Todo lo que tenés que saber del Bativerso está aquí.

miércoles, 17 de septiembre de 2014


"Batman: Futures End" #1
Guion: Ray Fawkes.
Historia: Ray Fawkes & Scott Snyder.
Arte: Aco.
Color: FCO Plascencia.
Portada: Jason Fabok & Brad Anderson.

Uno de los conceptos posiblemente más radicales de la mitología del Hombre Murciélago, tras haber sido introducido en el especialísimo Detective Comics” #27 de este año, regresa en este one-shot de forma más canónica y rotunda. La visión de un mundo en donde Batman es eterno queda totalmente planteada y llevada al extremo, encontrando su origen en éste número. Les advierto, hay spoilers.

Lo más avispados en el asunto ya habrán advertido, a partir del párrafo anterior, el tópico central del cómic: Bruce busca clonarse a sí mismo, quiere perpetuar su legado de una manera más explícita, más allá de sus allegados y protegidos. Pero para ello necesita conseguir una tecnología que sólo está en manos de una persona, Lex Luthor. Bruce, cuyos últimos cinco años les han pesado tremendamente, deberá usar las pocas fuerzas que le quedan para infiltrarse en los laboratorios de máxima seguridad de LexCorp, y recuperar el componente esencial faltante. Toda una travesía.


El cómic logra trasmitir una buena dosis de emoción debido a varias razones. La primera, como ya comente, es el estado de Bruce, totalmente demacrado y bien ilustrado en la historia. Se nos hace saber de sus limitaciones, lo que nos lleva a pensar que pocas veces ha estado tan expuesto como ahora, sea verdad o no, es una ilusión bastante convincente. La segunda cuestión es la atmósfera, finalmente bien implementada en esta serie de one-shots sobre Futures End. No se equivoquen, no hay precisamente un paseo turístico por la ciudad ni mucho menos, pero sólo basta con ver algunos cuadros de la base de operaciones de Bruce y el nuevo look de Alfred para sentirse invadido por una inquietud refrescante y cautivadora. Y como tercer punto, el propio eje en sí del cómic es emocionante, propone todo una discusión moral que lamentablemente aquí no es desarrollada, pero al menos refleja un claro e indiscutible punto de vista: Batman no puede ni debe morir, Batman es eterno.

Por el lado de la acción el cómic no se destaca realmente, pero tampoco pretende hacerlo. Incluso en los momentos más explosivos y vertiginosos, será el increíble ego de Lex Luthor el que marque el ritmo de la narración, haciendo que la acción de trasfondo pase a un segundo plano. Pero realmente esto no representa un problema para el disfrute de la historia, las líneas de Luthor son estupendas y caracterizan a la perfección la fuerte personalidad del personaje, no por nada es una de las mentes más brillantes del Universo DC. La sensación que provoca es la de estar presenciando una batalla tanto física como intelectual, bien ejecutada, que empuja a Batman hasta sus límites.


En donde radica las virtudes del cómic, es en donde posiblemente encuentra su mayor falencia: el concepto. Como mencioné al principio, se trata de una idea muy radical que seguramente generará opiniones divididas entre los lectores, a partir de este punto, toda objetividad se difumina y la valoración queda a gusto de cada uno.

En mi opinión meramente y profundamente personal, creo que el concepto es emocionante y resuelve el problema de la perpetuidad, pero tiene varios inconvenientes que se cristalizan en el plano filosófico más que moral. Esto es, la idea de Batman como símbolo es algo que ha sido desarrollado hasta el cansancio anteriormente, es decir, no importa quién portaba la capucha porque Batman era un símbolo, no una persona concreta. Aquí todo eso se desmorona. Porque más allá de que pueda prevalecer la idea de Batman como un símbolo, pasará a ser algo simplemente superficial, porque ahora Batman es y será por siempre Bruce Wayne. En otras palabras, lo que este concepto nos dice es: “Batman no es un símbolo, ahora Batman es completamente Bruce Wayne, así que clonémoslo para que de ese modo Batman nunca muera”. Pero como dije, esto es una percepción personal. 


El arte, a cargo de ACO, talvez no hubiera convencido en otro contexto, pero calza de forma ideal en éste número. Es el principal responsable de generar esa atmósfera que mencioné, propia de la desesperanza y desolación que emana de la ciencia ficción. Con contrastes fuertes, líneas gruesas y colores rígidos de FCO Plascencia, puede resultar algo confuso a la hora de interpretar los detalles, pero nada reprochable. Tampoco es un estilo que beneficie a la acción, pero es una decisión totalmente comprensible ya que no es el punto fuerte del cómic. El arte es impecable en ese sentido, acompaña al guion como debe ser, no lo opaca y no lo enaltece.

En conclusión es un buen cómic, posiblemente uno de los mejores y más importantes de estos tie-ins sobre “Futures End”. Es preciso decir que, como ocurrió en otros tie-ins, no aprovecha al máximo el encabezado que lleva, pero en fin, su importancia radica en otro aspecto igualmente legítimo. Los que busquen un cómic de acción, aquí encontrarán algo, pero no es el foco de todo esto. El cómic es una propuesta, un añadido a lo que ya se planteó en el Detective Comics” #27, que lo enriquece y lo estiliza un poco más, pero que sigue teniendo sus puntos a discutir. Sin dudas un interesante debate, que el lector deberá seguir e interiorizar en su interior.

Lo mejor:
  • La armósfera, producto del arte y del guion.
  • Una verdadera batalla física e intelectual entre dos de las mentes más brillantes.
  • El concepto, el eje central, muy interesante y estimulante, a pesar de sus polémicas.
  • Abre las puertas a toda una rama de la mitología Batmaníaca.
Lo peor:
  • No hay un verdadero debate planteado, la idea termina ejecutandose de manera simplista, sin ser desarrollada como es debido.
  • El rol de Bizarro, poco más que anecdótico.
Nota: 7.5/10 (Recomendado +) 

martes, 16 de septiembre de 2014

Reseña: “Grayson: Futures End” #1

“Grayson: Futures End” #1: Only a place for dying
Guión: Tom King
Trama: Tim Seeley & Tom King
Arte: Sthephen Mooney
Colorista: Jeromy Cox
Portada: Andrew Robinson
Editor: Mark Doyle


En los albores de un futuro devastado por la Guerra, el camaleónico Dick Grayson finalmente se ve rebasado por un rival imposible de derrotar: La brutal realidad. Bienvenidos al Blog de Batman.

En el número anterior vemos al Agente 37 aun adaptarse a su vida como espía aunque francamente no está relacionado con lo que sucede en este especial dedicado al futuro y pasado de Dick Grayson.


FUTURES SPOILERS

Comenzamos como toda gran historia del Universo DC ha comenzado durante el mes de septiembre: Cinco años en el futuro. Vemos la seductora mano de Helena apenas tocar con la punta de sus dedos una soga tensa de la cual cuelga el cuerpo de Dick Grayson quien se retuerce en la horca con algunos militares como testigos mientras la espía le dice que finalmente regresa a donde todo comenzó, haciendo referencia a la cuerda.

Nos movemos atrás en el tiempo donde vemos unos soldados rusos  someter a Dick quien pide clemencia y le declara a Helena que él es responsable y que por sobre todas las personas ella debe entender que sus manos no estarán limpias. La miembro de Spyral  se remite a golpearlo en la cara y reprocharle sus acciones con lágrimas en los ojos.

Saltamos de nuevo al pasado donde vemos al presidente de Rusia nombrando a Dick como “Héroe de Eurasia Reunificada” en honor a sus actos durante La Guerra en una ceremonia frente a todo el pueblo. Dick le pide perdón a Helena quien se encontraba junto a él en la ceremonia y para sorpresa de todos, salta sobre el soberano soviético y le rompe el cuello.

De nuevo en el pasado, Dick se sorprende cuando se entera de labios de su amada Helena que recibirán una medalla del presidente de Rusia: KGBEAST. Aquí nos enteramos que Spyral se alió con el villano durante la guerra. Villano que de acuerdo a Grayson ha asesinado a miles en Europa y del cual el ex- joven Maravilla se siente responsable por corregir.

Otro salto al pasado nos permite ver al ex-Nightwing en un hospital rodeado de heridos mientras sostiene en sus brazos a un pequeña niña a la cual le canta una canción al mismo tiempo que Helena la trata de explicar a su pareja que de acuerdo a KGBEAST, todas esas personas pertenecían a una célula que trabajaba con los Parademons y que conspiraban para atracar Moscú. 

Una vez más retrocedemos en el tiempo donde vemos a Helena y Dick en el sitio de un genocidio el cual no se pueden explicar y del cual Dick rescata a una pequeña niña.

Otra vez vamos al pasado, esta vez para encontrarnos a Dick y Helena combatiendo solos a un grupo de Parademons, aunque mas allá de estar preocupada por los enemigos a los que enfrenta, la agente de Spyral le demanda a Dick que le revele el secreto antes de que mueran a lo que el primer Joven Maravilla se avoca revelarle que lo hizo con un ácido especial que guarda en un jarrón bajo su cama.

Nos movemos más al pasado donde un diplomático ruso le agradece a Helena y Dick el apoyo que Spyral les brinda en pos de combatir a los invasores de Earth-2. Dick sin embargo, se muestra más interesado en conocer personalmente al presidente y aclarar los rumores sobre los asesinatos de civiles que no cooperan con su causa así como confirmar que efectivamente liberara a Europa y Asia una vez que termine La Guerra.

En el pasado de nuevo, Helena trata de convencer a Dick de que unirse a Rusia es su mejor opción para derrotar a los invasoreightwings mientras esperan a un helicóptero. El momento le recuerda a Helena la última vez  que estuvo en una azotea con Grayson y a través del “Código de Cluemaster” le hace saber que lo ama.

De nuevo en el pasado, vemos a Dick llegar intempestivamente a una azotea debido a un mensaje de Helena. El primer Robin se sorprende al ver solo a Helena quien lo espera para decirle que quiere saber todos sus secretos. El otrora Nightwing interpreta que Helena solo quiere saber el secreto detrás del truco de la cuerda pero en ese momento la espía lo besa.

Otro vistazo al pasado nos lleva al momento en el cual Helena tuvo que asesinar a un hombre que amenazaba con matar a Dick. Helena se tira los brazos de Grayson y le declara que no podía permitir que lo matara, que ella es responsable y que por él sus manos nunca podrán estar limpias.

Seguimos en retroceso por el tiempo y vemos al par de agentes de Spyral  atados sobre un contenedor lleno de tiburones. Helena le urge a Dick tomar el cuchillo que trae consigo pero en respuesta recibe una carcajada por parte de Dick quien justifica su risa diciendo que es culpa  del “Código de Cluemaster”. El joven espía le revela que se trata de un caso en el cual trabajo con Batman en el cual descifro un código y que desde entonces no deja de hacerlo. Le promete enseñárselo a su campañera si salen con vida.

Otro viaje al pasado nos lleva al punto donde la pareja de espías discute debido a que Helena le exige a Dick que cada vez lo llame a alguna azotea, debe dejar todo lo que hace y acudir inmediatamente ya que es el punto de extracción. Dick le dice que no llego porque estaba atando a un hombre, lo que enfurece más a Helena quien le dice que debió matarlo pero Grayson le responde que él no mata. Helena le da un puñetazo y le relata como vio a un hombre matar a sus padres, escapar y volver a matar de nuevo. La espía le explica que si deja a alguien vivo entonces se está lavando las manos de todo acto que aquel hombre cometa.

De nuevo en el pasado, vemos a Dick adquirir un tatuaje que lo marca como agente de Spyral. Helena le explica que esto es a manera de motivación para nunca dejarse capturar. Dick sonríe y le revela que le recuerda a alguien que amó y lo irónico que eso resulta. 

Otro viaje al pasado nos lleva a una misión de Spyral en la que Dick tuvo que cortar los amarres de un puente colgante. Helena sin embargo teme que el Agente 37 haya dejado algún rastro pero Dick le asegura que uso un viejo truco de circo y le promete a la desconfiada espía que si algún día se encuentran a punto de morir le revelara el secreto.

Un salto más, nos lleva a re-encontrarnos con Nightwing y Batgirl corriendo por los edificios de Gotham. La chica Murciélago le hace saber a Dick que luego de pensarlo, llego a la conclusión de que nunca podrán estar juntos ya que él necesita a una mujer tan oscura como Batman

Otro salto nos lleva a la Batcave donde Dick, como Robin, descifra  el “Código de Cluemaster” usando la primer letra de cada enunciado para formar palabras.

Yendo aún más al pasado, vemos el primer día de Dick como Robin. El pequeño Grayson muestra inseguridad por usar colores tan llamativos a diferencia de Batman. El Hombre Murciélago le responde de manera tajante que no sabe usar las sombras en su favor y que debe ganarse la oscuridad. 

Seguimos retrocediendo y esta vez vemos a Dick Grayson recibiendo de manos de Batman un frasco que encontró en la oficina de Tony Zucco con un ácido capaz de cortar cuerdas sin dejar rastro alguno. Dick le pregunta entonces al Encapotado si matará a Zucco pero Bruce le relata como vio a un hombre matar a sus padres y escapar. Batman le explica que si mata a alguien entonces se está lavando las manos.

El último salto nos lleva al instante en que apenas con las puntas de sus dedos, Tony Zucco toca la cuerda del trapecio que usaran por última vez "The Flying Graysons" y que provocara que Dick Grayson inicie su senda. 

FIN

El número como one-shot me gustó. Me gustó mucho. Pero son las cosas que me gustaron del número las que me hacen detestarlo un poco. 

El guion fue estructurado de tal forma que mantiene al lector pendiente de cada detalle y sobretodo intrigado con la conclusión del mismo debido al impactante inicio de la historia. Creo que es un muy buen cómic si se saca de contexto y se mira como una historia fuera del canon que únicamente toma prestados a dos personajes para contarnos una historia sin relación alguno con su presente o incluso su pasado. Sin embargo este no es el caso.

Yo lo siento hasta cierto punto como un gran spoiler ya que, sin detallar, repasamos la mayor parte de la biografía de Dick Grayson, incluyendo su relación con Helena y su futuro con Spyral. Entiendo perfectamente la intención de querer hacer algo más significativo y crear una historia enfocada en desarrollar al personaje en vez de recurrir al recurso barato de tomar ventaja del  “hype” derivado del evento y tratar de encajar al personaje en la situación más inverosímil que se les pudiera ocurrir a los escritores. Se agradece que tomen cualquier oportunidad para mostrarnos las múltiples dimensiones con las que cuenta un personaje como Dick. Pero entro en conflicto con esa parte de mi ADN que clama por la continuidad y hasta me hizo visualizar lo que podría depárame esta colección. 

Hay que recordar que el motivo por el que Dick ingreso a las filas de Spyral fue para informar a Batman las acciones de dicha organización secreta. Organización que por cierto busca terminar con los súper héroes y que al parecer 5 años en el futuro sigue sin lograrlo. Y aunque sé que en realidad nunca iba a suceder, imaginarme leyendo esta colección 5 años con la eterna letanía de los espías tratando de derrotar a Batman y compañía me pareció insufrible. Algo que ya se venía venir en la colección era la relación amorosa entre Dick y Helena, sin embargo creo que los escritores dejaron escapar la oportunidad de hacernos dudar a los lectores si la espía podría llegar a ser de confianza o a traicionar a Dick. Sin mencionar también que al parecer el primer Robin habla abiertamente de su pasado con ella. No es algo extraño si consideramos que estamos en el futuro pero en realidad esta colección lleva apenas dos números en el presente y en los cuales apenas se comenzaba a gestar esta relación que ya en este tercer número se nos presenta de lleno. Tal vez haber dejado fuera a Helena hubiera sido lo más acertado pero de haberlo hecho, definitivamente la historia no sería lo que es. 

Leyendo este número y viendo la excelente caracterización de Batgirl y el dialogo que Dick sostiene como Batman al recibir el jarrón con ácido no me parece tan mala idea darle una hojeada al “Secret Origins” que será escrito por los actuales guionistas de la serie.

El Arte.

Mi queja en general son los rostros pero creo que pueden pasar a segundo plano con paneles como este.



Una fotografía del primer Dúo Dinámico.



Y para despedirnos, el primer amor de Dick que no podía dejar pasar. Es aquí el momento exacto cuando se le rompe el corazón.



SPOILERS ENDS

Calificación Final: 8/10

Esta vez opte dejar de lado el formato de resaltar lo bueno y lo malo ya que a mi criterio, lo que tiene de bueno esta historia lo tiene de malo. Juzguen ustedes mismos. Les dejo las ligas de nuestro Twitter y Facebook para que nos dejen como siempre sus comentarios buenos y malos o pueden hacerlo también aquí mismo en el Blog

A mí me pueden encontrar en Twitter como @yhakuma y me despido pensando que la Batgirl de Gail Simone era hasta mas oscura que Batman. Se le fue la paloma a Nightwing.