarnos con la intriga.

En cuanto a los detalles del arte, tanto como Šejić como Ferreyra se lucen exageradamente pese a tener estilos muy diferentes, partiendo ya desde el medio en que trabajan, pues Šejić se maneja en digital mientras que Ferreyra nos deslumbra con una estupenda combinación entre métodos tradicionales y digitales. En el apartado gráfico era de esperarse cosas buenas pero fue todavía mejor. Nada más que decir, SUBLIME desempeño de los artistas de turno.

Bien, ahora la cosa continúa en "Dark Nights: Metal" #3, otra de las miles de reseñas que tenemos pendientes tras el hiatus que debimos tomarnos a la fuerza hace un tiempito. En fin, pronto continuaremos con esta alocada aventura que desde ya se perfila como una de las mejores cosas que nos ha dejado el 2017 en materia comiquera.

miércoles, 22 de noviembre de 2017

To carry a world on the shoulders

Título: A Lonely Place of Living, partes 1 a 3
Escritor: James Tynion IV
Lápices: Eddy Barrows [parte 1 y 2]; Álvaro Martínez [parte 3]
Tintas: Eber Ferreira [parte 1 y 2]; Raúl Fernández [parte 3]
Colores: Adriano Lucas [parte 1 y 2]; Tomeu Morey y Jean Francois Beaulieu [parte 3]
Rotulado: Sal Cipriano
Portada: Barrows, Ferreira y Lucas
Portada alternativa: Rafael Albuquerque

Por diversas circunstancias, hemos estado ausentes un buen tiempo ya de nuestros títulos preferidos.
Gracias a todos ustedes por saber esperar.
“Detective Comics” —ustedes ya lo saben— se ha transformado, a ratos, en el título puntal del Bativerso.
Vez tras vez, Tynion IV ha reinventado a los compañeros del Murciélago, recuperando el legado de éste y, a la vez, haciéndolo crecer a nuevas alturas.


Estos Caballeros Oscuros —como descubriremos en estos tres números que Drake los llama— o El Equipo —según Batwoman parcamente los nombra— están aquí, no sólo para acompañar a Batman, sino para tener la posibilidad de madurar.
Una verdadera caterva que Tynion ha creado y que, de modo más que efectivo, le ha servido para consolidar un Bativerso contundente y, más importante aún, consistente.
Para que no nos atrasemos más, hemos decidido juntar las primeras tres partes del arco A Lonely Place of Living, para luego abordar su parte final por separado, antes de encarar el arco Fall of the Batmen” en el #969, donde descubriremos que ese futuro que tanto teme Batman-Drake ha llegado —les recomendamos, desde ya, leer lo que se puede considerar el prólogo para el siguiente arco, el Batwoman #6—.
Pero aún no llegamos ahí.
Estamos justo en el momento en que Drake escapa de esta cárcel fuera del Tiempo y el Espacio… y hay mucho que comentar al respecto.
Como recordarán, hacia el final del arco Rise of the Batmen “Detective Comics #940—, Red Robin se inmoló para salvar a los gothamitas condenados por los Batmen. Claro, eso en apariencia —y no por falta de intenciones de Drake— porque pronto nos enteramos que Red Robin había sido trasladado a otro sitio por el, entonces, enigmático Mr. Oz —que, como ustedes ya deben saber, resultó ser Jor-El, el padre del mismísimo Superman [para más detalles lean “Action Comics” #987, The Oz Effect, parte 1]—.
Perdido en ese limbo, solo le veríamos aparecer en un par de ocasiones donde, fiel a su carácter, Drake intentaría encontrar, de modo infructuoso, una salida; mientras, sus compañeros lamentaban su pérdida sin saber de su verdadero destino.
La más afectada, por supuesto fue Stephanie Brown, cuya relación con Red Robin comenzaba a profundizarse —y que ya nos remitía a la versión original de la pareja—.


Recordemos que tras el ataque del Sindicato de las Víctimas —“Detective Comics” #943 - #947—, ella decidió abandonar definitivamente al Equipo —merced a las dudas que The First Victim infiltrara en su mente—y sólo supimos de su deambular en un número suelto entre arcos—The Wrath of Spoiler, #957— y en el anterior especial de dos partes Utopia/Dystopia #963 - #964—.
Pero también resultó afectado Batman, aunque, por supuesto, a su modo esquivo y oscuro. Como ya lo hemos visto en situaciones similares, sentía esta pérdida como si fuese totalmente su culpa. En más de una ocasión lo vimos rozar la verdad sobre el destino de Red Robin —recuerden el conspicuo #950 y su último episodio, pero no sería hasta la revelación de Ascalon en la última parte de Intelligence #958 - #962— que se encontraría con la realidad de que Drake seguía con vida, en algún lado, en algún tiempo…
Pero Tim Drake es Tim Drake, el self-made Robin. Su regreso no podía ser de otra forma más que honrando el espíritu del personaje desde su primera aparición en “Batman” v1 #436 —aunque solo lo veamos como un personaje secundario en flashbacks que recuerdan el asesinato de los padres de Dick Grayson, es una lectura que no puedo dejar de recomendar—.
Un joven altísimamente dotado que, por sí solo, descubrió la verdad tras Batman y Nightwing, justo cuando el Murciélago aún no acababa su duelo tras la muerte de Jason Todd. Un verdadero detective que por sus propios méritos se ganaría portar el uniforme de petirrojo.
Pero Tynion es muy inteligente al momento de elaborar su regreso y nos brinda toda esta información a través del diálogo que Drake mantiene con su captor, quien no sólo repasa los diversos momentos que llevaron a su ascensión como el tercer Robin, sino que revela la verdadera alma del personaje: es un gran altruista que siempre querrá llevar sobre sus hombros el mundo entero.


Interesante aproximación al joven, porque no es movido por el dolor o la tragedia —como sus dos predecesores—, o por la rabia y la violencia —como su sucesor—. Tim Drake es impulsado por su compasión, por su humanidad. Él no busca venganza. Él busca salvar.
En ese sentido, y partiendo de la premisa de que Drake es el más fiel reflejo de Batman, el primero sale ganando a todas luces por tener mejores intenciones que su mentor. Drake puede ser llamado un joven Batman —y no sin razón—, pero obviamente es mucho mejor que el Murciélago que le tomó bajo su tutela.
En este punto, vale ser majadero e insistir en alabar por cómo Tynion ha abordado a cada personaje que se le ha asignado en “Detective Comics”. Con acierto las más de las veces, el discípulo aventajado —aunque a estas alturas sea injusto seguir refiriéndonos a él como un alumno— de Snyder ha tomado a personajes dañados o simplemente desaparecidos tras la aplanadora que significó The New 52 y los ha actualizado, los ha renovado y, al mismo tiempo, los ha traído de vuelta con todo aquello que nos hizo amarlos.
Una muestra tanto de lo gran escritor que es, como de la pasión —y conocimiento— que tiene por estos caracteres.
Y en A Lonely Place of Living simplemente se luce recreando a un Tim Drake prístino, que en iguales partes nos recuerda sus raíces, las fundaciones del personaje, y nos muestra el potencial que aún puede explotarse en torno a él.
Usa el recurso de Mr. Oz de modo magistral, sobre todo tomando en cuenta que es un personaje prestado de otra publicación —acto arriesgado, pero que resuelve con gracia y que nos confirma, una vez más, lo afianzado que está el Universo DC tras Rebirth—.


La prisión es la excusa perfecta para mostrarnos a Red Robin tal cual es: desprovisto de su contexto, de su entorno, podemos conocerlo en esencia, saber cuál es esa motivación primera que hemos mencionado.
En eso, Tynion acierta al brindarnos momentos claves de los inicios editoriales de Drake, recuperando aspectos que “Teen Titans” v4 destruyó “gracias” al deplorable guión de Scott Lobdell —el mismo que actualmente lleva el título “Red Hood and The Outlaws” con un poco más de gracia— y que, por supuesto, nosotros agradecemos —especialmente, los más viejos del fandom, entre los cuales me incluyo—.
Pero la historia avanza: tenemos a Drake, hemos conocido el leif motiv de su actuación… es hora de verlo actuar.
Usando sus superlativas habilidades, el interrogatorio de Mr. Oz le permite usarlo en su favor y lograr entrar en el sistema computacional de su cárcel para enviarle un mensaje de socorro a Batman… y éste le responde… o casi...
Es Batman… y no es Batman.
Tim Drake se encuentra cara a cara con el Batman del futuro, un Batman que no es Bruce Wayne, sino él mismo… dentro de diez años. Un futuro oscuro donde Wayne está muerto. Donde la mayoría de los villanos de la Bati-Galería también han muerto, ejecutados por este Bat-Drake usando como arma el mismo revólver que alguna vez asesinó a Thomas y Martha Wayne delante de su pequeño hijo…
Un Batman que para los más antiguos es un perfecto conocido: Ya tuvimos ocasión de verlo en acción en el arco Titans Tomorrow,  dentro de “Teen Titans” v3 #17 - #19, año 2005—. ¡Qué brillante maneras de unir legado con presente! Nuevamente las clásicas historias de nuestros héroes resuenan en “Detective Comics” y en todo Rebirth.


Tras la sorpresa inicial, no hay tiempo para mayores explicaciones ya que ambos deberán enfrentar al Doomsday que Mr. Oz también mantiene recluido en aquel lugar fuera de toda noción temporal y espacial —“Action Comics” #962—; y que ahora está libre como consecuencia indirecta de la manipulación del sistema que realizó Red Robin.
Huelga hablar del peligro mortal que siempre representa Doomsday en cada una de sus encarnaciones, pero Bat-Drake se guarda más de una sorpresa.
Curtido por su particular y violenta senda en el futuro, ha desarrollado métodos para enfrentar incluso a una bestia apocalíptica como Doomsday. Ya lo dijimos, Drake es un reflejo de Batman, sólo que mejorado. Nuestro héroe siempre tuvo el potencial para llegar a ser tan apto intelectualmente como el Batman que todos conocemos; ahora, este Bat-Drake ha tenido las circunstancias y el tiempo para aguzar aún más esas cualidades que hacen de Tim no sólo uno de los mejores detectives del Universo DC, sino también uno de los más inteligentes que hemos conocido, quizá al mismo nivel de Wayne y Luthor, los epítomes de la inteligencia de la llamada ahora Earth-0 y, con toda seguridad, en todos los restantes mundos del Multiverso. Claro, habrá que ver qué pasa cuando el intelecto de Ozymandias entre nuevamente en juego, aunque eso por ahora es harina de otro costal.
Por todo ello, puede contra Doomsday, venciendo al músculo con la mente.
Esa misma capacidad intelectual, aparte de su decidida cruzada, le ha permitido hacerse con tecnología de una Mother Box y usarla para crear portales y escapar de ese no-lugar y… regresar al hogar de Red Robin.
Pero no todo será tan fácil: Bat-Drake lo ha llevado a casa con una segunda intención en mente: mientras en “Titans Tomorrow”, la razón de este cambio en el futuro se debía a la separación de los Teen Titans, en la continuidad futura que Tynion nos presenta, hay otro motivo para que todo se haya ido al carajo. Alguien mató a Batman. Si elimina a ese asesino, podrá cambiar los acontecimientos que se vienen.


Porque, aunque este Drake del futuro parezca divergir tanto del Drake del presente, la verdad es que ambos comparten más de una similitud y una de ellas es que ninguno de los dos ha deseado nunca ser Batman —recordarán lo acontecido durante el evento Battle for the Cowl del año 2009—.Y sólo podrá hacerlo si elimina al causante de ese futuro oscuro del cual proviene: Batwoman
Recuerden: Batwoman #6 es, a estas alturas, un imperdible para lo que viene.
Drake, fiel a su impronta, intenta detener a su doppelgänger pero Bat-Drake lo inmoviliza y desaparece en la noche de Gotham dejando antes un críptico mensaje para Red Robin: tell Conner you’re sorry.
Nuevamente Tynion nos está remitiendo al pasado clásico de nuestros héroes. ¡De eso se trata Rebirth!
Conner Kent… Quizá desaparecido de la memoria de muchos de los lectores o ignorado por los más recientes llegados al mundo de los cómics… Conner Kent es un gran personaje que no vemos desde antes de The New 52.
Miembro activo de los Teen Titans, era el clon de Superman y Lex Luthor que apareció durante el “Reign of the Supermen”, título que sucedió al histórico Death of Superman de 1992.
En Teen Titans v4 —hablamos de The New 52— sólo vimos a un Kon-El que era el clon de un futuro hijo de Superman y que acabó desvaneciéndose tras el arco de H'El on Earth Krypton Returns de 2012.
Por ello, nuevamente saltamos de alegría ante este guiño que Tynion hace a los lectores históricos de estos títulos —y, sobre todo, ya que ha indicado en una entrevista que podemos estar ante el avance de un nuevo regreso de un personaje desaparecido—.


¿Qué más nos depara A Lonely Place of Living?
La verdad es que ahora todo comienza en A Lonely Place of Living.
Viene el reencuentro con el Equipo, el tiempo de los abrazos, de los reencuentros, pero también el momento de trazar planes para detener a Bat-Drake. Nada es fácil ni regalado en la vida de los superhéroes: no podía ser que sólo Drake volviera al Bellfry y todo acabara ahí, como en una edulcorada película infantil. Esto es “Detective Comics”. Esto es acción y emoción. Esto es un maldito cómic… y nos encanta ello.
Los eventos, pues, se suceden de forma vertiginosa.
Advertida del peligro que se cierne sobre ella, Batwoman no puede traicionarse a sí misma y se niega a quedarse escondida mientras sus compañeros le salvan la vida.
¿Y qué ocurre con Spoiler?
Ignorando que Drake sigue vivo —al final de “Dystopia”, ella huye antes de que Batman le dé la nueva—, menos se entera de su regreso y sigue rumiando su dolor y rencor sin advertir que Bat-Drake la observa desde las penumbras.


Apenas un preámbulo para el primer enfrentamiento en la Wayne Manor contra este Murciélago del Mañana que quedará suspense tras revelarse que si se encuentra ahí, no es por un simple capricho o un sentimentalismo blandengue, sino porque bajo la mansión está la Bat-Cave y, en ella, el último proyecto de Batman para cumplir su objetivo: el sistema Brother Eye que tanto dolor de cabeza le ha causado al Universo DC tantas veces —y cuya última versión, en la deplorable “Futures End” del 2014, fue aún más deplorable—.
Las fichas están echadas. Sólo queda la confrontación final.
Tynion, apoyado magistralmente en el arte por los lápices de Barrows y Martínez, nos ha conducido por el más intenso de los arcos de “Detective Comics” en lo que va de Rebirth.
Mención aparte merecen las portadas del tándem Barrows, Ferreira y Lucas, quienes han emulado no sólo una portada clásica —#965, según la de “Batman” v1 #441— sino también viñetas completas donde tienen lugar los acontecimientos que se nos presentan como recuerdos aquí.

Arriba, a la izquierda, las viñetas originales de "Batman" v1 #440; a la derecha, "The New Titans" #60 [1989]; abajo, en el centro, las viñetas de "Detective Comics" #965

Un hermoso trabajo de homenaje y de rescate del Legado, ese con mayúsculas de nuestro querido Universo DC y del Bati-Universo en particular.
Sí, es un lugar muy solitario para vivir, pero definitivamente, “Detective Comics” es el mejor lugar para estar vivo justo ahora.