¡TODO LO QUE TENÉS QUE SABER DEL BATIVERSO ESTÁ AQUÍ!

miércoles, 26 de agosto de 2015

Reseña: "Detective Comics" #43


"Detective Comics" #43
Guion: Brian Buccellato.
Arte: Fernando Blanco.
Portada: Francis Manapul.

Detective Comics” #43 ya se encuentra en las estanterías de las comiquerías estadounidenses (hace rato, perdón por la demora), y el run iniciado por Manapul y Buccellato (en aquél #30) casi ve la luz al final del túnel. Pero por el momento, vamos a concentrarnos en ésta nueva entrega. Harvey Bullock sospecha que Yip, su compañera y amante, está metida en negocios sucios que podrían ser decisivos para la ejecución de un terrible atentado en un show de circo. A su vez, Batman (Jim Gordon) se encuentra lidiando con “La Morte”, una pequeña banda de mercenarios que aparentemente fue contratada por un pez gordo de Gotham para aniquilarlo. ¿Sospechosos? Muchos, pero afortunadamente este número nos otorga algunas respuestas.

Voy a ser claro desde el principio. No creo que vaya a decir algo que tome por sorpresa a quienes sigan mis reseñas: todo el trabajo que vienen realizando Manapul y Buccellato me produce un terrible tedio, que de no ser por el caramelo visual que acompaña a cada uno de los guiones, no dudaría ni un solo segundo en calificarlo de completamente fútil e insustancial. Y cuando hablamos de una serie tan icónica como “Detective Comics”, francamente me llena de tristeza; por este motivo celebré enormemente la noticia de la incorporación de Peter Tomasi para el #45. Pero de eso hablaremos en otro momento porque me estoy yendo por las ramas. La cuestión es que este arco no está exento de todas aquellas críticas que le adjudiqué a los anteriores: poco dinamismo, villanos sin carisma, y personajes en general mal aprovechados o con un enfoque equivocado, como es el caso de Bullock. Así que sí, ya saben a qué atenerse. Aunque quizá eso de “villanos sin carisma” pueda dar un giro aquí, quizá. Y no, no estoy hablando del genérico grupo llamado “La Morte”.


Si lo recuerdan (y si no, no los culpo), el cliffhanger del número anterior era que BatGordon decidió quitarse su armadura para poder luchar a puño limpio con la banda de mercenarios, porque verlo pelear sin su armadura definitivamente es algo que aún no hemos visto en Batman. Igual descuiden, porque toda acción pasa por unos muy pequeños cuadros de la primera página y para cuando Bullock, Yip y Montoya logran encontrar a Batman, él ya había acabado con todos a excepción de uno que consiguió escapar para contarla otro día. Así que fue decepcionante la forma en que se manejó “la carnada” de lectura para éste número, pero realmente tengo sentimientos encontrados, porque soy de los que piensa que BatGordon debería tener el menor número de páginas posibles aquí, ya que sus acontecimientos más importantes y emblemáticos tienen lugar en “Batman” de la mano de Snyder, y dudo que Buccellato tenga mucho que aportar a la mitología del “nuevo” justiciero. Así que en definitiva no puedo quejarme, pero habrá gente exigiendo esa pelea y con justa razón.

Ahora es cuando nos enteramos de algunas cosas. Al parecer “La Morte” no buscaba destruir a Batman, sino que solo querían el núcleo de energía que alimenta su armadura y, por desgracia para BatGordon y su pandilla, lo consiguieron, o al menos lo consiguió el último que queda de ellos. ¿Cómo exactamente logró ese pandillero extirpar el núcleo del traje sin que Jim lo notará? No sé, porque recuerden que no vimos la pelea, así que no preguntemos y sigamos leyendo. Ya con todos seguros en el Bati-Dirigible, Gordon se lamenta por lo sucedido y se entera que el núcleo podría ser utilizado como una gran bomba, por lo que se vuelve una prioridad encontrarlo. Montoya se acerca a Harvey y le habla sobre los resultados de la investigación que estuvo efectuando sobre esas extrañas llamadas de Yip. Nada que no sepamos. Yip le estuvo enviando mapas y diagramas de la disposición de los asientos para el gran evento del circo, pero su destinatario sigue siendo desconocido. Esto le termina por colmar la paciencia al rechoncho detective que decide encarar a su compañera en la azotea de GCPD. Las cosas no terminan bien (por supuesto), y Bullock recibe un tremendo derechazo de Yip, completamente desinhibida.

Tras esto, y completamente convencido de que alguien tiene muy atemorizada a su compañera, Bullock decide hacer lo que cualquier hijo del vecino haría… pedirle ayuda a un amigo con armadura de combate para llevar a cabo una tremendamente elaborada puesta en escena que simulará ser la muerte de Yip, que en realidad forma parte de un plan innecesariamente dramático y complejo. Lo típico. Así que vemos una doble hoja en dónde Harvey le pide a Jim que ayude a matar a su compañera, repitiendo los diálogos ya vistos en el pasado sneak peek.


Momento de hablar de los más interesante y bizarro, la inclusión de un nuevo villano a todo este esquema. Porque resulta que el benefactor que contrató a “La Morte” para que se apropiara del núcleo de energía, no lo quiere utilizar como artefacto nuclear, sino que lo quiere para poder alimentar a un robot exageradamente grande y con enorme poder destructivo. No, no estoy resumiendo la primer película de “Iron Man”, estoy hablando de Duela Dent, la “Hija del Joker", que no la ha pasado de lo “mejorcito” en esta nueva continuidad que digamos, siendo retratada su mejor historia hasta el momento en el one-shot Batman: Joker's Daughter. ¿Qué tiene planeado Duela en esta ocasión? Quién sabe, pero como podemos comprobar al final del número, sean cual sean sus planes, incluyen a un enorme robot gigante con un diseño no muy inspirador y bautizado cariñosamente como “Jokerbot”. Además, mantiene cautivo a un hombrecito que, al menos yo, no he conseguido identificar, pero sospecho que será algún ingeniero que la habrá ayudado en la fabricación de esa monstruosidad sonriente de metal. Pero puedo estar equivocado.

Pero ojo, porque si no están a gustos con la excentricidad y extrañeza que representa la Hija del Joker, resulta que la familia Falcone también se encuentra en Gotham para hacer de las suyas y decir “presente” en medio del emporio criminal que rodea a la ciudad y que actualmente tiene como centro a la resucitada familia Calabrese, siendo liderada por nada más y nada menos que Selina Kyle. Si no saben nada de esto, lean “Batman: Eternal.” Todo indica que son los Falcone los que están tras el golpe del circo y, por ende, los que tienen acorralada a Yip. Ellos contrataron los servicios de “La Morte” para garantizar sus objetivos que, dicho sea de paso, aún siguen siendo un misterio y tendremos que esperar hasta el próximo y último número para saber exactamente qué planean. A mí que me gusta cuando a toda Gotham lo envuelve un aura mafiosa y “old school”, no pude hacer otra cosa que sonreír cuando leí el apellido “Falcone”, sin embargo, conociendo los guiones de Buccellato, dudo mucho que terminen aprovechando este enfoque como se debe.


Y eso es todo lo que sucede en este número, que por cómo venía la cosa es bastante. Tenemos a una nueva villana involucrada, y a toda una familia criminal de gran prestigio. Pero es una lástima que todo esto haya ocurrido en el ante-último número. Como suelo criticarle a los guiones de Manapul y Buccellato (aunque aquí solo estuvo implicado éste último.), siempre dejan el mayor dinamismo para el final, permitiendo que el principio y los medios se vuelvan una lectura tediosa y, en términos generales, poco entretenida. No sé si será por esta manía de querer construir arcos de mediana duración, para una historia que en realidad no debería sobrepasar la cantidad de dos entregas. Porque de lo contrario, todo lo que hay en ella se va diluyendo y la narrativa se ve sustancialmente afectada. Pero como suelo decir, está es solo mi opinión, eso no quiere decir que no existan lecturas lentas y pausadas que sepan entretener muy bien, pero la clave está en reconocer cuando una historia se presta para eso o no. Y creo que Buccellato la erró aquí. Sin embargo, no hay que dejar de tener en cuenta la demanda y exigencia editorial, por lo que los guionistas no son siempre los únicos culpables.

En conclusión, es una ante-última entrega que acelera el ritmo de la historia (como debe ser), pero que no compensa lo suficiente como para sentir que la espera haya valido la pena. Hay alguna que otra sorpresa, y eso se agradece, ahora queda en ver como confluye y termina todo en el número final. Pero francamente, a estas alturas, no me espero grandes cosas. ¿Y ustedes? ¡No olviden de dejarnos su opinión en la caja de comentarios! Que después el buen Lichu las leerá, analizará, y compactará en una única carta que mandará a DiDio en estas navidades (?) ¡Esto es El Blog de Batman! Manténganse en contacto, y nos vemos en el próximo número. ¡Adiós!

Lo mejor:
  • Las sorpresas en el repertorio de villanos.
  • El estupendo arte de Fernando Blanco.
Lo peor:
  • Como ante-último número del arco, sigue sabiendo a poco.
  • "La Morte", como antagonistas, siguen sin ser interesantes.
Nota: 6.0/10. (algo recomendable.)

Los Robin afrontan su primera gran misión como equipo, ¡con el destino de Gotham en sus manos y Batman pisándoles los talones!





"We Are... Robin!" #3 ya está disponible a USD 3.99.

Para salvar la vida del Agente 1, Dick debe enfrentar a un ¿clon? ¿doble? ¿shapeshifter? No sé, supongo que uno de los tres será...




"Grayson" #11 ya está disponible a USD 3.99.

Tal parece que haber enfrentado a su padre y a Livewire al mismo tiempo no fue suficiente, pues ahora Barbara deberá detener a Velvet Tiger y al mismo tiempo lidiar con lo que siente por Luke Fox a.k.a. Batwing. ¡La cosa se está poniendo peluda en Burnside!




 "Batgirl" #43 ya está disponible a USD 2.99.

martes, 25 de agosto de 2015

El rodaje de Suicide Squad ha concluido, por lo que le llegó a la hora a los actores de despegarse de sus respectivos personajes. Un singular rodaje, si se tiene en cuenta que al nuevo Joker se le dio por jugarle bromas pesadas a sus compañeros detrás de escena, y a la nueva Harley por tatuar también a sus compañeros ya que, como es sabido, tener los cuerpos estampados es característico de la pareja payasa ahora. Uno de los que más lamenta esta temporal separación es Jared Leto, quien ha subido a su Instagram una foto de los mechones verdes cortados, ya que no le harán más falta para caracterizarlo.


 Leto comentó: "Vamos a decirle adiós al pelo verde. Ya he lagrimeado hasta sangre. [El Joker] fue un tipo duro de despedir. Como saben, no sé si yo lo tenía agarrado de las bolas a él, o él a mi".

lunes, 24 de agosto de 2015

Reseña: "Black Canary" #3


Wow, “Black Canary” #3 es una historieta explosiva. Con un ritmo acelerado y paneles cargados de acción, Brenden Fletcher y Annie Wu nos entregan un numero estupendo donde las habilidades patea traseros de no solo nuestra heroína, sino del grupo entero son puestas al límite.

El cómic se enfoca mayormente en una persecución automovilística, con agentes del gobierno cercando el bus de la banda, mientras Dinah los lanza del techo y Paloma les dispara a sus motocicletas. Fletcher y Wu hacen cortes entre la acción y el concierto al que la banda se dirige en medio de dicha acción, mostrándonos como los movimientos para pelear de Dinah contra los agentes reaparecen en el escenario. Si en los primeros tres paneles la vemos lanzarse del bus para noquear a un agente motorizado, en  los tres siguientes cae en un mar de manos atentas que la ayudan a surfear entre el público. Acciones continúas en dos líneas de tiempo distintas, dándonos a entender que las demandas de la tarima son las mismas que las de la batalla.


Pero los lacayos del estado no son los únicos peligrosamente cerca de Black Canary, pues los extraterrestres de tinta del primer número han logrado escabullirse dentro del bus. Por suerte, el ex–esposo de nuestra heroína le advierte a tiempo, uniendo fuerzas con ella para hacer rodar a las manchas vivientes por la carretera. ¿Cuál es el rol de Kurt Lance en todo este asunto? Kurt, quien está a cargo de los agentes que besaron la suela de la bota de la rubia platino en este número, jura y perjura (para sorpresa de las chicas y los lectores) estar del lado de los buenos, manipulado a su organización para contactar a Dinah y explicarle la delicada situación en la que se encuentra.

Sabíamos que había una conexión entre las habilidades de Ditto y el “Canary Cry” de Dinah, pero hasta qué punto eran puras conjeturas. Pues Kurt Lance ha llegado para aclarar nuestras dudas y las de nuestra heroína, revelando que no solo hay una relación entre Ditto y la rubia sino que los poderes de una son resultado directo de la otra. La pequeña guitarrista solía estar en las manos del gobierno y sus genes fueron usados para la creación de varios meta humanos, entre los que se encuentra Black Canary.

Pero no es solo el pasado de Dinah el que amenaza a la banda, pues la primera vocalista Bo Maeve huye con Ditto y los secretos recién revelados de la vida de su reemplazo, los cuales vemos expuestos en una página doble en el fanzine de Gotham "Burnside Toffu" escrito por el misterioso Tanttoo La Biche, cuya obsesión con las chicas no parece ser positiva.


“Black Canary” #3 es otro home run por parte del dúo dinámico de Fletcher y Wu. Si esta historieta fuera una canción seria “Die With Your Boots On” de Iron Maiden. Un flujo indetenible de violencia justiciera en cuero con giros inesperados que solo aumentan el ritmo de una ya de por si aligerada historia.


¡Ronda de novedades sobre la segunda temporada de "Gotham"!

En una reciente entrevista con Entertainment Weekly, Ben McKenzie (el Detective Jim Gordon) admitió que hubo varios problemitas con la primer temporada de la serie. "Creo que cometimos un error al comienzo tratando de introducir a un villano para despacharlo en un mismo capítulo: atraparlos, enviarlos a Arkham o lo que sea. Eso fue simple y sencillamente un error, nunca deberíamos haberlo hecho" aseguró el actor, reconociendo además que los hiatus que debieron tomarse por cuestiones inesperadas de producción también tuvieron un impacto negativo. Pese a esto, McKenzie comenta que la nueva temporada tendrá un enfoque más orientado hacia lo que el público busca. "La audiencia quiere entender quiénes son estas personas y vivir con ellas, sentarse y disfrutarlo. Sean buenos o malos, son entretenidos. Eso es lo que haremos en la segunda temporada y será estupendo. Creo que es exactamente lo que los fans quieren ver".

Asimismo, McKenzie estuvo presente este fin de semana en la Wizard World Comic-Con de Chicago y respondió a una de las preguntas más frecuentes en torno a esta historia: ¿cuando aparecerá Batman? Pese a que la respuesta es super obvia, el otrora protagonista de "The O.C." aclaró que "en la última toma de la última escena del último episodio de la última temporada de 'Gotham', sea cual sea, es cuando veremos a Bruce Wayne poniéndose la capa y la capucha". Como dije, la respuesta es más que evidente porque mostrar el crecimiento de Bruce para concluir con su debut como Batman fue el plan de los productores desde un comienzo, pero ahí lo tienen. Palabras oficiales directo desde la boca de una de las estrellas de la serie, cosa que al mismo tiempo va de la mano con lo que dijo David Mazouz el mes pasado sobre el desarrollo de su personaje.

Pasemos a los nuevos personajes que veremos a lo largo de esta temporada. Ante todo debemos mencionar la primera imagen de Michael Chiklis interpretando al Capitán Nathaniel Barnes, alguien que al principio será aliado de Gordon pero que luego podría pasarse a otro bando. Otra adición más que interesante es la de Michelle Veintimilla, que dará vida a Bridgit Pike a.k.a. la versión femenina de Firefly. Se dice que la joven, explotada por sus hermanos, unirá fuerzas con Cat para enfrentarlos y esto de alguna forma marcará el inicio de su carrera como villana. Una propuesta particular sin dudas.


Policías de dudosa moral y pirómanos aparte, el verdadero villano de la temporada será el tan mencionado Theo Galavan. Millonario, hijo pródigo de Góticahermano de la malvada Tabithatío de Silver St. Cloud y figura paternal para Bruce, Theo además se las encargará para usar al variopinto plantel de arkhamitas y destruir poco a poco la ciudad. Pese a que sus verdaderas intenciones todavía no son 100% claras, el productor ejecutivo Danny Cannon dice que Galavan tendrá "el origen de un villano muy famoso de DC" y esto, sumado al hecho de que Galavan utilizará a múltiples malhechores para salirse con la suya, llevó a creer que en verdad Galavan solo sería una fachada para presentar al mismísimo Ra's Al Ghul en el Gothamverso. "Esta temporada nos mostrará a un hombre [que viene de una familia adinerada y vinculada a la fundación de Gótica] que liberará y le dará poder a los villanos para hacerles entender que son mucho más superiores que quienes tratan de detenerlos. Ellos son pioneros en Gotham, son quienes cambiarán las cosas por medio del caos y la destrucción, porque simplemente no puedes reconstruir algo sin antes destruirlo", acota Cannon, hecho que fortalece esta teoría pero también nos hace pensar en algún miembro de la Corte de los Búhos, una organización que podría aparecer en cualquier momento.

Por último, pero no por eso menos importante, nos referiremos a Jerome, también conocido como el potencial Joker. Sospechas y teorías a un lado, el siguiente adelanto nos deja en claro el rumbo que tomará este personaje tan llamativo. Véanlo a continuación:


"Gotham" regresará el 21 de Septiembre, pero mientras tanto pueden chequear nuestras reseñas de la primer temporada aquí.

miércoles, 19 de agosto de 2015

Damian, NoBody II y Goliath unen fuerzas para enfrentar los desafíos del Year of Blood sin imaginarse lo que les espera...




"Robin: Son of Batman" #3 ya está disponible a USD 3.99.

Todos están detrás de la pequeña Ditto y solo Dinah Lance puede protegerla. Si logra sobrevivir al reto que se avecina, claro está.




"Black Canary" #3 ya está disponible a USD 2.99.

lunes, 17 de agosto de 2015


El tercer Anual de Batgirl es también el primero a manos de sus nuevos escritores Cameron Stewart y Brenden Fletcher, quienes le dan un respiro a la artista regular Babs Tarr para enlistar a cuatro dibujantes diferentes en cuatro historias que forman parte de una gran narrativa acerca de la cacería de Batgirl tras los planos secretos de una súper arma. En sí, dicha narrativa es secundaria, pues es una excusa para que la chica interactúe con distintos miembros de la Bati-Familia.

Los dibujantes invitados en este jumbo-historieta son Bengal, David Lafuente, Ming Doyle y Mingjue Helen Che, los cuales abordan historias con Dick Grayson, Spoiler, Batwoman y las alumnas predilectas de Gotham Academy, Olive Silverlock y Maps Mizoguchi.

La primera historia y la más extensa del montón (¡18 paginas!) empieza con Batgirl salvando a un hombre con amnesia que resulta ser un miembro clave de las Naciones Unidas que desapareció hace cuatro días con cuatro personas más. La búsqueda de estas personas lleva a Bárbara a una torre en Gotham donde un par de agentes secretos ya están en el caso: Helena Bertinelli, la nueva directora de Spyral y Dick Grayson, su ex-amor platónico. Para Batgirl, Grayson está muerto y él preferiría que se quedara así, por lo que Bertinelli debe asegurarse que la Chica Murciélago no se encuentre con el ex-Robin mientras intentan llegar a la cima de la torre al estilo “Raid: Redemption”, deshaciéndose de los secuaces de una organización maligna llamada Gladius.

Bengal, quien dibujo el excelente especial sin dialogo de Batgirl para “Endgame”, retorna para prestar sus lápices dinámicos y expresivos con influencias orientales al guion de Stewart y Fletcher, quienes aprovechan las habilidades del dibujante con momentos dictados meramente por la acción y la fuerza del dibujo, como la excelente broma visual al final del numero en la que Bárbara sospecha de la presencia de su amigo en la misión:



Después de rescatar a los miembros de las Naciones Unidas con la ayuda de los agentes de Spyral, Batgirl debe ir tras la pista de una científica de Gladius que escapo con la información secreta extraída de los rehenes, información acerca de un misterioso artefacto llamado Negahedron. Siguiendo la señal del rastreador que le implantó, la encuentra a la salida de un café, pero antes de que pueda interceptarla tiene un pequeño altercado con la más reciente enmascarada entusiasta de Gotham: Spoiler.

Un obvio guiño a la relación que estas dos solían tener en un universo anterior, la hiperactividad de Stephanie Brown contrasta con la calma de Bárbara Gordon, lo que se nota hasta en la forma en que pelean, es aquí donde Batgirl toma brevemente el rol de maestra y le enseña (o intenta, antes de que Spoiler se le adelante) como atrapar a una supervillana.

El primer encuentro entre Spoiler y Batgirl en los New 52 está a cargo de David Lafuente, cuyo arte cuadrado pero vivaz y le sienta bien a Spoiler. Ya que la historia cuenta tan solo con 5 páginas, estas están cargadas de paneles que la hacen parecer mucho más larga de lo que es, con la inquieta Spoiler robándose brevemente los reflectores de nuestra heroína.


Mientras Batgirl busca a la coronel Nair, tal vez la única mujer con información clara sobre el Negahedron, Batwoman quiebra mandíbulas por información sobre su amiga Tina Nair en un bar. Pronto las Bati-Damas unen fuerzas para rescatar a la militar de un hombre de paja gigante que fue puesto en llamas por una mujer en armadura. Resulta que la mujer es la líder de Gladius y Nair es la única que sabe el paradero de los planos para el Megahedron.

Estas son las 6 páginas menos interesantes de la historia, con el arte de Ming Doyle sentándole bien a Batwoman pero no a la protagonista del libro, Batgirl. Su dibujo algo duro no se presta tanto a la acción como el de los artistas que la precedieron y de remate a Stewart y Fletcher les cuesta más establecer la personalidad de Kate Kane que en relación a cómo lo hicieron con Stephanie Brown.


La búsqueda de los planos para el Megahedron ha llevado a Batgirl a la Academia de Gotham en donde, con la ayuda de las alumnas resuelve misterios, Olive y Maps, podrá ponerle fin a la amenaza de Gladius.

Dado que es la última historia del libro, esta cuenta con el artista con más pedigrí, Mingjue Helen Chen, quien trabaja actualmente como directora de arte para el apartado de animación de los estudios Paramount y otrora participo como animadora en Disney. Con un estilo cuyas influencias son obvias, la chica le da la historia un aire de arte conceptual, con un coloreado oscuro correcto para los pasadizos secretos de la misteriosa Gotham Academy.


Tanto en concepto como en ejecución, “Batgirl: Annual” #3 es un libro que triunfa gracias a su ambición. Los Anuales suelen ser dispensables gracias a historias mediocres y arte poco inspirado y, aunque la trama de este Anual es como mucho pasable, el desfile de artista que enlistaron para contarla y las libertades que les dieron dentro de ella para lucirse hacen de este cómic un material indispensable para cualquier fanático de la serie.

viernes, 14 de agosto de 2015

Tal como pueden leer en el título, dos series que se han tomado su tiempo (bastante largo) para ver luz ya tienen fecha de salida para el mes de Noviembre, y nos referimos a una secuela que sale 14 años después de la obra a la que le sigue y un proyecto que, de tantos años que ha optado por un voto de silencio, pensamos que había caído en el limbo con todos aquellos títulos de los que jamás oiremos hablar de nuevo. Se trata de The Dark Knight III: The Master Race y Batman: Europa las cuales, pese a todo pronóstico, están muy cerca de lanzarse y estar entre nosotros. ¿La curiosidad? No sé si será coincidencia, pero Brian Azzarello está implicado en ambos títulos, y no podríamos estar más felices por ello.



 Es toda una sorpresa tener a Batman: Europa a la vuelta de la esquina, y casi sin cambios de los planes originales que tenían para esta mini-serie, después de tantos años de no escucharse ni un susurro acerca de él. De por sí, y más allá de su argumento o lo que fuere, el producto es de lo más atractivo desde el vamos si tenemos noción de los grandes nombres que se encargan de él. No solo está escrito por dos grandes guionistas como lo son Matteo Casali y Brian Azzarello, sino que también significa el regreso de Jim Lee al Encapotado, dado que él se encargará de los dibujos acabados sobre los bocetos del, también genial, Giuseppe Camuncoli. Recordemos que el ilustrador coreano no pisa suelo gótico hace mucho tiempo, pero sin duda dejó una gran huella con sus dos grandes aportaciones: Hush y All Star Batman and Robin, con los que demostró poder hacer de una aventura Batmaníaca un verdadero deleite visual. La trama se desarrollará lo largo de 4 números, en los cuales un virus amenazará a Batman con finiquitarlo de una vez por todas, y tendrá que ir en busca de una cura en compañía del Joker, quien es el único que cómo encontrarla, emprendiendo un viaje por... Bueno, a juzgar por el título, no creo que sea por África. ¿Interesados? A esperar hasta el 18 de Noviembre se ha dicho.


 Y exactamente una semana luego de eso, es decir el 25 de Noviembre, podremos leer por fin la primera entrega de The Dark Knight III: The Master Race de la cual ya sabemos (y comentamos) varios detalles, aunque sabemos sin saber mucho acerca de la historia en sí misma, más que una pequeña descripción que dice: El Caballero Oscuro asciende de nuevo para enfrentar el amanecer de la Raza Superior. ¿Qué ser la "Raza Superior"? Muy poco queda para enterarnos. Lo que sí se anunciaron son ediciones coleccionistas de todo tipo, así como los artistas que se encargarán de las portadas variantes en este capítulo debutante, entre el panteón se encuentran Frank Miller, Jim Lee, Klaus Janson, Andy Kubert y uno que aún queda por anunciar, el cual seguramente será el mismo que se encargue del "episodio complementario" de 16 páginas que vendrá de yapa en cada entrega mensual.

 Brian Azzarello por todos lados, el regreso de Jim Lee y Frank Miller (aunque por separado) al Bativerso, artistas de la talla de Andy Kubert y Klaus Janson, dos cómics que nos elevan el hype por los cielos y unos largos 3 meses aún por transitar. Va a ser una larga espera...

jueves, 13 de agosto de 2015

ANOTHER BRICK IN THE WALL

Título: Superheavy, parte tres
Escritor: Scott Snyder
Lápices: Greg Capullo
Tintas: Danny Miki
Colores: Fco Plascencia

Que Bruce Wayne reaparecería, tarde o temprano, no era ningún secreto. Que vuelva a ponerse el manto del Murciélago en algún momento del futuro, lo damos por descontado. Lo que nos intriga y nos conduce a leer los cómics de Batman ha sido siempre el cuándo y el cómo.
Aún en sus horas más oscuras, siempre tenemos la certeza de que volverá. Lo que nos fascina como seguidores del Encapotado es ser testigos del camino entre la primera y la última página.
Por ello, a raíz del fatal desenlace de “Endgame” —y hoy, con el número #43 de “Batman” en nuestras manos, tenemos la confirmación de que sí fue mortal— no nos asombramos cuando Snyder y Capullo admitieron, entrevista tras entrevista, que Bruce Wayne estaba vivo y que, eventualmente, volvería a ser Batman. El truco estaba en cómo nos contarían el desarrollo de la historia.
Aparte de algunos reacios —que Batman es una figura que hemos aprehendido e interpretamos de manera personal—, el arco “Superheavy”, tan criticado aún antes de ver su primera viñeta —y me incluyo entre ellos—, ha terminado por imponerse como una historia potente, bien basada, que no está temiendo tomarse los tiempos necesarios para contarnos los acontecimientos, aunque tampoco se le puede acusar de remolona —como sí ocurrió con otros arcos del dúo Snyder/Capullo—, ya que en sólo tres números ha desplegado casi todas las aristas del conflicto que plantea:
Tenemos a Jim Gordon transformado en este nuevo Batman institucional. Tenemos —a contar de este número— a Bruce Wayne integrado a las páginas. Y tenemos a un nuevo villano, Mr. Bloom, que pretende subvertir a una ciudad que aún no logra levantarse del todo tras el cruento ataque del Joker en el arco pasado.
Pero, además, tenemos esta co-trama que nos habla de lo que significa ser Batman, de quién ha sido, es y será para esta ciudad tan íntimamente ligada a su esencia de vigilante.


Tras la sencilla, pero muy efectiva portada de Capullo, donde este tal Mr. Bloom parece florecer —y que yo, en lo personal, contaría entre las mejores portadas de Capullo—, la historia —como viene haciéndolo Snyder desde el comienzo del arco— arranca con una escena que sólo comprenderemos al final del número —y que nos resuena gratamente el entramado de cada número de “Watchmen”, donde incluso las portadas conectaban con el tema central del capítulo—. Aunque aquí hacemos bien en preguntarnos quién es el eje central de “Batman” #43, qué nos aporta al desarrollo de la trama, cómo el destino de sus tres protagonistas va enlazándose en prosecución de un final que, esperamos, sea de los más apoteósicos que nos han dado Snyder y Capullo —y, ojo, que no somos ciegos a finales anti-climáticos como lo fue el de “Death of the Family”—.
Pero, al abrir este capítulo, lo que nosotros esperamos con ansiedad es que se nos revele quién es este Bruce Wayne con el cual quiere hablar Gordoncliffhanger efectivo del número anterior—. Y decimos bien al preguntarnos quién es porque, evidentemente, ya no es el mismo Wayne que conocemos desde tantos años atrás: éste es un hombre distinto, más luminoso y esperanzado. Un hombre que cree en poder cambiar las cosas, pero desde otra vereda, inmerso en medio de la gente y la ciudad a la que tanto ama.
Y si un cómic puede definirse por una escena, sin lugar a dudas el diálogo entre ambos que deriva en la explicación de los ladrillos que van levantando un muro que es hogar y protección a la vez, es el centro gravitatorio de todo lo que ocurre.


Batman, estamos aprendiendo —aunque siempre lo hemos entrevisto—, trata principalmente sobre tu ciudad, el lugar por donde transitas, la gente que cohabita tu mundo. Y esta sociedad que te cría, te sostiene y te define, no se forma del aire. Es una contribución colectiva en la que cada uno pone un ladrillo a la vez. Las cosas no pueden mejorar si no hacemos todos un esfuerzo por ello.
¿Fue ese el gran error de Batman, siempre empeñado en una cruzada personal, solitaria por salvar Gotham?
¿Le permite esta resurrección, este nacer de nuevo, comenzar a trabajar del modo adecuado?
¿Es este Bruce Wayne el héroe que la ciudad se merece?
Batman como símbolo es una frase que no hemos acuñado en El Blog de Batman por mero capricho. “Superheavy” completo ha sido planteado de este modo y la expresión aparece, mínimo, un par de veces por número. Pero él es, principalmente, el símbolo de un héroe que quiere, por sí solo, levantar un muro protector para su ciudad. ¿Será que ha llegado el momento de dar un paso adelante en el desarrollo del personaje, de volverlo más comunitario? Un solo ladrillo poco puede hacer para formar un hogar, pero muchos ladrillos, unidos por alguna potente argamasa, pueden armar un gran castillo inexpugnable.


Parece la conclusión lógica, visto desde la óptica de nuestro nuevo Bruce Wayne. Pero —y he aquí la riqueza del texto de “Superheavy”Gordon, por su parte, parece estar llegando a una conclusión opuesta: como oficial dependiente del GCPD, comienza a darse cuenta de que el establishment tiende a limitar los movimientos de sus miembros. Necesita el actuar al margen de la sociedad, para poder defender a la ciudad. Se lo plantea a Wayne y lo lleva a la práctica en la búsqueda de pistas que le lleven a Mr. Bloom. ¿Es entonces la individualidad la clave para producir cambios? ¿Es esta una contradicción de ideas?
No necesariamente si entendemos que la señal de Batman brillando en los cielos —o alumbrando las calles ahora— es un signo de esperanza para la gente desamparada. Porque, tal vez, Batman mismo es el muro que puede proteger a Gotham entero. Un muro construido en base a los ladrillos de su experiencia vital, de sus enfrentamientos con un sinnúmero de enemigos.
¿Están Snyder y Capullo, entonces, rearmando a Batman para dejarnos a un personaje aún más sólido, fundado en motivaciones más fuertes que un trauma?
Las siguientes páginas, que nos describen un revelador diálogo entre Superman y Alfred, parecen entregar más pistas al respecto.


Aquí adquirimos la certeza de la muerte de Batman en su enfrentamiento con el Joker. Pero también nos sorprendemos del cómo volvió a la vida y los cambios que ello involucró —mención aparte merece el trazo limpio de Capullo cuando se nos habla de este vuelto a nacer Wayne. No sólo es una efectivo y efectista dibujante de acción; también sabe ilustrar una buena conversación, llenándola de pequeños detalles de expresión y corporales—.
Parece no haber vuelta al Batman pre-“Endgame”. Como lo expresa muy bien Alfred, esa cicatriz que le marcó ha sido removida. Wayne puede ser ahora el hombre que siempre estuvo destinado a ser. Y puede ser feliz en el intento.
Snyder, citando una trama que había desarrollado brevemente antes —más específicamente, en el meganúmero aniversario de “Detective Comics” v2 #27—, nos revela una máquina a medio terminar que pudiera regresarnos al Batman original —algo más de ella y de las implicancias de la clonación, vimos en el tie-in Batman: Futures End—.

Viñetas de "Batman" #43 y "Detective Comics" #27 respectivamente.

¿Nos estarán preparando para traernos, tras un amplio periplo, de vuelta a este lugar para reencontrarnos con el Batman de siempre? ¿O sólo se nos está remarcando la importancia de Batman como símbolo de la lucha eterna contra el crimen que infecta a la ciudad? —resulta paradójico que el futuro, no sólo en el mundo de Batman sino en el de todos los superhéroes, siempre sea oscuro. Entendemos que la lucha es sin fin. Siempre será necesario un superhéroe para salvar a la sociedad. ¿Una guerra perdida de antemano? No es este el lugar para discutirlo, pero es una interesante perspectiva sobre el mundo de los enmascarados, en especial de Batman—.
¿Qué más nos depara “Superheavy”? ¿Cómo traerán de regreso a Batman/Bruce Wayne? ¿Restituyendo sus traumas, reconstruyendo los ladrillos que formaron su personalidad? ¿O entenderá Wayne que debe volver a ceñirse la capa y la capucha porque él es la piedra angular del muro que desea levantar, sólo que esta vez motivado por amor, no por las cicatrices de su pasado?


“Superheavy”, de la mano de Snyder/Capullo, se vuelve cada vez más adictiva e interesante. A nivel de guión, nos encontramos con un producto muy maduro trabajado como reloj, cuyo arte no le queda a la zaga, iluminando los pasajes necesarios, pero también brindándonos la oscuridad necesaria para que no olvidemos que hay un enemigo que comienza a brotar, como la mala hierba: Mr. Bloom, cuya ominosa presencia abre y cierra “Batman” #43, dotando del peligro necesario el entorno de Bruce Wayne —ahora acompañado de Julie Madison, interés romántico de Wayne desde 1939 y hoy rescatada por la pluma de Snyder y que, no se puede dudar, añadirá otra capa más a esta historia; para bien o para mal, eso está por verse—; dejando a BatGordon ante un infernal —literalmente— riesgo y a Julia en aprietos. E incluso involucrando mortalmente a uno de los enemigos clásicos de Batman, el Penguin. Todos, ingredientes que los autores manejan magistralmente, creando el suspenso necesario para tenernos con ganas de leer ya “Batman” #44.



Mientras tanto, más detalles han sido puestos ante nosotros. Dándonos lo suficiente para alimentar nuestro fanatismo, pero esquilmándonos bastante para seguir enganchados con “Superheavy”.