¡TODO LO QUE TENÉS QUE SABER DEL BATIVERSO ESTÁ AQUÍ!

miércoles, 25 de febrero de 2015

“The New 52: Futures End” #42
Guión: Azzarello, Lemire, Jurgens, Giffen
Arte: Scot Eaton
Colorista: Hi-Fi
Portada: Ryan Sook
Editor: Matt Idelson


Un héroe del espacio se levanta para salvar a New York de las garras de Brainiac. Bienvenidos al Blog de Batman.

En el número anterior vimos a al Doctor Polaris, Firestorm y Billy Batson teletransportandose a la Tierra para ayudar a la Justice League, al mismo Billy Batson ser salvado por Superman tras ser expulsados de la esfera creada por Brainiac, a Batman encontrandose con un maniático Mister Terrific mientras busca la forma de salir del edificio de Terrifitech el cual se encuentra controlado por Brother Eye y finalmente a Atom y Hawkman caer en batalla frente a Brainiac quien comienza exitosamente la extracción de New York.

FUTURES SPOILERS

Comenzamos en la orbita de la Tierra donde la Justice League no tiene tiempo de lamentar la muerte de Atom y Hawkman pues Brainiac continua su feroz ataque que termina por herir a Wildfire y a Equinox. Cyborg ordena a Dawnstar llevarlos de regreso al satélite obligandose a enfrentar él solo al Invasor.

En la Tierra, Billy Batson no se termina de recuperar de la impresión de saber que Superman se encuentra con vida cuando ambos son teletransportados de vuelta dentro de la esfera para sumarse a la batalla por Polaris quien ahora posee control sobre el teletransportador de la JL. Listo para confrontar de nuevo a Brainiac, Billy invoca al rayo para asumir de nuevo la identidad de Shazam va a luchar codo a codo con el verdadero Hombre de Acero.

Pasamos a Terrifitech donde Batman confronta a un maniático Mister Terrific quien se jacta de haber conversado con un Dios y echándoselo en cara al Hombre Murciélago quién más allá es sorprenderse con la hazaña de Holt, le tira de un zurdazo a la quijada. El Encapotado le reprocha sus palabras a Terrific Y le asevera que Brainiac no es ningún Dios y que lo único capaz de oponerse a el son ellos y su creación. Batman accesa entonces a la computadora de Terrifitech para dar inicio al protocolo Palin.

Nos vamos ahora a las calles de New York donde en medio del caos Batjoker y Batman Beyond continúan su mortal enfrentamiento. El campeon de Brother Eye prueba ser muy poderoso para Terry el cual al verse rebasado, comienza a implorar la ayuda de ALFRED el cual finalmente se reactiva y comienza a calcular la trayectoria de impacto de las esferas de Brainiac como se lo solicita McGinnis.

De vuelta al espacio, Cyborg hace todo lo que está su poder para intentar detener al coleccionista de mundos. Sorpresivamente vemos Atom aún con vida Y tratando de liberar a Engineer del control de Brainiac habiendo usado su supuesta muerte para pasar desapercibido. Una vez dentro del avatar de Brainiac, Palmer se ve bombardeado por imágenes del multiverso las cuales rápidamente abruman la mente del líder de Stormwatch al grado de llevarlo casi al colapso.

Una vez más de regreso a New York, Lois Lane hace una recapitulación del desastre del que ella misma es testigo narrándonos los heroicos avances de la versión femenina de Firestorm, de Polaris Y del par de héroes desconocidos que luchan directamente contra Brainiac, refiriéndose a Shazam y Superman quieren este instante cae por obra de las poderosas esferas controladas fue coleccionista de mundos a tiempo para comenzar la remoción de la ciudad de la corteza terrestre.

De regreso al espacio vemos al doctor Palmer sobreponerse de manera heroica al embate de percibir abismo tiempo miles de realidades hasta encontrar finalmente a Engineer quien era la operadora y nexo entre el avatar y Brainiac. Al mismo tiempo Cyborg comienza a verse superado Y cuando todo parece perdido, Atom hace su triunfal aparición con Engineer entre sus brazos desactivando así por completo al virtualmente invencible Avatar.

Una vez más en New York Y con el Avatar desactivado, el plan del invasor se ve frustrado provocando con esto su ira al mismo tiempo que Lois encuentra entre los escombros a Superman. En Terrifitech, Michael le hace saber al Hombre Murciélago que la inteligencia artificial fue dañada durante la Guerra pero el obstinado encapotado le recuerda que puede hacer controlada Y así mientras Terry finalmente logra poner un alto a BatJoker con una de las esferas de Brainiac, el protocolo Palin activa a Brother Eye quien se proyecta en todos los monitores de la ciudad clamando ser el protector de la humanidad.

Lo Bueno.

No hay marcha atrás, Brother Eye está aquí y se viene una lucha de titanes entre la inteligencia artificial más peligrosa del Universo DC y uno de los más acérrimos villanos de Superman.

El doctor Palmer nos llevo por un nostálgico viaje a través del Multiverso y aumentando cada vez más las expectativas sobre "Convergence". El "hype" que le llaman.

Después de todo, Atom regresó para cumplir su papel como uno de los grandes protagonistas de esta saga. Tal vez sea por la sinergia con la serie de Arrow pero, en mi opinión, el doctor Palmer reclama y se afianza como uno de los grandes héroes del Universo DC.

Lo Malo.

Hasta ahora Superman no ha sido más que el saco de golpear el Brainiac, siendo su presencia completamente irrelevante, sin mencionar que están luchando junto al posiblemente segundo héroe más poderoso, Shazam.

Al parecer Brother Eye no necesito de tanto drama para salir de Cadmus Island y proyectarse al mundo, sólo basto la soberbia del Hombre Murciélago quien, a pesar de haber recibido una clara advertencia de Terry, no vaciló en activar a la poderosa inteligencia artificial. Nos pudimos haber ahorrado unos 20 números de esta lastimera serie.

Algo desabrida la pelea y sobretodo la derrota de BatJoker y, aunque fue decepcionante, me pareció mas decepcionante aún la actuación de Terry quien sigue sin demostrar por qué fue elegido para portar el Manto del Murciélago. Por otro lado, lo único sobresaliente es que finalmente Bruce Wayne ayuda en su propia derrota pues a mi parecer, vio venir la esfera y no hizo nada para evitarla aunque definitivamente no supera el hecho de que el Joker fue ironicamente un simplon chiste del Principe Payaso del Crimen. 

El Arte.

Nada sobresaliente del señor Eaton, aunque elegí los momentos mas destacados de la colección iniciando con la reaparición de Shazam.


Continuando con la marquesina del Multiverso.


Y finalizando con el momento que define el mero propósito de toda la colección.


Calificación Final: 7/10


Este numero nos prepara para la épica batalla por el Futuro de la Tierra. Como cada semana, les dejo las ligas a nuestro Twitter y Facebook para que nos compartan sus opiniones sobre este o cualquier otro tema del universo de Batman.


SPOILERS END


A mí me pueden encontrar en Twitter como @yhakuma y me despido sin entender por qué Bruce del futuro no le dijo a Terry que evitara la activación de Brother Eye a la llegada de Brainiac o simplemente que detuviera a Brainiac.

martes, 24 de febrero de 2015


"The Blind Fortune Teller"
Dirreción: Jeffrey Hunt.
Guion: Bruno Heller.

El propio Bruno Heller (creador de la serie) vuelve a hacerse cargo de guion, para traernos algo esperado por algunos y temidos por otros: la inclusión del Joker a la serie. El Detective Gordon y la Doctora Thompkins se ven involucrados en una riña entre dos familias circenses, que se desemboca en un oscuro asesinato. Por otro lado, Fish Mooney se hace con la lealtad de los demás reclusos e idea un plan para escapar de la prisión, y así poder retornar a Gotham, de un infierno a otro. Advertencia: hay spoilers.

Como dije en un principio, la trama principal del episodio gira en torno al asesinato de una de las integrantes del Circo Haly, que tenía su propio show como hipnotizadora de serpientes. Las familias Lloyd y Grayson, que se encuentran enemistadas desde hace años, se acusan mutuamente ya que al menos un integrante de cada familia mantenía una relación amorosa con la víctima. Obviamente, es deber de Gordon y Leslie (sí, Leslie) encontrar al responsable.

Bueno, ahora sí, basta de sinopsis sin sustancia y vamos a lo que me pareció el episodio en sí. Como habrán leído, la trama principal no goza exactamente de lo que se dice una "excelsa creatividad". Vamos, estamos ante la típica familia que se detesta la uno a la otra por un conflicto que se remonta a años y sí, incluso antes de que lo piensen, también está esa parejita cuyo amor se ve condicionado por la relación entre sus familias, sin embargo en esta ocasión la parejita viene en forma de histeriqueantes diálogos clichés. Aunque como punto a favor, resulta que la parejita son los futuros padres de Richard "Dick" Grayson, lo cual le añade un místico interés a los ojos de cualquier fan. Además, Robert Gorrie (que interpreta al futuro padre de Dick, John) tiene un porte y una presencia que recuerda mucho al Dick de los cómics (¿o habré sido sólo yo?). Y además hay que decir que, dejándolo a un lado los previsibles diálogos entre ambos, las escenas de ellos dos terminan luciendo un tanto simpáticas, pero sólo eso.


La adaptación que se hizo del Circo Haly y del espectáculo de los "Grayson Voladores" no fue la mejor tampoco. Todo ocurre demasiado rápido, no da a lugar a una presentación de los personajes adecuada y se hace difícil congeniar con ellos. Visualmente cumple; hay una toma del exterior de todo el complejo que muestra la carpa principal, otras tiendas y una gran noria iluminada con luces de colores, y la verdad luce muy bien. Pero en el interior de la capa principal, que es donde transcurre el show de los Grayson, todo se reduce a un decorado mucho más simple y soso. Las piruetas hechas por los Grayson Voladores tampoco lucen muy emocionantes y no colaboran a la ilusión de estar viendo, supuestamente, a una de la las familias trapecistas más famosas. Pero como dije, todo esto transcurre muy rápido, por lo que es entendible que no hayan invertido grandes recursos en retratar al circo, ya que sólo está presente en los primeros minutos.

Retomaré la trama principal más tarde, pero ahora toca hablar de la otra historia de fondo que se desarrolla bastante en este episodio: la de Fish Mooney. Es muy probable, como yo, que ya estén cansados de este personaje al que se le dio esteroides desde un principio para hacerlo parecer más duro de lo que se ve. Creo que esa es la principal razón por la cual este personaje se ha vuelto tan molesto. Simplemente no paran de decirnos todo el tiempo que ella es una mujer temida, ruda, a quien se debe respetar, pero no nos dan suficientes motivos como para creernos eso. Y todo termina en un: “ella es temible y punto”. En pocas palabras, es un personaje forzado y artificial. En el capítulo anterior, no había razón alguna para que esos dos presos que se habían acercado a ella no la violaran y mataran ahí mismo y la dejarán ahí, como a un trapo sucio. En cambio, ella sólo susurró un par de amenazas sin fundamentos y chasqueó los dedos, y los tipos se fueron. ¿En serio?

Como suelo decir en estos casos, Fish Mooney es un personaje con esteroides, está inflada, no hay manera de justificar la escena que relaté arriba sin llegar a la conclusión de que fue escrita por malos guionistas. En este capítulo siguen inflando más y más a Fish, hasta puntos difíciles de imaginar y/o tolerar. Como punto a favor (sí es que sirve de algo), es que estas escenas en la cárcel son, al menos, mucho más entretenidas que las del capítulo anterior. Si eres capaz de aceptar a Fish como el personaje artificial que es, incluso hasta puedes hasta que las disfrutes. Pero para los que ya no la tolerábamos, esto no hace más que tirar una buena cantidad de leña al fuego.


Creo que el principal error con Fish (argumentalmente hablando) fue el haberla dejado con vida tras su confrontación con Falcone. Si el personaje hubiera muerto ahí, hasta puede que se hubiera marchado con un saldo positivo de la serie. En vez de eso vive, y da la sensación de que todo lo que tengan para darnos que competa a ella estará de más. Está claro que vivirá hasta el final de temporada, en donde tendrá una última confrontación con Oswald. Si después el personaje vive para una segunda temporada, la verdad ya no sabré que pensar de los guionistas, porque la mentira de Fish Mooney ya no da para más.

Además de todo el asunto de Fish Mooney, también tenemos otras pequeñas tramas que, ¡oh, sorpresa! Esta vez Oswald forma parte de ellas, quitándole el protagonismo que venía teniendo, lo cual quiero aclarar que no me molesta. Me parece perfecto que la serie comience a independizarse un poco del personaje de The Penguin. La verdad no hay mucho que comentar sobre Oswald. Tiene un par de escenas de más al principio y para el final tiene lugar algo… un tanto bizarro. Victor Zsasz logró “reprogramar” a Butch para que se volviera completamente obediente y dócil, y así ayudar a Oswald a llevar el lugar. ¿Qué decir? Creo que hablo por todos cuando digo que esperábamos un destino diferente para el leal Butch, posiblemente lo mejor de Fish Mooney, aunque está claro que algo se trae entre manos, estoy seguro que la cosa pudo haber ido por un camino mucho más interesante y… serio. Por otro tenemos a Bruce, dispuesto a poner un alto a las acciones ilícitas de Wayne Enterprises. Todo un punto de inflexión que será decisivo de aquí en más, Bruce será un objetivo común del bajo mundo, porque el niño ladró, y hasta casi muerde. La interpretación de David Mazouz fue bastante intimidante esta vez, con unos diálogos más que acertados en ocasiones. Sin lugar a dudas, un paso firme en cuanto a la evolución del personaje. ¿Quién me falta…? ¡Ah, sí! Bárbara… tiene un par de escenas, una al principio en donde se encuentra con Cat y Ivy (todo bien, aparentemente), y otra en dónde nos recuerda que Gotham también tiene lugar para el puterío. Nada más que decir.

Bien, ahora sí, retomando la trama principal. Realmente no les quiero arruinar el final del episodio para los que todavía no lo vieron, así que omitiré detalles argumentales decisivos. En esta ocasión, hay una clara pérdida de protagonismo por parte Bullock, cuyo rol encuentra un refrescante reemplazo en la Doctora Thompkins. Sí, es Leslie quien hace de “compañera” de Jim esta vez, aunque Bullock aparece en alguna que otra escena. El resultado es bueno, le da un descanso a la rutinaria dupla Gordon-Bullock, y de paso sirve para afianzar los lazos entre la doctora y Jim. Dos pájaros de un tiro, como suelen decir. A mí por lo menos me gustó. eso sí, para el próximo capítulo espero que vuelva Harvey, que no se haga costumbre tampoco.


Y finalmente, ahora sí, lo que todos estaban esperando: el Joker. Quiero empezar diciendo que fascinó. La interpretación de Cameron Monaghan fue asombrosa, se podían ver pequeños reflejos de Jack Nicholson y Heath Ledger en ella, e incluso… hasta de Mark Hamill. Por supuesto, todo eso aderezado con un toque muy propio de Cameron, que da como resultado un respetuoso legado, pero un además un fresco porvenir. Le tengo mucha fe al chico y, si bien yo era de aquellos que pensaba que la inclusión del Joker era apresurada e innecesaria y de hecho lo sigo pensando, también ahora espero que este sea verdaderamente el Joker, porque no pude quedar más embelesado con su interpretación, y me rompería el corazón que no lo sea. Por otro lado, tampoco es que reclamo más de él a gritos. De hecho, espero que sean muy discretos con el asunto. Si de mí dependiera, esperaría no volver a saber de él hasta la siguiente temporada, y creo que así será. Sí hacen las cosas como prometieron, lento pero seguro, tendremos a un gran Joker. Quiero mencionar también la interpretación de Mark Margolis como el ciego adivino, igual de estupenda y una de las mejores junto con Cameron. En mi humilde opinión, ellos dos se robaron el show.

En conclusión, es un capítulo regular. Si bien el debut del Joker fue estupendo (más que nada gracias a Cameron), la trama principal peca de simple y por momentos bizarra. Pero yo, para serles francos, con que no hayan arruinado lo del Joker me siento feliz. Como comentario final, debo decir que desde hace un par de episodios que el show demuestra demasiada dependencia hacia el fan y no al público en general, pero en éste capítulo dicha dependencia se llevó a un nuevo nivel, algo que, cuanto menos, resulta un poco alarmante. Esperemos que Gotham no se convierta en una serie exclusivamente para fans, y que puedan disfrutarla todos por igual. ¿Ustedes qué opinan? ¡Hasta la próxima!

lunes, 23 de febrero de 2015

Reseña: "Batgirl" #39


“Batgirl” #39 enciende los motores y prepara el terreno para el climático final del primer arco a cargo del nuevo equipo creativo. En medio de un tornado de problemas alrededor de la Bati-Chica, el misterioso villano que se ha entrometido con su vida por fin se revela.

Además de tener que cambiar el tema de su tesis a medio camino, perder la amistad de una de sus más cercanas amigas y aliadas y ver sufrir a Frankie (su compañera de cuarto) por el hackeo a su página web, Babs debe lidiar con los agresivos habitantes de Burnside, quienes van tras su alter-ego después de que alguien en la web le pusiera precio a sus orejas puntiagudas.

El acoso cibernético se intensifica y con Batgirl siendo la enemiga publica número uno del sector de Gotham que juró defender, las cosas convergen en la antesala a la aparición teatral del adversario detrás del telón.

La idea de “Batgirl” #39 es simple: ¿es Bárbara su propia peor enemiga? La chica pasa los primeros dos actos de esta historieta dudando de su sanidad mental y preguntándose si  dentro de ella vive una tercera personalidad que la sabotea. Pues después del numerito que protagonizó al final de la edición anterior, nuestra heroína debe de aceptar que a veces puede ser un peligro para sí misma.

Lo bueno es que eventualmente hace las paces con Dinah, poniéndose de acuerdo con ella para tener un “staff metting” que literalmente se refiere a entrenar con “bo staffs” en un techo al atardecer. Desafortunadamente, el reencuentro de las Birds of Prey es interrumpido cuando la compañera de cuarto de Bárbara es secuestrada por su misterioso acosador.


Es así como Batgirl y Black Canary son atraídas hacia las afueras de las oficinas de “Hooq”, la red social de Frankie. Babs decide entrar sola, dejando a Black Canary como refuerzo, pero cuando irrumpe en el piso de los servidores del sitio web, se encuentra con que su identidad secreta le fue revelada a Frankie por nada más ni nada menos que ¡una versión digital de ella misma!

Si recuerdan, para su tesis Bárbara había logrado crear un mapa digital de su cerebro que desapareció durante el reino de terror de Riot Black en Burnside, reapareciendo ahora con conciencia propia y sed de venganza ¿pero hay alguien más detrás de esta Oracle maligna? Tengo mis sospechas de que en el próximo número alguien más saldrá de entre las sombras.

Me parece genial la astucia con la que Cameron Stewart, Brenden Fletcher y Babs Tarr han manejado la temática de la identidad y el rol de los alter-egos en la era de las redes sociales. Lo que significa vivir otra vida en un submundo y lo expuesta que puede quedar tu verdadera identidad al hurto, debido a que de una manera u otra, en el internet todos usamos máscaras.


Así que el próximo mes: Identity Crisis!

domingo, 22 de febrero de 2015

Como si no fuera suficiente con tener al Circo Haly y a los Flying Graysons, se viene el posible Joker. ¿Hace falta decir algo más?

Gordon lleva a la Dra. Leslie Thomkins al circo, pero su cita pronto da un giro inesperado cuando ocurre un incidente en el circo. A su vez, Falcone recluta a Butch Gilzean para ayudar al Penguin con su club nocturno, mientras Fish Mooney se encuentra ocupada con sus propios asuntos y Bruce Wayne decide realizar una reunión con la junta directiva de Wayne Enterprises.




"The Blind Fortune Teller" se emitirá el próximo Lunes 2 de Marzo en Latinoamérica. Mientras tanto pueden leer nuestras reseñas de los episodios anteriores aquí y ver las repeticiones según los horarios que correspondan a sus respectivos países. Para más información, visiten la página oficial de Warner Channel.

sábado, 21 de febrero de 2015

Reseña: "Catwoman" #37

Primera gran prueba de Selina, porque aún no tuvo las suficientes, cortesía de Black Mask...


Titulo: "Sooner or Later you Will Descend"
Escritor: Genevive Valentine
Artista: Garry Brown

Como pudimos ver en la reseña anterior, Nick es un soplón y luego de su secuestro fue expuesto ante la comunidad criminal gracias a Black Mask. Luego de una intensa conversación con Mason -ese que trabaja para Black Mask- Selina escucha las noticias, las cuales al ser de público conocimiento proceden a ser parte de otra prueba más para la nueva jefa mafiosa. La Familia quiere sangre y al parecer sangre tendrá.

Nuestra ex felina habla con Nick aclarándole su destino, pero dándole el hermoso regalo de que su propia hermana lo asesine. Antonia lleva a Nick a una casa en un lago donde al parecer pasaron parte de su infancia, un poco de charla sobre el pasado y ¡BOOM! No más Nick.

De vuelta en Gotham, Eiko cuestiona a Selina sobre la forma en que lidió con todo el asunto de su primo “soplón”, pero en este momento ella está en una posición en que tiene que hacer lo que tiene que hacer, más si todas las familias mafiosas de la zona quieren tomar cartas en el asunto. Aún así le promete a Eiko que Black Mask pagará por lo que hizo.

Al día siguiente, Selina complica un poco las cosas para el Detective al cual Nick le pasaba data, y un hombre parece estar siguiendo a Selina y dice algo al teléfono pero no se entiende bien.

ਅੰਤ '

Espero no haber perdido la costumbre, entonces…

Un buen número, sólido, buen arte, buena paleta de colores. Mi único problema es el siguiente (pero al parecer tiene que ver con mi propia confusión): en el número anterior creí haber entendido que Selina había enviado al soplón para detener el cargo de heroína, pero por lo visto no.

Es interesante ver como lidia la protagonista (si seguía poniendo Selina sería muy repetitivo) con estas nuevas situaciones en las cuales tiene que tener sangre fría para poder afrontarlas. Lo que sería más interesante aún es ver cómo el personaje cambia debido a las decisiones que debe tomar a lo largo del arco.

Y por último, Eiko, la insoportable heredera de los yakuza. No entiendo el por qué de su personaje, me refiero a la necesidad de ese personaje en la trama. Veremos en el siguiente número, que es el Anual, si recabamos aunque sea un poco más de información.

viernes, 20 de febrero de 2015

ENTER MISTER MXYZPTLK AND THEN… ENTER THE SWAMP THING

Título: House of Mistery (#19); House of Secrets (#20)
Escritor: Brian Buccellato
Arte: Mike S. Miller (#19); Pete Woods (#20)
Colores: Rex Lokus

Contrario a lo que podrían indicar los títulos de estos dos capítulos de “Injustice: Gods Among Us”, en las páginas que reseñamos hoy no hay nada de misterio ni mucho menos de secretos.
Desde el primer número de la saga hace unos tres años, sabíamos de qué iban las cosas en esta historia interminable de peleas entre superhéroes. Primero, porque hablamos de un cómic digital basado en un videojuego de luchas. Y segundo, porque para mantener una historia de este tipo con lectores cautivos, tienes que tener acción cada tantas páginas.
Y la fórmula no ha fallado. Como una droga viñetística, semana tras semana descargamos la última aparición de “Injustice” para ver quién golpea a quién, casi con una impulsividad sospechosa.
No sólo que Trigon hiciera su entrada definitiva al ruedo, sino que se ha unido a la función el enemigo de nombre impronunciable Mister Mxyzptlk —suerte que tengo que escribirlo nada más— y, finalmente, The Swamp Thing. Y las cosas han empeorado sensiblemente para la resistencia —léase Constantine, Batman y demás chicos alegres de la banda—.


Si alguien pensaba que ahora sí se decidía todo es que ha estado leyendo cómics durante años sin prestar atención a lo que ve: justo cuando el final del Year Three de “Injustice” se acerca, Buccellato —mostrando su oficio al tomar las riendas de una historia en desarrollo— comienza a enlazar la historia para depararnos un cuarto año de desmadres superheroicos. Con una fuerte dosis olímpica, según los avances.
¿Y qué podemos decir, entonces, de dos números que son apenas algo más que patadas y puños?
Bien, mencionar que Dick Grayson se da unas vueltas por el set transformado en el nuevo Deadman, pero que su aparición —nunca mejor empleada la palabra para una suerte de fantasma—, pero que se limita a parlamentar con Doc Fate y nada más —no, niñas, no se ve mucho de su trasero. Sorry—.


Y si el enfrentamiento Mister Mxyzptlk/Trigon ocupa gran parte del número #19 —con Wonder Woman jalando de un pusilánime Superman alérgico a la magia—, el #20 es encabezado por Swamp Thing con la batalla trasladada a los jardines de la House of Mistery. Una pelea que, en todo caso, tiene mucho de personal: Swamp Thing —a quien sólo le falta decir I’m Groot, por momentos— le tiene sangre, o savia, en el ojo a Constantine. ¡Desgraciado bastardo, parece decirle, Moore te creó dentro de mi revista y ahora eres más famoso que yo!


Como si su filiación del lado del Kriptoniano sólo fuera por despecho al rubio nigromante. Que del amor al odio…
También tenemos otra parejita que resulta divertida ver pelearse: Harley y Marvel. Ya en el enfrentamiento dentro de la escheriana Tower of Fate, se les había visto coquetear entre patadas. Aunque conociendo el álter ego bobalicón y prepúber de Captain Marvel, más resulte un intento de acoso de parte de la ex del Joker.


Pero la mejor pareja de todas es, no cabe duda, la de Superman y Batman —este último potenciado por la pildorita verde, sin necesidad de tomas de corriente a algún poste—. Lástima que no estemos en el universo de Warren Ellis y ellos no se llamen Apolo y Midnighter; porque la pelea, entonces, tendría un gustillo muy morboso.


What’s next? Supongo que engañar, por la millonésima vez a Mister Mxyzptlk para que diga su nombre al revés y vuelva a su dimensión. Rezar, además, porque no llegue Bat-Mite a pelear por Batman. También, traer las tijeras de podar para espantar a Swamp Thing. Y, quién sabe, que Superman y Batman reconozcan sus sentimientos mutuos, y decidan resolver sus disputas en plan 50 Shades of Grey —que “Injustice” aguanta para todo—, mientras Wonder Woman se traga la rabia. Sin olvidar que Harley logré que Marvel responda y que, a la hora de los redobles, al muchachón no le dé por gritar Shazam! y la loquilla se lleve la mayor decepción al comprobar que la gran arma de Captain Marvel es, en realidad, apenas una pistolita de agua.

jueves, 19 de febrero de 2015

ENTER THE TRIGON

Título: Assault on the Tower (#17); Fight or Flight (#18)
Escritor: Brian Buccellato
Arte: Xermanico (#17); Bruno Redondo (#18)
Tintas: Juan Albarran
Colores: Rex Lokus

Sip. Hay historias de comics que, en el alargue impuesto por las editoriales, terminan siendo una parodia de sí mismas, un mal símil de lo que alguna vez las hizo notables —y DC es pródiga en episodios de ese tipo—.
Como se suele decir, hay historias que se van al diablo.
“Injustice: Gods Among Us”, a lo largo de sus tres años editoriales —y, ojo, que ya se confirmó un cuarto año— ha estado a punto de caer en las miasmas del agotamiento creativo, pero siempre ha sido capaz de sorprendernos con lo inesperado a la vuelta de la página.
Hoy sigue en lo mismo. Con un tercer año marcado por la magia y comandado en gran parte por el televisivamente cancelado "Constantine", la historia podría haberse ido al diablo. Sí. Pero esto es “Injustice”. Y en “Injustice” el diablo se viene a la historia:


Sacando un as de la manga, el protagonista de "Hellblazer" toca el silbato y aparece en medio de la pelea de superhéroes el mesmito Trigon.
En un escenario propio del artista holandés Escher“Injustice” comienza a tomar un giro casi surrealista u onírico, si se quiere.
Ya la pelea entre ambos bandos ha dado un paso más allá, con los esbirros de Superman y Wonder Woman —habrá que ver cuánto gana en importancia la figura de la Amazona. Recuerden, “la Emperatriz…”— de un lado. Y, en la otra esquina —tipo ring de boxeo… ¿y no son eso la mayoría de los cómics de superhéroes?—, Constantine, Batman y el resto de la pandilla… pero repotenciados¿recuerdan las pildoritas de finales del Year One?—.


“Injustice” no sería “Injustice” si todo se limitara a una simple pelea. Hay que llevar la cosa a una escala mayor. Y qué mejor que uno de los demonios estrellas de DC.
Ya habíamos echado un vistazo a Trigon en los albores del Year Three. Cuando Constantine hizo una suerte de pacto con el multiojos —no, niños, ni idea de por qué tiene dos ojos menos que en los cómics “normales”… falta de presupuesto en el maquillaje…—.
Aunque se la ha pasado dormida casi todo el “Injustice” —fácil ganarse el sueldo así—, Raven siempre ha estado presente de alguna forma y la aparición de Trigon tiene mucho que ver con ella. Porque el tipo será demonio y todo eso, pero es papá… y se preocupa por la niña, aunque sea para atormentarla o algo parecido que los demonios acostumbren a hacer con sus hijitas.


Claro que, tratándose de Constantine, no todo podía ser muy transparente que digamos y el muchachote rubio lo llama acusando a Superman de tener prisionera a la bella durmiente.
Puesto a cargo Trigon de la limpieza, nuestros héroes de la resistencia —o más bien, huida— se escabullen, previo estreno de Dick Grayson como el nuevo y azulado Deadman. Digamos que a la House of Mistery —no es que sean muy originales en los escondites. Si Superman tuviera un poco de sesos los hallaba por deducción: ¿Doc Fate? ¡La Tower of Fate! ¿Constantine? ¡La House of Mistery! Pero el Sups nunca se ha caracterizado por lo genio… De seguro, nunca se le ocurriría buscar a Batman en la Batcave—.


Sin embargo, como machaconamente explicitáramos al comienzo de la reseña, no todo es sencillo en “Injustice” porque… porque… ¿Recuerdan cuándo nos dimos cuenta de que la persona tras The Spectre no era Blood? —bien, fue The Phantom Stranger, pero nosotros ya lo sospechábamos, ¿verdad?—. ¿Recuerdan que todos jurábamos que el Joker, de algún jokerístico modo, estaba detrás de todo?
NOP. Para derrotar a Trigon, el ser tras The Spectre debe revelarse y no es otro que Mister Mxyzptlk, aquel enemigo de los malos tiempos de los cómics. Una suerte de pariente de BatMite —si aparece Batmite, renuncio a hacer reseñas de “Injustice”—.


Pero no es tan grave. Esto es “Injustice”. Lo que significa diversión, grandes peleas, Supermanes tontos, Batmanes de adorno, Trigones paternalistas y un montón de cosas más que, querámoslo o no, nos hacen volver semana a semana a ver qué nuevas locuras nos trae esta suerte de Bonita Vecindad con esteroides.

Brainiac y Brother Eye despliegan sus respectivos ataques contra la humanidad y sus más grandes héroes de cara al final de esta saga.




"The New 52: Futures End" #42 ya está disponible a USD 2.99.

Grant Morrison, Jim Lee dibujando como en sus mejores épocas, Hitler, Superman y un Batman Nazi. ¿Hace falta decir algo más?





 "The Multiversity: Mastermen" #1 ya está disponible a USD 4.99.

Sabiendo que pronto esta serie será reemplazada por "Robin, Son of Batman", tiene más sentido que este arco esté enfocado casi pura y exclusivamente en Damian más que en su padre, ya que el Joven Maravilla sigue tratando de lidiar con sus nuevas habilidades, que sin dudas son prácticas y sorprendentes pero que también tienen sus contras. Una lección que aprenderá por las buenas o por las malas.




"Batman and Robin" #39 ya está disponible a USD 2.99.

A ver, pensemos... ¿A cuál de tooooodos sus enemigos todavía no enfrentó Batman en lo que va de la serie? Mmm... Ah, si, a Ra's Al Ghul, por ejemplo ¿Y entonces? ¡Entonces lo va a enfrentar en este número para seguir haciendo tiempo hasta el final de la serie!




"Batman: Eternal" #46 ya está disponible a USD 2.99.

miércoles, 18 de febrero de 2015

ENTER MARVILA

Título: Awakenings, part 2
Escritor: Brian Buccellato
Lápices: Sergio Davila
Tintas: Juan Albarran
Colores: Rex Lokus

Cuando a Hayao Miyasaki —el gran director japonés del Estudio Ghibli— le preguntaron por qué los protagonistas de sus películas siempre eran mujeres, dio una hermosa respuesta que sólo puede resumirse en una frase “Porque ellas son la verdadera fuerza de la naturaleza”.
Nosotros, los aspiracionistas habitantes del tercer mundo —sí, ¿qué se creían, ingenuos? ¿Qué los países desarrollados ya nos consideran sus iguales?—, tenemos razones de sobra para asentir ante el maestro nipón: las mujeres en Latinoamérica han sido una gran fuerza motora. Sufriente. Paciente. Pero principalmente emprendedora.
¿Cuántos de nosotros hemos sido criados por una mujer sola, que se ha quebrado la espalda por darnos educación, valores, una vida?
Sí. Exceptuando a ciertas mujeres —cofcof… Michelle… cofcof… Cristina… cofcof.. Dilma… cofcof…—, que dejan bastante que desear; la mayoría de nuestras mujeres son dignas de admiración y elogios.
¿Y qué diablos tiene todo esto que ver con un cómic digital?
Wonder Woman.


Simplemente, Wonder Woman.
Porque ha despertado. Y despertado muy enojada.
Wonder Woman, en una época en que las mujeres eran unas señoritas sumisas de mirada al suelo, aparecía dándole puñetazos a los más increíbles enemigos y salvando al enamorado en apuros —Steve Trevor para ser más explícitos—. Conducta que los conservadores de la época —que eran aún más conservadores que los conservadores de hoy en día— abominaron.
Pero la dama en cuestión… o más bien, la Amazona, superó todas las críticas y llegó a nuestros días para ser, incluso, la que le vuele el trasero a Sinestro, cuando todos los demás —los compinches de Superman, quiero decir— han permitido que el ex Green Lantern prácticamente maneje al kriptoniano maldito ése.
Sí, ya estamos hablando de “Injustice” de nuevo.


Pero, como Taylor nos acostumbró, ésta es una serie llena de vueltas de tuerca. Y Buccellato, crucemos los dedos, está haciendo lo mejor para tomar el testimonio de su antecesor. Así que cuando esperamos el puñetazo final que le vuele el bigotito cursi a Sinestro, una mano emerge para detener a Wonder Woman. ¡Superman ha despertado de su coma profundo, Ares mediante! (qué gusto habría sido tener a un Ares por acá que nos hubiese despertado a nuestro querido Cerati. Porque este Dios cristiano… Con razón no tiene terroristas que maten en su nombre…)


Se acabó el sueño y si la Amazona estaba enojada, Superman lo está aún más.
Tras haber visto lo que pudo ser su vida, el dictador vuelve a sentir la ira creciendo en su pecho. Y, por cosas del guión más que nada, vuelve a cargarle la cuenta a Batman.
Pero antes del siguiente movimiento, Wonder Woman le quita el anillo y lo destruye —seguramente consideró que, si iban a seguir peleando a la par, el color no haría juego con ella—.
Oportunidad que aprovecha el vuelto de chaqueta The Spectre para aparecer y soplarles la ubicación de la Resistencia.


El capítulo nos deja justo cuando Superman y asociados golpean a la puerta de la Tower of Fate, interrumpiendo la charla entre Constantine y Batman
Sip… Cuando las mujeres se enojan, las cosas suelen ponerse muy serias.
Bastó que Marvila —como la llamaban en Los Súper Amigos, allá por los setenta— despertara, golpeara la mesa, y todos en la casa se pusieran en movimiento. Algo parecido a lo que pasaba en nuestras propias casas cuando se nos pasaba la mano holgazaneando y la “jefa” nos daba esa mirada.


Tenía razón Miyasaki: la mujer es la verdadera fuerza en nuestras vidas. Y por estos lares, la que reparte manotazos cuando nos pasamos de la raya. Y en “Injustice” también…