Todo lo que tenés que saber del Bativerso está aquí.

sábado, 20 de diciembre de 2014

DREAM A LITTLE DREAM

Título: Raise the Demon
Guión: Tom Taylor
Lápices: Mike S. Miller, Juan Albarran & Bruno Redondo
Color: Rex Lokus

Para quienes rasgaban vestiduras la semana pasada por el bajón de velocidad de los alegres y peleadores muchachos de “Injustice: Gods Among Us - Year Three”, este nuevo episodio, el #12 ya, comienza con puños… Y termina con puños. Todos se pelean con todos en las páginas de este cómic. Como si la violencia retenida la semana pasada por las escenas de conversación —¡qué horror!, gritan los fanáticos de la acción que, de seguro, huirían despavoridos al primer puño levantado en contra suyo— hubiese sido tan adormecedora que necesitaba darse un buen sacudón.
En cualquier caso, esto ya se anunciaba al final del capítulo anterior: Etrigan lanzando fuego por doquier en el Hall of Justice, no era exactamente una invitación a seguir conversando, por más que el demonio aquel rimara sus amenazas al más puro estilo del Convidado de Piedra llevándose al infierno a Juan Tenorio en el “Burlador de Sevilla” de Tirso de Molina.
“[…] Dios
me manda que así te mate,
castigando tus delitos.
¡Quién tal hace, que tal pague!”


Sip, la acción ya se veía venir. Que se viniera con todo, bueno, eso también se veía venir. Y que usara la palabra “venir” tantas veces en una línea… Bueno, eso me salió de repente.
Etrigan, como reseñábamos arriba —supracitado, que le dicen—, vuelve a escena para arrasar con todo… Con Sinestro, por ejemplo —lo que viene a echar por tierra nuestras predicciones sobre su papel en este Tercer Año de “Injustice”—. Luego de que Hal Jordan rescata a Sinestro, el escenario se reduce a dos, frente a frente: Superman y Etrigan.
Lo que, entre tanta llama se nos olvida preguntarnos es: si Jason Blood quedó hecho puré nada más empezar el Tercer Año, ¿quién…? Pero, dijimos ya, olvidadizos lectores, la acción no para y somos llevados a las cercanías de Saturno —a su luna Mimas, para los fanáticos de las ubicaciones—, donde el encuentro entre The Spectre y The Phantom Stranger continúa. Y nuevamente la acción es tal que nos olvidamos que aún no hemos resuelto quién está dentro de Spectre.


¿Ven que la acción por la acción es tramposa?
Las preguntas van acumulándose como si fuera capítulo de Lost” y sólo rogamos para que las respuestas lleguen pronto y no sean tan confusas y anodinas como las de la serie televisiva en cuestión —que si hay alguien que pueda explicarme el último capítulo de Lost, por favor contácteme por medio del Blog—.
Nuevamente la solución a las rencillas se impone por el método que “Injustice” puso de moda desde su primer número: la muerte.
Pliff, plaff y The Phantom Stranger pasa a engrosar la lista de caídos de “Injustice” —el memorial de la serie va a requerir pronto un anexo…—.


Lo que nos deja con el otro par de peleadores. Y lo que nos recuerda la pregunta pendiente… ¿Quién…?
Pero esta vez la respuesta no se hace esperar. Un par de rimas de Etrigan y pliff, plaff de nuevo…
Batman. ¡Por fin Batman cara a cara con Superman! ¡Por fin… Y entonces se acaba el capítulo…
Sí, nos distrajeron lo suficiente como para no ver esto venir. Y se agradece. Taylor lo hizo una vez más. Nos ha sorprendido y la viñeta final, con Batman alejándose de Superman inconsciente es sencillamente brillante.


“Sueña que eres el hombre que debiste haber sido… Y no despiertes a esta pesadilla nunca más”, sentencia Batman.

¿Ven que son buenos los tiempos calmos? En los cómics, por lo general, presagian tiempos agitadísimos. Y ahora que el emperador duerme, sabemos que debe alzarse la emperatriz. Esto no se detiene, ni aunque Tom Taylor deje el título.


"75 años, 75 portadas de Batman", al igual que "75 años, 75 versiones de Batman" (si, ya lo sé, soy extremadamente original con los nombres de las secciones) plantea un repaso no cronológico por las portadas más emblemáticas en la historia del personaje.


De entrada, la atmósfera lúgubre e inquietante que Bill Sienkiewicz plasmó en la portada de "Batman" v1 #400 (1968) nos permite vislumbrar el tono que tendrá esta historia. Escrita por Doug Moench e ilustrada por George Pérez, John Byrne y el propio Sienkiewicz, entre muchas otras leyendas del ambiente, esta edición giraba en torno al intrincado esquema que Ra's Al Ghul puso en marcha para acabar con Batman y como éste, con la ayuda de Robin, Catwoman y Talia Al Ghul, deberían emprender une peligrosa misión para detenerlo y restaurar la paz en Gotham. A pesar de que la premisa suena bastante interesante, este cómic obviamente también se destaca por conmemorar la cuadringentésima edición de la serie, un logro verdaderamente remarcable pues muy pocos títulos de la industria han tenido semejante alcance, y también por ser la última entrega de la colección antes del reboot de "Crisis on Infinite Earths" y vale decir que, por fortuna, este número cuenta con una portada que además ser estupenda estuvo a la altura de la ocasión.

¡Hasta la próxima!

viernes, 19 de diciembre de 2014


"75 años, 75 versiones de Batman" es básicamente lo que su nombre indica: un breve pero variado repaso no cronológico por algunas de las versiones más destacadas del Caballero Oscuro, ya sea en cómics, video juegos, series de televisión o películas.


"Superman: Red Son" (2003), de Mark Millar y Dave Johnson, es sin duda alguna uno de los mejores Elseworlds que DC ha publicado hasta la fecha. Esta historia narra lo que habría ocurrido si, en vez de caer en Kansas, el cohete de Kal-El hubiera caído en Ukrania, cosa que eventualmente lo convertiría en una de las principales figuras de la Unión Soviética y el comunismo. Como no podía ser de otra manera, el mayor antagonista del Último Hijo de Krypton en esta historia fue Lex Luthor, aunque vale la pena decir que el Hombre Murciélago de esta realidad alternativa llegó a causarle más de un dolor de cabeza y de él hablaremos en la entrega de hoy.

Conocido como Batmankoff o como el Batman de Tierra-30, la carrera delictiva de este joven anarquista comenzó cuando sus padres fueron asesinados por oficiales del NKVD. A partir de allí, este niño juró venganza contra el régimen que le arruinó la vida y es así que, años después, aterrorizaría las calles de Rusia durante el mandato del Camarada de Acero. A pesar de que Batmankoff buscaba justicia por la muerte de sus padres, dedicó parte de su cruzada a combatir la injusticia de Superman pues lo consideraba una amenaza para la sociedad y el mundo entero, cosa que lo lleva a aliarse con Luthor. De esta forma, Batmankoff secuestraría a Wonder Woman para atraer a Clark y hacerlo caer en una trampa que que casi le cuesta la vida. Sin embargo, Diana logra intervenir a tiempo y salva a Superman, obligando a Batmankoff a suicidarse por medio de una pequeña bomba que tenía en sus intestinos para evitar ser capturado y torturado. Pese a su trágica muerte, esta famosa versión del Caballero Oscuro inspiraría a varios ciudadanos que luego adoptarían el manto y formarían una organización rebelde para oponerse al poderío soviético.

Como habrán visto, estamos ante un Batman con una metodología mucho más radical de lo que solemos ver. Más allá de sus ideales anarquistas, este Batman es capaz de matar o de hacer cualquier cosa con tal de lograr sus objetivos. Básicamente se podría decir que se rige por la filosofía de "el fin justicia los medios". Astuto y hábil en el combate mano a mano, Batmankoff es un feroz estratega nato que se caracteriza por llevar una suerte de uniforme militar, acompañado de un enorme cinturón de utilidades con armas, esposas y varias cartucheras con gadgets, a lo que debemos agregarle una gran capa y una máscara construida en torno a un gorro polar. Si hablamos de las distintas encarnaciones alternativas de Batman que dejaron una gran marca en la cultura geek, ésta es indudablemente uno de los mayores exponentes.

¡Hasta la próxima!

HELLO, BRUCE.

Texto: Scott Snyder
Lápices: Greg Capullo
Tintas: Danny Miki
Colores: Fco. Plascencia
Texto: James Tynion IV (para The First Laugh)
Arte: John MacCrea (para The First Laugh)
Colores: Michelle Madsen (para The First Laugh)

Nada más comenzar la lectura de “Batman” #37, nos encontramos con una imagen a página completa del rostro de Bruce Wayne, cortesía del gran dibujante Greg Capullo, expresión gráfica del guión de Scott Snyder.


Si ya antes hemos alabado la labor del tándem Snyder/Capullo, hoy no podemos avanzar en la reseña de la tercera parte de “Endgame” sin volver a hacer necesario hincapié en la dupla de artistas a cargo del título insignia del Caballero Oscuro.
Los aciertos del guión de Snyder, su cadencia, su dosificación de la información, el estallido de la acción… Todo en él está calculado, trabajado finamente como sólo los buenos escritores pueden hacerlo.
Quién no se ha quejado alguna vez de lo flojo de ciertos episodios, de lo innecesario de ciertos bocadillos, pero cuando se está obligado a cumplir con determinado número de páginas en determinado tiempo, tales momentos de lapsus cálami son inevitables y nunca constituyen demérito para el texto total.
“Endgame” es un título difícil. Difícil porque debe mantener encantados a los incontables seguidores de Batman. Porque debe mantener la altura tras arcos como Court of Owls, “Death of theFamily” Zero Year. Porque marca el regreso del Joker, devenido en el villano más importante no sólo del Bativerso, sino de todo el universo DC. Porque tras los acontecimientos de “Batman: Eternal” —obra también dirigida por Snyder—, el mundo de Bruce Wayne ha cambiado notoriamente. Porque, en definitiva, Batman” siempre será un título demandante.


Greg Capullo, en su respectiva esquina, también ha transformado su línea de dibujo en la expresión gráfica por excelencia del Caballero Oscuro. Sus trazos lo han redefinido para las generaciones actuales y para aquellos que seguimos sus andanzas desde los setenta —caso del que escribe esta reseña—. Más que los nuevos diseños que Jim Lee creó para la generación New 52, ha sido el lápiz de Capullo el que ha dado corporeidad a este Batman actual.
Capítulo a capítulo, nos ha ido construyendo un hombre tan real que no podemos negar que la potencia de las historias de Snyder es deudora de la labor del dibujante.
Pero, no nos engañemos: en el difícil trabajo del cómic, la preciosidad de dibujo no basta. El detallismo puede ser hasta un impedimento. Cuando hablamos de cómic, hablamos de texto ilustrado —bande dessinée, “secuencia de dibujos” al decir de los franco-belgas, progenitores del mejor cómic mundial—. El verdadero buen dibujante de cómics es, en palabras sencillas, un director de cine cuya pantalla es la viñeta y la secuencia, la página completa. Y Capullo lo es sin duda.
Sus viñetas están diseñadas con lo justo para el momento del guión que describen. Sus viñetas se enlazan unas con otras de manera natural, siguiendo esos cortes característicos de las series de acción, pero siendo capaz de detenerse por un instante, al estilo de película contemplativa, para regalarnos momentos que concentran expresión y sentimiento, más decisivos en su inmovilidad que toda una doble página con el personaje moviéndose en medio de sus enemigos, repartiendo golpes a diestra y siniestra.
Y la primera página de “Batman” #37 es un gran ejemplo de ello. La conjugación perfecta del momentum que vive Bruce Wayne. Una especie de pico paralelo en las líneas de desarrollo entre el guión de Snyder y el dibujo de Capullo. Esa sola imagen del rostro de Batman, shockeado, dubitativo, sorprendido, en expectación, resume todo lo que este número nos entrega en sus siguientes páginas. En la hermosa recreación de sus ojos, limitados y definidos por la cauta filigrana de achurados, vemos lo que ha ocurrido en las dos primeras partes de “Endgame”, vemos lo que pasa con Wayne justo ahora, y adivinamos con temor lo que se viene.
El Joker ha golpeado muy fuerte y las páginas siguientes nos advierten —y constatan a la vez— que todo se pondrá peor.


Tras la cura para esta infección que ha vuelto a toda la población en contra de sus seres amados, Batman deberá enfrentarse al enemigo primigenio, el gran provocador: Joe Chill, la serpiente que alguna vez rompió la armonía del paraíso infantil del protagonista, se encuentra en el punto de inicio de la propagación del virus. La génesis de los males pasados unida al apocalipsis desatado por las calles de Gotham, mientras el Demonio tras la serpiente, se desliza desde debajo de la cama —como el coco que temíamos de niño— para asustar al mismo James Gordon y cerrar círculos abiertos tanto tiempo atrás (como parece recordarnos o, más bien, enseñarnos el nuevo backup de Endgame, donde Tynion, acompañado por MacCrea esta vez, también comienza a acercarse a la historia central reforzando la teoría de un horror primigenio que asola Gotham desde su fundación. The First Laugh” es una nueva pieza, indispensable, para entender lo que ocurre —y no ocurre— en “Endgame”).


Como una represa que colapsa hasta no poder detener el aluvión, Snyder fuerza la trama, iguala los momentos, hasta llevarnos al clímax del capítulo. Y Capullo divide una, dos, las veces que sea necesario la página en viñetas cada vez más asfixiantes que generan nuestra ansiedad y reflejan en nosotros mismos la ansiedad que Batman y Gordon sufren, cada uno por su lado, ambos siendo reflejos del otro.
Todo para guiarnos a la última viñeta cuyo bocadillo, simple, de pocas palabras, nos perturba tanto como la primera página: Hello, Bruce.

Un final que llega en su momento exacto, dejándonos a la espera… La inquietante espera…


"75 años, 75 portadas de Batman", al igual que "75 años, 75 versiones de Batman" (si, ya lo sé, soy extremadamente original con los nombres de las secciones) plantea un repaso no cronológico por las portadas más emblemáticas en la historia del personaje.


"Batman" v1 #680, penúltimo capítulo de "Batman, R.I.P.", contó con una de las portadas más espectaculares de la saga gracias al enorme talento de Alex Ross. La tapa básicamente nos da una idea general de lo que ocurre en la entrega, el enfrentamiento de Batman con el Black Glove y el Club of Villains, aunque en verdad esconde varios detalles que uno solo descubriría al adentrare en esta lectura. Para empezar, el Detective Enmascarado no se encontraba usando el traje del Nuevo Milenio sino el de Zur-En-Arrh, con el cual no solo haría frente a las mentadas organizaciones de malhechores sino también al mismísimo Duque de la Muerte, que aparecería en una de sus versiones más aberrantes y sádicas hasta el momento. Su pelea y las consecuencias darían entonces paso a la conclusión de una de las historias más épicas en la trayectoria de nuestro querido Murciélago.

Más allá de esto, hubo otros dos detalles que me llamaron mucho la atención. En primera instancia, si bien no es ningún secreto que Ross es capaz de hacer grandes portadas, me sorprendió el lujo de detalle de ésta ya que podemos claramente el minucioso trabajo del artista a la hora de recrear los atuendos del Dúo Dinámico y el Club de los Villanos. Por otra parte, me encantó que Ross eligiera un plano aberrante para la ilustración, ya que me recuerda mucho a las famosas escenas de combate de Batman '66. Sin duda alguna fue una elección muy acertada teniendo en cuenta la extravagancia de los criminales que Batman y Robin deberían enfrentar.

¡Hasta la próxima!

jueves, 18 de diciembre de 2014


"75 años, 75 versiones de Batman" es básicamente lo que su nombre indica: un breve pero variado repaso no cronológico por algunas de las versiones más destacadas del Caballero Oscuro, ya sea en cómics, video juegos, series de televisión o películas.


Corrían los años ’30 y gracias a la popularidad alcanzada por Superman la editorial National Publications (que más tarde pasaría a llamarse DC Comics) le encargó al artista Robert “Bob” Kane la creación de un nuevo superhéroe. El aquél entonces joven Bob pensó y pensó y, de aquél coctel de ideas, emergió una figura muy distinta a la que actualmente reconocemos como “Batman”. He aquí el concepto original de Bob Kane sobre el Hombre Murciélago.

Las diferencias son tan groseras que hasta nos cuesta concebirlo como una versión homóloga de nuestro héroe, pero lo es. Es un Batman que todavía no había pasado por la conciencia del entusiasta escritor llamado Bill Finger, que sería el principal responsable de todos aquellos cambios que le otorgarían al personaje ese aspecto tan icónico. Pero dejemos de hablar de lo que este Batman no es, y pasemos a hablar de lo que es. Al fin y al cabo, de eso se trata esta sección.

Para empezar, sus brazos, pechos, y muslos están cubiertos de un ropaje de color rojo chillón, que termina combinando junto a un cinturón de utilidades color amarillo, una malla negra y botas del mismo color. Cabe resaltar una ausencia total de guantes, y el reemplazo de la tradicional capa por unas alas de apariencia rígida, inspiradas en los diseños de Leonardo Da Vinci. En cuanto a su aspecto físico lo más notable es el color de su caballo, siendo rubio y dándole un aspecto más anglosajón del que estamos habituados.


Debido a que esta versión del Batman jamás participó en ninguna historia (ya sea cómic, televisión, cine, etc…), es casi imposible abordar en más profundidad esta particular versión de El Caballero Oscuro Rojo pero podemos deducir algunas cosas a partir de su diseño y de sus ausencias. Obviamente estamos ante un Batman mucho menos siniestro y apático, hasta el punto que es probable que no albergue ningún trauma de la niñez como lo es quedarse huérfano. ¿Detective? Otro aspecto que esta puesto en duda debido a la ausencia de guantes, guantes que más tarde el concienzudo de Finger le otorgó a la hora de pensar en las posibles huellas digitales que nuestro héroe podría dejar en una escena del crimen, por lo que seguramente estamos ante un Batman que piensa más con los puños que con el cerebro. Lo cierto es que tampoco conocemos a la personas tras la máscara, porque Bob Kane no le dio una identidad de civil (sí, Bruce Wayne es otro aporte del buen Bill), por lo que la identidad de este Batman es completamente desconocida.

Como comentario personal, siempre fantasee con ver un homologo de Batman de alguna de las tantas Tierras alternativas que le hagan homenaje a esta versión. Sin embargo, lo anterior dicho no queda más que en eso, una fantasía. Ni siquiera una ilusión. Porque de hacerlo, DC Comics estaría prácticamente explicitando la enorme contribución que representó el desacreditado Bill Finger en la creación de Batman y todo podría terminar detonando en una encrucijada legal que ninguna compañía desea. No obstante, hoy en día Bill Finger es homenajeado por guionistas y artistas, al incluir una surrealista máquina de escribir gigante en sus historias. Quizá jamás veamos a esta versión de Batman en acción, pero al menos ahora podrán visualizar un poco mejor como pudo haber sido el personaje. Para aquellos que se preguntan cómo podría llegar a lucir este Batman dibujado con un estilo más moderno, los dejo con este fan-art hecho por el artista Phil Cho.


¡Hasta la próxima!

“The New 52: Futures End” #32
Guión: Azzarello, Lemire, Jurgens, Giffen
Arte: Scot Eaton
Colorista: Hi-Fi
Portada: Ryan Sook
Editor: Matt Idelson


En este número vemos un nuevo villano, un nuevo romance y un nuevo nombre para Grifter. Bienvenidos al Blog de Batman. 

En el número anterior Lois Lane le declara la guerra a Cadmus, Green Arrow se retira como héroe, Superman se encuentra con otro emisario de Brainiac y el mundo le dice adiós a Ronnie Raymond.

FUTURES SPOILERS

En Nueva York, Terry y Plastique comparten un momento romántico mientras Bruce se reúne con Mister Terrific en las oficinas de Terrifitech. Wayne se opone rotundamente a que tecnología de tan alto nivel como las uSpeheres se encuentren al alcance de cualquier persona. Intempestivamente y sin importarle la opinión del Hombre Murciélago, Holt se enlaza en vivo con la ciudad de New York para anunciar que dicha ciudad tendrá la suerte de poseer las uSpheres antes que cualquier otra ciudad en el mundo. Bruce sale furico del despacho del CEO de Terrifitech aunque al concluir su improvisado anuncio nos es revelado que todo fue ideado por Brainiac.

Pasamos a Oakland, lugar donde vemos a un rejego Grifter adquirir una nueva identidad, no solo como un nativo de Earth-2, sino como esposo de Lana E-2 ya que de acuerdo a los registros oficiales de Earth-1 Cole Cash está muerto. Dando así nacimiento a Cole Lang.

En Cadmus Island, Fifty-Sue lamenta en un rincón la muerte de Deathstroke pues asegura que arrebatarle la vida al mercenario era su destino y culpa a Brother Eye por no haber cuidado de él, declarando una guerra contra el satélite mientras se enfunda la máscara de Slade.

Volamos a New York, donde algo sucede en el departamento del Dr. Yamazake. Al mas puro estilo de Dr. Manhattan, el científico comienza a materializarse mientras va adquiriendo poderes magnéticos y jura venganza contra Firestorm y la Justice League. Mientras tanto Madison Payne y Jason Rusch aun intentan separarse sin éxito. Jason decide ir al laboratorio donde ocurrió el accidente para tratar de entender mejor la naturaleza de la explosión y tal vez de esta manera encontrar una solución sin saber que el recién resucitado Yamazake se dirige al mismo lugar. 

Y viajamos hasta la órbita del planeta Tierra donde la nueva Stormwatch junto a su valeroso líder Atom regresan finalmente a su hogar luego de su salto interestelar para escapar de Brainiac pero cuando pensaban que todo había terminado, Father Time se hace presente y amenaza a los héroes peregrinos con su ejército de masivos monstruos si no le entregan el arma más efectiva que contra la Brainiac que tienen en su posesión: La recién rescatada Engineer.

Lo Bueno.

Me gustan esos romances bizarros como el de Terry y Plastique y más cuando están bien construidos. Porque ¿quién no se ha terminado enamorando de una villana luego de rescatarla de los guardias de seguridad cuando se vio a sí misma como un androide del futuro? Clásica historia de amor.

Me gusta que el fantoche de Mister Terrific esté siendo manipulado por Brainiac. Su único poder es ser inteligente y, pues, nada. Lo pongo como algo bueno porque este personaje nunca me ha sido de mis campeones e historias como esta lo desprestigian bastante. 

Fifty-Sue vs Brother Eye. Me intriga ver que fue de la niña en el futuro de Terry. Es obvio que Brother Eye prevaleció y en su momento venció a Brainiac y a Sue, pero francamente Eye no se ve tan poderoso en el futuro como para haber vencido a la pequeña meta humano. 

Lo Malo.

Muy decepcionante que Frankenstein y los demás héroes (si, también Black Adam) no saltaran a algún rincón del Multiverso y más extraño aun es que, si no saltaron al Multiverso, entonces viajaron en el tiempo porque tiene bastante tiempo que no los vemos por estas páginas. Aunque tiene lógica si recordamos que Frankenstein es un operativo de Brother Eye en el Futuro distopico, y estando en un universo alterno, sería difícil que cumpliera su destino.

Así como Firestorm representa el cliché del héroe que es víctima de la maldición de poseer poderes, Yamazake se convierte en el nada intrincado personaje inescrupuloso y hambriento de venganza. Una excusa más para llenar las páginas de esta colección en lo que llega a su ocaso en unos cuantos meses más.

El Arte.

Una amalgama de llamativos diseños en los cuales destacamos el traje de Yamakaze que a mí me recuerda a los de los villanos genéricos de los 70’s.



A una curiosa versión de Deathstroke.



Y cerramos con la colección de monstruos de S.H.A.D.E.
Calificación Final: 6/10

SPOILERS END

Volvemos al paso lento que ya nos tienen acostumbrados. Aca les dejo las ligas de nuestro Facebook y Twitter para que visiten y comenten sobre cualquier tema del Hombre Murciélago.

A mí me pueden encontrar en Twitter como @yhakuma y me despido desde el reino de Morfeo luego de haber leído esto.


"75 años, 75 portadas de Batman", al igual que "75 años, 75 versiones de Batman" (si, ya lo sé, soy extremadamente original con los nombres de las secciones) plantea un repaso no cronológico por las portadas más emblemáticas en la historia del personaje.


A pesar de que la portada del primer TPB de "A Death in the Family" quedó fuertemente grabada en el inconsciente colectivo, en su momento hubo una portada mucho más impactante y fue la de "Batman" v1 #428 (1988), donde el legendario Mike Mignola nos mostraba en detalle el cadáver de Jason Todd luego de recibir una brutal golpiza por parte del Joker y morir en una explosión. Para tratarse de la última aparición del segundo Robin en la continuidad pre-"Infinite Crisis", indudablemente eligieron una forma muy macabra de despedirlo, cosa que quizás pudo ser un poco subida de tono para algunos, pero personalmente considero que fue la manera correcta de hacerlo dado lo cruda y salvaje que esta historia fue.

¡Hasta la próxima!

miércoles, 17 de diciembre de 2014


 "75 años, 75 versiones de Batman" es básicamente lo que su nombre indica: un breve pero variado repaso no cronológico por algunas de las versiones más destacadas del Caballero Oscuro, ya sea en cómics, video juegos, series de televisión o películas.

 Ya estamos en la edición número 52 de esta, aparente, interminable sección, y para la ocasión no hay un Batman mejor del que hablar que el ideado por el peculiar director Tim Burton. ¿Por qué digo que este es el momento justo para recordarlo? Por ninguna causa, la realidad es que nunca es mal momento para hablar de él.


 Tim Burton es un director con un marcado estilo, y con una fuerte tendencia a dejar su marca de agua en cada personaje que toca, y en 1989 fue el turno de Batman, superhéroe que se encargó de reestablecer en la cultura cotidiana por medio de dos excelentes películas, generando el fenómeno conocido como la batmanía. Para algunos es el Batman definitivo, para otros es sencillamente una buena versión y hay una milésima cantidad de personas que opinan que solo es el resultado del ego del cineasta, pero la realidad es que este Hombre Murciélago marcó tendencia y el modelo a seguir durante muchos años.

 Interpretado de una manera virtuosa por el genial Michael Keaton, se nos presenta un encapotado más sutil en cuanto a su performance, pero no por eso más liviano. Este Caballero de la Noche intimida por su carencia de expresión y, la seguridad que presenta, infunde un miedo natural en los criminales, portando, además, uno de los mejores Batsuits que existieron en la historia del personaje. Ni muy armatoste, ni muy austero e incapacitado de mover el cuello, el atuendo de la ocasión es el más estilizado y refinado que podemos hallar en toda la filmografía.

 Un aspecto que genera bastante controversia es que este Batman rompe con su regla moral de no matar. ¿Ven a lo que me refería? Más sutil, menos exagerado, pero no por eso más liviano. Y es que este Encapotado no se viene con rodeos, juega duro en serio, quizás por eso mismo es la versión más realista y eficiente que se haya visto en celuloide, porque si yo viviese en esa Gotham City, antes de quebrantar la ley me lo pensaría más de dos veces.

 Junto al tono de expresionismo alemán/gótico que aguardan las películas Batman y Batman Returns simultáneamente, tenemos un Bruce Wayne que no está muy interesado en hacerse notar, en contraste con el de Nolan. Es más, es un planteo mucho más insano, sin necesidad de demostrarlo, se nota que su trauma lo aqueja constantemente, y que el dolor por la muerte de sus padres lo tiene reprimido. Y esa es la gracia de esta caracterización ¡Nadie nunca sospecharía que todo se trata de él! Otro dato a mencionar, que es muy importante, es que en esta realidad fue Jack Niper (el Joker antes de serlo) quien asesinó a los Wayne, lo que convierte a esta en una historia de venganza más que de superhéroes.

 Políticamente incorrecto, badass, icónico, carismático y memorable. A la interpretación de Michael Keaton no hay que ponerle en tela de juicio absolutamente nada, ya que, como declaró recientemente, él es, fue y será Batman.

La nueva Firestorm se mete en problemas, al igual que Stormwatch y Fifty-Sue. Tristemente, esta serie pasó de ser algo medianamente entretenido y prometedor, a ser un embrollo constante e innecesario.




"The New 52: Futures End" #33 ya está disponible a USD 2.99.

(Fuente)

¡Nuevo mes, nueva aventura en el Multiverso de la mano de Grant Morrison! Esta vez viajamos hacia Tierra 5, mejor conocida como Thunderworld, donde veremos a Billy Batson y la Familia Marvel enfrentando al Dr. Sivana, Mr. Mind y la Monster Society of Evil. ¿Pero qué relación tendrán estos villanos con el poderoso mal que intenta erradicar a todos los héroes de las distintas Tierras? ¿Y qué repercusiones tendrá este número para la trama general de esta saga?




"The Multiversity: Thunderworld" #1 ya está disponible a USD 4.99.

(Fuente)

¡Selina y Black Mask combaten por el control del crimen en Gotham!




"Catwoman" #37 ya está disponible a USD 2.99.

(Fuente)

Llega la hora de ver el enfrentamiento que todos veníamos esperando desde que empezó este arco argumental: ¡Batman vs. Darkseid!




"Batman and Robin" #37 ya está disponible a USD 2.99.

(Fuente)

Batman emprende una carrera contrarreloj para hallar al paciente cero y desarrollar una vacuna que pueda frenar la epidemia lanzada por el Joker, ¿pero podrá lograrlo? ¿Y quién será el próximo aliado de nuestro héroe en perecer ante la locura del Duque de la Muerte?




"Batman" #37 ya está disponible a USD 3.99.

(Fuente)