Todo lo que tenés que saber del Bativerso está aquí.

lunes, 29 de septiembre de 2014

 Algunos se preguntarán por qué dejé de reseñar Batman, y cierta parte de esos "algunos" deducirán con fundamentos que es porque no cumplía con los plazos estimados de tiempo con las reseñas, pero la realidad es meramente por salud ya que mi cardiólogo me recomendó no seguir criticando y disertando los cómics de Scott Snyder por razones obvias, he sufrido de pre-infartos a causa de un estrés de primer grado incentivado por la consumición de estos antedichos cómics. Con eso aclarado, vamos directamente a lo que hoy nos trae aquí, que les aseguro, no es absolutamente nada que debamos pasar por alto.


 La siguiente reseña estará libre de spoilers. Como el Sol cuando amanece.

 Hay algo que es innegable, Lost ha marcado un antes y un después en la industria de las series americanas, dándole una importancia y un prestigio mucho más grande, marcando un nuevo tipo de estándar impensado en anteriores épocas de la televisión yankee, y atrayendo un público más heterogéneo y vasto. Si bien antes del ya nombrado Lost teníamos series importantes, referentes colosales (entre ellos cabe mencionar a Smallville, basado en el universo de Superman), es notable el cambio de pretensiones, y con ésta patada al tablero se nos ofrecieron productos tan excelentes como masivos, véase sino Breaking Bad, The Walking Dead, Fringe, etc. Marvel ya lo había hecho, DComics tenía que amoldarse arriesgándose, poniendo sobre la mesa un material que esté a la altura, Green Arrow y Flash entonces ya tendrían su lugar en esta camada de series. Solo faltaba el golpe de gracia, el éxito rotundo, asegurado, y ahí está el salvavidas comercial, la ciudad de Gotham para protagonizar lo que es la nueva superproducción de Warner.

  La propuesta de comienzo es interesante y no cae en lo obvio, inclusive se aprovecha a sí misma para explorar las otras perspectivas en las que sería imposible ahondar de estar el personaje principal que todos esperan ver en una historia dentro de este contexto. Así es, Batman brilla por su ausencia. Es así como partimos desde una Gotham que aún no había visto nacer (pero estaba a punto) a su dueño y protector. Es así como la serie se basará en el crecimiento de un pequeño y recién huérfano Brucie, su maduración y evolución, hasta eventualmente convertirse en el Señor de la Noche, y este primer capítulo ya ocupa el comienzo de esta escala, comenzando a hilarse la trama de la investigación sobre la identidad de la persona que privó a Thomas y Martha Wayne de sus vidas.


 Profundizando en lo que se muestra en el capítulo en sí, y los aspectos que ya podemos apreciar de Gotham, podríamos decir que, si ponemos en una balanza las cosas buenas y las cosas malas, se inclinaría más por este segundo lado, aunque solo un ojo que esté prestando la suficiente atención lograría percatarse de aquello. Propongo que hagamos las cosas en su correspondiente manera, separemos los tantos, paso a comentarles entonces primero sobre lo positivo:

 Es admirable la cantidad de contenido que es abarcado de una manera casi-perfecta, en cuanto al ritmo mantenido durante la hora que, a pesar de sus costados negativos en los después aunaremos, nos logra mantener pegados a la pantalla ya que resulta desopilante y majestuosa, con mucha testosterona y euforia. El director si bien tiene sus fallos, una de sus mayores virtudes, además de lo anterior, es la fotografía que plasma en sus tomas, los colores y los matices que, si bien se llevan hasta un extremo que parece absurdo, le da una personalidad muy característica y lo convierte en un show de deleite visual muy interesante. 

 Y si bien insistí en separar los pro de las contras, si de actuación/personajes se trata, en Gotham hay para aclamar por un lado, y para darle con un palo por otro. Si bien tenemos a algunas personalidades reconocidas como Gordon, Bullock (aunque, siendo esta solo una opinión persona, estoy en desacuerdo en la postura que le dieron) y Bruce están caracterizados de una manera excelente, tenemos otras como, por ejemplo los enemigos, Fish, Penguin (prepárense para un espantoso juego de palabras entre estos dos últimos en un futuro), Enigma, etc., que son estirados hasta el ridículo, siendo estereotípicos y dejando confuso el objetivo de la serie. Quiero hacer una mención especial para Selina Kyle, que si bien literalmente no ha dicho ninguna palabra, le han encontrado el enfoque perfecto para envolverla del misterio necesario para llamar nuestra atención. 

 Pero el mayor problema yace en la dirección en todos sus sentidos, y en su guión, su música, además de la actuación... Básicamente todo lo que conforma su estructura. Hay una escena, y no miento, que está ambientada con un violín de fondo, es decir, si bien no todos los ejemplos son así, se refuerza en el concepto obvio de la escena, tomando casi por idiota al espectador y obligando a sentir cosas que deberían salir naturalmente, y que seguramente lo harían si no fuera por esto. Y el guión, por Dios, no solo tiende a dejar difusa esta serie policial (que más bien en cierto punto logra parecerse a una parodia en sí misma gracias a esto), si no que deja en evidencia que se maneja a conveniencia del argumento y solo para abrirle las puertas al director a hacer su despliegue en escenas de acción innecesarias, como una persecución que, después nos enteramos, no tuvo sentido. Aunque para darle mérito, el despliegue volcado es muy bueno, así como el ritmo que destaqué del episodio, las escenas de acción están llenas de adrenalina, con acertadas tomas estilo GoPro (cuyas cámaras deben ser cuidadas responsablemente de motochorros por si se les da por venir a filmar en Argentina en algún momento).

 Haciendo un pequeñísimo paréntesis, hay easter eggs muy buenos y apreciables durante el episodio. Así como una pequeña Poison Ivy (no lo considero como spoiler), una calle llamada Grundy (Solomon), y un posible Joker entre tantos que veremos capítulo a capítulo durante la temporada, aunque no creo que éste sea el que termine siendo el Príncipe Payaso del Crimen. No lo sé, una corazonada.

 Finalizando esta pequeña reseña, he decir que si bien no me ha convencido el capítulo, sin dudas merece la atención de cualquier fanático de Batman, ya que complacería a cualquiera de ellos saber que hay un nuevo producto filmográfico a su disposición semana tras semana, y encima, en televisión. Viendo la publicidad que se le estuvo dando a Gotham y que, sacando mi ojo clínico, es un espectáculo entretenido, estoy seguro de que será un éxito entre nerds y personas que caigan en la serie de casualidad. Por mi parte, le voy a dar una oportunidad ya que los aspectos negativos son mejorables y los positivos tienen mucho jugo por extraer, y estoy seguro de que la ciudad en la que hoy nos tocó localizarnos tiene mucho aún por mostrar.

sábado, 27 de septiembre de 2014


Con la Guerra de Pandillas aparentemente concluida, llega el momento de retomar la olvidada trama sobrenatural de esta apasionante serie semanal. Los tres números que abordaremos a continuación estuvieron a cargo de Ray Fawkes, el especialista en temáticas esotéricas del Team Eternal, y vaya que el novato guionista se divirtió en este arco. A partir de este punto, como siempre, habrá spoilers, así que tengan cuidado si van a seguir leyendo. ¿A quién quiero engañar? A esta altura todos leyeron y reseñaron estos números ya, yo debo ser el único mamerto que está tan atrasado... Pero bueno, sin más preámbulos, ¡a los bifes!

Empezamos con Batwing y Jim Corrigan, el nuevo Dúo Dinámico de Gotham, sumergiéndose en lo profundo del Asilo Arkham. Ya de entrada notan que algo estaba mal cuando son recibidos por Magpie, una conocida villana de clase C. A medida que su recorrido continúa, se dan cuenta que el sanatorio mental no solo se encuentra devastado y lleno de sangre y muerte, sino también de una poderosa fuerza oscura. Avanzando un poco más, Luke Fox encuentra un misterioso acertijo en celda del Riddler y luego encuentran al Dr. Jonathan Crane a.k.a. Scarecrow en una especie de trance, suspendido en el aire y siendo utilizado como una especie de "faro" sobrenatural para la magia negra que estaba invadiendo el lugar.

Tras toparse con Ten-Eyed Man, otro villano de poca monta, las cosas dan un giro para peor. Un grupo de espectros deformes sale de la nada y comienzan a atacarlos. Luke le dice a Corrigan que convoque al Spectre para poder combatirlos, pero le es imposible. Es así que las criaturas toman a Luke y literalmente lo sumergen en el piso para trasladarlo bajo tierra y dejarlo a merced de la Hija del Joker, quien obviamente promete acabar con él. Por su parte, Corrigan es derrotado rápidamente y puesto de rodillas frente a Mister Bygone, un aterrador sujeto de baja estatura que asegura haber ganado la batalla contra nuestros héroes casi sin al instante.

Mientras tanto en otra parte de Gotham, el Comisionado Bard, ahora en reemplazo del apresado ex-Comisionado Forbes, no solo continúa persiguiendo y capturando sin piedad a la gente de Falcone, sino que además afianza su vínculo tanto con el Encapotado como con Vicki Vale, ambos grandes aliados en su cruzada por la justicia. Al mismo tiempo, Julia, la hija de Alfred, sigue cuestionando las decisiones de su padre y su trabajo como mayordomo de Bruce.

Momento de dar la vuelta al mundo. En Río de Janeiro, Batgirl y Red Hood siguen en busca de pistas para exonerar a Gordon y es por eso que se dirigen tras un cirujano llamado Dr. Mangaravite, que casualmente estaba siendo "interrogado" por Batwoman, que estaba allí siguiendo rumores que lo vinculaban con la Religión del Crimen. De esta manera, los tres deciden emprender la misión juntos.

En Tokyo, Red Robin y Harper Row realizan una alianza temporal para tratar de capturar a Sergei Alexandrov a pesar del gran descontento de este primero, que asegura que la presencia de una amateur entorpecerá las cosas, pero Harper no se quedará de brazos cruzados mientras la vida de su hermano corre riesgo. Ya inmersos en el Distrito de Akihabara, son atacados por unos tentáculos robóticos que logran desactivar rápidamente, cosa que deriva en la llegada de Sergei. Luego de un cruce de egos donde Harper demuestra ser más peligrosa y astuta de lo que parece, Tim le muestra los planos de los nanobots que están atacando a los habitantes de los Estrechos y Sergei efectivamente reconoce que son obra suya, pero pertenecen a un cargamento que le robaron tiempo atrás y, por como viene la mano, creo que ya todos sabemos quien fue el responsable...

De regreso en Arkham, Mr. Bygone le explica a Corrigan que los espectros allí presentes se alimentan de la pena y el dolor de los pacientes, y luego procede a intentar "extirpar" al Spectre de su interior. Metros más abajo, la Hija del Joker imita la voz de Batwing y se comunica con Batman para hacerle creer que la amenaza había sido neutralizada. Eventualmente, ambos héroes logran salir airosos de sus respectivas situaciones y vuelven a reunirse, solo para darse cuenta que alguien estaba tratando de revivir al famoso Deacon Blackfire utilizando el cuerpo de Maxie Zeus como huésped.

Flashback. Tres años atrás. Blackfire ofrecía ceremonias para los menos afortunados, prometiéndoles remodelar su vecindario y aplacar todos sus problemas. Claro que, secretamente, el malvado predicador le lavaba el cerebro a sus seguidores, cosa que también pretendía hacer con Batman, a quien había capturado previamente. Luego de montar un breve espectáculo, el Caballero Oscuro se libera y, ante la falta de acción, Blackfire es asesinado por su propia gente. Básicamente esto se trata de una breve actualización de "The Cult".

Volvemos al presente, donde el resucitado Blackfire invoca una horda de seres infernales no solo para que se encarguen de Batwing y Corrigan sino para que, junto a la Hija del Joker y Ten-Eyed Man, vayan tras los inocentes ciudadanos de Gotham. Corrigan una vez más intenta invocar al Spectre sin éxito y tanto él como Luke son nuevamente superados por las oscuras fuerzas sobrenaturales que los arrastran aún más hacia las misteriosas profundidades de la ciudad.


Realmente no tengo mucho que decir sobre este arco. Si bien el anterior me pareció emocionante y muy bien desarrollado, sentí que éste fue estirado innecesariamente, con el simple propósito de hacer tiempo para coordinar las siguientes entregas y los nuevos títulos o etapas que se desprenderán de "Eternal", cosa que nota al ver que se repiten situaciones similares o algunas escenas son más largas de lo que deberían sin justificación alguna. No me malinterpreten, en sí el arco fue bueno, tuvo un guión sólido y atrapante, pero creo que todas las situaciones planteadas podrían haberse resuelto tranquilamente en un número y medio o dos, como mucho. Aún así, aplaudo que el Team Eternal finalmente haya decidido centrarse en esta trama pues de entrada parecía sumamente interesante, pero sigo sin entender o imaginarme como es que todo esto se unificará con el resto de las tramas de la serie. Detalles más, detalles menos, Fawkes deja en claro una vez más que la sangre nueva es uno de los recursos más importantes de la editorial por más leyendas que haya.

En lo que al arte respecta, mis queridos Dustin Nguyen, Derek Fridolfs y John Kalisz logran imprimir página a página una atmósfera por demás de oscura y densa, cosa que obviamente le sienta de maravilla a este guión. Ahora bien, hay dos cosas que me gustaría remarcar, una culpa del editor Mark Doyle, la otra no estoy seguro. En primer lugar, como dije en su momento, si ya vimos que la Hija del Joker se implantó el rostro del Payaso Príncipe del Crímen, ¿por qué lo sigue teniendo cosido de forma "casera"? ¿Acaso es tan difícil hacerle llegar el memo a los distintos artistas que pasaron y pasarán por la serie? Por otro lado, no sé si sea culpa del propio artista o nuevamente de Doyle, ¿pero por qué Nguyen dibuja a Bard con pelo largo y sin barba, cuando su look habitual es completamente opuesto? ¿Otra vez problemas con los memo? Sea como sea, más allá de algún que otro error de proporción típico de Nguyen cuando debe trabajar un poco más rápido de lo usual, el apartado gráfico en general resulta bastante satisfactorio.

En fin, hasta aquí llegamos. Reseña relativamente corta por tratarse de tres números, pero así estamos. Luego de un arco donde poco ocurre y todo lo estiran por de más, nos preparamos entonces para reseñar los próximos capítulos lo antes posible. Estén atentos.

¡Batislaudos!

viernes, 26 de septiembre de 2014

¿Se acuerdan que la reseña de “Batman and Frankenstein” #31 fue corta? Bueno, esta puede ganarle. ¿Listos? Bueno, vamos con la verdaderamente reseña más corta de la vida


Titulo: Futures End: Brothers in Arms
Guionista: Ray Fawkes
Artista: Dustin Nguyen

Batman pelea con The Heretic, y Alfred intenta distraer a Robin (Duke Thomas, el chico de Zero Year) ya que Batman teme que pase lo mismo que con Damian. Eventualmente el mayordomo le dice a Duke donde se encuentra Bruce luego de que se diera cuenta que era imposible para El Encapotado ganar por sí mismo. Como era de esperar el Afro Chico Maravilla llega justo a tiempo, y ambos ponen a The Heretic en su lugar. Y al final Bruce parece apreciar el hecho de que Alfred desobedeció su orden de mantener a Duke alejado.

Listo, en serio, es todo. No es un chiste, no hay nada más que decir. Una total y clara decepción. Pero si vamos a rescatar algo entonces nos podemos quedar con el “origen” de este Heretic. Bruce nos muestra dos posibilidades, que el Heretic es quien parece ser o es su clon. Es decir como vemos en la portada de “Robin Rises: Alpha”, y si la tomamos como pista, encontramos a Damian vistiendo una túnica muy similar por lo que podría ser que sea él… pero de la forma en la que Bruce lo ataca y lo termina quemando “vivo” podemos pensar que es solo otro clon. Todo esto es bastante raro, porque en ese caso habría unos cuantos Heretic dando vueltas por el mundo.

Y también tenemos a Duke, quien supuestamente es Robin tres años en el futuro si es que este futuro se hace realidad, porque realmente no creo que este futuro se haga realidad en ningún momento o por lo menos que tenga un lugar dentro de la continuidad.

Para concluir, esta mi más corta reseña al día de la fecha, lo que más me decepciona es no tener un poquito de lo que está pasando con Damian. Si este número se hubiera  pensado un poco mejor podría haber sido un buen lugar para plantear alguna semillita de lo que pudo haber pasado con todo el arco de “RobinRises”. Ahora, si hay alguna pista de eso yo no la vi -  Si alguno de ustedes es más despierto que yo, lo cual no dudo, ilumínenme en los comentarios con su sabiduria. Vale rescatar que el arte fue espectacular, pero no fue suficiente.

jueves, 25 de septiembre de 2014

Entre el inicio de tres nuevas series y el comienzo de dos nuevas etapas para series ya conocidas, Octubre y Noviembre serán grandes meses para la línea Batman. Y claro, estando cada vez más cerca del momento de la verdad, DC publicó un primer vistazo de todos estos títulos, que pueden ver a continuación junto con una breve sinópsis y toda la información que necesitan saber sobre estas propuestas.


"Arkham Manor".
Guión: Gerry Duggan. 
Dibujo: Shawn Crystal. 
Fecha de publicación: 22 de Octubre.

Sinopsis: Tras los hechos que vienen ocurriendo en "Batman: Eternal" y luego del esperado #30 (29 de Octubre), el famoso Asilo Arkham es trasladado hacia la Mansión Wayne. Bastante obvio dado el título de la serie, claro, pero aún hay muchos detalles por conocer.

Duggan comenta que originalmente Amadeus Arkham convirtió su casa en un asilo mental y luego murió, cosa que se está repitiendo, esta vez encabezada por Bruce Wayne. "Arkham transformó su casa y murió en ella. Tenemos ese detalle y además el detalle de la delicada cordura de las personas que trabajan allí", agrega.


"Batgirl".
Guión: Brenden Fletcher y Cameron Stewart.
Dibujo: Cameron Stewart y Babs Tarr.
Fecha de publicación: 8 de Octubre.

Sinopsis: Superada una etapa sumamente oscura, Babs decide mudarse a Burnside, el barrio más hipster de Gotham, para comenzar una nueva vida donde la luz y la energía de la juventud, así como la tecnología actual y la moda, estarán a la orden del día.

"[Barbara] está dando sus primeros pasos para tratar de tener una vida 'normal' después de estar tan involucrado en la lucha contra el crimen y toda la oscuridad que la ha acosado", dice Stewart. "Puede que no resulte de la mejor manera, pero lo intentará".


"Catwoman".
Guión: Genevieve Valentine.
Dibujo: Garry Brown.
Fecha de publicación: 22 de Octubre.

Sinopsis: En el marco de "Batman: Eternal", veremos el ascenso de Selina como la nueva y flamante reina del bajo mundo de Gotham.

Valentine cuenta que Selina tratará de usar su influencia para hacer el bien en la ciudad pero las cosas no saldrán como ella lo planea. En esencia, la historia no se centrará precisamente en los enfrentamientos que Selina tenga con tal o cual jefe criminal, sino en lo que está dispuesta a hacer para seguir manteniendo su poder.


"Gotham Academy".
Guión: Brenden Fletcher y Becky Cloonan.
Dibujo: Karl Kerschl.
Fecha de publicación: 1º de Octubre.

Sinopsis: Seguiremos las aventuras y desventuras de Olive Silverlock, Maps Mizoguchi y sus amigos en uno de los colegios más antiguos y prestigiosos de Gotham, que bien podría o no estar ligada a la historia oculta de la ciudad y a distintas organizaciones secretas.

Cloonan dice que el elenco es un tanto particular ya que de entrada tenemos al Professor Milo, un reconocido criminal del DCU, como profesor de ciencias. Tenemos además a Maps y su hermano Kyle, el típico chico popular, a Pomeline Fritch, una amante de las artes oscuras, y finalmente a la mentada Olvie, quien aparentemente tiene un vínculo cercano tanto con Bruce Wayne como con Batman. "Estos chicos podrían eventualmente resolver crímenes en Gotham, pero de momento simplemente estarán explorando los misterios de los terroríficos edificios en su campus", nos adelanta la guionista.


"Gotham by Midnight".
Guión: Ray Fawkes.
Dibujo: Ben Templesmith.
Fecha de publicación: 26 de Noviembre.

Sinopsis: También en el marco de "Batman: Eternal", Jim Corrigan forma un equipo especial llamado Midnight Shift, junto a quienes deberá resolver los múltiples casos sobranturales que se irán presentando en la ciudad para evitar que el Spectre se materialice.

Todos sabemos que cuando el Spectre aparece en escena nada bueno se avecina, motivo por el cual Corrigan y compañía deberán evitar que su presencia sea requerida. Refiriéndose a ello, Fawkes asegura que no aparecería como un superhéroe para salvar el día a plena luz del Sol sino que, por el contrario, el Spectre es como algo salido del Viejo Testamento. Agrega, para que nos demos una idea, que "si se hace presente y están trabajando en un caso, todos los involucrados estarán en problemas ya que serán juzgados en el momento".

So, there you have it. ¡Novedades a montones! Particularmente estoy bastante interesado en "Arkham Manor" y "Gotham Academy", pero de más está decir que le daré una oportunidad a todos estos cómics.

¿Ustedes cuál o cuáles esperan con más ansias y por qué?

(Fuente)

miércoles, 24 de septiembre de 2014

Nos sumergimos en un relato al margen de la historia que múltiples escritores han intentado desarrollar en RHATO y, cinco años en el futuro, el panorama es bastante diferente para nuestros jóvenes forajidos. De partida, ya no estamos hablando de un equipo, si no más bien de un divorcio tripartito, en que cada miembro toma una senda diferente.

Para variar, abrimos el relato con la voz de Jason, quien se encuentra rodeado por un contingente policiaco-militar que supera cualquier precedente. ¿Las razones? Bueno, los métodos de impartir la justicia del Ex-Robin no son los más ortodoxos, y en un mundo que bordea una abrumante militarización y en que los héroes comienzan a dividirse, el joven pistolero es juzgado quizás, un poco apresuradamente.

Obviamente, Red Hood se las ingenia para escapar generando una explosión que sirve para distraer a los uniformados, quienes pierden el rastro del joven héroe, que ya está metros bajo tierra en las alcantarillas. Y es ahí cuando el protagonista de este relato comienza a recordar.

En el futuro distópico que Futures End supone, Kori ha vuelto a reclamar su trono como princesa Tamariana (no se le ve salvo en la portada) y Roy ha remplazado a Green Arrow en la Liga; una suerte de traición a ojos de Jason, ya que equivaldría a venderse. Mientras capucha roja intenta huir de un enorme portaaviones, robando una misteriosa fuente de energía, es interceptado por su ex colega, quien lo increpa por lo temerario de sus actos y de las vidas que está poniendo en riesgo, añadiendo que por ningún motivo lo dejará escapar. Sin embargo, Jason le devuelve los cuestionamientos, señalando que es Roy quien nunca se ha interesado por la vida de las personas al aliarse con los "fascistas". La conversación no puede llegar a consenso y antes de descargar la artillería de plata, se descarga la emocional, cuando el arquero carmesí saca a colación la amistad que caracterizó a los jóvenes hace cinco años. Esto último es ignorado por el joven de la capucha, quien lo azota con el látigo de la indiferencia y resulta interceptado por una de las balas de Arsenal.

En solitario, Red Hood ilustra al lector acerca de sus métodos, ejemplificando con ex dueño de una cadena de comunicaciones, Morgan Edge. Un hombre de extrema corrupción, que ningún tribunal ha sido capaz de encerrar dado los sobornos que el hombre entrega. Un típico poderoso que ve a los humanos normales como insectos y no tiene reparos en comprar su libertad. Pues bien, el sujeto amanece con un pañuelo rojo cubriendo su rostro, lo que simboliza la venganza de Red Hood.

Y en este punto uno piensa: ¿no es eso lo que estuvimos esperando todo el tiempo de RHATO? Métodos de impartir justicia que cuestionen a la legislación fácilmente corruptible: una mezcla entre venganza y justicia popular impartida con puño de hierro sobre los poderosos que creen estar por sobre los tribunales?

Cuando el corrupto hombre de negocios va en busca de protección de las fuerzas policiales, estas aceptan a regañadientes, puesto que a pesar de no ser una armada privada, igual tienen un precio (como lamentablemente sucede en nuestra vida real).

En Metropolis, Morgan logra ocultarse en un edificio, pagándoles una buena suma a policías por protección. Sin embargo, no es suficiente para la enorme artillería heredada de su ex-compañero Roy que Jason les desparrama sobre sus cuerpos (tras una advertencia muy emocional), dejándolos totalmente aniquilados sobre la azotea. Y tras esta inexistente resistencia, el forajido encuentra a su objetivo final propinándole, al parecer, el golpe de gracia.

Una semana después, en Rusia, otro corrupto parece recibir la misma advertencia del pañuelo rojo. Y ésto, obviamente, se inserta en el contexto que Futures End ha instalado, más precisamente en la serie Grayson. Fin.

Un cómic que parece rescatar de las cenizas el sentido que siempre debió haber caracterizado a esta serie. Me da la sensación de que solo por lapsos, este cómic se mete a los terrenos de la corrupción, la injusticia social y otras dimensiones que, probablemente, para DC no son políticamente correctas. Ahora, sería súmamente interesante que estos tópicos se tocaran en el desarrollo habitual de la entrega y no en tie-ins de megaeventos comiqueros, Espero, a título personal, que Lobdell lleve hacia esos lugares su relato.

Respecto al apartado gráfico, Scott Kolins no lo hace nada mal y relata de una manera un tanto más naive a Jason. Sin embargo, la caracterización de Arsenal me parece demasiado adulta; recordemos que en 5 años los héroes de este cómic no han perdido su estatus de jóvenes, ¿o sí?

En resumen, una entrega muy emocional, que toma la nostalgia como leitmotiv y la acción como la chispa que hace avanzar el relato. ¿Qué opinan ustedes?

martes, 23 de septiembre de 2014

Última semana del crossover de "Futures End", nuevamente con tres títulos Batmaníacos que caen bajo su influencia. Haciendo click en cada portada, podrán acceder a los respectivos adelantos y ver que aventuras le esperan a nuestros protagonistas en cinco años.



Los tres cómics ya están a la venta, todos a USD 2.99.

Como adelantamos, todos los títulos tendrán sus reseñas. Algunas antes que otras, pero eventualmente cumpliremos con la cobertura.

Número dedicado a mostrarnos la llegada de los habitantes de Earth-2 a nuestro mundo de cara al inicio de "World's End" en Octubre.




"The New 52: Futures End" #21 estará disponible a partir de mañana, Miércoles 24 de Septiembre, a un precio de USD 2.99.

(Fuente)

Con el mayor misterio de la historia ya revelado, el Team Eternal vuelve a enfocarse en las distintas tramas que tenían descuidadas hace tiempo. Ya fue el turno de Catwoman y Steph Brown, ahora les toca a Harper Row y Red Robin, con cameo de Hush incluido.




"Batman: Eternal" #25 estará disponible a partir de mañana, Miércoles 24 de Septiembre, a un precio de USD 2.99.

(Fuente)


"Birds of Prey: Futures End" #1
Guion: Christy Marx.
Dibujo: Robson Rocha.
Tinta: Oclair Albert & Júlio Ferreira.
Color: Christopher Sotomayor.
Portada: Dan Panosian.

La serie oficial de las Birds of Prey ha concluido, pero en el no tan distante futuro de “Futures End”, Black Canary sigue haciendo de las suyas y, aunque no se encuentre acompañada del resto de las Birds, definitivamente no está sola. Atención, hay spoilers. 

Recordaran de mis reseñas anteriores de “Birds of Prey” que la serie no terminó con un buen pie, los últimos guiones a cargo de Christy Marx resultaron ser bastante genéricos e inmotivados. Desde mi punto de vista, la mejor etapa de Marx en las Birds fue durante los números que narraban el enfrentamiento entre Mother Eve y Ra’s al Ghul, las entregas que antecedieron y precedieron a aquella historia fueron malos. Por supuesto, no me canso de decir que está es mi opinión, y no quita el hecho de que a alguien le pudo haber gustado esos cómics; principalmente al público más joven, creo yo, y esto lo digo sin intención de ofender a nadie ya que la elección del público al que va dirigido un producto (en cualquier ámbito) es algo muy serio, y al final todo se remite a negocios: pérdidas y ganancias.

En fin, todas esas palabras introductorias son solo para que sepan que éste número no es la excepción. ¿Qué quiero decir? Que tiene un argumento genérico, con un desarrollo simple, y un desenlace aún más simple. Pero antes de empezar a hablar sobre lo que está mal en este número, hablaré sobre lo que está bien, simplemente porque me parece más sencillo.


Lo más atractivo del cómic, por su puesto, su premisa; como siempre, estos one-shots centran el interés del lector en los cambios que se han producido en los personajes en los últimos años, y estos suelen ser drásticos para causar un mayor impacto. Formula ya conocida, sino pregúntenle a Batgirl. En esta ocasión, la personalidad de Black Canary no se ha visto alterada, pero asume un nuevo rol: como líder de su propio grupo de asesinas… que no asesinan. ¿Qué? No lo hacen, usan macanas (PR-24) como en la portada. Ah, no, esperen... bueno... olvídense de la portada.

Así que si pensaban encontrarse con una Dinah sanguinolenta y despiadada, olvídense, reemplazo a sus antiguas compañeras por un grupo de ninjas de sin personalidad, eso es todo. No es un gran cambio, y Ra’s al Ghul solo es nombrado para comparar la actual cruzada de Dinah con la Liga de Asesinos, pero nada más lejos de la realidad. Por lo que, como verán, lo pudo ser un inesperado cambio, terminó por simplificarse más de lo debido.

Eso sí, cambios hay, pero no tan drásticos. Dinah ahora está rodeada por un aire de maestra, lo que puede confundirse con madurez, pero en realidad sigue siendo ella misma, sólo que tiene a más gente a su cargo. Dejando eso a un lado, los cinco años que pasaron no hicieron mucho más en ella, además de un cambio de look por supuesto.


Lo anterior dicho fue lo bueno, y por contraste se podría decir que lo que queda es lo malo, lo cual es mucho porque es la historia en sí. Al final, nos quedamos con la sensación de haber visto un día más en el accionar de esta nueva liga, con la excepción quizá, de la presencia estelar de Batgirl. Porque recuerden que esto sigue siendo “Birds of Prey” y no un unitario sobre Dinah, aunque con lo ocurrido en “Zero Year” ya es para estar acostumbrados.

Con respecto a la pelea entre Batgirl-Bane y Black Canary, fue un despropósito total, al igual que las nuevas motivaciones de Bárbara, pero bueno, no me voy a meter en eso. La pelea fue un sin sentido, y no hay peores peleas que las inducidas con el único propósito de llenar espacios o de cumplir con una cierta cuota de acción.

Para que lo entiendan, tras unos cuantos golpes, Dinah le explica que ella está interfiriendo con el objetivo de su misión: capturar a un hombre involucrado en la trata de personas; bárbara le responde que eso es imposible, y le exige pruebas que incriminen a ese hombre, Dinah saca un pendrive y Bárbara parece conforme. Este es un excelente ejemplo sobre aquél dicho “hablando la gente se entiende”. Así que sí, el asunto de Batgirl-Bane vs Black Canary también resulta de lo más decepcionante.


En cuanto al apartado visual, me parece uno de los mejores trabajos de Robson Rocha hasta la fecha, seguramente gran parte de ello se deba a la estupenda labor de Oclair Albert y Júlio Ferreira en las tintas, sobre todo del primero. Los colores de Sotomayor no llegan a lucirse esta vez por una cuestión de guion, pero sigue siendo un buen trabajo. Pero volviendo al trabajo de Rocha, me enamoro cada vez que veo a Canary con ese semblante firme, curvas definidas, y un pequeño meneo hacia un costado; simplemente genial, Rocha sabe cómo darle carácter a Dinah y lo ha demostrado incontables veces. El arte vuelve a ser lo mejor frente a un guion que permanece en la mediocridad, que se le va a hacer.

En conclusión estamos ante un cómic mediocre que difícilmente llegue a maravillar alguno. Su principal defecto es el guion en sí, insípido, sin grandes propuestas ni mucho que ofrecer. La novedad de ver a Canary al mando de una liga no es suficiente para justificar el cómic, se necesita algo más que contar y en este caso no lo hay. Es un simple “tour” de que nos dice que fue de la vida de Dinah cinco años después, así lo sentí yo al menos.

Lo mejor:
  • El arte.
  • El personaje de Dinah no desentona y se mantiene fiel.
Lo peor:
  • Un guion sin interés, genérico.
  • La pelea entre Batgirl-Bane y Dinah.
Nota: 4/10 (Mediocre)

viernes, 19 de septiembre de 2014


BATMAN #29
Título: Dark City
Texto: Scott Snyder
Dibujos: Greg Capullo
Tintas: Danny Miki
Color: Fco Plascencia

Especial de 42 páginas

CULPAS Y CONSECUENCIAS

M3NA

Yo soy M3NA. La última adquisición de El Blog de Batman. Espero acompañarlos por mucho tiempo. Número tras número, les iré comentando los avatares de Batman, nuestro héroe favorito. Quizá estén de acuerdo conmigo alguna veces, quizá discrepen de mis opiniones. Éso es lo estimulante de participar de un sitio como éste: no debemos estar necesariamente de acuerdo en todo. Basta con que a cada uno nos gusten los comics y compartamos nuestras opiniones, extendiendo la grata tarea de leerlos al terreno de la conversación. Les dejo, pues, con mi primera reseña.

A poco avanzar por las páginas de Batman #29, encontramos a Gordon ante Riddler. Y, junto con ello, quizá con la clave que Snyder nos da para entender su Zero Year:
Riddler tiene amarrado a su dedo un hilo que, a través de un sistema de poleas, sostiene una roca de gran tamaño sobre el futuro comisionado. Una excelente —y simple además— analogía de las motivaciones de Bruce Wayne para transformarse en Batman.
Porque los grandes actos siempre están motivados por nimios o, en apariencia, intrascendentes sucesos. Por ello, este número abre y cierra con el niño Wayne, con los momentos anteriores al fatídico suceso del callejón, con el asesinato de sus padres y, cerrando, con su grito desesperado de ayuda.
Así como una palanca que pivotea puede levantar el mundo, al decir de un pensador griego, este capítulo es la palanca que pivotea sobre la culpa que acompañará a Bruce Wayne de por vida, motivando sus acciones, generando consecuencias.
Snyder nos ha preparado en los números anteriores para este momento, donde todo cambia, donde todo es símbolo de ese instante crucial en que la vida de un niño queda marcada para siempre.
Los siguientes números nos enseñarán las consecuencias, la palanca levantando el mundo de Bruce Wayne devenido por fin en Batman.


Scott Snyder es un escritor con oficio. Tomó el título insignia del vigilante y supo adaptarlo a nuestros tiempos, aportando frescura, pero también densidad. El dibujo claro, preciso y tan expresivo de Greg Capullo, nos han ayudado a pasearnos por este mundo post Flashpoint, donde todo se ha modificado de algún modo, pero mantiene su esencia. La herencia del dibujante, pulido bajo la dirección de Todd Macfarlane (en la primera centena de Spawn), ha alcanzado un vuelo propio y es capaz de dotar a los personajes de una física y una expresividad muy reales para un mundo de comic de superhéroe.
¿Son ellos el mejor tándem que ha tenido Batman desde los lejanos tiempos de Finger y Kane? Difícil de decir. Sin embargo, podemos aseverar que son la mejor dupla para este tiempo.

La portada misma de este número 29 —un gran signo de interrogación que inmediatamente nos recuerda que el que ha movido los hilos de la trama en este Zero Year es The Riddler— juega más de un papel. Es la interrogante sobre qué decisiones tomará Bruce Wayne al final de este arco (no por nada vemos a Batman ahogándose entre restos óseos). Es la interrogante de qué decisiones tomará Jim Gordon. Qué decisiones Gotham misma tomará.
La primera página nos golpea con un hombre apuntándonos, pero es sólo el afiche promocional de la policía de Gotham.
Bajo el cartel vemos a la familia Wayne. Bruce niño, entre ellos, compungido. Ha vuelto a huir de casa. Y, de pronto, el título del capítulo: Dark City. Un mal augurio tanto para ese pasado lejano que se nos revela al comienzo, como para el pasado inmediato de Batman (recuerden que estamos cinco años atrás de nuestro presente), que tras un diálogo muy íntimo entre los padres y su hijo nos dirige (vía bocadillo) al escape del vigilante de entre una tumba de huesos. Casi, se diría, una resurrección (o nacimiento si hilamos más fino). Estamos, no cabe duda, ante un punto de inflexión irreversible. Vamos a ser testigos de cómo el sueño de un joven millonario por traer justicia se transforma en una cruzada irrenunciable. Aunque también atestiguaremos, en la misma trama, que la culpa que siente Bruce por la muerte de sus padres es una motivación demasiado grande para negarla (un enfoque que ya se había tocado en otros comics de Batman, pero que Snyder convierte en un verdadero leifmotiv).
Sigue acercándose la oscuridad a Gotham. Gordon, sólo un teniente en ese momento, hace lo que puede mientras, inconscientemente, va forjando los lazos que le unirán para siempre (para bien o para mal) a la cruzada del murciélago.
Existe una última esperanza de detener el plan de Riddler, pero sabemos ya (se nos ha adelantado en el título) que todo irá peor.
Batman se enfrenta a Karl Helfern (antes conocido como Doctor Death), precedido con una viñeta a página completa en la que Capullo cita directamente del Dark Knight Returns de Miller. En medio de la pelea, nuevamente se nos aparece la culpa. Helfern pagará las consecuencias de sus actos, actos motivados por la culpa de haber mandado a su hijo a la muerte.
Al mismo tiempo, Gordon (¡qué manera de recordarnos a Gary Oldman!) se enfrenta a Riddler (encuentro que hemos referido al comienzo del comentario).
Se acerca el momento crucial. Un dedo tirará del hilo y terminará moviendo vidas enteras. El destino de Batman, Gordon y Gotham quedará unido indeleblemente. Y siempre será un villano el catalizador.
Batman derrota a Helfern, pero Riddler gana la partida. La obcecación del Comisionado Loeb dejará a la ciudad a oscuras y envuelta por una gigantesca inundación, a merced de un solo hombre (comentario aparte merecería referirse a la escalofriante persistencia con que Gotham se ve sometida a terribles tragedias. Algo que pone a prueba nuestra credulidad muchas veces. Pero si un dedo puede mover una roca…).
Es relevante que el último comentario de Batman en el número sea para decirle a Gordon “es mi culpa”, y que el último comentario de Bruce Wayne niño (viñeta que cierra el número) sea “ayuda”.



No podemos negar que Zero Year se ha hecho pesado a ratos. Nadie espera una historia cien por ciento nueva. En el mundo de los comics de superhéroes, la iteración de tramas es una constante, pero Snyder sabe vendernos este nuevo origen que, en el resumen, más gana que pierde.
No hay que olvidar que parte de este arco se ha desarrollado a la sombra del evento Forever Evil, resultando el título Batman un buen escape de una macrohistoria que se hizo insoportable dentro de DC.
Es agradable el juego de tiempos que Snyder hace, mostrándonos a Wayne niño mezclado con el Batman neófito. Podemos, gracias a esto, sentir cómo los acontecimientos tienen eco, cómo la culpa determina el siguiente movimiento. Cómo la palanca pivotea sobre el traumático asesinato de sus padres.
Cuesta, eso sí, asumir a The Riddler como el tremendo villano que uno conoce aquí. Sus características siempre se han prestado para un argumento más propio de la colección Detective Comics, donde la agudeza y el intelecto deben predominar. Pero se agradece que Snyder recurra a él, no sólo porque nos recuerda que estamos ante la formación de un superhéroe que muchas veces antepondrá la inteligencia a la fuerza, sino porque también nos oxigena de tanto Joker que DC ha explotado hasta el cansancio como el archienemigo de Batman.
Capullo, por su parte, siempre resulta sólido al plasmar en imágenes las ideas de su compañero. Sus expresiones, a medio camino entre el realismo y la caricatura, nos revelan lo que se esconde tras los protagonistas. Sabe ser íntimo en una historia que aboga por la acción como resolución de conflictos.
Sus escenas de violencia, como el último encuentro de Batman y Helfern, son ágiles, cinematográficas, acompañadas de un atinado juego de sombras en este número en particular.
Las tintas de Miki, siempre prestas a resaltar el dibujo de Capullo.
Y el color… Plascencia construye una paleta tonal que enmarca los tiempos de la historia, sugiriendo nostalgia a ratos, violencia las más de las veces y peligro como una niebla sobre todo el capítulo.

Ahora nos queda aguardar la resolución de Zero Year. Ya subimos todo lo que pudimos. Nos queda sólo descender y esperar que el camino al final (que, paradójicamente, es el comienzo de nuestro héroe) sea más llevadero que los números anteriores, trayéndonos no sólo acción sino que también un nivel de trama alto, con personajes que tengan más de dos dimensiones en el papel.
Estamos ante la colección Batman, el título puntera de la familia del Murciélago. No podemos, ni debemos, esperar menos.

jueves, 18 de septiembre de 2014

Tercer semana del crossover de "Futures End", nuevamente con tres títulos Batmaníacos que caen bajo su influencia. Haciendo click en cada portada, podrán acceder a los respectivos adelantos y ver que aventuras le esperan a nuestros protagonistas en cinco años.




Los tres cómics ya están a la venta, todos a USD 2.99.

Como adelantamos, todos los títulos tendrán sus reseñas. Algunas antes que otras, pero eventualmente cumpliremos con la cobertura.

Lois y Tim avanzan en su investigación mientras que, en el futuro, Brother Eye pone en marcha un plan tan diabólico como trillado.




"The New 52: Futures End" #20 ya está disponible a USD 2.99.

(Fuente)

¡Continúa la saga más ambiciosa de Grant Morrison! En esta oportunidad visitamos Earth-20, donde el equipo conocido como Society of Sueper Heroes debe enfrentar a sus dobles diabólicos de Earth-40. Como si fuera poco, esta entrega está ilustrada por el gran Chris Sprouse. ¿Necesitan más motivos para ponerse a leer?




"The Multiversity: The Society of Super Heroes: Conquerors of the Counter-World" #1 ya está disponible a USD 4.99.

(Fuente)